Archivos Mensuales: agosto 2009

Toda mujer debe saber…


woman-silhouette

-Cómo enamorarse sin dejar de ser ella misma.

-Lo que quiere con respecto a tener hijos

-Cómo: renunciar a un trabajo, terminar con un novio y confrontar a un amigo sin arruinar una amistad.

-Cuándo intentarlo todo… y cuándo alejarse.

-Cómo pasarla de maravilla en una fiesta a la que no deseaba asistir.

-Cómo pedir algo que realmente desee de manera que casi seguramente lo consiga.

-Tiene que entender que no puede modificar el ancho de sus muslos ó sus caderas, ó la forma de ser de sus padres.

-Que su niñez pudo no ser perfecta… pero ya terminó.

-Lo que podría o no podría hacer por amor… ó debería o no.

-Como vivir sola… aun si le desagrada.

-Debe saber en quién confiar y en quién no.

-A dónde ir: a sentarse con su mejor amiga o a una agradable cabaña en la playa, cuando su alma necesita alimentarse y tranquilizarse.

Anuncios

El joven y el paracaídas


paracaidas

Un joven turista se encontraba en las playas de Cancún y era la primera vez que subiría en un paracaídas jalado por una lancha. Si conoces la playa, sabes que los lancheros prestan ese servicio, que consiste en que un paracaídas es amarrado por una cuerda a una lancha.

Entonces, la lancha inicia su recorrido mar adentro, con el turista sujeto al paracaídas con un arnés. Este corre con el paracaídas en la playa por unos instantes, hasta el momento en que el turista despega los pies del suelo, el paracaídas se eleva hasta el cielo y la persona junto con él.

Imagínate, el joven no sabía nadar y tenía las siguientes preguntas en su cabeza: “¿Qué pasará si la lancha me arrastra mar adentro, antes de que me eleve el paracaídas? ¿Qué tal si una vez en el cielo, me caigo de semejante altura?”

A pesar del miedo, decidió actuar y confiar en la incertidumbre. Sabía que era una experiencia nueva y era natural tener miedo. Pero también sabía que la vida es eso, experiencias nuevas y que tenía que estar abierto ante la vida. Se puso el arnés. Escuchó con nerviosismo las últimas indicaciones del instructor. “Ruuuum” se escuchó el sonido del motor de la lancha que iniciaba su recorrido al mar.

El joven comenzó a caminar al principio y después a correr a medida que la velocidad aumentaba. Y llegó el momento en que tuvo que pegar un salto para evitar caer al mar “¡Guuaaauuu!” no lo podía creer, el paracaídas se elevó y en cuestión de segundos, estaba a muchos metros encima, viendo el mar y los hoteles de la ciudad, como si fueran casas de juguete. Y sintió paz. “Qué emocionante, nunca me hubiera imaginado que sería tan fácil y divertido” y disfrutó de la hermosa vista desde el cielo.

¿Qué podemos aprender de este joven? Es natural tener miedo ante lo desconocido. La imaginación crea mil y un fantasmas pero, son sólo eso… ¡fantasmas! No existen en realidad y son auto-creados.

¿Cuántos de nosotros evitamos tener experiencias nuevas por temor a lo desconocido? Aún más fuerte, ¿cuántos miedos imaginarios has acumulado durante tu vida, que te han evitado experimentar cosas nuevas y ser feliz?

“Muchos sinsabores he tenido en la vida, la mayoría de los cuales nunca me han ocurrido”.

Exacto. Si analizas tu vida a la luz del pasado, descubrirás que lo que más temes nunca pasó y cuando sucedió, resultó ser una experiencia única y placentera. Te invito a que busques dentro de ti, aquello que has evitado hacer por mucho tiempo, por culpa de esos fantasmas imaginarios y lo hagas. ¿Y quién sabe? Quizás disfrutes de una hermosa vista del cielo, como el joven de la playa.

Edgar Martínez

Vía Renuevo de Plenitud

Una mujer debe tener


woman-silhouette-3

El valor necesario para alejarse cuando no la aman.

Libertad económica suficiente para irse y rentar un lugar propio, incluso si nunca lo desea o lo necesita.

Una etapa de juventud que dejar atrás con gusto.

Un pasado suficientemente rico en experiencias, como para ser contado al llegar a una edad avanzada.

La certeza de que seguramente llegará a una edad avanzada y tener dinero guardado en el banco, suficiente para no depender de nadie.

Un equipo completo de destornilladores, taladro…. y al menos un brassier negro de encaje.

Un hermoso mueble en casa, que no perteneció a nadie en la familia.

Un e-mail en donde recibir y enviar frases de aliento.

Un juego de vajilla para ocho personas, copas y la receta para una cena que haga espléndidamente a sus invitados.

Una rutina de cuidado de la piel, un plan de ejercicios y un proyecto para enfrentar aquellas facetas de la vida que no mejoran después de los 30.

Un inicio sólido en una carrera que le encanta.

Una relación satisfactoria…

¿A quién intentas agradar hoy?


Jesus Reina

Foto: Jesús Reina tocando violín

Una vez, un joven estudió violín con un maestro de renombre mundial. Trabajó arduo durante varios años para perfeccionar su talento y al fin llegó el día cuando se le pidió que diera su primer importante recital en público, en la gran ciudad donde vivían ambos, él y su maestro.

Luego de cada selección que él presentaba con gran habilidad y pasión, el violinista parecía receloso ante los grandes aplausos que recibía, aun sabiendo que aquellos en la audiencia eran astutos en la música y no dados a aplaudir presentación alguna que no fuera de calidad superior. El joven actuaba como si no pudiera escuchar el aprecio que era derramado sobre él.

En el cierre del último número, los aplausos fueron estruendosos y se escucharon numerosos Bravos. No obstante, el talentoso joven violinista tenía sus ojos fijos en un solo lugar. Al fin, cuando un anciano en la primera fila del balcón sonrió y asintió con su cabeza en señal de aprobación, el joven se calmó y brilló con alivio y gozo.

¡Su maestro había alabado su trabajo! Los aplausos de miles no significaron nada hasta que él ganó la aprobación del maestro.

¿A quién intentas agradar hoy? Nunca podrás agradar a todos, pero sí a Aquel que es más importante, tu Padre Dios. Mantén tus ojos en él y no fracasarás.

Perdonar quiere decir ceder tu derecho de castigar a otra persona.

Vía Renuevo de Plenitud

Nube gris


nube gris

Cuántas personas hemos conocido que llamamos cariñosa (o despectivamente) “Nube Gris”?

Son personas que, como en el dibujo, llevan consigo su propia nube tormentosa, que sòlo le moja a èl. Son personas que adonde van llevan consigo su tristeza. Llevan consigo su amargura. Llevan consigo su melancolía.

Y así como cargan esas “malas vibras”, quieren repartir esas malas vibras con quienes les rodean.

Y quizás no sea algo “ex profeso“. Quizás sea que es su forma de ser y su modo de vivir. Repartiendo miseria a quienes le rodean.

Y cómo contrarrestamos a esas “malas vibras”? Pues con “buenas vibras”. Ese es el mejor remedio.

En posts anteriores he escrito que no puedes dar lo que no tienes. Cuando te sientas “Nube Gris”, busca dentro de ti las cosas buenas que has hecho, las cosas buenas que te han pasado, y piensa en las cosas buenas que te faltan por hacer…  Poco a poco, se irán disipando esas nubes grises que empiezan a rondar encima de tu cabeza…

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

Las mujeres inteligentes


woman-silhouette-4

Las mujeres inteligentes saben que…. Dios creó las citas para que las mujeres puedan descubrir las características negativas de un hombre antes de involucrarse con él, NO DESPUES.

Las mujeres inteligentes saben que …Si siempre vuelves con el hombre equivocado, tal vez no tengas la oportunidad de conocer al hombre correcto.

Las mujeres inteligentes saben que … Las palabras ‘Te quiero’ no salen con facilidad ó rapidez de la boca de un hombre sincero.

Las mujeres inteligentes saben que … Aunque ella sea la mujer adecuada, el hombre equivocado siempre será el hombre equivocado.

Las mujeres inteligentes saben que … Todo hombre que no sabe ‘lo que quiere’ no merece lo que tiene.

Las mujeres inteligentes saben que …. Si los hombres equivocados siempre te encuentran, es porque das las señales equivocadas.

Las mujeres inteligentes saben que … A menos que tengas conexiones con la Interpol, debes pensarlo dos veces antes de salir con un hombre mujeriego.

Las mujeres inteligentes saben que …. Esperar que un hombre cambie es como esperar que uno gane la lotería.

Las mujeres inteligentes saben que … Algunos hombres cambian, pero cuando lo hacen también cambian de mujer.

Las mujeres inteligentes saben que … No es inteligente aferrarse al dolor.

Cuando pensaste que yo no estaba mirando


madre e hijaCuando pensaste que yo no estaba mirando, colgaste mi primer dibujo en el refrigerador, y deseé pintar otro. Lee el resto de esta entrada

Las imperfecciones


La verdad es un lazo


carniceria

Preparando una cena especial, una mujer se detuvo en una pequeña carnicería para comprar carne. Había decidido rellenar un pollo y asarlo, como plato principal. Cuando le pidió al hombre de la carnicería que le diese el pollo más grande que tuviese, este sacó del compartimiento refrigerado el último pollo que tenía y lo colocó sobre la balanza.

-Este pesa un kilo ochocientos, señora -le dijo.

La mujer pensó unos momentos y luego dijo:

-No estoy segura que alcance. ¿No tiene uno más grande?

El dependiente devolvió el pollo al compartimiento, simuló que buscaba entre el hielo que se derretía y sacó el mismo pollo. Esta vez, mientras lo pesaba en la balanza, aplicó disimuladamente un poco de presión con sus dedos.

-Ah, -dijo, con una sonrisa-, este pesa dos kilos setecientos.

La mujer frunció el ceño, y haciendo algunos cálculos mentales, dijo sonriente:

– No estoy muy segura. Mejor, ¡envuélvame los dos!

La verdad es un lazo, no una cinta elástica.

Vía Renuevo de Plenitud

Claridad hacia afuera, oscuridad hacia adentro


ClaridadEn días pasado hablaba con una muy querida amiga, y le hablaba acerca de mis planes a corto plazo.  Y ella me hizo la observación, que no me sentía muy entusiasmado por lo que le estaba contando.

Le dije que en esos momentos, no me sentía muy alegre que se dijera.

A lo que me respondió diciendo que cómo era posible que yo, que siempre buscaba la alegria de las demás personas, y que siempre me encontraba contagiando felicidad a los que me rodean, no estuviese alegre.

Lo primero que pensé fue “Claridad hacia afuera, oscuridad hacia adentro”. Pero después recordé muchas de las cosas que he publicado en este blog. No siempre podemos estar felices. Claro, de nosotros depende el vivir momentos felices la mayor cantidad de tiempo posible, pero no siempre se puede.

Y muchas veces, uno puede actuar como agente catalizador. Así no estemos felices, tengamos siempre una sonrisa en la cara, e irradiemos felicidad.

Seguramente, algo de esa alegría y felicidad que estamos compartiendo, nos llegará de vuelta.

Lo segundo que pensé fue en lo contrario. En las personas que llamamos “Nubes Grises”.  Pero eso lo dejo para la próxima semana…

Sonriamos. Seamos felices. Repartan “buena vibra”. Haran del mundo un lugar mejor para vivir…

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

No te detengas


No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es, casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.

Walt Whitman

Léeme abuelito, léeme


De padres para hijos 7

Sus ojos se humedecieron con lágrimas espontáneas mientras Nicole ascendía a su regazo y se acomodaba contra su pecho. Su pelo acabado de lavar y secar, olía a limón. Palpó su mejilla suavemente, mientras ella descendía. Con ojos claros de color azul-verdoso, ella contempló su rostro con expectación, le acercó el raído y familiar libro de cuentos y dijo: “¡Léeme abuelito, léeme!”

“Abuelito” James ajustó cuidadosamente sus anteojos, aclaró su garganta y comenzó a leer la acostumbrada historia. Nicole sabía las palabras de memoria y con emoción “leía” al unísono. A cada rato él omitía una palabra: ella delicadamente le rectificaba. “No, abuelito, no es eso lo que dice. intentemos de nuevo para que lo hagamos bien”.

Ella no tenía idea de cómo su pureza de corazón enternecía su alma o cómo su simple confianza en él, lo conmovía.

La infancia de James había sido diferente, caracterizada por una violencia existencia, recrudecida por un padre distante y exigente. Desde sus cinco años, su padre le hacía trabajar los campos de sol a sol. Los recuerdos de su niñez, a veces se prolongan para acarrear ira y dolor.

Esta primera nieta, sin embargo, trajo gozo y luz a su vida en tal magnitud que desplazó su propia infancia. Él retribuyó su amor y fe con gentileza y dedicación, proporcionando a su mundo seguridad y protección sin medida. La relación entre ambos se conservó siempre. Para Nicole, la misma le proveyó un cimiento para la vida. Para James, sanó un pasado de dolor.

“¡Léeme abuelito, léeme!”

Vía Renuevo de Plenitud

Eres uno de Nosotros


esquizofrenia

Esta bien, a veces tampoco sé por qué actúo así. Eres parte de nuestro grupo, y te apoyamos.

Con sólo esta declaración, la tensión se esfumó de la habitación, y otros adolescentes expresaron su respaldo a Sara.

El escenario era una reunión comunitaria de adolescentes en una instalación de tratamiento de salud mental. Sara sufría de esquizofrenia crónica y a menudo no comprendía sus acciones ni tenía control sobre ellas. La tarde anterior, luego de regresar de una visita a su casa, encendió un pequeño fuego en su baño y causó problemas mayores en la unidad, incluyendo la evacuación y cancelación de las actividades programadas.

A la mañana siguiente, el personal y los pacientes se reunieron para lidiar con los inconvenientes causados por las acciones de Sara y el disgusto que estas provocaron entre el resto de los adolescentes. Casi por una hora, ella permaneció callada, mientras todos intentaban que diera una explicación. Sara evadía las miradas de todos.

Sin embargo, cuando Sam, otro paciente, vino a la habitación, se arrodilló ante ella, miró su rostro y le expresó su respaldo, ella reaccionó. Explicó cómo su madre se había transformado en iracunda para con ella y le gritaba: “¿Por qué no dejas de ser esquizofrénica?”

-Yo quería morir, por eso inicié el fuego -dijo Sara con voz apenas audible.

Ella no pensó en el peligro. La disposición de Sam a perdonarla a pesar de su error en pleno juicio, ofreció protección a Sara para derramar su corazón ante el grupo.

Son los “Sams” de este mundo, quienes nos hacen una comunidad por causa del perdón y la compasión que proyectan.

Vía Renuevo de Plenitud

Amor a juro


corazon encadenado

Muchas de las personas que me escriben o dejan sus comentarios en el Blog dejan ver su deseo de que su ex-pareja los ame y que no se vaya de su lado. Ellas aman a su ex-pareja, y no les importa que su ex-pareja no les ame. Y podrían vivir así el resto de sus días.

Pero entonces, no aman de verdad a su ex-pareja. Porque si amaran de verdad, quisieran que su ex-pareja viva feliz.

Si obligamos a alguien para que esté a nuestro lado, si lo chantajeamos emocionalmente  para que no nos abandone, entonces no lo amamos.

Siempre les recuerdo a esas personas el viejo adagio:

“Si amas a alguien, déjalo ir. Si regresa a ti, es tuyo. Si no regresa, es que nunca lo fue.”

Hay que tener dignidad, y no hay que mendigar amor ni cariño. Si no nos aman, pues debemos pasar la página y buscar a alguien que si nos ame. Si amamos voluntariamente, debemos esperar que nos amen voluntariamente.

No obligues a alguien que “amas”, a hacer algo que no quiere hacer…  Al final vas a vivir una situación que no es real ni sincera.

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

La vejez asegurada


cruceros_caribe

Un matrimonio de viaje en un crucero por el Mediterraneo a bordo de un trasatlántico de la Empresa Princess, durante el almuerzo vieron una señora viejita sentada cerca de la barra del restaurante principal…

Notaron que todo el personal, la tripulación del barco, mozos, ayudantes de mozos, etc. estaban muy familiarizados con ella.

Preguntaron al mozo que los atendía, quien era esa dama, esperando que les respondiera que ella era la dueña de la compañía de cruceros, pero el mozo respondió que no, que ella venía viajando de ida y vuelta en los últimos seis viajes.

Una tarde, cuando estaban saliendo del restaurante se cruzaron con ella y aprovecharon para saludarla.

Conversaron un poco y pasado un rato le dijeron:
-‘Por lo que sabemos Ud. ha estado en este barco en los últimos seis viajes’ Ella respondió:
– ‘ Si, es verdad’.
Le dijeron que no entendían la razón por lo que lo hacía y ella respondió en el acto:
– Es que es mas barato que un asilo para ancianos en Estados Unidos. No me quedaré nunca en un asilo, y de ahora en adelante, estoy viajando en este crucero hasta mi muerte.
– El costo medio para cuidar ancianos en estos asilos en EE.UU. es de 200 dólares por día. Verifiqué en el Dpto. reservas de la compañía Princess que puedo obtener un importante descuento cuando compro los viajes con bastante anticipación, además el descuento para jubilados llega hasta 135 dólares por día.
El viaje me sale 65 dólares diarios y además:
1) Pago 10 dólares diarios de propinas.
2) Tengo mas de diez comidas diarias, si quiero puedo ir a los restaurantes, o puedo tener el servicio en mi camarote, lo que significa que puedo tener el desayuno en la cama, todos los días de la semana.
¿Algo más?
3) El barco tiene tres piscinas, un gimnasio, lavadora y secadora de ropa gratis, biblioteca, bar, internet, cafés, cine, show todas las noches y un paisaje diferente cada día.
4) Pasta dentífrica, secador de pelo, jabón y shampoo gratis.
5) Te tratan como cliente y no como paciente. Con una propina extra de cinco dólares tengo todo el personal de servicio para que me ayude.
6) Conozco nuevas personas cada siete o catorce días.
7) Se rompió el TV? necesito cambiar una lamparita? quiero que me cambien el colchón? No tengo problemas, ellos arreglan todo y me piden disculpas por los inconvenientes.
8) Lavan la ropa de cama y las toallas todos los días, y no tengo que pedir que lo hagan.
9) Si Ud. va a parar a un asilo de ancianos y se quiebra la cadera, la única salida es la Obra Social.
Si se cae y fractura en algún barco de la empresa Princess, lo van a acomodar en una suite de lujo el resto de su vida.
Ahora les voy a contar lo mejor que tienen las empresas Princess.
Quieren viajar por Sudamérica, Canal de Panamá, Tahiti, Caribe, Australia, Mediterraneo, Nueva Zelandia, por los fiordos, por el Nilo, Rio de Janeiro, Asia? o donde se les ocurra ir…. La compañía Princess está lista para llevarlos.
Por eso mis queridos, no me busquen nunca en un asilo de ancianos. Vivir entre cuatro paredes y un jardín como paciente de hospital…??? No gracias!!!
Ahhh… me estaba olvidando, si uno muere en un crucero, te tiran al mar sin ningún costo adicional…!!!!!!

Recorre el Camino


churchill

El señor Winston Churchill, líder irascible de Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, es uno de los más nombrados de los tiempos modernos. Lo que muchas personas olvidan es que también está vinculado con una de las derrotas más viles de la historia de Inglaterra contemporánea, la campaña Galípoli, de la Primera Guerra Mundial, que le obligó a presentar su dimisión del Almirantazgo en 1915 y casi destruyó su carrera.

¿Claudicar? ¡No Winston Churchill! De hecho, veinticinco años después, el 10 de mayo de 1940, sucedió a Chamberlain como primer ministro. Los días posteriores, sin embargo, fueron considerados los más sombríos de toda la historia inglesa.

La Segunda Guerra Mundial trajo consigo Dunkerque y el desplomo de Francia. Londres fue bombardeado durante toda la noche, por aquel bien conocido ataque relámpago. Era precisamente en esas ocasiones que Churchill urgía a sus compatriotas a conducirse de tal modo que, “si el Imperio Británico y su nación perdurara por miles de años, los hombres pudieran decir: Este fue su mejor momento.”

¿Dudó Churchill alguna vez acerca del desenlace del conflicto mundial que amenazaba con destruir todo lo que él amaba? Sería humano. Independientemente, vivió en carne propia el reto que hiciera a los hombres de su nación. Se condujo a sí mismo, tan efectivamente, que los historiadores consideran que aquel tiempo fue “su mejor hora”. En términos sencillos: “Anduvo el camino y fue eco de sus palabras.”

En ese sentido, Churchill y otros líderes mundiales que admiramos, no difieren tanto de nosotros. También enfrentamos el reto de vivir a diario con integridad y existencia, de modo que sea dicho de nosotros, que cuando enfrentamos desafíos, fue nuestra mejor hora.

Vía Renuevo de Plenitud

Digo no a mi infelicidad


Hoy me sentí triste y quise escribirle a la tristeza. Minutos después, al pensar en qué escribir pensé en que sería bueno no dedicar mi precioso tiempo para escribir acerca de una emoción que no deseo sentir, y dedicar esa energía a escribir acerca de los motivos magníficos que tengo para no estar triste.
Muchas veces he hecho la diferencia entre tristeza y alegría, y entre felicidad e infelicidad. El antónimo de alegría es tristeza, y el de felicidad es infelicidad. Por eso ahora mismo me corrijo y si acepto escribir acerca de la tristeza, porque es una emoción básica normal, a la cual tengo derecho, y también tengo el deber de vivirla cuando la siento, como ahora, sin que deje que se albergue en mí como un estado de ánimo.
Me siento triste porque siento que he perdido algo importante, porque me siento decepcionado de un sistema injusto, porque siento que nos ha ocurrido una desgracia que afecta a varios miembros de mi familia.
Lo bueno de todo esto es que no me siento triste por estar solo, pues tengo a toda mi parentela dispuesta a salir adelante.
Me siento feliz porque me siento lleno de motivos para vivir, y capaz de vivir mis ilusiones actuales y futuras. Me siento feliz por el amor de mis consecuencias, por el fruto de los vientres de quienes se fusionaron conmigo, por el valor que me dan mis discípulos y quienes lo fueron, mis estudiantes y mis colegas, por quienes son mis amigos, por mis leales acompañantes.
Me siento feliz por saber que puedo redimir mis culpas en mi fundamento, porque puedo concentrarme y parir nuevas y útiles ideas. Me hace sentir dichoso y boyante, saber que mis calificaciones a mis conductas, no son puntuaciones a mi ser, y no me irrita la desgracia, pues me sobran las buenas energías y buenas vibras de todos quienes rezan por mí.
Me siento lleno de contento porque me quedan libros mil por leer, canciones que aún no conozco por interpretar, poemas que nadie ha escrito por declamar, bailes que no han sido creados por disfrutar, muchas estrellas en cielos que aún no he visto, y aguas de mar que espumen sobre mi calzado que no he estrenado.
Bienaventurado soy por mi capacidad por deleitarme con las cosas menudas, por verme más delgado y saludable como me siento ahora. Afortunado por el amor de mi amante, y por el sexo que me deleita y me saca resplandeciente.
Pienso en mi felicidad actual y espero la futura para ir al cine que tanto me gusta, y ver esa película que está por estrenarse y seguir como siempre viendo “Ben-Hur”, y sacándole luego de tantos años detalles que no había observado, que se me salgan las lágrimas con cualquier escena medio patética, y que me enjuague el llanto a escondidas para que no se burlen de mi cursilería.
No me siento infeliz, sino triste, y lo acepto y sigo adelante, dispuesto a dar la batalla por mi felicidad. Y soy feliz y me siento satisfecho por la hospitalidad con la cual me reciben en todos lados, porque hoy mismo un “gringo” de esos que mientan repelentes salió del banco para mostrarme el camino para que no me perdiera, y llegara a salvo a mi destino apenas a cuatro puertas de lejanía.
No podrá aflorar mi buen humor habitual porque estoy triste, y porque mi dolor recóndito me hace hipar y deplorar lo que ocurre, y se obscuro el camino por delante, pero presiento que no está lejos el refulgente brillar de la esperanza en mi Dios de siempre, que nunca me abandona, ni a los míos.
Adrián Cottin
Blog de Adrián Cottin

El Arenero


sandbox_lrg

Una vez, cuando tenía cinco años, fui a un parque local con mi mamá. Mientras jugaba en el arenero, vi a un niño de mi edad en silla de ruedas. Me acerqué a él y le pregunté si podía jugar. Ya que tenía sólo cinco años, no entendía por qué el niño no entraba en el arenero y jugaba conmigo. Me tomé mi cubeta, recogí toda la arena que pude y la puse en sus piernas. Después agarré unos juguetes y también los puse en sus piernas.

Mi mamá corrió hacia mí y dijo: “¿Lucas, por qué hiciste eso?”

La miré y le dije: ” Él no podía jugar en el arenero conmigo, así que le traje arena. Ahora podemos jugar juntos en la arena”.

Lucas Parker

Vía Renuevo de Plenitud

No se ama con la cabeza


ser-feliz-es-amar-el-corazon-del-otro

Hay personas que no se dan cuenta que uno se enamora con el corazón, y no con la cabeza.  Y es que cuando estamos enamorados, pero enamorados de verdad, no nos importa más nada.

Lo ilustro con dos vivencias personales.

Me acuerdo que cuando estaba recién graduado, me encontraba (yo soltero)con un compañero de trabajo (él casado), y conocimos a una dama, con quien entablamos conversación.  Pues la dama en cuestión quedò prendada de mi compañero, y se enamoraron y mantuvieron una relación por unos cuantos años.

En días pasados, cenaba con otros compañeros de trabajo, y saliò a relucir el tema de otra compañera de trabajo que, estando casado por varios años y con su mamá enferma que ameritaba sus cuidados diarios, se fue por 2 semanas a una isla del Caribe con su nuevo amor, unos cuantos años más joven que ella.

Y el común denominador es que, como digo en el párrafo inicial, cuando uno se enamora, uno lo hace con el corazón, y no con la cabeza. Y cuando empezamos a racionalizar una relación, es que no estamos enamorados de verdad.

Cuando estamos enamorados no nos importa la edad, ni el estado civil, ni la ubicacìón geográfica, y ahora ni siquiera el sexo.

Dejamos todo botado cuando nos enamoramos. No nos importan las consecuencias de nuestras acciones, siempre y cuando estén signadas por el amor.

¿Eso será bueno? Pienso que como todo, debe haber un balance. Y tu, ¿qué piensas?

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

A %d blogueros les gusta esto: