Archivos Mensuales: febrero 2007

Las Ventanas


Una pareja de recién casados, se mudó para un barrio muy tranquilo. En la primera mañana en la casa, mientras tomaba café, la mujer reparó a través de la ventana, que una vecina colgaba sábanas en el tendedero.

¡Que sábanas tan sucias cuelga la vecina en el tendedero! Quizás necesita un jabón nuevo… ¡Ojalá pudiera ayudarla a lavar las sábanas!

El marido miró y quedó callado.

Y así, cada dos o tres días, la mujer repetía su discurso, mientras la vecina tendía sus ropas al sol y el viento.

Al mes, la mujer se sorprendió al ver a la vecina tendiendo las sábanas limpiecitas, y dijo al marido:

¡Mira, ella aprendió a lavar la ropa! ¿¿Le enseñaría otra vecina??

El marido le respondió:

¡No, hoy me levanté más temprano y lavé los vidrios de nuestra ventana !

Y la vida es así. Todo depende de la limpieza de la ventana, a través de la cual observamos los hechos. Antes de criticar, quizás sería conveniente chequear si hemos limpiado el corazón para poder ver más claro.
Entonces podremos ver claramente la limpieza del corazón de los demás …

Un Loco Amor


Cuando yo la conocí tenía 16 años. Fuimos presentados en una fiesta, por un “tipo” que se decía mi amigo.

Fue amor a primera vista.

Ella me enloquecia.

Nuestro amor llegó a un punto, que ya no conseguía vivir sin ella.

Pero era un amor prohibido. Mis padres no la aceptaron. Fui reprehendido en la escuela y pasamos a encontrarnos a escondidas.

Pero ahí no aguanté mas, quedé loco. Yo la quería, pero no la tenía.

Yo no podía permitir que me apartaran de ella. Yo la amaba: choqué el auto, rompí todo dentro de la casa y casi maté a mi hermana. Estaba loco, la necesitaba.

Hoy tengo 39 años; estoy internado en un hospital, soy inútil y voy a morir abandonado por mis padres, amigos y por ella.

¿Su nombre?

Cocaína…

A ella le debo mi amor, mi vida, mi destrucción y mi MUERTE.

Freddie Mercury

Esfuérzate y Vencerás


Sube los escalones de tu existencia. Despacio, cauteloso, con mucha calma, inteligencia y buena voluntad, sube los escalones.

Pensando siempre en la gloria que se encuentra en lo más alto de la escalera que estás subiendo.

No cedas ni un segundo al desánimo; no permitas que la indecisión te domine.

Aprende a superarlos. El mundo pertenece a los seres optimistas, positivos y sinceros; nunca será de los cobardes, quejosos, indecisos, mentirosos y deshonestos, estos últimos se quedan en los primeros escalones de la gran escalera.

Prosigue en línea recta, buscando tus sagrados objetivos, en nombre del Creador a quien debemos la vida, hónrala.

Si alguien no te recibe de buena gana, ni acepta tu buena intención, no pierdas el tiempo en comentarios y sentencias acusatorias, pues tal actitud no soluciona el problema.

Y si te caes antes de llegar al escalón al que te propusiste llegar, no te desanimes, porque el caer es una oportunidad para levantarte y reaccionar, continua subiendo nuevamente con más fuerza y altruismo.

Victoria no es nunca haber caído, sino levantarse de la caída y seguir alegremente, prometiéndote a ti mismo, mirar con orgullo los demás escalones que se encuentran adelante y altivamente seguir subiendo.Sube, sube siempre con coraje, con firmeza con sabiduría y un fuerte deseo de vencer, imponiéndote el más alto concepto de una vida digna, honrada y bien vivida.

Acuérdate, la victoria es de los que luchan contra las situaciones desfavorables, sin perder el vigor, la fe, y el ideal de la vida.

Si no vences es porque te dejaste contaminar por la ola negra del mal y perdiste el deseo de luchar hasta el final porque, quien lucha, dando el verdadero esplendor a la vida, al bien y persiste sin retroceder…

¡Vencerán TODOS LOS QUE CREEN EN SUS IDEALES Y SE ESFUERZAN!

El vuelo del Halcón


halcon.jpg

Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería, para que los entrenara.

Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.

El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar el ave. Encargó, entonces, la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió.

Al día siguiente, por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil.

Entonces, decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón. A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines.

El rey le dijo a su corte, “Traedme al autor de ese milagro”. Su corte rápidamente le presentó a un campesino.

El rey le preguntó: – ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?

Intimidado el campesino le dijo al rey: – Fue fácil mi rey. Sólo corte la rama, y el halcón voló.
– Se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar.

Campaña Bellas Venezolanas


Carta enviada a Blogger en apoyo a Bellas Venezolanas:

Siguiendo la campaña propuesta por Webmaster de Bellas Venezolanas, me sumo a su posición y manifiesto mi repudio y mi desacuerdo en contra de la censura que aplicaron ustedes en el caso de ese prestigioso sitio de la comunidad bloguera de Venezuela.Bellas Venezolanas, con el pasar de los meses, ha crecido hasta llegar a ser uno de los sitios más visitados en la comunidad de Blogueros Venezolanos, y quizás en Latinoamérica.

Como se les ocurre, sin mediar palabra antes, quitarnos el placer de tener a la Belleza de la Mujer Venezolana en nuestros escritorios cada dia? No es justo.

Yo ya tenìa 2 Blogs que abrí en WordPress hace 1 mes más o menos, y estaba maravillado con las bondades que ofrece (en especial me encanta que puedo dejar los post para que se publiquen automáticamente en la fecha fijada), pero ahora voy a sopesar la idea de mudarme también. No quiero que el dia de mañana me vayan a cerrar el Blog sin consultarme y vaya a perder el trabajo que llevo.

Atentamente

Luis Castellanos

Campaña Bellas Venezolanas

Sonríe a pesar de todo


No te olvides de sonreír pese a todo…

La vida no es fácil para nadie; sin embargo te pido que lo intentes…
Que no te quedes inmerso en esa nube de soledad…
Ni en los vientos de desesperanza…
Baila con tus flaquezas…


Y hazle una mueca a la luna…
Para que estrellitas mágicas caigan y te den la bienvenida.
Así es la vida, con momentos duros, quizás demasiado duros…
Pero en total perfección con las leyes naturales…
Después del dolor… La alegría

Después del llanto… La sonrisa
Después del desamor… El amor
Así que sonríe hasta que el sol aparezca y brille con ganas en tu vida

Dios sabe


Cuando estás cansado y desanimado por tanto esfuerzo inútil, DIOS sabe bien cómo te has esforzado.
Cuando has llorado tanto que se angustia tu corazón, DIOS ha contado tus lágrimas.
Cuando nada tiene sentido y te sientes confuso y frustrado, DIOS te tiene la respuesta.
Si sientes que tu vida está “en espera” y que el tiempo se te ha pasado por alto, DIOS te espera.
Si de repente el panorama se ve mejor y encuentras señales de esperanza, DIOS te ha susurrado.
Cuando todo va bien y tienes mucho porque ser agradecido, DIOS te ha bendecido.
Cuando suceda algo gozoso que te llena de asombro, DIOS te ha sonreído.
Acuérdate que dondequiera que estés, sea lo que sea que sientes, ¡DIOS lo sabe!

Dios, ¿eres real?


Susurró el niño : – “Dios, habla conmigo”…
Y entonces una alondra del campo cantó, pero el niño no escuchó.

Así que el niño gritó : “Dios, háblame!”….
Y un trueno resonó por todo el cielo, pero el niño no escuchó.

El niño miró alrededor y dijo : “Dios, déjame verte.”….

Y una estrella se iluminó brillantemente, pero el niño no se dio cuenta.

Y el niño gritó : “Dios muéstrame un milagro!” …..
Yuna vida nació, pero el niño no se dio cuenta.

Así que el niño lloró desesperadamente y dijo:
– “Tócame Dios, para saber así que te encuentras aquí”….
Con lo cual Dios se inclinó, y en forma de mariposa tocó al niño. Pero el niño alejó a la mariposa, y se apartó sin saberlo.
Muchas veces, las cosas que pasamos por alto son aquellas que hemos estado buscando. No te pierdas las bendiciones del todopoderoso simplemente porque no están envueltas como tú lo esperas. El Señor tiene sus formas de acceder a tus peticiones… de hablarte…. de acercarse a ti….
Tienes que estar atento, ya que El siempre esta a tu lado.

Como prolongar la vida!


Rodéate de cosas que amas, ya sea la familia, mascotas, música, plantas, pasa tiempos, en fin lo que sea. Tu casa es tu refugio.
A las personas que amas díselo en cada oportunidad que tengas.

Elimina de tu vida los números que no son esenciales. Esto incluye edad, peso, y altura, deja que tu médico se preocupe por ellos, para eso le pagas.

Mantén amistades alegres. La gente que pelea o se queja mucho, te baja el ánimo.

Mantente aprendiendo cosas nuevas. Aprende más sobre computadoras, artes manuales y marciales, jardinería, lo que sea, nunca permitas que tu cerebro sea holgazán, pués se convierte en la morada del demonio y el nombre del demonio es Alzheimer.

Ríe más a menudo, fuerte y por largo tiempo. Rie hasta que te quedes sin aire.

Celebra y disfruta de tu salud. Si es buena, manténla así, si es inestable, mejórala y si no esta en tus manos mejorarla entrégasela a Dios.

Las lágrimas son naturales. Sufre, laméntate y luego sigue adelante. La única persona que estará con nosotros toda la vida, somos nosotros. Vive mientras tengas vida.

Y siempre recuerda, “La vida no se mide por los descansos que tomamos sino por los momentos que te roban el aliento”.

El amor, es el eje que mueve el mundo…es la razón de la cordura, y el hilo que te ata a la locura…si has de perderlo o ganarlo “TODO” que sea por AMOR

La Copa de la Vida


La vida es una copa plena de felicidad, pero nunca se te da llena.
Te dan un sorbito de vez en cuando, un sorbito que tienes que ir llenando, gota a gota, todos los días, para sobrevivir.
No te la pases gimiendo tus desgracias, pronosticando tragedias imaginarias o asustado por males que probablemente nunca lleguen.
Nacemos para luchar por la felicidad… para crearla, para construirla a pesar de tristezas, desencantos, errores, malas jugadas e irremediables imprevistos.
La felicidad no se encuentra en bienes y placeres. Se actúa bien y ella sola se va presentando. La felicidad no es estar añorando todo lo que nos falta, sino acoplarnos a todo: lo que tenemos y lo que no tenemos.
No vendas tu felicidad: ¡regálala! No busques fórmulas sencillas ni baratas para tenerla.
Ingredientes de la felicidad:
Compartir lo que tienes.
Amar sin exigencias.
Perdonar sin cicatrices.
Aceptar sin perfecciones.
Agradecer lo que te dan.
Y no rendirte ¡nunca!
Todo tiene que ir armonizando.
Del panal, un poquito de miel.
Del mar, un poquito de sal.
De la vida, un toque de optimismo.
De la imaginación, sueños.
Del dolor, raíces fuertes.
Y de la fe, solidez de ¡roca!
No somos felices, porque no sabemos cómo llenar nuestra copa, porque no damos a la vida todo lo que podemos darle y esperamos, a veces ingenuamente, que la vida nos regale… pero sin pagar el precio.
No olvidemos que la mejor manera de ser feliz es ocuparse de que otros lo sean, de servir. Demos mucho de nosotros y la felicidad llegará sola.
¡Llenemos nuestra copa! y deleitémonos siendo ¡Felices!

Los Ciegos y el Elefante


Una vez llegó un elefante a una ciudad habitada por ciegos. En dicha ciudad se ignoraba qué y cómo era tan extraño y enorme animal, así que decidieron llamar a unos eruditos de la ciudad, ciegos también, para que formularan un dictamen.
El primer experto se acercó al elefante, palpó concienzudamente sus patas y luego sentenció:
– Puedo afirmar que este animal es como una columna.

El segundo erudito, en cambio, tocó a fondo la oreja del paquidermo.
– Debo decirles que mi colega está equivocado, este animal es como un abanico y no se parece en absoluto a una columna – dijo con firmeza.
Finalmente el tercer sabio exploró minuciosamente la trompa del elefante y dictaminó:
– Quiero aclarar que mis dos colegas han errado claramente su apreciación. Es evidente que este animal se parece a una serpiente.
De este modo, se levantó entre los habitantes de la ciudad una gran polémica entre los que defendían una u otra de las opiniones de los eruditos, creándose así varios bandos beligerantes.
Sin embargo, acertó a pasar por allí un hombre que veía perfectamente y, enterado de la disputa, quiso sacar a aquellas personas de su error describiéndoles cómo era el elefante en realidad y explicando que cada letrado sólo había percibido una parte del animal.
Como los ciegos se empecinaron en su error, dijeron que aquel individuo estaba loco, lo expulsaron de malas maneras de su ciudad y, aún hoy, continúan debatiendo el asunto entre ellos.
Tomado del libro “Y ¿de quién es la culpa?” (Ed Intermedio).

Envejecer es obligatorio, crecer es opcional


En el primer día de clase nuestro profesor se presentó a sus alumnos, y nos desafió a que nos presentásemos a alguien que no conociéramos todavía. Yo permanecí de pie mirando alrededor cuando una mano suave tocó mi hombro. Miré para atrás y vi una pequeña señora, viejita y arrugada, sonriéndome radiante, con una sonrisa que iluminaba todo su ser. Ella dijo:
– Hola buen mozo. Mi nombre es Rosa. Tengo ochenta y siete años de edad. Puedo darte un abrazo?
Yo reí, y respondí entusiásticamente:
– Claro que puedes! – y ella me dió un gigantesco apretón.
– ¿Por qué estás en la facultad a tan tierna e inocente edad? – pregunté.
Ella respondió bromeando:
– Estoy aquí para encontrar un marido rico, casarme, tener un par de hijos, y luego jubilarme y viajar.
– Estás bromeando – le dije.
Tenía curiosidad por saber lo que la había motivado a entrar en ese desafío a su edad, y ella dijo:
– Siempre soñé con tener estudios universitarios, y ahora ¡lo estoy haciendo!
Después de la clase caminamos para un lugar de reunión de estudiantes, y compartimos un “milkshake” de chocolate. Nos volvimos amigos instantáneamente.
Todos los días en los próximos tres meses tendríamos clase juntos y hablaríamos sin parar.
Permanecía siempre extasiado escuchando aquella “máquina del tiempo” compartir su experiencia y sabiduría conmigo.
En el transcurso del año, Rosa se volvió un ícono en el campus universitario, y hacía amigos fácilmente, donde quiera que fuese. Adoraba vestirse bien, y gozaba con la atención que le daban los otros estudiantes. ¡Ella disfrutaba de la vida!
Al final del semestre convidamos a Rosa para hablar en nuestro banquete de fútbol.
Jamás olvidaré lo que ella nos enseñó. Fue presentada y se aproximó al podio. Cuando comenzó a leer su discurso preparado, dejó caer al piso tres de las cinco hojas. Frustrada y un poco nerviosa, tomó el micrófono y dijo simplemente:
– Discúlpenme, ¡estoy tan nerviosa! Dejé de beber allá por Pascua, y este whisky me está matando! Nunca conseguiré colocar mis papeles en orden nuevamente, entonces permítanme hablarles sobre aquello que yo sé.
Mientras nos reíamos, ella limpió su garganta y comenzó:
– No dejamos de amar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de amar. Existen algunos secretos para continuar jóvenes, felices y exitosos. Es necesario reir y encontrar el humor en cada día. Es necesario tener un sueño. Cuando se pierden los sueños, uno se muere. Hay tantas personas caminando por ahí que están muertas y ¡no se dan cuenta! Hay una enorme diferencia entre envejecer y crecer. Si tienes 19 años y te quedas acostado en la cama por un año entero, sin hacer nada productivo, llegarás a los 20 años. Si yo tengo 87 años y me quedo en la cama por un año sin hacer cosa alguna, llegaré a los 88 años. Cualquier persona consigue envejecer. Eso no exige talento ni habilidad. La idea es crecer siempre encontrando oportunidades en las novedades. Para eso no se precisa ningun talento o habilidad. La idea es crecer siempre encontrando la oportunidad de cambiar. No tengas remordimientos. Los viejos generalmente no se arrepienten de aquello que hicieron, sino de aquellas cosas que dejaron de hacer. Las únicas personas que tienen miedo de la muerte son aquellas que tienen remordimientos.
Ella concluyó su discurso cantando alegremente “La Rosa”. Nos desafió a cada uno de nosotros a estudiar poesía y practicarla en nuestra vida diaria. Al final del año Rosa terminó el último año de la facultad que había comenzado tiempo atrás.
Una semana después de su graduación, Rosa murió tranquilamente en su sueño. Mas de dos mil alumnos de la facultad fueran a su funeral, en honor a la maravillosa mujer que enseñó, a través del ejemplo, que nunca es demasiado tarde para ser todo aquello que podemos probablemente ser.

Las Cosas Bonitas de la Vida


Bonitas son las cosas nacidas internamente, como las palabras simples, sinceras y significativas.
Bonita la sonrisa que viene de adentro y el brillo en los ojos…
Bonito es un día de sol después de una noche lluviosa y en soledad.
Bonito es buscar estrellas para regalar a un amigo o amiga…
Bonito es echar una poesía al viento y dar flores a nuestros seres amados.
Bonito es llorar cuando se siente ganas de dejar que las lágrimas rueden sin vergüenza en medio de una crítica.
Bonito es gozar la vida y vivir de sueños.
Bonito es ser realista sin ser cruel y buscar la belleza de todas las cosas.
Bonito es ser gentil y continuar siendo gentil en cualquier situación.
Bonito es ser auténtico sin temor y vivir en paz con uno mismo.

Cambio de guardia


Jesuristo decidió volver a la tierra y además venir vestido de médico! Buscó un lugar para descender y escogió Venezuela, en un puesto de salud en el Periférico.

Vio un médico que hacía muchas horas estaba trabajando, muerto de cansancio. Jesús entró con la bata, pasando a través de la fila de pacientes en el corredor, hasta llegar al consultorio médico.
Los pacientes lo vieron y dijeron:

– “Miren! Va a recibir la guardia.
Jesucristo entró en la sala y le dijo al colega que podía marcharse, pues él continuaría su trabajo.
Y todo resuelto gritó:

– “PRÓXIMO!!!”

Entró al consultorio un hombre parapléjico en su silla de ruedas. Jesucristo se levantó miró al lisiado y con la palma de la mano derecha sobre su cabeza dijo:

– “LEVÁNTATE Y ANDA!”

El hombre se levantó, caminó y salió del consultorio empujando su propia silla de ruedas. Cuando llegó al corredor, el próximo en la fila le preguntó:
– “Oye, cómo es el nuevo doctor?”

El respondió:

– “Igualito a los otros …… Ni examina a la gente!

Si hay gente que ya recibió el milagro pero no se toca, solo vivirá para reclamar o encontrar defectos para todo en la vida!
A %d blogueros les gusta esto: