Archivos Mensuales: junio 2009

Utilizando las piezas rotas


En el palacio real de Teherán, en Irán, puede verse uno de los más hermoso trabajos en mosaico del mundo. Los techos y paredes resplandecen como diamantes en reflejos multifacéticos.

Originalmente, cuando fue diseñado, el arquitecto hizo colocar grandes paneles de espejos en las paredes. Cuando llegó el primer embarque desde París, encontraron horrorizados que los espejos estaban rotos. El contratista los tiró a la basura y le llevó las tristes nuevas al arquitecto. De forma sorprendente, el arquitecto ordenó que se recogiesen todos los trozos rotos, los rompió en pequeños pedazos y los pegó en las paredes para convertirlas en un mosaico de plateados, brillantes, espejados trozos de vidrio.

¡Quebrarse para embellecerse! Es posible convertir sus cicatrices en estrellas. Es posible mejorar a causa del quebranto. Es extremadamente raro encontrar en los grandes museos del mundo objetos antiguos que no estén rotos. En realidad, algunas de las piezas más preciadas del mundo son sólo fragmentos que permanecen como un sagrado recuerdo de un glorioso pasado.

Vía Renuevo de Plenitud

No pierdan su “joie de vivre”


FalstaffMuchas personas me escriben y me dicen que han perdido la esperanza de volver a amar, luego de sufrir una decepción amorosa. Y viven sumidos en un túnel profundo del cual no quieren salir (si, no es que no pueden salir, es que no quieren salir).

Y vamos a ver, ¿quién no ha sufrido en su vida por amor?

Y hacemos lo que siempre hacemos. Nos caemos, y nos volvemos a levantar. Nos enamoramos, nos decepcionamos, y nos volvemos a enamorar.

No importa la edad, ni raza, ni condición social (y ahora tampoco importa el sexo). Cuando estemos preparados para volver a amar, pues volveremos a amar.

No se desesperen. No piensen que la vida perdió color ni razón de ser.

En estos días le decía a una amiga que ella había perdido el “joie de vivre“, y que tenía que recuperarla…  Recuperar las ganas de vivir y las ganas de amar.

No perdamos ese “joie de vivre”. Vivamos la vida. Disfrutemos de la vida.

Además, acuérdense que el amor en pareja no es lo único que nos puede hacer feliz…

Para finalizar, les dejo un video del famoso cantautor venezolano, Simón Díaz, titulado “Caballo Viejo”.

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

Las 7 Reglas de Paracelso


Paracelso

1.- Lo primero es mejorar la salud.-
Para  ello  hay  que  respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando  bien  los  pulmones,  al  aire  libre  o  asomado a una ventana. Beber diariamente  en  pequeños  sorbos,  dos  litros   de  agua, comer muchas frutas, masticar  los  alimentos  del  modo más perfecto posible, evitar el  alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un  tratamiento.  Bañarte  diariamente,  es  un  habito  que  debes  a tu propia dignidad.

2.- Desterrar absolutamente de tu ánimo, por mas motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.

Huir  como  de  la  peste  de  toda  ocasión  de tratar a personas maldicientes, viciosas,  ruines,  murmuradoras,  indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores  por  natural  bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman  la  base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de  importancia  decisiva:  se  trata  de cambiar la espiritual contextura de tu alma.  Es  el  único  medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3.- Haz todo el bien posible.-
Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna   persona.   Debes   cuidar   tus   propias  energías  y  huir  de  todo sentimentalismo.

4.- Hay que olvidar toda ofensa, más aun: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo.-
Tu  alma  es  un  templo  que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así  de  pronto,  tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5.- Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada.

Esto  fortifica  enérgicamente  el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con  las  buenas  influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos  a  veces  luminosas  ideas,  susceptibles  de  cambiar  toda  una existencia.  Con  el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente  por  una  voz  interior  que  te  guiara  en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6.- Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales.
Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. Por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7.- Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el DIA mañana.
Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque  hay  detrás  de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas  tu  espíritu  no  habrá  mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes  temer  es  a  ti  mismo.  El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas  de  todos  los  fracasos,  atraen las malas influencias y con ellas el desastre.  Si  estudias  atentamente  a  las personas de buena suerte, veras que intuitivamente,  observan  gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que  allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el  sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte,  la  riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella  conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la  dicha  más  duradera  solo  se  consigue por otros caminos; allí donde nunca impera  el  antiguo  Satán  de  la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo. Jamás  te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la  vanidad. La humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.

¿Hasta cuándo?


Hay un dicho popular que dice: “No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”.  Cuando pasamos por una pérdida que duele mucho, llega el momento de la desesperación y nos preguntamos: ¿Hasta cuándo estaré en esta intensidad emocional de duelo agudo?

La mente repasa obsesivamente el pasado. Los sentimientos son: ansiedad de separación, soledad y angustia. La ensoñación duele al evocar recuerdos bonitos que no volverán.  La mente no puede entender las razones del corazón porque el sufrimiento nubla el entendimiento.

La intensidad de la conciencia de pérdida la atravesamos por el cuerpo físico en síntomas bien definidos: náuseas, palpitaciones, opresión en la garganta y el pecho, nudo en el estómago, dolores de cabeza, insomnio y fatiga.  Las emociones reprimidas, que no manejamos con inteligencia emocional, se van convirtiendo en enfermedades psicosomáticas, a lo largo de la vida.

La pérdida se nota también en nuestras conductas observables: continuos cambios de humor, incoherencia al hablar, irritabilidad y tristeza, que no podemos ocultar a los demás. ¿Hasta cuándo?

Cada persona comenzará a dejar ir esta etapa, de acuerdo a su personalidad única y su carácter.  Diferentes factores contribuyen tales como: crianza,  auto estima alta,  inteligencia emocional y espiritual que se desarrolle durante el proceso, capacidad de tomar decisiones y  apoyo  de personas positivas cercanas que  respalden un cambio.

En gran medida, pasar a una etapa más sosegada, depende mucho de la apreciación mental que hagamos de la pérdida. Recuerdo la hija de una amiga a quien su primer novio la dejó porque era demasiado “buena”.  Le ocurrió algo parecido en su segunda relación.  Ella asumió que había “algo” malo en ella y tuvo que trabajar con su auto valor y auto imagen.

Hubiera sido diferente su proceso de pérdida si, desde un principio, ella  internalizaba que no había nada extraño con ella.  Simplemente, esos muchachos no estaban listos para el tipo de relación de pareja que ella deseaba tener.  La lección  fue  desarrollar más confianza en ella. También aprender a escoger mejor.  Tiene mucha razón Don Miguel Ruiz cuando dice en su libro: Los cuatro acuerdos: “No tomes nada personalmente”.

La conducta de otra persona  y/o las situaciones externas no definen nuestro valor; mucho menos, nuestra conducta. Son nuestros apegos, dependencias, necesidades de afecto de siempre, expectativas irreales, falta de auto amor  y conciencia inmadura de víctima las que nos mantienen, por demasiado tiempo, sobre reaccionando en  la conciencia de pérdida.

Para cambiar a una conciencia de superación hay que aprender a reconocer la diferencia entre justificar y validar sentimientos.  Justificar sentimientos es usar nuestra razón para darle validez a nuestra infelicidad presente.  Buscamos en el pasado la explicación a nuestras desdichas. Cada vez que vamos al cuento, nuestra mente y nuestras emociones encontrarán las “razones” para seguir  con el coraje, la desilusión y el dolor, grabados en la conciencia de pérdida.

Validar sentimientos significa que estamos  bien conscientes del dolor que todavía sentimos.  Precisamente, porque sabemos su impacto en la conducta total, no queremos sostenerlos  en el pensamiento ni aumentarlos con evaluaciones estériles.  Los validamos con aceptación para no ir más al pasado;  ese ir y venir a la conciencia de pérdida agota y desanima.

Necesitamos desarrollar unas frases que nos recuerden que ya no queremos sufrir por lo mismo: “Se acabó”.  Tener la creencia que sí podemos superar con auto estima cualquier situación.  El poder radica en alinear mente, cuerpo y espíritu. De la relación transpersonal recibimos consuelo, fortaleza y sabiduría.  Estemos dispuestas conscientemente a aprender las  lecciones y enfocar la mente en metas y planes de auto cuido y auto capacitación.

No hay dolor que no traiga una bendición; búscala en tu vida en el momento presente. ¿Te conoces más; tienes hoy más fortaleza; estás más consciente de tus necesidades de afectos; has encontrado tu propósito de vida en ayudar a otros a superarse? Recuerda nuestra herencia humana-divina es el amor y no el dolor.

Vía Yahoo! Mujer

Sigue tu sueño


El señor Benítez, dueño de una ferretería, buscaba un empleado. Varios jóvenes respondieron al aviso, pero él finalmente circunscribió su decisión a tres personas: Pablo, Juan y Diego.
Entonces creó un sistema de selección definitivo. Le dio a cada uno de los muchachos un destornillador nuevo de diseño innovador y les dijo que se lo entregaran a C.M. Henríquez, en la calle Los Aromos 314.

Al cabo de un rato Pablo llamó al negocio para confirmar si la altura de la calle era 413 en vez de 314, y más tarde regresó con la noticia de que no había ninguna vivienda en esa dirección.

Cuando Juan regresó, informó que en los Aromos 314 había una funeraria, y que el señor Henríquez había vivido en el segundo piso de la propiedad, pero que se había mudado.

Diego demoró más que los otros muchachos. Al igual que Juan, averiguó que el señor Henríquez se había mudado, pero además consiguió la nueva dirección fue allí. El hombre no recordaba haber encargado un destornillador , mas cuando Diego le describió las exclusivas características de la herramienta y le dijo el precio, el señor Henríquez lo compró y lo pagó en el acto.

¿Cuál de estos jóvenes obtuvo el puesto? Diego, por supuesto. Le habían encargado una tarea y la llevó a cabo. Un líder no permite que ningún obstáculo le impida alcanzar las metas. La persistencia y la paciencia producen beneficios.

Reflexión de un Adolescente


padre-e-hijo-manosPapá, ya crecí, y a veces noto como que eres un poco distraído, eso me hace enojar porque si no te digo las cosas no te das por enterado. Pero ya me percaté de que los hombres en su mayoría, mis tíos, mis abuelos entre ellos, actúan de la misma manera.

Papá, pienso que es por tu lado izquierdo del cerebro. Y ahora que me pongo a pensar… aparte de eso tú tienes tantas otras cosas tan maravillosas que no tiene mi mamá. Por ejemplo, tú siempre lo sabes todo, lo que yo te pregunte tú me lo respondes, a veces las mamás nunca saben nada y dicen: “pregúntale a tu papá”.

!Gracias pá, eres un sabio! Lee el resto de esta entrada

Yo soy Padre


Mientras contemplaba a su joven hijo dormir tranquilamente, Tom meditó: Realmente soy un padre.

Hasta que su hijo estuvo a punto de cumplir los nueve años, la idea de serlo no era algo nuevo. Lo novedoso fue su comprensión de la envergadura que representa el ser padre. La revelación afloró con lentitud, pero una vez consciente de ello, Tom no podía apartarlo de su mente. Y meditando en la definición de padre, le fue imposible no remontarse a su infancia.

Recordó a su padre recostado sobre la vieja camioneta Chevy de 1957, trabajando hasta altas horas de la noche para reparar el motor. Ya él había vencido una completa faena de trabajo, pero el motor de la camioneta necesitaba ser restablecido y nadie más podía hacerlo.

Una segunda escena desfiló por la mente de Tom. Vio a su padre sentado a la mesa, comiendo en soledad una cena tardía. Eran cerca de las diez de la noche y finalmente él había llegado a casa, luego de su jornada de catorce horas de labor. Le vino a la memoria su padre, en una iglesia podando la hierba, recortando la cerca de setos y limpiando el lugar de las flores.

Por encima de todo, en su padre se resumía el adjetivo responsable, y para Tom, saber que él era el ejemplo de su hijo, justamente como su padre lo fue para él, le hacía reflexionar en gran medida.

Mientras Tom cerraba suavemente la puerta de la habitación, vinieron a su mente las palabras de Tomás More: El primer gran regalo que podemos obsequiar a otros, es un buen ejemplo. Como Tom y su padre, podemos ofrecer este presente a nuestros hijos cada día hasta el fin.

Vía Renuevo de Plenitud

El conejo del sombrero


Steve Martin sabía que quería ser animador. Trabajó mucho como mago y comenzó a atraer a la audiencia. Sin embargo, algunos de los trucos no funcionaron. Martin podría haberse descorazonado, pero escuchó y observó a su audiencia con cuidado. Notó que la multitud estallaba en risas cuando el truco fallaba.

En respuesta a la audiencia, Martin dijo:

-Revisé en mi actuación y comencé a sacar todas las cosas que habían funcionado bien.

Martin, en otras palabras, realizó su mejor truco de magia. Convirtió su acto ilusionista en una rutina de comedia y se convirtió en el presentador cómico número uno del país. Y continuó hasta ser un actor cómico famoso, luego director y escritor.

A menudo estamos tan concentrados en cumplir una serie de tareas que no nos tomamos el tiempo necesario como sopesar la efectividad – o necesidad – de lo que estamos haciendo. Si algo nos sale mal tomamos eso como una señal de que tenemos que abandonar todo por completo.

¿Qué quieren sus clientes y compañeros de trabajo en realidad?

¿Está luchando para darles lo que quieren, o está tratando tan solo de sacar un conejo inexistente del sombrero?

La experiencia no es lo que le sucede a una persona sino lo que una persona hace con ella.

Vía Renuevo de Plenitud

Por qué?


Muchas veces me he preguntado por qué. Han pasado más de 20 años, y aun te recuerdo como si fuera ayer.

Te fuiste de mi vida sin darme una explicación, sin decirme el por qué. No me distes la oportunidad de enmendar mis errores (los cuales no me señalaste), ni de terminar de bajarte las estrellas.

En todos estos años, mi primer recuerdo al levantarme has sido tu, y el último al acostarme. ¿Por qué? En todos estos años, siempre me acuerdo de tu cumpleaños, y siempre te felicito en mi alma y en mi corazón, esperando que algún día pueda entregarte todas las felicitaciones acumuladas a lo largo de los años.

Al tiempo de haberte marchado de mi lado, te vi al lado de alguien que sabía que no te iba a amar como te amaba yo, y me preguntaba si yo podría amar de nuevo como te amé a ti.

De hecho, nunca se me olvida lo que me dijo tu mamá: “mi hija cambió un Mercedes Benz por un Volkswagen”…

Pues hoy puedo decir que sólo he amado una sola vez. Te amé a ti. Te abrí mi corazón sólo a ti. Nadie más lo ha podido abrir. Y de verdad que he tratado de abrirlo. Pero no han conseguido la llave. Te la llevaste y no me dejaste duplicado.

Puedo decir hoy que el amor existe. Pues lo viví a tu lado. Todo eso que escriben los poetas y los autores yo lo viví. Mariposas en el estómago al despedirme, corazón saliendo de mi pecho al encontrarme contigo, dedicando cada minuto de mi alma y de mi pensamiento a ti, disfrutando de cada minuto que pasaba a tu lado.

Hoy me llamaste, en tu cumpleaños, para que te felicitara.  Sabías todo de mi, y sin embargo yo no se nada de ti. Me moviste el piso nuevamente, como sólo tu lo sabes hacer.

Después de tantos años, y después de tantas ilusiones y desilusiones, pues te digo que aún te llevo en mi corazón, igual que desde el primer día. Desde aquel 19 de marzo. Por qué?

Feliz cumpleaños mi preciosísima querida. A estas alturas de la vida te digo, si tu eres feliz, pues yo también seré feliz. Lo lamento que no pudimos ser felices juntos.  Tu felicidad será mi felicidad.

Siempre te quise dedicar esta canción de Ricardo Montaner:

Pocho

Como mantenerse joven


1. Elimine los números que no son esenciales. Esto incluye la edad, el peso y la altura. Deje que os médicos se preocupen de eso.

2. Conserve sólo los amigos divertidos. Los depresivos tiran para abajo. (Recuerde esto si es uno de estos depresivos!)

3. Aprenda siempre: Aprenda más sobre computadoras, artes, jardinería, o lo que sea. No deje que su cerebro se vuelva perezoso. ‘Una mente perezosa es la oficina del Alemán.’ Y el nombre del Alemán es Alzheimer!

4. Aprecie más las pequeñas cosas

5. Ría muchas veces, durante mucho tiempo y muy alto. Ría hasta que le falte el aire. Y si tiene un amigo que lo hace reír, pase mucho y mucho tiempo con él / ella!

6. Cuando las lágrimas aparecieran: Aguante, sufra y supérelo. La única persona que se queda con nosotros toda la vida somos nosotros mismos. VIVA mientras esté vivo.

7. Rodéese de las cosas que ama: La familia, animales, plantas, hobbies, o lo que sea. Su hogar es su refugio.

8. Cuide su salud: Si es buena, manténgala. Si es inestable, mejórela. Si no consigue mejorarla , busque ayuda.

9. No haga viajes de culpa. Viaje al centro comercial,  a un país diferente, NO  donde  haya culpa

10. Dígale a las personas que ama que las ama en cada oportunidad.

No me acuerdo


Una vez un ministro muy querido llevó un secreto, enterrado por mucho tiempo en lo profundo de su corazón, el peso de un pecado.
Él había cometido es pecado hacía muchos años durante su entrenamiento en el Seminario. Nadie sabía lo que había hecho, pero él sabía que estaba arrepentido. Aun así, había sufrido remordimientos por años, sin idea del perdón de Dios.

Una mujer en su iglesia amaba al Señor profundamente y afirmaba que tenía visiones en las que Jesús le hablaba. El ministro, escéptico de sus afirmaciones, le pidió: “La próxima vez que hable con el Señor, podría preguntarle cuál fue el pecado que su ministró cometió mientras estaba en el Seminario”. La mujer asintió.

Cuándo volvió a la iglesia unos días después el ministro le preguntó: “¿Le visitó?” Ella contestó: “Sí”.

– “¿Y le preguntó qué pecado cometí en el Seminario?”

– “Sí”, respondió.

– “Bien, ¿qué le dijo?”

– Dijo, “no me acuerdo”.

Toda persona debe tener un lote especial en el cementerio donde enterrar las faltas de los amigos y familiares.

Vía Renuevo de Plenitud

Dar sin esperar


Este norteamericano recibió un título de medicina del Colegio de Medicina de la Universidad de Nueva York. Recibió una asignación para el Laboratorio de Investigación de Virus, en la Universidad de Pittsburgh. Le fue indicado por parte del ejército desarrollar una vacuna contra la influenza y entre los muchos honores que recibió se encuentra la Medalla Presidencial de la Libertad.

Sin embargo, Jonas Salk no es conocido por lo que recibió, sino por lo que ofreció. Él y su grupo de investigadores dieron su esfuerzo para preparar un virus que inactiva la polio y que puede servir como un agente inmunizador contra ella. Para 1952, ellos habían creado una vacuna y en 1955, fue difundida para ser usada en los Estados Unidos, prácticamente así terminando con las consecuencias catastróficas de la polio.

Recibirás muchas oportunidades en tu vida, y lo más probable, un número de certificados, diplomas, y premios. Pero lo que al final contará es lo que haces con el entrenamiento que has recibido y las habilidades y características que has desarrollado.

Encuentra la forma de dar, crear o generar algo hoy que pueda ser de beneficio a otros. En tus acciones no solo habrá un potencial para la fama y la recompensa, sino también una gran satisfacción personal, la recompensa de los más altos valores.

Vía Renuevo de Plenitud

Adolescentes eternos


viviendo con los padres

A veces cuesta reconocerlos porque dan la impresión de ser personas maduras, independientes, que se valen por sí mismas. Son los adolescentes eternos: mujeres y hombres que siguen viviendo en la casa de sus padres, a pesar de que los años de escolaridad hayan quedado atrás (en muchos casos, muy atrás).

No me refiero a quienes viven en la casa familiar porque deben cuidar a alguno de los integrantes, sino a aquellos que incluso pasados los 30 años no se mudan solos o con su pareja, ni tienen planes para hacerlo. Este fenómeno es moneda corriente en prácticamente toda América Latina. No llama la atención si una mujer (o un hombre) de más de 30 años aún duerme en la misma habitación que tenía cuando iba a la escuela. De hecho, es incluso habitual que su pareja se quede a dormir con él o ella en el cuarto. Estoy de acuerdo con el hecho de que no hay mejor lugar para un niño o un joven que el hogar familiar, pero llega un punto en el que precisamos tomar las riendas de nuestra propia vida e independizarnos.

Creo que atribuir esta actitud a la crisis económica es demasiado simplista. Hace algunos meses e incluso años, la economía florecía y muchísimas personas adultas permanecían acobijadas en el hogar en el que nacieron. Hay quienes generan ingresos considerables pero prefieren continuar de este modo.

Personalmente, considero que la comodidad y el no asumir la edad que tienen (con las responsabilidades que esto implica) son un factor determinante. ¿Para qué pagar impuestos o servicios, lidiar con un refrigerador semi vacío, ocuparse de la ropa sucia, o incluso preparar el desayuno? A mamá y papá les gusta estar a cargo de eso…

También hay padres que no permiten que sus hijos o hijas se vayan hasta que no se casen, o que alientan a sus “pequeños” a permanecer viviendo con ellos (tampoco asumen que han crecido, y tal vez intentan seguir generando una alta dependencia, como cuando eran niños).

¿Qué crees que lleva a los adolescentes eternos a no querer irse del hogar familiar?

Merlina Meiler

Corazón de niño


ninos

¿Qué son los niños? Son paquetes de energía que solo dejan de correr y hacer preguntas cuando están completamente exhaustos o caen rendidos de sueño. Suben los árboles, escarban en medio de un riachuelo, y generalmente con solo mirarlos, los adultos se rinden de cansancio. Algunos son más tranquilos que otros, pero todos hacen preguntas.

Lee el resto de esta entrada

¡Estoy aburrid@!


aburrido

¿Quién no pronuncia estas palabras, con mayor o menos frecuencia? El estar aburridos no es algo propio de los adolescentes solamente. Los adultos muchas veces no sabemos bien qué hacer con nuestro tiempo. Pienso que, en muchos casos, esto está relacionado con la gran cantidad de tareas que debemos hacer (trabajar, encargarnos de distintas tareas domésticas, familia, hijos, pareja, amigos, etc.) y cuando no hay una ocupación definida o alguien con quien estar, nos sentimos perdidos…

Sentirse de esta manera puede sacarnos las ganas de hacer cosas, hacernos pensar en asuntos sin sentido… ¡es mejor dejarlo atrás! Te propongo que, la próxima vez que te sientas aburrido (o aburrida), lo conviertas en algo bien productivo. Acá hay algunas ideas:

Tal vez, en el momento del aburrimiento, no se te ocurre exactamente algo para hacer. Si tienes algo pendiente y es urgente, ¡es el momento preciso para sacártelo de encima! Además, en cualquier momento del día, cuando precises algo, anótalo en una lista de “pendientes”, así en el momento que la precises, estará allí y podrás elegir qué hacer.

Si estás en un lugar cerrado, buscas bajar de peso o te gustaría estar más saludable en general, cada vez que sientas aburrimiento, sal a dar una o dos vueltas a la manzana, a caminar por un parque o a ver tiendas.

Buscar a otra persona para interactuar (en persona, teléfono, chat) también suele dar muy buen resultado.

Hay actividades que dejamos de hacer o posponemos cuando estamos muy ocupados. La próxima vez que no sepas en qué ocupar tu tiempo, dedica un rato a estas actividades. Puede ser que precises ordenar tus cajones, separar ropa que ya no usas para regalar, ocuparte del jardín o de las plantas de tu balcón, ir a comprar eso que precisas hace un tiempo, cocinar algo que te gusta o probar una receta nueva, si eres mujer, probar una nueva forma de maquillarte, o de combinar prendas de otra manera para tener nuevos equipos de ropa…

Hay otras actividades que precisan de varios pasos para dar el resultado que buscamos. Lo importante es que te pongas en movimiento y pases a la primera etapa. Por ejemplo, si precisas cambiar una bombita de luz, ve a comprarla. Si quieres cambiar algo en tu cuarto o en tu casa, toma medidas, sal a buscar opciones o navega por Internet, buscando ideas.

¿Sueles aburrirte? ¿Qué es bueno hacer en esos momentos?

Merlina Meiler

No podía hacerse


EdgarAlbertGuest

Alguien dijo que no podía hacerse,
Pero él con una sonrisa respondió
Que quizá no se podía, pero que él
No sería el que lo diría hasta que probara.
Así que lo trató de hacer.
Con el esbozo de una sonrisa en su rostro.
Si estaba preocupado, lo ocultó.
Comenzó a cantar mientras enfrentaba la cosa
Que no podía hacerse y que él hizo.

Alguien se burló: Ah, nunca lo harás;
Al menos nadie lo ha hecho jamás;
Pero él se quitó el saco y se quitó el sombrero,
Y lo único que sabía era que comenzó.
Con el mentón levantado y una ligera sonrisa,
Sin duda ni equivocación,
Comenzó a cantar mientras enfrentaba la cosa
Que no podía hacerse y qué el hizo.

Hay miles que te dicen que no lo puedes hacer,
Hay miles que profetizan el fracaso,
Hay miles que te señalarán, uno por uno.
Los peligros que te esperan al acecho,
Pero solo enfréntalos con una ligera sonrisa,
Quítate el saco y comienza,
Solo comienza a cantar mientras enfrentas la cosa
Que no se puede hacer y que tú harás.

Edgar Guest

Vía Renuevo de Plenitud

A %d blogueros les gusta esto: