Archivos Mensuales: enero 2006

Es demasiado tarde


El día se divide en 24 horas. Levantarse “temprano” significa haberlo hecho en las primeras horas de la mañana. De la misma manera que acostarse “tarde” es cuando lo hacemos cerca de la medianoche o entrada la madrugada. Llegar tarde a una reunión o cita es haber acudido al lugar pasados varios minutos de la hora pactada. Ahora bien, al emplear la frase “es demasiado tarde” ya sea “para tener un hijo”, “para empezar a estudiar una carrera”, “para aprender a nadar o cualquier otra actividad “nueva”, “para comenzar una relación”, “para cambiar”, o sea cuestiones que no tengan que ver puntualmente con el movimiento de las agujas del reloj…
¿Sobre qué nos basamos para decir que “es tarde”?

Acaso para empezar a estudiar tenemos que comenzar a una hora determinada?. No, pero si se nos ocurre emprender una carrera pasado los 30 años, parecería que ya se nos vino la noche, “es tarde”. ¿Es tarde para nosotros o es tarde para la gente en general?

Porque la sociedad en este sentido es bastante lapidaria al imponer, o al menos pretender imponer, determinados parámetros sin tener en cuenta los valores del ser humano. Si observamos los requisitos para cubrir un puesto laboral, importa más la edad del postulante que su experiencia. Y se contradicen, porque piden personal “con experiencia” pero no mayor de 22 años. ¿Qué experiencia puede tener alguien que recién comienza a trabajar?

Además lo curioso es que, a pesar de cumplimentar con el requisito: “con experiencia”, no eligen a alguien de más de 40 años, ¿tal vez porque requiere de mayores exigencias, como por ejemplo, un mejor sueldo, acorde con su currículum?

Lamentablemente, en el mundo de hoy prevalecen los valores materiales sobre los espirituales. Los que sobrepasamos esta edad, al menos para esta sociedad, no somos aptos para cubrir puestos laborales, somos “viejos”, se nos hizo “tarde”. Como así también somos víctimas de las críticas al iniciar o realizar actividades que según “estos parámetros” son para gente más joven. Sería bueno estudiar el por qué la sociedad nos sentencia: “a partir de los 40 años de edad está prohibido gozar de la plena libertad del ejercicio de vuestros deseos y derechos”.

Entonces ahí es cuando sentimos que remamos contra la corriente, ya que la mayoría van, cual rebaño, todos para un mismo lado. Y este remar contra la corriente nos cansa, desgasta, deprime y aletarga, haciéndonos sucumbir ante los ojos de una sociedad represora.

Ahora bien, si tuvieras que escoger entre una oveja y un lobo, con cuál te identificas mejor?. Entonces si ya sabes que eres un lobo, porqué acompañas a las ovejas y tomas actitudes de oveja amenazada por la presencia de un lobo? Perdón, tu no eres un lobo?. De qué te asustas? Porque debes hacer lo que los demás hacen? Y los “demás” están seguramente en la misma condición. Les colocan a todos el disfraz de “ovejas” cuando en realidad tal vez sean perros, gatos o también lobos como tú.

El tema pasa por saber quiénes somos en realidad y no ser como quieren los demás. Deberíamos formar parte del rebaño si somos lobos? ¿Por que tienes que dejar que te esquilen la piel cual oveja si en realidad eres un león? Aunque seamos perseverantes, no siempre triunfamos, porque cuando gestionamos un emprendimiento, nos topamos con los condicionamientos que surgen de la sociedad. Y por otro lado está lo concerniente al individuo que, al refugiarse en la frase “es demasiado tarde”, encuentra allí la excusa perfecta para no embarcarse en un proyecto nuevo, evitando de esta manera, correr ciertos riesgos. Con esta actitud, lo único que se logra es postergar los proyectos, y la realización como persona.

Tratar de no dejarse influenciar por las opiniones negativas y opuestas de los demás. Remar contra la corriente no significa ir en contra de la gente, sino querer llegar a nuestro destino final, que no siempre coincide con el lugar escogido por los demás. Cuando veas una pared por delante, puedes escoger entre estos dos caminos:

1) Quedarte estático delante de ella pensando que no puedes saltar semejante pared, y agachar resignado y derrotado la cabeza.
2) Retroceder unos pasos, mirar hacia arriba y ver que no es tan alta, que es una simple medianera que puedes, aunque sea con esfuerzo, saltar…o no. Pero si la saltas tendrás la oportunidad de ver el camino por seguir.

Lo importante es como te ves a tí mismo.

Tal vez


  • Tal vez yo voy a envejecer muy rápido, pero lucharé para que el día haya valido la pena.
  • Tal vez sufra innumerables desilusiones en el transcurso de mi vida, pero haré que ellas pierdan la importancia delante de los gestos de amor que encuentre.
  • Tal vez yo no tenga la fuerza para realizar todas mis ideas, pero jamás me consideraré un derrotado.
  • Tal vez en algún instante yo sufra una terrible caida, pero no me quedaré mucho tiempo mirando para el suelo.
  • Tal vez un día el sol deje de brillar, pero entonces ire a bañarme en la lluvia.
  • Tal vez un día yo sufra alguna injusticia, pero jamás iré a asumir el papel de víctima.
  • Tal vez yo tenga que enfrentarme con algunos enemigos, pero tendré la humildad para aceptar las manos que se extendierón hacia mi.
  • Tal vez en una de esa noches frias yo derrame muchas lágrimas, pero jamás tendré verguenza por ese gesto.
  • Tal vez yo sea engañado muchas veces, pero no dejaré de creer que en algún lugar alguien merece mi confianza.
  • Tal vez con el tiempo yo reconozca que cometi muchos errores, pero no desistiré de seguir recorriendo mi camino.
  • Tal vez con el transcurrir de los años yo pierda grandes amigos, pero aprenderé que aquellos que son mis verdaderos amigos jamás estarán perdidos.
  • Tal vez algunas personas quieran mi mal, pero yo continuaré plantando las semillas de fraternidad por donde yo pase.
  • Tal vez yo me quede triste al percibir que no consigo seguir el ritmo de la música, pero entonces haré que la música siga el compás de mis pasos.
  • Tal vez yo nunca consiga ver un arco iris, pero aprenderé a diseñar uno aunque sea dentro de mi corazón.
  • Tal vez hoy me sienta débil, pero mañana recomenzaré, aunque sea de manera diferente.
  • Tal vez yo nunca aprenda todas las lecciones necesarias, pero tendré en la conciencia que las verdaderas enseñanzas ya estan grabadas en mi interior.
  • Tal vez yo me deprima por no saber la letra de aquella canción, pero estaré feliz con las otras capacidades que si poseo.
  • Tal vez no tenga motivos para grandes conmemoraciones, pero no dejaré de alegrarme con las grandes conquistas.
  • Tal vez la voluntad de abandonar todo se torne mi compañera, pero en vez de huir, correré detrás de lo que deseo.
  • Tal vez yo no sea exactamente quien me gustaria ser, pero pasaré a admirar a quien soy.

Porque al final sabré que asi mismo con incontables dudas, soy capaz de construir una vida mejor. Y si todavía no me convenci de esto, es por que creo en el dicho “todavía no llegó el fin”.

Porque al final no habrá ningún “tal vez” y sí la certeza de que mi vida valió la pena y yo hice lo mejor que podía.

Aristóteles Onassis

Pedazos de Amistad


Yo pienso que el tiempo que pasamos con cada amigo es lo que hace a cada amigo tan importante. Las amistades se construyen de a pedacitos. Pedacitos de tiempo que vivimos con cada persona.No importa la cantidad de tiempo que pasamos con cada amigo, sino la calidad del tiempo que vivimos con cada persona. Cinco minutos pueden ser más importante que un día entero.

Así, hay amistades hechas de risas y dolores compartidos; otras de la escuela, otras de salidas, cine y diversión; también están aquéllas que nacen y no sabemos de qué o por qué, pero sabemos que están presentes.

Tal vez éstas estén hechas de silencios compartidos, o de mutua simpatía que no tiene explicación. Hoy también hay muchas amistades hechas sólo de e-mails, nuestras “amistades virtuales” nos hacen reir, pensar, reflexionar…

Aprendemos a amar a las personas sin juzgarlas por su apariencia o modo de ser, sin poder etiquetarlas (como a veces hacemos inconcientemente).Hay amistades profundas que nacen así.

Saint-Exupéry dijo: “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”. Pienso que el tiempo que pasamos con cada amigo es lo que lo hace tan importante.

Porque el tiempo “perdido” con amigos no existe es tiempo ganado, aprovechado, vivido. Son recuerdos para un momento o para toda una vida.

Un amigo se torna importante para nosotros y nosotros para él, cuando somos capaces, aún en su ausencia, de reír o llorar, de extrañar o querer estar bien cerca de él sólo para disfrutar de su compañía.

Podemos tener varios mejores amigos de diversas maneras. Lo importante es saber aprovechar al máximo cada minuto vivido y tener después, en nuestros recuerdos, horas para pasar con ellos, aunque estén lejos.

“TÚ MISMO ERES RESPONSABLE DE LO QUE COSECHAS…
… Y APRENDE A COSECHAR LAS COSAS BUENAS…”

“El auténtico amigo es el que lo sabe todo sobre tí y sigue siendo tu amigo.” (Kurt D. Cobain)

Instrucciones para vivir en la tierra


Recuerdo que antes de que yo naciera estaba preocupado porque no conocía el mundo al que llegaría., Entonces le pedí a Dios instrucciones
para vivir en esta tierra.

Dios acercó su voz a mi oído y me dijo:

Se como el sol: Levántate temprano y no te acuestes tarde.
Se como la luna: Brilla en la oscuridad, pero sométete a la luz mayor.
Se como los pájaros: Come, canta, bebe y vuela.
Se como las flores: Enamoradas del sol, pero fieles a sus raices
Se como el buen perro: Obediente, pero nada más a su Señor.
Se como la fruta: Bella por fuera, saludable por dentro.
Se como el día: Que llega y se retira sin alardes.
Se como el oasis: Da tu agua al sediento.
Se como la luciérnaga: Aunque pequeña, emite su propia luz.
Se como el agua: Buena y transparente.
Se como el río: Siempre hacia adelante.
Se como Lázaro: Levántate y anda.
Se como José: Cree en tus sueños.

Y por sobre todas las cosas,

Se como el Cielo: La Morada de Dios.

Para esos amigos


Este mensaje es para…
Esas personas que nos ven y conocen nuestro estado de ánimo.Esas personas a las que les cuentas tus tropiezos.
Esas personas que te hacen favores.

Esas personas que te han inspirado a alcanzar tus metas.

Esas personas que han salido contigo en una fotografía.
Esas personas con las que te diviertes.

Esas personas con las que has conocido lugares nuevos y has vivido increíbles aventuras.Esas personas que en el momento que lo necesitaste te ayudaron con tu trabajo, que comparten el almuerzo contigo, que te saludan amigablemente cuando te ven, que te envían chistes y mensajes para tu crecimiento personal.

A veces, vemos a nuestros amigos como algo seguro y no les dejamos saber que nos preocupamos por ellos y que los apreciamos.

Algunas veces estamos tan ocupados o tan involucrados en otras cosas que nos alejamos de nuestros amigos.Debemos decirles y hacerles saber que no los hemos olvidado, que apreciamos su amistad y que guardamos todos los recuerdos que compartimos juntos…

Aunque las personas cambian y sus vidas se reorganizan, los amigos deberían ser amigos por siempre, aunque no tengan nada en común, solo el compartir los mismos recuerdos.

13 Líneas para vivir


1. Te quiero no por quien eres, sino……. por quien soy cuando estoy contigo.
2 Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.
3. Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.
4. Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.
5. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.
6. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.
7. Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona tú eres el mundo.
8. No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo.
9. Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando al fin la conozcas sepas estar agradecido.
10. No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.
11. Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser más cuidadoso en quien confías dos veces.
12. Conviértete en una mejor persona y asegúrate de saber quien eres antes de conocer a alguien más y esperar que esa persona sepa quien eres.
13. No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te las esperas.

El Sabio de "El Cairo"


Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio. El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco. – ¿Dónde están sus muebles? preguntó el turista. Y el sabio, rápidamente, también preguntó: – ¿Y dónde están los suyos…? – ¿Los míos?, se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso! – Yo también… concluyó el sabio.

“La vida en la tierra es solamente temporal… sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices”.

“El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.”

1. Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas; te preguntará a cuánta gente llevaste.
2. Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa; te preguntará a cuánta gente recibiste en ella.
3. Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario; te preguntará a cuántos ayudaste a vestirse.
4. Dios no te preguntará cuán alto era tu sueldo; te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo.
5. Dios no te preguntará cuál era tu título; te preguntará si hiciste tu trabajo con lo mejor de tu capacidad.
6. Dios no te preguntará cuántos amigos tenías; te preguntará cuánta gente te consideraba su amigo.
7. Dios no te preguntará en qué vecindario vivías; te preguntará cómo tratabas a tus vecinos.
8. Dios no te preguntará el color de tu piel; te preguntará por la pureza de tu interior.
9. Dios no te preguntará por qué tardaste tanto en buscar la Salvación; Te llevará con amor a tu casa en el Cielo.

La Ruta de la Excelencia


Siga al pie de la letra los diferentes senderos, para encontrar la ruta precisa a la excelencia:

  • Tiempo: Es su mayor riqueza, inviértalo adecuadamente; siempre tendrá tiempo suficiente si lo emplea como es debido.
  • Motivación: Motívese diariamente. Inicie el día con una sonrisa en su rostro, es la prenda más bella que podemos lucir ante los demás, empaque sus problemas en una bolsa, y guardelos en su bolsillo. Sonría, sonría, sonría.
  • Alegría: Disfrute alegremente todo lo que haga, descubra que trabajar arduamente es muy divertido. Es más acertado conservar intacta la capacidad de disfrutar que ganar un montón de dinero.
  • Plenitud: Procure vivir plenamente, sólo el día de hoy viva como si fuera a cumplir cien años, pero esté listo para morir mañana.
  • Trabajo: Si usted desea ganar más recuerde la más simple de las fórmulas: trabaje más y en forma más inteligente; el éxito no sólo requiere de un mayor esfuerzo, use los talentos que tiene, los bosques estarían solitarios si los pàjaros no cantaran en ellos.
  • Honestidad: Es el camino más digno a la riqueza, inicie siendo honrado consigo mismo, no se auto robe el tiempo, y el desarrollo; cuando se pierde la fe y el honor desaparece, entonces muere el hombre y surge la bestia.
  • Objetivos: Todos los días haga una lista de las cinco cosas más importantes que tenga que realizar y hágalas, es la forma correcta de dar sentido diario a nuestras vidas, es joven a cualquier edad el que hace planes para mañana.
  • Misión: Descubra cuál es su misión en la vida: en su trabajo, con sus amigos, con su pareja, su familia y su nación. Piense cómo le gustaría ser recordado en el tiempo, si como un pálido perfume que la más tenue brizna se llevó ó como la más bella de las fragancias con que Dios nos regaló.
  • Vocación: Decídase a ser un ser de Excelencia aquí y ahora mismo; la Excelencia es un llamado universal y el hombre es un pedazo del universo hecho vida, una vida dedicada a la Excelencia.
  • Fe: Recuerde que usted se convertirá inevitablemente en lo que piensa de usted mismo, pues lo que la mente del ser humano puede crear y creer, su corazón lo logrará.
  • Trascendencia: Usted es muy importante, condúzcase en todo lo que haga como lo que es: un ser extraordinario. Que su vida no sea un fugaz chispazo, sino una antorcha que alumbre para siempre el camino de los demás.
  • Sueño: Tenga un ideal en la vida, un motivo real para luchar, un sueño por realizar y tendrá una razón para vivir; descubramos nuestros sueños y vivamos para verlos hecho realidad, con los dos pies firmes en la tierra, y con el alma en las estrellas.
  • Dios: Dedique un poco de tiempo, todos los días de su vida para estar cerca y a solas con el Creador, es la fuente inagotable del amor, de la humildad, y recuerde que su vida es un cuento de hadas, escrito con el dedo de Dios, y a usted le corresponde hacerlo realidad.

Por: Miguel Ángel Cornejo y Rosado.

El Eco


Un hijo y su padre estaban caminando en las montañas. De pronto el hijo se cae, se lastima y grita:

– “¡Ahhhh!”.

Para su sorpresa oye una voz repitiendo en algún lugar de la montaña:

– “¡Ahhhh!”.

Con curiosidad el niño grita:
– “¿Quién está ahí?”

Y escucha:

– “¿Quién está ahí?”

Enojado con la respuesta, el niño grita:

– “¡Cobarde!”

Y recibe de respuesta:

– “¡Cobarde!”

El niño mira a su padre y le pregunta:

– “¿Qué sucede?”

El padre le contesta:

– “Presta atención hijo” – y grita – “¡Te admiro!”

Y la voz responde:

– “¡Te admiro!”

– “¡Eres un campeón!”

– “¡Eres un campeón!”

Y el padre le explica:

– “La gente lo llama ECO, pero en realidad, es la VIDA… que te devuelve todo lo que haces…”

Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones. Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor.

Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean.

Si quieres una sonrisa en el alma, dirige una sonrisa al alma de los que conoces.

Esto se da en todos los aspectos de la vida.

La vida te dará de regreso… exactamente aquello que tú le has dado.

Tu vida no es una coincidencia, es un reflejo de ti.

Alguien dijo: “¡¡Si no te gusta lo que recibes de vuelta, revisa muy bien lo que estás dando!!”.

Miremos a nuestro alrededor y tratemos juntos de hacer un mundo lleno de amor, paz y justicia. Depende de nosotros.

Momentos


Hay momentos en la vida, en los que extrañas tanto a alguien, que quisieras sacarle de tus sueños y abrazarle.

Sueña lo que tú quieras soñar; Ve a donde tú quieras ir; Sé lo que tú quieras ser, Porque sólo tienes una vida y una oportunidad, para hacer todas las cosas que quieres hacer.

 

 

 

 

 

 

 

 

Que tengas…
suficiente felicidad para que seas dulce,
suficientes pruebas para que seas fuerte,
suficiente dolor para que sigas siendo un ser humano,
suficiente esperanza para que seas feliz.

Siempre ponte en el lugar de los demás.Si te duele, muy probablemente le duela también a la otra persona.

La gente más feliz, no necesariamente tiene lo mejor de todo; simplemente disfrutan al máximo de todo lo que está en su camino.

La felicidad aguarda a quienes lloran, a quienes sufren, a quienes han buscado, a quienes se han esforzado, Porque sólo esas personas pueden apreciar la importancia de quienes han dejado huella en sus vidas.

El amor nace con una sonrisa, crece con un beso, y acaba con una lágrima.

El futuro más brillante siempre se basará en un pasado que se olvida, porque no te irá bien en la vida, hasta que dejes atrás tus fracasos y tus penas.

Cuando naciste, estabas llorando, y todos a tu alrededor estaban sonriendo. Vive tu vida de manera que cuando llegue la hora de tu muerte, tú estés sonriendo y los que te rodeen estén llorando.

Alguien Dijo…


Alguien dijo que un niño se lleva en el vientre durante nueve meses.
Ese alguien no sabe que un hijo se lleva en el corazón toda la vida.

Alguien dijo que toma una seis semanas volver a la normalidad después de dar a luz.
Ese alguien no sabe que después de dar a luz la normalidad no existe.

Alguien dijo que se aprende a ser madre por instinto.
Ese alguien nunca fue de compras con un niño de tres años.

Alguien dijo que de “buenos” padres salen hijos “buenos”.
Ese alguien piensa que un hijo viene con instrucciones y garantía.

Alguien dijo que las “buenas” madres nunca gritan.
Ese alguien nunca vio a su hijo romper con una pelota la ventana del vecino.

Alguien dijo que no se necesita una buena educación para ser madre.
Ese alguien nunca ayudó con una tarea de matemática de cuarto grado.

Alguien dijo que no se puede amar al segundo, tercer ó cuarto hijo como al primero.
Ese alguien sólo tuvo un hijo.

Alguien dijo que se pueden encontrar en los libros las respuestas a todas las preguntas sobre como criar hijos.
Ese alguien no tuvo un hijo que se metió un fríjol en la nariz.

Alguien dijo que lo más difícil de ser madre es el parto.
Ese alguien nunca dejó a su hijo en la escuela el primer día del Jardín.

Alguien dijo que una madre puede hacer su labor con los ojos cerrados y una mano atada a la espalda.
Ese alguien nunca organizó la fiesta de cumpleaños de su hija.

Alguien dijo que una madre puede dejar de preocuparse cuando los hijos se casan.
Ese alguien no sabe que el matrimonio agrega yernos y nueras al corazón de una madre.

Alguien dijo que el trabajo de una madre termina cuando el último hijo se va del hogar.
Ese alguien no tiene nietos.

Alguien dijo que una madre sabe que su hijo la ama, así que no hay necesidad de decírselo.
Ese alguien no es madre.

Alguien dijo que una madre no necesita de la comprensión y del “te quiero ” del hijo…
Ese alguien no es un hijo.

¿Valoras a las personas a tu alrededor?


Un muchacho entró con paso firme a la joyería y pidió que le mostraran el mejor anillo de compromiso que tuviera. El joyero le presentó uno. La hermosa piedra, solitaria, brillaba como un diminuto sol resplandeciente. El muchacho contempló el anillo y con una sonrisa lo aprobó. Preguntó luego el precio y se dispuso a pagarlo.

– ¿Se va usted a casar pronto? – Le preguntó el joyero.

– No – respondió el muchacho – Ni siquiera tengo novia.

La muda sorpresa del joyero divirtió al comprador.

– Es para mi mamá – dijo el muchacho – Cuando yo iba a nacer estuvo sola; alguien le aconsejó que me matara antes de que naciera, asi se evitaría problemas. Pero ella se negó y me dió el don de la vida. Y tuvo muchos problemas. Muchos. Fue padre y madre para mi, y fué amiga y hermana, y fue mi maestra. Me hizo ser lo que soy. Ahora que puedo le compro este anillo de compromiso. Ella nunca tuvo uno. Yo se lo doy como promesa de que si ella hizo todo por mi, ahora yo haré todo por ella. Quizá despues entregue otro anillo de compromiso. Pero será el segundo.

El joyero no dijo nada. Solamente ordenó a su cajera que hiciera al muchacho el descuento aquel que él hacía nada más a los clientes importantes.

Dos Historias, Dos Destinos


1º Historia

Una vez, un niño entró en la sala de emergencia de un
hospital tras haber sido atropellado.
El motorizado que lo auxilió, al solicitársele que efectuara el depósito necesario para atender al niño, informó que no poseía en ese momento efectivo o cheque que pudiera dejar en garantía, pero que, si el hospital aceptase, efectuaría el depósito a primera hora de la mañana.

La enfermera, ante la imposibilidad de ordenar que el niño fuera atendido, fue a consultar el caso con uno de los directores del hospital que, justamente esa noche, estaba de guardia.

El doctor no dio la orden de atenderlo, hecho que condujo a la muerte de la criatura.

Cuando un rato después, el médico fue llamado para firmar el deceso del niño, descubre que éste era su hijo, quien pudo haberse salvado si hubiese sido atendido…

2ª Historia

Antonio, un padre de familia, cierto día, cuando regresaba del trabajo, se encontró con un embotellamiento de tránsito infernal y notó que un señor conducía apresuradamente, cortándole el paso a todo el que podía al tratar de abrirse paso entre los vehículos.

Cuando se aproximó al carro de Antonio, se le atravesó de una manera tan brusca que por poco ocurre una colisión. En ese momento, Antonio
tuvo deseos de insultarlo e impedirle el paso, pero luego pensó:

– ¡El pobre! Está tan nervioso y apurado… ¡Sabrá Dios si tiene un problema serio y necesita llegar cuanto antes a su destino!

Con estos pensamientos, detuvo por completo su auto y lo dejó pasar. Al llegar a casa, Antonio recibió la noticia de que su hijo de tres años había sufrido un grave accidente y había sido llevado al hospital por su esposa. Inmediatamente se dirigió al hospital; al llegar, su esposa
corrió a sus brazos y lo tranquilizó diciéndole:

– Gracias a Dios todo está bien. El médico llegó justo a tiempo para salvar la vida de nuestro hijo; ya está fuera de peligro.

Aliviado, Antonio pidió hablar con el médico para agradecerle. Cual sería su sorpresa cuando vio que el médico era ese señor nervioso y apurado a quien le había cedido el paso casi una hora antes.

….. DOS DESTINOS
Hay que estar siempre dispuesto a ayudar al prójimo, independientemente de su apariencia o condición económica. Trate de ver a los demás más allá de las apariencias. Imagine que, detrás de esa actitud que no entiende, existe una historia, un motivo que puede llevar a esa persona a actuar de una manera determinada, quizá a veces no sea un motivo justificable pero…siempre hay un motivo.

La Mujer


COMO MADRE: Es el ser que forja nuestra confianza en el futuro.

COMO HERMANA:Es quien nos inspira el espíritu protector.

COMO AMIGA: Es la confidente de nuestras penas.

COMO NOVIA: Es el símbolo de la ilusión y la esperanza.

COMO ESPOSA: Es el apoyo, guía, luz e inspiración en todos nuestros proyectos.

COMO HIJA: Es nuestra reivindicación con la figura femenina.

COMO ABUELA: Es la presencia del amor incondicional.

COMO AMANTE: Es el renacimiento de la aventura y la pasión.

COMO SECRETARIA: Es la comprensión total; nos conoce mejor que nadie; lee nuestros pensamientos.

El Barbero


Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello, entabló una conversación con la persona que le atendió. De pronto, tocaron el tema de Dios.

El barbero dijo: Yo no creo que Dios exista, como usted dice.

Por que dice usted eso? – pregunto el cliente.

Es muy fácil, al salir a la calle se da cuenta de que Dios no existe. O…dígame, acaso si Dios existiera, ¿habría tantos enfermos? ¿Habría niños abandonados? Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor

para la humanidad. No puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.

El cliente se quedó pensando, y no quiso responder para evitar una discusión. Al terminar su trabajo, el cliente salió del negocio y vio a un hombre con la barba y el cabello largo. Entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:

– ¿Sabe una cosa? Los barberos no existen.

– ¿Como? Si aquí estoy yo… – dijo el barbero

– ¡No…! – dijo el cliente – No existen, si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre.

– Los barberos si existen, es que esas personas no vienen hacia mi.

– ¡Exacto…! – dijo el cliente – Ese es el punto. Dios si existe, lo que pasa es que las personas no van hacia él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria.

¿Que Harías para decir "te quiero" sin decirlo?


A un amigo mío llamado David, su hermano le dio un Automóvil como regalo.
Un día, cuando David salió de su oficina, un niño de la calle estaba caminando alrededor del brillante coche nuevo admirándolo.

– ¿Señor: Este es su coche? Le preguntó

David, afirma con la cabeza:

– “Mi hermano me lo regaló”

El niño estaba asombrado.

– Quiere decir que su hermano se lo regala y a usted no le costo nada? Vaya me gustaría… titubeo el niño.

– Desde luego – David sabía lo que el niño iba a decir – que le gustaría tener un hermano así.

Pero lo que el muchacho realmente dijo estremeció a David de pies a cabeza:

– Me gustaría prosiguió el niño: Poder ser un hermano así.

David miro al niño con asombro, e impulsivamente añadió:
– ¿Te gustaría dar una vuelta en mi auto?

– Ah sí, eso me encantaría!!!

Después de un corto paseo, el niño volteó y con los ojos chispeantes dijo:

– Señor… no le importaría que pasáramos frente a mi casa?

David sonrió. Creía saber lo que el muchacho quería. Quería enseñar a sus vecinos que podía llegar a su casa en un gran automóvil. Pero de nuevo, David estaba equivocado.

– Se puede detener donde están esos dos escalones? – pidió el niño.

Subió corriendo y en poco rato David oyó que regresaba, pero no venia rápido. Llevaba consigo a su hermanito lisiado. Lo sentó en el primer escalón, entonces le señaló hacia el coche.

– ¿Lo ves Juan?. Allá esta, tal como te lo dije, allá arriba, su hermano se lo regalo y a él no le costo ni un centavo, y algún día yo te voy a regalar uno igualito… entonces podrás ver por ti mismo todas las cosas bonitas de los escaparates, de las que he estado tratando de contarte.

David, bajó del coche y subió al muchacho enfermo al asiento delantero. El hermano mayor, con los ojos radiantes, se subió tras de él y los tres comenzaron un paseo memorable.

Ese día, David comprendió lo que Dios quería decir con: “Hay más dicha en dar… “

Sé feliz, Disfruta la vida, que es maravillosa aún con sus problemas.

RECUERDALO MUY BIEN: ¿Que Harías para decir “te quiero” sin decirlo?

La parte más importante de tu cuerpo


Cuando yo era muy joven, mi madre me preguntó cuál era la parte más importante del cuerpo.

Yo pensaba que el sonido era muy importante para nosotros, los seres humanos, entonces le dije:

– Mis oídos.

-No, dijo ella. Muchas personas son sordas…

Pasó un tiempo y mi madre volvió a preguntar.

Yo había pensado bastante y creía tener la respuesta correcta.

– La visión es muy importante para todos, entonces deben ser nuestros ojos.

Ella me miró y dijo:

– Todavía no tienes la respuesta correcta, porque hay muchas personas que son ciegas…

Siempre creí que era apenas un juego entre nosotras dos.

Pero el día que murió mi abuela, y ante mi dolor ella dijo:

– Hoy es un día en que necesitas aprender esta importante lección: La parte más importante del cuerpo son tus hombros.

Intrigada, pregunté:

– Porque ellos sostienen mi cabeza?

– No, respondió, es porque en ellos pueden apoyar la cabeza de un amigo o alguien amado cuando llora. Todos necesitamos de un hombro para llorar en algún momento de nuestra vida.

En esa ocasión descubrí cuál es la parte del cuerpo más importante.

Porque, en aquel momento, la que necesitó un hombro fui yo.

“Las personas podrán olvidar lo que tu decias…
olvidarán lo que tu hacias…
pero nunca olvidarán lo que tu les haces sentir.”

Volar sobre el Pantano


“Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en medio del pantano, se había acostumbrado a estar ahí, comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo. Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre, hasta que cierto día un gran ventarrón destruyó su guarida; el árbol podrido fue tragado por el cieno y el se dio cuenta de que iba a morir. En un deseo repentino de salvarse, comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo, le costó mucho trabajo porque había olvidado cómo volar, pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo, llegando finalmente a un bosque fértil y hermoso.”


Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu guarida y te están obligando a elevar el vuelo o a morir.

Nunca es tarde. No importa lo que se haya vivido, no importa los errores que se hayan cometido, no importa las oportunidades que se hayan dejado pasar, no importa la edad, siempre estamos a tiempo para decir BASTA, para oír el llamado que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar ALTO y muy lejos del pantano.

Abandona la vía segura y cómoda. Lánzate a la ruta incierta, llena de enigmas e inseguridades y hazlo solitariamente.

Dios te acompañará y te dirá que camino tomar.

Cosas de Niños


ADOPCIÓN

La maestra Debbie Moon estaba estudiando con su grupo de primer grado la pintura de una familia. En la pintura había un niño que tenía el cabello de color diferente al resto de los miembros de la familia. Uno de los niños del grupo sugirió que el niño de la pintura era adoptado. Entonces, una niña del grupo le dijo:

– “Yo sé todo de adopciones, porque soy adoptada”

– “¿Qué significa ser adoptado?” Preguntó otro niño.

“Significa” -dijo la niña- “Que tu creces en el corazón de tu mamá, en lugar de crecer en su vientre”.

PIDIÉNDOLE A DIOS

Un niño de 10 años estaba parado frente a una tienda de zapatos, descalzó, viendo a través de la ventana y temblando de frío.
Una señora se acercó al niño y le dijo:

– “Mi pequeño amigo, ¿Qué estás mirando con tanto interés en esa ventana?”.

– “Le estaba pidiendo a Dios que me diera un par de zapatos”.

Fue la respuesta del niño. La señora lo tomó de la mano y entraron a la tienda. Le pidió al empleado media docena de pares de calcetines para el niño.
Preguntó si podía darle un recipiente con agua y una toalla. El empleado le trajo lo que pidió. Ella llevó al niño a la parte trasera de la tienda, le lavó los pies y se los secó.
Para entonces el empleado llegó con los calcetines. La señora le puso un par al niño y le compró un par de zapatos. Juntó el otro grupo de calcetines y se los dio al niño. Le acarició la cabeza y le dijo:
– “¡No hay duda mi pequeño amigo que te sientes más cómodo ahora!”.

Cuando ella daba la vuelta para irse, el niño le agarró la mano y mirándola con lágrimas en los ojos, le preguntó:

– “¿Es usted la esposa de Dios?”.

SOLIDARIDAD

Al autor y orador Leo Buscaglia se le solicitó una vez que fuera parte del jurado en un concurso.
El propósito del concurso era encontrar al niño más cariñoso. El ganador fue un niño de 4 años, vecino de un anciano cuya esposa había fallecido recientemente.
El niño al ver al anciano llorar en el patio de su casa, se acercó, se sentó en su rezago y comenzó a llorar. Cuando su mamá le preguntó que le había dicho el vecino,
el niño le contestó:

– “Nada… Solo le ayudé a llorar”.

EL ACTORCITO

Un niño estaba intentando conseguir una parte en una obra en la escuela. Su mamá contaba que el niño había puesto su corazón en ello y ella temía que no fuera elegido. El día que las partes de la obra fueron repartidas, estaba en la escuela. El niño salió corriendo con los ojos brillantes, con orgullo y emoción.

– “Adivina qué mamá”

Gritó y luego dijo las palabras que permanecerán como una lección para mí:

– “He sido elegido para aplaudir y animar”.

Con los años vamos perdiendo la inocencia, que no es otra cosa que la sabiduría que nos regaló Dios. Recuerda decir “Gracias”…

10 Mandamientos Seculares


  1. DOMINA tu lengua: Dí siempre menos de lo que piensas
  2. PIENSA: antes de hacer una promesa y luego no la rompas, no importa cuanto te cueste cumplirla.
  3. NUNCA: dejes pasar la oportunidad de decir algo alentador a una persona, o algo bueno acerca de ella.
  4. TEN: interés por las personas que te rodean, por sus familias, sus hogares, sus sueños. Acompaña a los que ríen sanamente y conforta a los que lloran.
  5. SE alegre: Ríete de las buenas historias y aprende a contarlas. Trasmitir alegría es un don que todos podemos tener.
  6. CONSERVA: una mente abierta para todas las cosas. Recuerda que no hay verdades absolutas. Y que es una virtud poder discrepar y conservar la amistad del oponente.
  7. DEJA: que tus virtudes hablen por sí mismas y rehúsa hablar de las flaquezas y faltas de los otros. Condena las murmuraciones, en especial las malintencionadas.
  8. TEN: cuidado con los sentimientos de los demás. Es más fácil herir que reparar luego.
  9. NO: hagas caso de habladurías sobre tu persona. Vive de forma que nadie pueda darles crédito y acabarán por olvidarlas.
  10. NO: seas excesivamente celoso de tus derechos. Trabaja, ten paciencia, conserva la calma, cree en tí mismo, ten firmeza y recibirás tu recompensa.

Vida sin amor


   El dia mas bello?Hoy
La cosa mas fácil?
Equivocarse.
  El mayor obstáculo?El miedo.
 
El mayor error?

El abandono.

 
La distracción más bella?

El trabajo.

 
La peor derrota?
El desánimo.
 
Los mejores profesores?

Los niños.

 
La primera necesidad?

Comunicarse.

 
Lo que más te debe hacer feliz?
Serle útil a los demás
 
El mayor misterio?

La muerte.

 
El peor defecto?

El mal humor.

 
La persona mas peligrosa?

La mentirosa.

 
El peor sentimiento?

El rencor.

   

El mejor regalo?

El perdón.

   

Lo más imprescindible?

El hogar.

   

La ruta más rápida?

El camino cierto.

   

La sensación más agradable?

La paz interior.

   

Una protección efectiva?

La sonrisa.

   

El mejor remedio?

El optimismo.

   

La fuerza más potente del mundo?

La Fe.

   

Las personas más necesarias?

Los padres.

   

La más bella de todas las cosas?

El amor.

La inteligencia sin amor, te hace perverso.
La justicia sin amor, te hace implacable.
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita.
El éxito sin amor, te hace arrogante.
La riqueza sin amor, te hace avaro.
La docilidad sin amor te hace servil.
La pobreza sin amor, te hace orgulloso.
La belleza sin amor, te hace ridículo.
La autoridad sin amor, te hace tirano.
El trabajo sin amor, te hace esclavo.
La simplicidad sin amor, te quita valor.
La oración sin amor, te hace introvertido.
La ley sin amor, te esclaviza.
La política sin amor, te hace egoísta.
La fe sin amor te deja fanático.
La cruz sin amor se convierte en tortura.

LA VIDA SIN AMOR… NO TIENE SENTIDO………

La Felicidad


Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después…Después de terminar la carrera, después de conseguir trabajo, después de casarnos, después de tener un hijo, y entonces después de tener otro.

Luego nos sentimos frustrados porque nuestros hijos no son lo suficientemente grandes, y pensamos que seremos más felices cuando crezcan y dejen de ser niños, después nos desesperamos porque son adolescentes, difíciles de tratar.

Pensamos:seremos más felices cuando salgan de esa etapa.

Luego decidimos que nuestra vida será completa cundo a nuestro esposo o esposa le vaya mejor, cundo tengamos un mejor coche, cundo nos podamos ir de vacaciones, cundo consigamos el ascenso, cuando nos retiremos.

La verdad es que NO HAY MEJOR MOMENTO PARA SER FELIZ QUE AHORA MISMO.

Si no es ahora, ¿cuándo? La vida siempre estará llena de luegos, de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices ahora de todas formas. No hay un luego, ni un camino para la felicidad, la felicidad es el camino y es AHORA.

ATESORA CADA MOMENTO QUE VIVES

Y atesóralo más, porque lo compartiste con alguien especial; tan especial que lo llevas en tu corazón y recuerda que: EL TIEMPO NO ESPERA POR NADIE.

Así que deja de esperar hasta que termines la universidad, hasta que te enamores, hasta que encuentres trabajo, hasta que te cases, hasta que tengas hijos, hasta que se vayan de casa, hasta que te divorcies, hasta que pierdas esos diez kilos….

….hasta el viernes por la noche o hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno, o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que justamente ESTE PARA SER FELIZ!!

LA FELICIDAD ES UN TRAYECTO, NO UN DESTINO.

La Grandeza del Mar


¿Sàbes por que el mar es tan grande?

¿Tan Inmenso?

¿Tan poderoso?

¿Y porque tiene la humildad de colocarse algunos centímetros abajo de todos los rios?


Sabiendo recibir, se tornò grande.

Si quisiese ser el primero, y estar unos centímetros encima de todos los rios, no sería mar, sino una isla.

Toda su agua iría para los otros y estaría aislado.

La pérdida es una parte de la vida.
La derrota es una parte de la vida.
La muerte es una parte de la vida.
Es imposible que vivamos sin esto.

Precisamos aprender a perder, a caer, a errar y a morir.
Imposible ganar sin saber perder.
Imposible andar sin saber caer.
Imposible acertar sin saber errar.
Imposible vivir sin saber vivir.

Si aprendes a perder, a caer, a errar, nadie mas te podrá controlar.

Porque lo máximo que te podrá suceder es caer, errar y/o perder.
Y esto ya tú lo sabes.

Bien aventurados aquellos que ya consiguieron recibir con la misma naturalidad el ganar o perder,…

…el acierto y el error, el triunfo y la derrota, la vida y la muerte.

Piensa y Agradece


¿No crees que sería bueno hacer un inventario de los bienes que has recibido para así vivir con mayor alegría y optimismo?

¿Por qué llorar mientras voy andando, si otros ríen y no tienen pies?
¿Por qué vivir pensando en el 10 % de las cosas que nos hacen sufrir, y no recordar el 90 % de las cosas que nos suceden bien?
En tu cerebro tienes 13 mil millones de neuronas trabajando tan sabiamente a tu favor, que si las quisieras reemplazar por la máquina computadora más perfecta del mundo, esa máquina electrónica ocuparía el sitio de un edificio de setenta pisos de alto.
Tienes un corazón que es una maravilla de la naturaleza. Bombea hora tras hora, 36 millones de latidos al año, año tras año, despierto o dormido, impulsando la sangre a través de 100 mil kilómetros de venas y arterias, que llevan… Más de 2 millones de litros de sangre al año.
Te puedes mover, no eres un árbol amarrado a una pequeña porción de tierra. Puedes pasear, correr, bailar y hacer deporte. Para ello tienes 500 músculos, 200 huesos y 7.000 nervios, sincronizados para obedecerte y llevarte a donde quieras.

En tus oídos hay 24 mil millones de filamentos que vibran con el viento, con el reír de los niños, con la suave música de las orquestas, con el trepidar de las aguas espumantes y al escuchar las palabras amables de las personas que estimas. Tus pulmones son los mejores filtros del mundo. A través de 600 millones de alvéolos purifican el aire que reciben y libran a tu cuerpo de desperdicios dañinos.
En tus ojos, Dios ha depositado 100 millones de receptores que te permiten gozar de la magia de los colores, de la luz, de la simpatía de las personas y de la majestad de la naturaleza.

Tu sangre es un formidable tesoro. Son apenas 4 litros pero allí hay 22 millones de células sanguíneas, y en cada célula hay muchas moléculas y en cada molécula hay un átomo que oscila más de 10 millones de veces por segundo.
Cada día mueren 2 millones de tus células y son reemplazadas por 2 millones más, en una resurrección que ha continuado desde el día que naciste. En tu cerebro hay 4 millones de estructuras sensibles al dolor, 500 mil detectores táctiles, y 200 mil detectores de temperatura…

… Ahora pregúntate:

¿Crees que no vale la pena tu VIDA?
Lo triste es que dedicamos mucho tiempo pensando en lo que nos hace falta y casi nunca nos detenemos a recordar y agradecer lo muchísimo bueno que poseemos.
No solo con respecto a tu cuerpo, aplícalo también a los dones que posees, la familia que te ha tocado, las amistades de las cuales eres dichoso en poseer, las comodidades que disfrutas y hasta las oportunidades que se te han presentado. ¡No veas solo lo que te hace falta, agradece lo que ya tienes!

Has cuentas de tus bienes, y de tus alegrías también. No pierdas tiempo haciendo cuentas de tus males.

Colecciona pensamientos alegres y optimistas, y no se te olvide alejar de tu mente esos cuervos asquerosos llamados “pensamientos pesimistas” y “recuerdos tristes”.

A %d blogueros les gusta esto: