Archivo de la categoría: olvidar

Dialogo del amor y el olvido


– Por qué siempre me acompañas? preguntó el Amor al Olvido.

– No te has dado cuenta Amor, que soy tu fiel amigo.

– Cómo puede ser esto? replicó el Amor, si siempre se ama el recuerdo cuando existo yo.

– Deja que te explique mi querido Amor: De las cosas bellas, de los momentos de pasión del fuego que incendia, cuando se aman dos. Esos momentos no los borro, los atesora el corazón. Me encargo que no recuerden que también dueles Amor. Cuando no eres correspondido, cuando hace falta tu calor, cuando brotan de los ojos ríos cuando uno de los dos falló. Hago olvidar las distancias, y el tiempo que les faltó.

– Ahora comprendo dulce Olvido, en mi andar tu función haces llevadero mi paso por sus vidas.

– Eso intento mi buen Amor.

Veyra C. Jackman Ojeda.

Olvídalo


 

  • Lo que te hace daño… ¡Olvídalo!
  • Las resacas que dejaron las tormentas de este año… ¡Olvídalas!
  • Los pasos tambaleantes, los pasos retrasados, los pasos hacia atrás… ¡Olvídalos!
  • Las veces que pasaste ignorado, inadvertido, lastimado… ¡Olvídalas!
  • Los sueños consumidos, las ilusiones hechas cenizas, los intentos hechos polvo y el amor hecho recuerdo… ¡Olvídalos!
  • Las veces que latió tu corazón y nadie se dio cuenta, que quisiste hacer y no te dejaron, que abriste los ojos y te cerraron los párpados… ¡Olvídalas!
  • Las estrellas apagadas, los días opacos, el tiempo en blanco, la luna dividida y las horas de cerrazón… ¡Olvídalas!
  • El manto de insignificancia, de masa, de anonimato… de rutina…¡Olvídalo!
  • Las espinas largas y hondas, los secretos angustiosos y tristes, las piedras altas e insalvables… ¡Olvídalas!
  • Las semillas que se te quedaron dormidas, los vuelos que se te quedaron a ras de tierra, las rosas que se secaron antes de tiempo… ¡Olvídalas!
  • La cáscara de la semilla, el lucimiento de la vanidad, la máscara del hombre y el ropaje de la verdad… ¡Olvídalo!

 

  • No vivas hacia atrás.
  • No comiences recargado de sombras.
  • No des la espalda a la luz.
  • No te reflejes en lo que pasaste.
  • No te aferres al mismo punto de partida

 

Párate en la proa de tu barco, levanta de nuevo las velas, mira hacia lo largo y lo ancho del mar …
… cuando te convenzas de su inmensidad encontrarás otro camino y, cuando mires al cielo parecerás gaviota que apartándose de todo encuentra el camino.

 

Con el pasado aprendes, con el presente renaces y con el futuro sueñas.
Vivir empezando, es la forma de llegar.
Lo demás… ¡Olvídalo!

¿Cómo olvidar?


¿Cómo olvidar los dias grises, si son ellos los que me traen el brillo del sol?

¿Cómo olvidar las derrotas, si son las que me proporcionan las victorias?

¿Cómo olvidar los errores, si son ellos que me dan las lecciones?

¿Cómo olvidar la soledad, si fue ella que me hizo entender mis amores y me trajo a mis amigos?

¿Cómo olvidar las tristezas, si ellas hicieron que mi suerte cambiara?

¿Cómo olvidar los planes fracasados, si el fracaso me puede enseñar a soñar?

Ese amor que nunca se olvida


Ese amor que nunca se olvida

 

 
¿Tienes una relación pendiente? ¿Un romance que pudo llegar a ser, pero nunca ha sido?. Los amores tardíos son aquellos que aparecen cuando el tiempo ya ha endurecido el corazón y madurado la mente. Para algunos son los mejores, para otros los restos de un sentimiento que ya nunca se vivirá con la explosión que se hubiera experimentado en su momento.

El amor puede ser una expresión con muchas caras y puede ser vivido de múltiples formas. Puede llegar entre dos personas que han sido amigas durante mucho tiempo, entre una pareja con años de casados o entre un par de desconocidos.
El amor tardío en pareja
En una pareja que se ha mantenido unida durante muchos años, el amor tardío puede traer consigo el redescubrimiento de esa persona que ha permanecido a tu lado tanto tiempo. Sin embargo, hay que ser sinceros, este es el más difícil de hallar en nuestro planeta…pero cuando llega es el más grande de todos.
Amor tardío entre amigos
¿Por qué es tan difícil encontrar la pareja perfecta? La misma experiencia, que nos hace elegir mejor, también es capaz de poner más impedimentos. Si se ha vivido relaciones intensas de las cuales no se ha salido intacto. Iniciar fácilmente otra no es nada facil y mucho menos tener que emprender otra convivencia…
El amor no espera, y muchas veces entonces se nutre de lo más cercano, un amigo. Emprender una nueva convivencia con alguien tan allegado no es fácil, pero sí excitante. No podemos dejar que el miedo se apodere de nosotros y nos reduzca las posibilidades de actuar con naturalidad y frescura. ¡Vale la pena el intento!
El amor tardío entre desconocidos
Nos lleva a involucrarnos en aventuras sin reparar si éstas son o no de conveniencia. Lo único que nos guía es la atracción física, nuestro cuerpo y la energía. Esto nos resta capacidad de discernimiento entre la realidad y la fantasía, con la que solemos enfocar los sentimientos.
Nueva convivencia
La opción de vivir en pareja es una de las mejoras que podemos introducir en nuestras vidas. En la actualidad, ante el creciente número de separaciones de parejas, los individuos tienden a establecer su vida en soledad y la soledad, si a veces es dura, también permite disfrutar de una libertad de la que es difícil desvincularse.
Por eso, Si una nueva relación enriquece tu vida, hay que lanzarse al agua y vivir el momento con la esperanza que el amor se puede encontrar al doblar cualquier esquina o detrás de cada puerta…pero siempre será mejor que llamen antes de entrar.
 
Tomado de Telecolor

Para olvidarte


Para olvidarte me he reunido con amigos y he bebido hasta perder la consciencia, he conducido a altas velocidades para sentir que el aire me borra las ideas, he empapado mis pies en el mar deseando que se lleve con su brava marea tu nombre para siempre de mi corazón, me he mordido hasta sangrarme los labios para no repetirte que te amo, he guardado tus cartas en ese lugar que jamás abro, junto con todas tus cosas, he volteado tus fotografías, he llorado hasta caer rendido de cansancio, he buscado en otras miradas un dejo de esperanza y no he logrado nada…

Para olvidarte he dejado de escuchar las canciones que juntos bailamos, no he vuelto al cine porque cada película tiene algo de ti, he cambiado mis hábitos alimenticios, he vuelto a fumar más de la cuenta, veo televisión por más tiempo del normal para distraerme, trabajo muchas horas intentando concentrarme en algo más que no sea tu recuerdo, me invento metas que después de un poco me aburren por no poderlas compartir contigo, me he cegado ante la luna y me pongo bajo los intensos rayos de sol para que tu recuerdo se queme, pero no lo he conseguido…

Para olvidarte les platico a los demás, que fuiste una gota de lluvia en el verano solamente, que jamás penetraste en mi alma, que confundí el amor con una amistad, que nunca me interesaste del todo, que no me hace mella el haberte perdido, que eres un nombre más en mi lista de conquistas, les miento absurdamente para ver si así termino por creerlo yo también, aunque la verdad termina por azotarme y ellos lo notan, pues mis ojos se ponen vidriosos y mi sonrisa desaparece cuando me preguntan por ti, y me vuelvo a dar cuenta de lo adentro que estás en mi…

Para olvidarte tomo pastillas para dormir creyendo que al cerrar los ojos tu imagen se desvanecerá de mi mente, pero solo consigo soñarte, he cambiado todas y cada una de mis costumbres, hasta he pensando en mudarme a otra casa y a otra ciudad donde no halle tu fragancia en cada esquina, porque quiero asesinar todo el dolor que me ha causado tu partida, he cambiado el verano por el invierno, me he vuelto desaliñado, siempre con el cabello revuelto intentando ver en el espejo a otro hombre que no es el que tanto te ama, pero no consigo nada…

Para olvidarte me falta la voluntad, me faltan fuerzas, porque después de todo estoy cierto que todo quiero menos olvidarte, porque sería negar mi existencia misma, el tramo de vida que me he enseñó a ser feliz, por lo que ha valido la pena la batalla diaria de la cohabitación en este mundo, olvidarte sería ocultar mis únicas sonrisas, mis sueños más grandes, mis logros más hermosos, mis anhelos, mi grandeza, aunque todo eso ya haya terminado, no quiero ni puedo olvidarte, porque olvidarte sería simplemente empezar a morir…

Escrito por Chacho en Quizás todo se ha dicho, pero nada se ha dicho

A %d blogueros les gusta esto: