Archivos Mensuales: octubre 2012

Terapia del Elogio


Renombrados terapeutas que trabajan con famílias, divulgaron una reciente investigación donde se hace notar que los miembros de las famílias en general están cada vez más frios, no existe más cariño, no se da más valor a las cualidades, solo se escuchan críticas.

Las personas están cada vez más intolerantes y se desgastan dando valor a los defectos de otros. Por eso, las relaciones de hoy no duran. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Momento


Sólo una advertencia


Muchas veces creemos que ya dejamos de sentir eso tan grande que un día murió, o que tuvo que morirse o simplemente fue así lo mas sano; y solo nos toma un segundo, tan solo un instante para que eso reviva de nuevo; a pesar de haber agonizado sin cesar, de haber llorado sin parar y hasta jurar no volver a enamorarse; a pesar de todo esto, llega un momento en donde se sienten las mismas palpitaciones por el mismo sentimiento que un día nos destruyo la vida, el alma y los días… insólito pero totalmente cierto.

Pero es así, ese sentimiento es lo que llamamos Amor, eso que un día nos llevó muy lejos, tan lejos que era otro mundo, un mundo perfecto, donde pensar en dudar y fracasar no existía, donde ver en una sola persona la amistad, el amor y la respiración era más que suficiente. Es un sentimiento tan grande, que nos cegó no solo ver sino pensar, nos bloquea de tal magnitud que no nos detenemos a pensar en advertirnos que estemos alertas….

Alertas a un dolor, un dolor que nos causo y nos dejo cicatrices y hasta heridas, pero no lo vemos en ese momento y no nos detenemos sino seguimos…y es ahí cuando caemos de nuevo, y cuando nos damos cuenta que el hombre es el animal que tropiece con la misma piedra…

Y luego todo se trata de un tiempo, de un instante, tan solo un instante nos vuelve a tomar para sentir, para volver a sentir, que en ese mundo perfecto ya no hay cielos, ni sol, ni estrellas, todo se destruye y solo queda la oscuridad y la tierra, donde sentimos como caímos lentamente…..

¿Qué nos pasa? ¿Acaso no nos conocemos? ¿Acaso no sentimos lo suficiente como para seguir en un dolor insaciable? Nada que nos decaiga, que nos quite las ilusiones, que nos llene de sentimientos de rencores, nada de eso podemos llamar AMOR, así que advierte a tu corazón a NO volver a caer en esa triste tentación.

Dra. Adela Tannous

El arte de escuchar


Cuando escuche a otra persona, no escuche sólo con la mente, escuche con todo su cuerpo. Sienta el campo de energía de su cuerpo interior según escucha. Esto aparta la atención del pensamiento y crea un espacio de calma que le permite escuchar verdaderamente sin la interferencia de la mente. Usted está dando espacio a la otra persona, espacio para ser. Es el don más precioso que puede dar. Lee el resto de esta entrada

No es que sea con amor de perrito


http://www.renuevodeplenitud.com/no-es-que-sea-con-amor-de-perrito.html

Aarón y Abbey, llevaban casi un año de feliz matrimonio, cuando él le hizo un “obsequio” a Abbey que ella nunca deseó: un enorme perrito Chow, con patas del tamaño de pelotas de béisbol.

“Aarón, querido”, dijo Abbey con firmeza “los perros y yo somos enemigos naturales. ¡Sencillamente no sabemos llevarnos bien!” Lee el resto de esta entrada

Amar a un ser humano


Amar a un ser humano es atreverte a expresar el cariño espontáneamente a través de tu mirada, de tus gestos y sonrisas; de la caricia firme y delicada, de su abrazo vigoroso, de tus besos, con palabras francas y sencillas; es hacerle saber y sentir cuánto lo valoras por ser quien es, cuánto aprecias sus riquezas interiores, aún aquellas que él mismo desconoce; es ver su potencial latente y colaborar para que florezca la semilla que se encuentra dormida en su interior; es hacerlo sentir que su desarrollo personal te importa honestamente, que cuenta contigo; es permitirle descubrir sus capacidades creativas y alentar su posibilidad de dar todo el fruto que podría; es develar ante sus ojos el tesoro que lleva dentro y cooperar de mutuo acuerdo para hacer de esta vida una experiencia más rica y más llena de sentido. Lee el resto de esta entrada

Libros de Reflexiones Diarias


Ya están publicados cuatro (4) Libros de Reflexiones Diarias, que recogen lo publicado en este Blog, desde el 2005 hasta el 2007. La intención es plasmar las reflexiones en un libro, para aquellos que no tienen internet, o para quienes prefieren leer desde un libro.

Para ordenar, haz click acá o en la imagen.

Y tú…¿quién eres?


¿QUÉ CLASE DE SER HUMANO SOY? Menuda pregunta ¿Verdad? Comenzó a hacerme cosquillas en el corazón, después de leer a Alberto Magno, para quien hay tres plenitudes: La del vaso, que retiene y que no da nada…. La del canal, que da y no retiene…. La de la fuente, que crea, retiene y da. Lee el resto de esta entrada

Belleza a mi alrededor


El mundo está repleto de belleza. Pero, ¿para quién es? Es para ti, que puedes apreciarla y disfrutarla.

Piensa cuán especial debes ser, para tener semejante regocijo a tu disposición. Los sueños son para ti, que los puedes perseguir. El éxito es para ti, que lo puedes alcanzar. El deseo es para ti, que puedes ser movido por él. La vida es para ti, que puedes vivirla. Lee el resto de esta entrada

Cada dolor


El mayor riesgo: aprender a vivir


Hoy una vez más el destino puso en mi camino una maravillosa persona. Desde el primer contacto con él sentí una confianza como si lo conociera de toda mi vida, sin poses, miedo al que dirá y aquellos prejuicios que muchas veces nos impiden ser tal cual somos por temor a ser rechazados simplemente, sin máscara alguna. Mi manera de ver, vivir la vida era siempre la de una persona impulsiva, impaciente, creativa; extremista soñadora, explosiva y un tanto caprichosa y posesiva con todo y nada. Caminando contra corriente pero de ideas y valores firmes. Sin embargo, con el paso del tiempo estas fueron las lecciones que dejó en mí: Lee el resto de esta entrada

Teoría o Práctica


Hace una semana presencié un hecho llamativo. No se trató de alguna hazaña espacial, como “traer de regreso a la Tierra” al transbordador Discovery, ni tampoco fue un acto político de proselitismo en los suburbios de mi ciudad.

Parece mentira, pero estas cosas ya no nos sorprenden…

Mientras viajaba en uno de los trenes del Subterráneo de Buenos Aires, un verdadero desfile de vendedores ambulantes hacia gala de un amplio surtido de productos. Porta-documentos de plástico, linternas descartables, pilas alcalinas, chocolates y naipes españoles se ofrecían “sólo por hoy” y a “precios increíbles”. Pero en medio de todo aquello, ingresó un niño menudo y de apariencia triste; alguien que en mi país es denominado como “chico de la calle” (título que, por supuesto, jamás buscó obtener…). Lee el resto de esta entrada

Un encuentro radical


Hace tiempo por azares del destino conocí a una persona la cual se convirtió en alguien especial para mí. Al principio me rehusaba a entablar cualquier tipo de contacto. Ella se veía tan feliz, en paz consigo misma. Más que agradarme, me molestaba y no sabía cuál era la razón. Mi actitud fue cínica, superficial y caprichosa. Creo que tan sólo me comportaba tal y como era. No me daba cuenta de que lo me molestaba era que yo no tenía eso que había encontrado en aquella persona y que la hacía tan agradable. Una barrera había puesto yo en mi interior. Aún así me preguntaba ¿cómo puede estar la mayor parte del tiempo en paz? ¿qué no tiene problemas de ningún tipo? Conforme fue pasando el tiempo y fui aceptando la realidad de mi enojo mi relación llego a ser más estrecha, abierta y amistosa. Lo importante es que quería saber el secreto de tanta paz y de ese rostro que irradiaba felicidad. Aprendí muchas cosas, las cuales hoy te las quiero transmitir a ti: Lee el resto de esta entrada

Aprender


Limpiando la Vida


Limpiando la Vida suena un poco extraño, al contrario de lo que es limpiar la casa, ducharnos, entre otras cosas que necesitan ser aseadas; pues la verdad es que muchas veces necesitamos limpiarnos a nosotros mismos, al alma, al espíritu, para que salga toda esa energía negativa y pesimismo que nos pone oscura nuestra aura. Empecemos con nuestras preocupaciones, aquellas que nos quitan el sueño, el apetito y hasta las ganas de levantarnos; el preocuparnos, nos pone viejos, nos quita vida y hasta hace que nos estorbe todo lo que está a nuestro alrededor. Lee el resto de esta entrada

Bendita ambición


Gracias a la ambición de algunos, se descubrieron continentes y se unieron naciones

Gracias a la ambición de otros, se han logrado crear grandes empresas que al final dan trabajo a miles de personas.

Gracias a la ambición, se han creado todas las obras de pintura, escultura y arquitectura que hoy admiramos y  que hasta viajamos miles de kilómetros para conocerlas.

Gracias a la ambición, hemos tenido a todos los grandes genios de la historia que han desarrollado inventos, medicinas y tecnología que hoy nos permite vivir mucho mejor y extender nuestra expectativa de vida hasta en un 200% de lo que era hace poco más d e 100 años. Lee el resto de esta entrada

Convierte lo Imposible en Posible


Caminar sobre la luna era algo considerado imposible, y a pesar de todo Neil Armstrong y Buzz Aldrin hicieron justo eso el 20 de julio de 1969.

Michael Collins, el astronauta que quedó en la nave, escribe sobre otra posible imposibilidad de ese día:

“No había estado afuera durante mucho tiempo cuando los tres nos llevamos una gran sorpresa. ¡El presidente de los Estados Unidos comenzó a hablar en la radio! El señor Nixon decía: Neil y Buzz, les estoy hablando por teléfono desde la Oficina Oval en la Casablanca, y esta debe ser por cierto la más histórica conversación telefónica… Porque debido a lo que ustedes hicieron, los cielos ahora forman parte del mundo humano. Mientras ustedes nos hablan desde el mar de la Tranquilidad, nos inspiran a redoblar nuestros esfuerzos para traer paz y tranquilidad a la Tierra”. Lee el resto de esta entrada

Las creencias aislan y atan


“No se trata de cambiar de creencias, ni de sustituir una por otra, sino de estar enteramente libres de todas las creencias, de forma que uno afronte la vida de un modo nuevo a cada minuto. La verdad, después de todo, está en tener capacidad para afrontar todas las cosas de un modo nuevo, de instante en instante, sin la reacción condicionante del pasado, para que no surja ese efecto acumulativo que obra como barrera entre uno mismo y aquello que es.

Después de todo, una taza sólo es útil cuando está vacía; y una mente repleta de creencias, de dogmas, de afirmaciones y de citas, en realidad no es una mente creativa, y lo único que hace es repetir. Y el huir de ese miedo –de ese miedo al vacío, a la soledad, al estancamiento, a no prosperar, a no triunfar, a no ser algo o alguien- es sin duda una de las razones por las cuales aceptamos las creencias tan ávida y codiciosamente. ¿No es así? ¿Podemos comprendernos a nosotros mismos mediante la aceptación de una creencia? Todo lo contrario. Es obvio que una creencia, política o religiosa, impide la propia comprensión. Obra a modo de pantalla, a través de la cual nos observamos a nosotros mismos. ¿Y podemos observarnos a nosotros mismos sin creencias? Si suprimimos esas creencias –las muchas creencias que uno tiene- , ¿queda algo para observar? Si no tenemos creencias con las cuales la mente se haya identificado, entonces la mente, sin identificación alguna, es capaz de observarse a sí misma tal cual es, y ahí, ciertamente, está el comienzo de la propia comprensión.

¡Cuántas creencias tenemos! Ciertamente, cuanto más intelectual, cuanto más culta, cuanto más espiritual –si es que puedo emplear esa palabra-, una persona, menor es su capacidad de comprender. Los más reflexivos, los más despiertos, los más alerta, son tal vez los menos creyentes. Eso es porque la creencia ata, la creencia aísla; y eso lo vemos por todo el mundo, tanto
en el mundo económico y político como también en el mundo espiritual.

Vosotros sois brahmanes y yo no brahmán; vosotros sois cristianos, yo musulmán, y así sucesivamente. Pero habláis de fraternidad y yo también hablo de la misma fraternidad, amor y paz. La realidad de los hechos es que estamos separados y divididos. El hombre que quiere la paz y desea crear un mundo nuevo, un mundo feliz, no puede aislarse con ningún tipo de creencia.”

Ridiculas


A %d blogueros les gusta esto: