Archivo de la categoría: felicidad

La mejor manera de ser feliz…


feliz con uno mismo

La clave para la felicidad


Libertad y felicidad


felicidad

Para ser feliz


feliz

Ritual de Felicidad


ritual felicidad

16 consejos para ser feliz


1. Ponte metas alcanzables.

2. Sonríe naturalmente.

3. Comparte con los demás.

4. Ayuda al prójimo.

5. Mantén el espíritu joven.

6. Sé simpático con el rico, con el pobre, con el bueno y con el malo

pp-consejos24d7. Conserva la calma cuando estés bajo presión.

8. Haz el ambiente menos tenso con tu simpatía.

9. Perdona las molestias que te causen los otros.

10. Son pocos los amigos de verdad.

11. Coopera y obtendrás grandes resultados.

12. Disfruta los dulces momentos con tu pareja.

13. Ten confianza en ti mismo.

14. Respeta a quien pasa por momentos difíciles.

15. Descansa y navega un rato

16. Asume riesgos friamente calculados

Vía Renuevo de Plenitud

No necesito de ti para ser feliz


adelaA veces necesitamos a muchas personas o una en particular para creer que podemos ser felices, pero la verdad es que sin esa persona también podemos lograr esa felicidad…Muchas veces nos preguntamos si podemos ser felices a pesar de tantos sufrimientos, de tanta deslealtad por parte de aquellas personas que en su momento fueron parte importante en nuestras vidas…Y vienen a nosotros muchísimos recuerdos, aquellos que tanto duelen, que ves pasar el tiempo y pensar que jamás volverás a ser feliz y que serán difíciles de cicatrizar. Lee el resto de esta entrada

Felicidad según Neruda


felicidad

7 pasos para la felicidad


Buscando la Felicidad


Por mucho tiempo, me pareció que la vida estaba por comenzar, la verdadera vida. Pero siempre había un obstáculo en el camino, algo que superar primero, algún asunto no terminado, tiempo por invertir, una deuda que pagar. Entonces la vida comenzaría. Finalmente me di cuenta de que esos obstáculos “eran” mi vida.

Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay camino a la felicidad. La felicidad es el camino. Así que, atesoremos cada momento que tengamos. Y atesorémoslo más porque lo compartimos con alguien especial, lo suficientemente especial como para invertir nuestro tiempo, y recordemos que el tiempo no aguarda a nadie. Así que, dejemos de esperar hasta que…

Lee el resto de esta entrada

Felices


Gabriela tiene síndrome de Down y Fabio un pequeño retraso mental causado por un problema en el momento del nacimiento. La Hija de la
pareja, Valentina, nació el 19 de marzo de 2008, sin ninguna discapacidad.

Ser feliz no siempre significa que todo es perfecto. Esto significa que se ha decidido mirar más allá de las imperfecciones.

¿Cuál es el momento más feliz de tu vida?


La diplomática y ex-estrella infantil, Shirley Temple Black contó una historia sobre su marido, Charles y la mamá de este. Cuando Charles era niño, preguntó a su madre cuál era el momento más feliz de su vida.

–Este momento, ahora mismo–respondió ella.

–Pero, ¿qué de todos los momentos felices de tu vida?–dijo sorprendido–¿Qué del día de tu matrimonio?

–En ese entonces mi momento más feliz fue ese–respondió ella–. Ahora mi momento más feliz es ahora. Solo puedes vivir realmente el momento en el que estás. Por eso para mí siempre es ese el momento más feliz.

La madre de Charles Black mostró sabiduría al decir esto. Cuando usted se enfoca en el pasado o en el futuro, le resta potencial al presente. Pero cuando presta atención a lo que está ocurriendo en el momento y trata de tener una actitud positiva al respecto, usted se abre a todas las posibilidades que contiene el presente.

Maxwell, J. C. 2003; 2003. El mapa para alcanzar el éxito; Your Road Map for Success . Thomas Nelson, Inc.

Curso de Felicidad de Harvard


La Universidad de Harvard diseñó un curso sobre Felicidad, miles de personas han asistido a él y han logrado cambiar su estado de ánimo, Sigue algunos tips de este curso, para que tu también aprendas técnicas sencillas y muy efectivas para sentirte FELIZ, te aseguro que tendrás un 2011 positivo y lleno de bendiciones.

TIP 1
Practica algún ejercicio: (caminar, ir al gym, yoga, natación, etc.). Los expertos aseguran que hacer ejercicio es igual de bueno que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo, 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés.

TIP 2
Desayuna: algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar. Estudios demuestran que desayunar te ayuda a tener energía, pensar y desempeñar éxitosamente tus actividades.

TIP 3
Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: Escribe en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad. Cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas.

TIP 4
Sé asertivo: pide lo que quieras y di lo que piensas. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y aguantar en silencio todo lo que te digan y hagan, genera tristeza y desesperanza.

TIP 5
Gasta tu dinero en EXPERIENCIAS no en cosas: Un estudio descubrió que el 75% de personas se sentían más felices cuando invertían su dinero en viajes, cursos y clases; mientras que sólo el 34% dijo sentirse más feliz cuando compraba cosas.

TIP 6
Enfrenta tus retos: No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Estudios demuestran que cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión generas. Escribe pequeñas listas semanales de tareas a cumplir y cúmplelas.

TIP 7
Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados. Llena tu refrigerador, tu computadora, tu escritorio, tu cuarto. TU VIDA de recuerdos bonitos.

TIP 8
Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de cien investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo.

TIP 9
Usa zapatos que te queden cómodos: Si te duelen los pies te pones de malas asegura el Dr. Keinth Wapner, Presidente de la Asociación Americana de Ortopedia.

TIP 10
Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia enfrente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

TIP 11
Escucha música: Está comprobado que escuchar música te despierta deseos de cantar y bailar, esto te va a alegrar la vida.

TIP 12
Lo que te comes tiene un impacto importante en tu estado de ánimo.
a) Comer algo ligero cada 3-4 horas mantiene los niveles de glucosa estables, no te brinques comidas.
b) Evita el exceso de harinas blancas y el azúcar.
c) COME DE TODO !
d) Varía tus alimentos

TIP 13
Siéntete Guapo
El 41% de la gente dice que se sienten más felices cuando piensan que se ven bien. !Arréglate y ponte guapo!

Nuestro desgaste por tratar de hacer feliz a otra persona


Muchas veces nuestras relaciones se ven afectadas por la pena y la desdicha, una lucha constante para que las cosas funcionen entre los dos.

Para que una relación funcione ambos deben de poner de su parte y es frustrante cuando no sucede así, cuando pese a todos los esfuerzos la otra parte no hace nada. Sentir que sólo tú estás luchando por la relación supone un desgaste tanto físico como emocional.

Las relaciones se vuelven muy tormentosas para quien intentando salvar una relación no sólo no ve fruto sino que todo sigue igual o peor. Se hace muy difícil vivir junto a alguien del que no vemos respuesta y no pone nada de su parte por mejorar.

Es muy duro permanecer siempre callado en silencio por temor a que nuestra conversación no sea del agrado de la otra parte y esto a la larga te va produciendo una insatisfacción y un agobio que te va anulando como persona.

Si ya sólo el hecho de estar en pareja es algo complicado, cuánto más si le sumas que tu amor es una persona muy poca receptiva para recibir las cosas que tú le puedes brindar. Eso es algo que va aniquilando tanto a la persona que trata de salvar la relación como al otro que ve que no puede dar más de lo que está dando, es algo que produce unas emociones muy fuertes tanto de dolor como de decepción.

Antes de seguir con tal relación sería bueno que te plantees si merece la pena estar con esa persona, porque sientes que tu vida es cada día más triste y vacía.

No se puede cambiar a las personas, mucho menos cuando ya son adultos, por lo que te propongo:

1.    Ser felices nosotros mismos  y dejarle ser como sea; no se puede basar nuestra felicidad en lo que la otra persona te da. Debes ser feliz con lo que tú mismo te das, ser feliz contigo mismo.
2.    No pretendas cambiarle, todas las personas tenemos nuestra forma de ser y pretender cambiar a alguien es ir contra la naturaleza, es demoledor y no se puede hacer. Si tu felicidad está pendiente de los cambios que ella llegue a realizar algún día nunca podrás ser feliz, eso es desesperante y agotador. No esperes que ella sea feliz para serlo tú, sé feliz hoy, ahora mismo, incluso con tu pareja siendo como es.
3.    Intenta contagiarle tu felicidad. No estará garantizado, pero es mucho más fácil que tu pareja sea feliz contigo si tú mismo eres feliz, incluso con ella. Si durante mucho tiempo te has estado contagiando de su infelicidad, ahora intenta tú contagiarle la felicidad. Pero piensa que ante todo eres responsable de tu propia vida, como ella de la suya; debes ser feliz tú mismo y ojalá, con algo de suerte, algo se le pegue.
4.    Si no hay salida considera dejarla antes de quemarte. Es bueno luchar por nuestro amor, por la persona que amamos… pero si ella nunca pone de su parte y no puedes ser feliz te acabarás quemando. Si la relación se ha convertido en un continuo desgaste emocional tal vez sea hora de dejarla.

Intenta ser feliz tú mismo,  abandona la idea de cambiar a tu pareja porque los adultos ya tenemos nuestras manías y personalidad formada. Dicen que nuestras manías se van haciendo más intensas con el paso de los años, por lo que realmente no es lógico que esperes a que ella cambie, posiblemente pasen otros diez años y todo siga igual o peor.

Aprovecha de reír, de dar mucha paz porque tú sientes que eres una persona muy dichosa, pero no olvides que porque tú seas así eso no quiere decir que la otra persona también deba serlo, cada persona es un mundo y tú debes respetar ese espacio.

Muchas veces nos cegamos a la realidad por el deseo de querer estar en compañía, para muchas personas el tener alguien a su lado es su prioridad; les asusta la soledad, el no tener a quien amar. Pero debes valorarte, quererte a ti mismo como persona que eres. Muchas veces por miedo a acabar solos acabamos fingiendo que nada pasa, intentando ignorar lo que día a día nos va matando por dentro y eso no es bueno para nadie. No se puede vivir así.

Hay que aprender a no ser dependiente de nadie, hay que saber que nosotros somos capaces de llegar lejos y solos, que no necesitamos un bastón, queremos un buen amor y una buena relación, pero ante todo tenemos que estar contentos nosotros mismos, porque pretender hacer feliz a otra persona que no quiere serlo es desgastador.

Escalones hacia la felicidad


No puedes ser todo para todas las personas.

No puedes hacer todas las cosas al mismo tiempo.

No puedes hacer todas las cosas igual de bien.

No puedes hacer todas las cosas mejor de lo que lo hacen los demás, tú las haces a tu manera.

Tu humanidad se hace presente como en el resto de la gente.

Así que:

Debes buscar dentro de ti quién eres, y ser ése.

Debes decidir las prioridades, y cumplirlas.

Debes encontrar tu fuerza y usarla.

Debes aprender a no competir con los demás.

Por lo tanto:

Habrás aprendido a aceptar que eres único.

Habrás aprendido a fijar las prioridades y a tomar decisiones.

Habrás aprendido a vivir con tus limitaciones.

Habrás aprendido a respetarte.

Y serás un mortal más vital.

Atrévete a creer:

Que eres una persona maravillosa e irrepetible.

Que más que un derecho, es tu tarea encomendada ser quien eres.

Que la vida no es un problema a resolver, sino un regalo que disfrutar.

De esta forma podrás sobreponerte y disfrutar de las cosas que antes te deprimían.

¡Las lágrimas son naturales, sufre, laméntate y luego sigue adelante!

La única persona que estará con nosotros toda la vida somos nosotros.

“Vive mientras tengas vida.”

Anónimo

Ser feliz


Se cuenta una fábula acerca de un joven huérfano que no tenía familia ni nadie que lo amase. Sintiéndose triste y solitario, caminaba un día por un prado cuando vio una pequeña mariposa atrapada en un arbusto espinoso.

Cuanto más pugnaba la mariposa por liberarse, más profundamente se le clavaban la espinas en su frágil cuerpo. El muchacho liberó con cuidado a la mariposa, pero ella, en lugar de irse volando, se transformó ante sus ojos en un ángel.

El muchacho se frotó los ojos sin poder creerlo mientras el ángel decía:

- Por tu maravillosa bondad, haré lo que me pidas.

El muchachito pensó por un momento y luego dijo:

- Quiero ser feliz.
– Muy bien -le respondió el ángel y luego se inclinó hacia él, le susurró al oído y
desapareció.

Al crecer el pequeño, no hubo nadie en el país más feliz que él. Cuando la gente le pedía que les dijese el secreto de su felicidad, solamente sonreía y decía: “Escuché a un ángel cuando era niño”.

En su lecho de muerte, sus vecinos se reunieron a su alrededor y le pidieron que divulgase el secreto de su felicidad antes de morir. Finalmente, el anciano les dijo: “El ángel me dijo que cualquiera, sin importar lo seguro que pareciese, fuese joven o viejo, rico o pobre, me necesitaría”.

Con frecuencia amamos las cosas y usamos a las personas, cuando en realidad deberíamos usar las cosas y amar a las personas.

Vía Renuevo de Plenitud

Me siento bien haciendo el bien


“El entusiasmo es el pan diario de la juventud. El escepticismo, el vino diario de la vejez.”
Pearl S. Buck

Adrian CottinNormalmente mi estado de ánimo es favorable, positivo, y me siento bien. Además busco que quienes están a mi lado se sientan de la misma manera, pero claro esa es una decisión personal. Cómo me siento tiene que ver con la mirada que hago de mi vida pasada, y lo que encuentro que he hecho en favor del prójimo.
No quiero decir que no haya acciones de las cuales me arrepiento, que no han sido buenas, y que produjeron dolor en otros. Quiere decir que no he hecho el mal a propósito, y que lo que ha salido mal de mis acciones no fue porque con premeditación lo hice para causar mal.
No me gusta hacer una cita prolongada de un autor, pero hoy hago la excepción para traer todo un párrafo del libro “El hombre en busca de sentido” de Víctor Frankl: “El ser humano no es una cosa más entre otras cosas; las cosas se determinan unas a las otras; pero el hombre, en última instancia, es su propio determinante. Lo que llegue a ser —dentro de los límites de sus facultades y de su entorno— lo tiene que hacer por sí mismo.”
Estos estados de ánimo varían. A veces siento que fracasé, otras que gané, por momento hago la odiosa comparación con otros y siento que he triunfado más que la mayoría, actitud mediocre por demás. Pero cuando sumo, resto, multiplico y divido me siento exitoso con lo que he alcanzado, y esperanzado por lo que he de lograr.
Cuando estoy con mis hijos, con mi familia, o disfrutando de una expresión artística de las muchas que me interesan, como lo son el cine, el teatro, la ópera, una presentación sinfónica, cuando estoy escribiendo o trabajando le pongo tanta pasión a lo que hago, le presto tanta atención a lo que estoy haciendo que el mundo exterior deja de existir.
Darle a mi vida el propósito de contribuir a la felicidad de las personas a través del aprendizaje transformador, quizás genera las emociones apropiadas para darle sentido a lo que hago, incluso cuando pierdo el camino como ha pasado en el período que estoy finalizando. Hoy rescato el sentido de mi vida, y comienzo a ver los resultados de esta nueva entrada a la autopista de mi existencia.
La vida ha premiado mi constancia consiguiendo lo que busco, la alegría ha sido curativa en esta etapa reciente. La alegría que proviene del amor de mi familia y de la amistad de mis amigos, de la actividad como educador que realizo, las obras sociales a las cuales me devoto. No es que no tenga motivos de tristeza, pero son más los de alegrías.
Mi vida ha sido maravillosa y llena de ocasiones de placer de mundo y de espíritu, y contar ocasiones que he vivido como a veces hago, me hace dar gracias a Dios por todo lo que he podido hacer. Disfruto de las cosas que rutinariamente debo emprender, y busco cumplir esa rutina con el mismo entusiasmo con el cual hago lo novedoso. Me siento bendecido con todo lo que la vida me ha dado, y agradezco a Dios por su dones para mí.
Escribiendo esta nota me doy cuenta de su importancia para mi vida, y la de quienes leen lo que escribo, de hacer este reconocimiento de felicidad, que me permite dar gracias a la vida por todo lo que me ha dado y me sigue dando.
Es importante todo lo que hago, y por ello pongo todas mis capacidades al servicio de a lo que me dedico. Mi invitación es a que todos hagamos lo mismo y pongamos pasión intensa en cada acción. Soy optimista responsable ante lo que viene, y ante el futuro de la humanidad. Siento que podemos hacer lo que hace falta para que la humanidad sea feliz, y hacer que mi existencia tenga un impacto favorable para el mundo.

 

Adrián Cottin

Vía Adrián Cottin

¿Cómo ser feliz?


El primer punto esencial acerca de la felicidad que nuestros sabios nos enseñan es que el aclarar una duda, estar seguro y llegar a la verdad sobre lo que uno antes estaba confundido, lograr esa seguridad y certeza nos hace feliz: “No hay alegría comparada a aquella proveniente de resolver una duda”, de lo que se deduce, que el tener dudas absorbe nuestra alegría, si no estamos seguros no podemos ser felices.

El segundo punto: para ser feliz debes estar contento, satisfecho. Confortable… pero ello no significa que tú no tienes nada que hacer, estar contento significa que yo trabajo duro, tengo una gran tarea que cumplir, tengo una carga pesada, pero lo hago con alegría. Las personas verdaderamente humildes son felices… ¿Quién es una persona humilde? Es alguien que sabe que trabaja duro, sabe que es una buena persona, sabe que hizo lo mejor posible, pero al mismo tiempo reconoce que lo que recibe es mucho más de lo que merece… en cambio, una persona arrogante, aunque no haya realizado una gran labor ni se haya esforzado tanto, siente que merece y merece… y todo lo que reciba lo ve como algo merecido y es por ello que esa persona no puede lograr la felicidad.

Hasta aquí hemos tratado dos ingredientes de la felicidad. El primero: ser una persona segura, lograr la seguridad y certeza en cada aspecto de la vida, y segundo: estar satisfecho y sentirse confortable con el trabajo.

El tercer punto es la “gratitud”. ¿Debemos ser agradecidos? ¿Tenemos por qué estar agradecidos? Absolutamente sí, la vida misma no la merecemos, ¡cada niño que nace no hizo nada para merecer la vida! Es un regalo, y cada día de vida tampoco lo merecemos y es por eso que lo primero que debemos hacer al despertarnos por la mañana es agradecer a Dios por darnos la vida.

José Melamed (josemelamed@yahoo.com)

Vía El Universal

Gente feliz


cutiepie122

He buscado la causa profunda,
de la felicidad humana.

Nunca la he encontrado en el dinero,
en el lujo, en el propio provecho,
en el poder, en el ocio,
en el ruido, en el placer.

En las personas felices,
he encontrado siempre una rica vida interior,
una alegría espontánea
hacia las cosas pequeñas,
una gran sencillez.

En las personas felices,
me ha impresionado siempre,
la falta de envidias insensatas.

En las personas felices,
no he encontrado nunca impaciencia,
agresividad o divismo.

Casi siempre poseían
una gran dosis de humorismo.

Phil Bosmans

Digo no a mi infelicidad


Hoy me sentí triste y quise escribirle a la tristeza. Minutos después, al pensar en qué escribir pensé en que sería bueno no dedicar mi precioso tiempo para escribir acerca de una emoción que no deseo sentir, y dedicar esa energía a escribir acerca de los motivos magníficos que tengo para no estar triste.
Muchas veces he hecho la diferencia entre tristeza y alegría, y entre felicidad e infelicidad. El antónimo de alegría es tristeza, y el de felicidad es infelicidad. Por eso ahora mismo me corrijo y si acepto escribir acerca de la tristeza, porque es una emoción básica normal, a la cual tengo derecho, y también tengo el deber de vivirla cuando la siento, como ahora, sin que deje que se albergue en mí como un estado de ánimo.
Me siento triste porque siento que he perdido algo importante, porque me siento decepcionado de un sistema injusto, porque siento que nos ha ocurrido una desgracia que afecta a varios miembros de mi familia.
Lo bueno de todo esto es que no me siento triste por estar solo, pues tengo a toda mi parentela dispuesta a salir adelante.
Me siento feliz porque me siento lleno de motivos para vivir, y capaz de vivir mis ilusiones actuales y futuras. Me siento feliz por el amor de mis consecuencias, por el fruto de los vientres de quienes se fusionaron conmigo, por el valor que me dan mis discípulos y quienes lo fueron, mis estudiantes y mis colegas, por quienes son mis amigos, por mis leales acompañantes.
Me siento feliz por saber que puedo redimir mis culpas en mi fundamento, porque puedo concentrarme y parir nuevas y útiles ideas. Me hace sentir dichoso y boyante, saber que mis calificaciones a mis conductas, no son puntuaciones a mi ser, y no me irrita la desgracia, pues me sobran las buenas energías y buenas vibras de todos quienes rezan por mí.
Me siento lleno de contento porque me quedan libros mil por leer, canciones que aún no conozco por interpretar, poemas que nadie ha escrito por declamar, bailes que no han sido creados por disfrutar, muchas estrellas en cielos que aún no he visto, y aguas de mar que espumen sobre mi calzado que no he estrenado.
Bienaventurado soy por mi capacidad por deleitarme con las cosas menudas, por verme más delgado y saludable como me siento ahora. Afortunado por el amor de mi amante, y por el sexo que me deleita y me saca resplandeciente.
Pienso en mi felicidad actual y espero la futura para ir al cine que tanto me gusta, y ver esa película que está por estrenarse y seguir como siempre viendo “Ben-Hur”, y sacándole luego de tantos años detalles que no había observado, que se me salgan las lágrimas con cualquier escena medio patética, y que me enjuague el llanto a escondidas para que no se burlen de mi cursilería.
No me siento infeliz, sino triste, y lo acepto y sigo adelante, dispuesto a dar la batalla por mi felicidad. Y soy feliz y me siento satisfecho por la hospitalidad con la cual me reciben en todos lados, porque hoy mismo un “gringo” de esos que mientan repelentes salió del banco para mostrarme el camino para que no me perdiera, y llegara a salvo a mi destino apenas a cuatro puertas de lejanía.
No podrá aflorar mi buen humor habitual porque estoy triste, y porque mi dolor recóndito me hace hipar y deplorar lo que ocurre, y se obscuro el camino por delante, pero presiento que no está lejos el refulgente brillar de la esperanza en mi Dios de siempre, que nunca me abandona, ni a los míos.
Adrián Cottin
Blog de Adrián Cottin

Vive alegre


Felicidad

La alegría es algo simple, pero no sencillo. Es simple apreciar si una persona es alegre o no, y la forma en la que ilumina a los demás, sin embargo tratar de ser una persona así no es sencillo. La alegría es un gozo del espíritu. Los seres humanos conocemos muy bien el sufrimiento y el dolor, y quienes han perdido a un ser querido lo han experimentado en toda su profundidad. Pues así como conoce el dolor y el sufrimiento, es capaz de tener las sensaciones opuestas: bienestar y ¿felicidad? Sí, felicidad. Sin embargo la alegría es distinta del dolor, pues el dolor generalmente tiene causas externas: un golpe, un acontecimiento trágico, una situación difícil. Y la alegría es exactamente al revés, proviene del interior. De nuestra alma, hay un bienestar, una paz que se reflejan en todo nuestro cuerpo: sonreímos, andamos por ahí tarareando o silbando una tonadita, nos volvemos solícitos… El cambio es realmente espectacular, tanto que suele contagiar a quienes están alrededor de una persona así. La alegría surge, en primer lugar, de una actitud, la de decidir cómo afronta nuestro espíritu las cosas que nos rodean. Quien se deja afectar por las cosas malas, elige sufrir. Quien decide hacer lo correcto y buenas acciones, entonces se acerca más a una alegría. Una alegría que viene desde adentro. La fuente más común, profunda y grande de la alegría es el amor, particularmente el amor en pareja. ¿Quién no se siente alegre cuando recién conoció a una persona que le gusta? Aún más, ¿quién no ve el mundo diferente cuando se da cuenta de que esa persona, además, está interesada en nosotros? El amor rejuvenece y es una fuente espontánea y profunda de alegría. Ese amor es, efectivamente, el principal combustible para estar alegres. Quien no ama, no ríe. Y es por eso que el egoísta sufre, y nunca está alegre. Ama a tu prójimo, como a ti mismo, sé menos crítico, más comprensivo y vive en el ahora y serás feliz. Nuestra solución.

José Melamed (joemelamed@yahoo.com )

Tomado del Diario “El Universal

¿Por qué no soy feliz?


por que no soy feliz

Mi primera respuesta a tu pregunta es otra pregunta:
¿Qué crees tú que necesitas para ser feliz?
¿Qué cosas quisieras tener para experimentar felicidad?,  o
¿Que personas necesitas tener a tu lado para sentirte feliz?, o
¿Qué circunstancias necesitas que cambien para que seas feliz?

Hay personas que nunca se sienten realizadas. Muchas cosas le fastidian y le molestan. Ellos van por este hermoso mundo corriendo desesperados como un niño que afanado persigue el arco iris.

A pesar del serio esfuerzo del niño y su intento de acercarse, el arco iris parece burlonamente alejarse. Para esas personas, la felicidad siempre se haya más allá de donde ellos se encuentran.

Un joven decía: “Me casaré cuando encuentre la persona que traiga satisfacción a mi vida”. Con esa filosofía de vida algunos piensan: cuando encuentre a mi cónyuge, entonces seré feliz.

Otros que ya lo han encontrado y ya se han decepcionado, piensan: “cuando me separe, entonces  seré  feliz”. Algunos piensan: “cuando tenga hijos seré feliz y otros, cuando se marchen, entonces comenzará mi felicidad”.

La vida no funciona así. Podrás tener riquezas y ser infeliz, estar rodeado de las personas más amorosas y vivir las circunstancias ideales, …pero eso no quitará de ti todos tus males.

Es que la felicidad no se descubre al encontrar a la persona apropiada, …sino en ser la persona adecuada. La felicidad no está en encontrar a quien te haga feliz, …sino en aprender a traer felicidad a los que te rodean.

La felicidad la encuentra la persona que aprende a vivir sabiamente. Establece relaciones saludables, pone límites, acepta lo bueno y rechaza lo cuestionable.

Es feliz quien se acerca a las personas sin sospecha pero con prudencia y se aleja de quienes le hacen daño, sin maltratar pero con inteligencia. La felicidad la encuentra quien aprende a usar las cosas y no a las personas, quien no abusa ni permite el abuso.

No es feliz quien nunca recibe heridas sino quien sabe cómo evitarlas y, cuándo es imposible, sabe cómo curarlas.

No es feliz quien nunca tiene problemas o todo lo tiene resuelto, …sino quien cuando estos llegan los enfrenta sabiamente y cuando no puede, busca ayuda inmediatamente.

Por nuestro propio bien, dejemos de buscar la felicidad en las cosas, personas  o circunstancias que nos  rodean y comencemos a cambiar desde nuestro interior,  las actitudes que nos están afectando.

Autor desconocido

Felicidad


dineroLa felicidad para algunos es acumular riqueza, obtener un buen empleo, que nuestros deseos se cumplan, ganarnos un nombre y fama. Sin embargo, sólo aquellos que están contentos con su vida y se sienten felices con la felicidad de otros realmente han comprendido en qué consiste la verdadera felicidad.

El gozo que uno obtiene de los placeres externos es temporal. Le verdadera felicidad puede disfrutarse por dentro. Cuando nuestros pensamientos son puros, cuando no nos preocupamos por nimiedades, solo entonces, podemos disfrutar de la verdadera felicidad.

“Felicidad” es un estado mental. Uno pudiera estar feliz cuando nuestros parientes o amigos alcanzan un buen nombre o fama. Por otro lado, la misma persona pudiera no sentirse feliz cuando alguien más la obtiene.

La gente grande es aquella que se siente feliz cuando los demás son felices.

Deepthi Ayyappan (2008)

Vía Renuevo de Plenitud

La vida es corta


La chica de la foto se llama Katie Kirkpatrick, de 21 años. Al lado de ella está su novio, Nick, de 23. La foto fue tomada poco antes de la  ceremonia de casamiento de los dos, realizada el 11 de enero de 2005 en los Estados Unidos. Katie tiene cáncer en estado terminal y pasa horas por dia recibiendo medicacion. En la foto Nick aguarda el término de mas una sus sesiones.
A pesar de sentir mucho dolor, de varios órganos estan presentando falencias y tener que recurrir a la morfina, Katie llevo adelante el casamiento y se hizo cargo de cuidar al máximo de los detalles.  El vestido tuvo que ser ajustado varias veces, pues Katie pierde peso todos los días debido al cáncer.
Un accesorio inusitado en la fiesta fue el tubo de oxigeno usado por Katie. El acompañó a la novia en toda la ceremonia y la fiesta también. La otra pareja de la foto son los padres de Nick, emocionados con el casamiento del hijo con la mujer de la que se enamoró desde a adolescencia.
Katie, sentada en una silla de ruedas y con el tubo de oxigeno, escuchando al marido y los amigos cantando para ella.
En el medio de la fiesta Katie se pone a descansar un tiempo . El dolor le impide quedar en pié por mucho tiempo.
Katie murió 5 dias después del casamiento. Ver una mujer tan debilitada vestida de novia y con una sonrisa en los labios nos hace pensar… la felicidad siempre está al alcance dure cuanto dure y dejemos de complicar nuestras vidas.
La vida és corta:
rompa reglas
perdone rápidamente
bese demoradamente, ame verdaderamente
ría incontrolablemente
y nunca deje de sonreír
por mas extraño que sea el motivo.
La vida no puede ser la fiesta que esperábamos
pero en cuanto estamos aquí, debemos sonreir y dar gracias….

10 claves de la felicidad


dibujo1. No pierdas nunca el buen humor. De lo contrario, te debilitarás física y psíquicamente.

2. La alegría está dentro de ti. No depende de los demás y tú puedes proporcionártela cada día.

3. No te lamentes. Vive el presente, el hoy, aquí y ahora de cada día. No te encierres en el pasado.

4. Tener más cosas no es ser más. Las posesiones materiales no garantizan la felicidad.

5. Dar es mejor que recibir. Si intentas que la gente que te rodea también sea feliz, tú lo serás más.

6. Vive como piensas. Hay que vivir en paz con uno mismo y siendo consecuente con lo que uno piensa.

7. Olvida lo negativo. Haz cada cierto tiempo un inventario de lo bueno que te ha pasado y olvida lo malo.

8. Lleva una vida saludable. Si estás sano serás fácil que seas feliz. También hay que trabajar la mente.

9. Hazte homenajes de vez en cuando. No pasa nada por darse un capricho, sino que es algo muy saludable.

10. Las crisis son parte de la vida. Hay que aceptarlas y usarlas para fortalecernos y enriquecernos.

Vía Vida Sana

Ser feliz


bebe-picando-ojoPodés tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo. Solo vos podés evitar que ella vaya en decadencia. Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren.

Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin
accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es apenas tener alegría con los aplausos, sino encontrar alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista de quien sabe viajar para dentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse un actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de sí, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de uno mismo.

Es tener coraje para oír un “NO”.

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres y tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir “me equivoqué”.

Es tener la osadía para decir “perdóname”.

Es tener sensibilidad para expresar “te necesito”.

Es tener capacidad de decir “te amo”.

Deseo que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz… Que en tus primaveras seas amante de la alegría. Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría. Y, cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo. Pues así serás cada vez más apasionado por la vida.

Y descubrirás que… Ser feliz no es tener una vida perfecta sino usar las lágrimas para regar la tolerancia. Usar las pérdidas para refinar la paciencia. Usar las fallas para esculpir la serenidad. Usar el dolor para lapidar el placer. Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas. Jamás desistas de las personas que amas. Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible. ¡Y sos un ser humano especial!

Autor Desconocido.

La Felicidad nunca se va


felicidadLa felicidad no tiene contrapuesto, porque nunca se pierde. Puede estar oscurecida, pero nunca se va, porque tú eres felicidad.

La felicidad es tu esencia, tu estado natural y, por ello, cuando algo se interpone, la oscurece, y sufres por miedo a perderla.

Te sientes mal, porque ansías aquello que eres. Es el apego a las cosas que crees que te proporcionan felicidad, lo que te hace sufrir.

No has de apegarte a ninguna cosa, ni a ninguna persona, ni aún a tu madre, porque  el apego es miedo, y el miedo es un impedimento para amar.

El responsable de tus enfados eres tú, pues aunque el otro haya provocado el conflicto, el apego y no el conflicto, es lo que te hace sufrir.

Es el miedo a la imagen, que el otro haya podido hacer de ti, miedo a perder su amor, miedo a tener que reconocer que es una imagen la que dices amar, y miedo a que la imagen de ti,la que tú sueñas que él tenga de ti, se rompa.

Todo tiempo es un impedimento para que al amor surja.Y el miedo no es algo innato sino aprendido. El miedo es provocado por lo que no existe. Tienes miedo porque te sientes amenazado por algo que ha registrado la memoria.

Todo hecho que has vivido con angustias, por unas ideas que te metieron, queda registrado dentro de ti y sale como alarma en cada situación que te lo recuerda.

No es la nueva situación la que le llena de inseguridad, sino el recuerdo de otras situaciones,que te contaron o que has vivido anteriormente con una angustia que no has sabido resolver.

Si despiertas a esto, y puedes observarlo claramente, recordando su origen, el miedo no se volverá a producir, porque eliminarás el recuerdo.

Anthony de Mello

El bosque mágico de la mente


El concepto de felicidad es muy diferente de unas personas a otras y aunque hay cosas y sensaciones que pueden ser comunes, los gozos de unos pueden ser la pesadilla de otros.

Algunas personas son felices llevando una vida tranquila y segura mientras otras se mueren de aburrimiento si están solas; si no hay en su vida cambios, novedades y fuertes excitaciones.

La felicidad depende más de lo que ocurre dentro que de lo que nos sucede fuera; de las ideas que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida.

Depende de todos los misterios que viven ¡en el Bosque Mágico de tu Mente!

Dentro de tu mente lo tienes todo. El sol y la luna, las montañas y los valles. Los colores del amanecer y las sombras de la noche. La alegría de las cascadas y la niebla espesa que empapa el alma de nostalgias infinitas.

Si buscas dentro de tu corazón, siempre encontrarás razones para ser feliz y también para permanecer en la tristeza.

Porque tu felicidad no depende de otros, de la compañía que tengas o de lo que haces, ni tampoco de lo que tienes. No depende de cómo sea tu cuerpo ni de que tengas más o menos dones.

Sólo depende de lo conforme que estés con lo que haces, con lo que tienes, con tu cuerpo y con tus dones.

La Felicidad depende de que realmente quieras ser feliz y estés tan a gusto contigo mismo como para poder sentir el gozo de la Vida.

“La felicidad es una mariposa que sale volando cuando la persigues,
pero que puede posarse a tu lado, si te sientas tranquilamente a mirar”.

Nathaniel Hawthorne

Vivir Feliz


  • Observa el amanecer por lo menos una vez al año.
  • Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
  • Ten un buen equipo de música.
  • Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
  • Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
  • Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.
  • Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
  • Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.
  • Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.
  • No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.
  • Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).
  • Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han presentado.
  • Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.
  • Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.
  • Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
  • Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.
  • Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.
  • Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.
  • No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.
  • Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).
  • Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.
  • Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.
  • Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también ‘el gran riesgo’.
  • Nunca confundas riqueza con éxito.
  • No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.
  • No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices
  • Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.
  • Haz dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en las fotos.
  • Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.
  • No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.
  • No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.
  • Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.
  • No confundas confort con felicidad.
  • Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.
  • Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).
  • Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.
  • Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.
  • Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.
  • Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.
  • Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
  • La tarjeta de crédito es como la pistola, hay que sacarla solo para usarla.

Jackson Brown

Jackson Brown no es un gran pensador, ni un Nóbel de literatura. Es sólo un hombre común, un padre preocupado por la felicidad de su hijo que quiso escribir estos simples ‘consejos’, al momento que éste se iría a estudiar a la Universidad, lejos de su casa. Su hijo decidió fotocopiarlos y los distribuyó entre sus compañeros de estudio. Tuvieron tanto éxito, que una editorial le pidió autorización a Brown para editar un libro con ellos. Poco tiempo después, ampliado bajo el titulo ‘Vivir Feliz’, se convirtió en un Best Seller que lleva decenas de ediciones y Millones de ejemplares traducidos a varios idiomas.

 

¿Eres feliz?


En cierta ocasión, durante una elegante recepción de bienvenida al nuevo Director de Marketing de una importante compañía londinense, algunas de las esposas de los otros directores, que querían conocer a la esposa del festejado, le preguntaron con cierto morbo:

- Te hace feliz tu esposo, verdaderamente te hace feliz?

El esposo, quien estaba en ese momento no estaba su lado, pero sí lo suficientemente cerca para escuchar la pregunta, prestó atención a la conversación e incorporó ligeramente su postura, en señal de seguridad, y hasta hinchó un poco el pecho, orgullosamente, pues sabía que su esposa diría que sí, ya que ella jamás se había quejado durante su matrimonio. Sin embargo, para sorpresa suya y de los demás, la esposa respondió con un rotundo

-No, no me hace feliz.

En la sala se hizo un incómodo silencio como si todos los presentes hubieran escuchado la respuesta de la mujer. El marido estaba petrificado. No podía dar crédito a lo que su esposa decía, y menos en un momento tan importante ara él.

Ante el asombro del marido y de todos, ella simplemente se acomodó enigmáticamente sobre su cabeza su elegante chalina de seda negra y continuó:

- No, él no me hace feliz …Yo soy feliz…! El hecho de que yo sea feliz o no, no depende de él, sino de mí.

  • Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad. Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de otra persona, de otra cosa o circunstancia sobre la faz de esta tierra, estaría en serios problemas.
  • Todo lo que existe en esta vida cambia continuamente: el ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podría decir una lista interminable… A través de toda mi vida, he aprendido algo:
  • Yo decido ser feliz y lo demás son “experiencias o circunstancias”, como ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar, y junto a mi esposo lo he vivido y practicado tantas veces…
  • La felicidad siempre se apoyará en el verdadero perdón y en el amor así mismo y a los demás.
  • No es responsabilidad de mi esposo hacerme feliz… Él también tiene sus “experiencias o circunstancias”, lo amo y el me ama, muy a pesar de sus circunstancias y de las mías.
  • Él cambia, yo cambio, el entorno cambia, todo cambia; habiendo amor y perdón verdadero, y observando esos cambios, (los cuales tal vez puedan ser fuertes o no, pero existen ), hay que enfrentarlos con el amor que hay en cada uno de nosotros, si los dos nos amamos y nos perdonamos; los cambios serán sólo “experiencias o circunstancias” que nos enriquece y que nos darán fortaleza, de lo contrario, solo habremos sido parejas de “paso”.
  • Para algunos divorciarse es la única solución; (…en realidad es la más fácil…)
  • El amar verdaderamente, es difícil, es dar amor y perdonar incondicionalmente, vivir, tomar las “experiencias o circunstancias” como son, enfrentarlas juntos y ser feliz por convencimiento.
  • Hay gente que dice:
    • No puedo ser feliz porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque me insultaron, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró!
  • Pero lo que no sabes es que puedes ser feliz aunque estés enfermo, aunque haga calor, tengas o no dinero, aunque alguien te haya insultado, o alguien no te amó o no te haya valorado.
Ser feliz es una actitud ante la vida y cada uno decide!…
Ser feliz, depende de ti!
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.489 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: