Archivo de la categoría: éxito

¿Eres una persona exitosa?


2006-lr-03.jpg

En días pasados, un lector estaba ojeando uno de mis Blogs, y me dice que le gusta el contenido, pero él se me imaginaba que el autor del Blog era “exitoso” o de suma importancia, y no una persona descuidada y común y corriente que aparecía en la foto.

En términos generales le respondí que el hábito no hace al monje, y que esa foto guardaba bellos recuerdos para mi.  Lo cual me hace reflexionar: ¿Soy exitoso?  ¿Soy importante? ¿O soy sólo un simplón más en el mundo?

Pero, ¿qué es el éxito?

Es algo relativo, y cada quien tiene una visión particular de su éxito.

Yo me considero exitoso. Tengo dos carreras universitarias y dos Maestrías. Tengo un trabajo, donde hago lo que me gusta hacer, y tengo el reconocimiento de mis compañeros, jefes y alumnos, y donde tengo un horario cómodo y flexible. Tengo casa propia y carro propio, ambos sin deudas.  No tengo un sueldo que algunos considerarían exitoso, pero me alcanza para mis necesidades. Tengo dos hijos bellos y hermosos, y una pareja bella y hermosa.

Mis padres aún están vivos, y me encanta cuando ellos me visitan o cuando los visitamos a ellos.

Pero más que todo lo material que pueda haber acumulado, me siento exitoso por los logros personales e intangibles.

Por poner una foto donde estoy feliz, ¿soy un simplón? ¿O para que se me considere exitoso debo colocar una foto con el Presidente? (Tengo con 2 Presidentes) ¿O una foto dando una conferencia? (He dado unas cuantas) ¿O una foto de toga y birrete? (También tengo)

Esa foto demuestra que soy un ser humano, feliz, gozoso de la vida. Y para mis estándares, soy exitoso.

Algunos dirán que soy conformista (quizás Bill Gates o Donald Trump), pero me gusta disfrutar de la vida. ¿No se ustedes?

Luis Castellanos

Reflexiones Diarias

Decisiones


Cierto empleado platicaba un día con su jefe, a quien consideraba una persona exitosa.

-“Y dígame”, le preguntó el empleado “¿Cómo es que ha logrado su éxito?”
-“Lo resumo en dos palabras” contestó
-“Y cuáles son esas palabras”
-“Buenas decisiones”
No conforme con la respuesta, el empleado preguntó de nuevo

-¿Y cómo logra tomar las decisiones correctas?”
-“Lo resumo en una palabra, experiencia”
-“Y cómo ha conseguido su experiencia”
-“Lo resumo en dos palabras” respondió
-“Y cuáles son esas dos palabras”
-“Malas decisiones”

Si queremos tomar alguna ventaja de nuestros errores, entonces tenemos que cometer algunos. Y con el paso del tiempo, mientras cometamos errores distintos cada ocasión, entonces estaremos aprendiendo y creciendo.

¿Te has sentido mal últimamente por algún error que hayas cometido?, entonces analiza que fue lo que hiciste mal, asegúrate de no volverlo hacer, perdónate a ti mismo, y sigue adelante.

¿No sientes la suficiente confianza como para tomar una decision, ya que tienes miedo de cometer algún error?, bueno, pues entonces recuerda que inclusive las malas decisiones pueden ser una excelente oportunidad de aprender, porque la única manera de aprender a tomar buenas decisiones es tomando algunas malas decisiones.

Así que, no lo pienses más, atrévete a tomar malas decisiones, hazlo con todo el valor que tengas, a fin de cuentas, esas malas decisiones te convertirán en una persona más sabia. Y si tomas la suficiente cantidad de malas decisiones y aprendes de ellas, llegará el día en que no podrás tomar más malas decisiones y serás lo mejor que puedes ser.

El Exito


En la revista”PODER” , de noviembre de 2002, el mexicano CARLOS SLIM, el hombre mas rico de América Latina, respondió a una pregunta, acerca del significado del ÉXITO. Parece conveniente revisar la respuesta de este connotado empresario, sobre este Tema, en ésta época de reflexión y paz.

“Yo creo que el ÉXITO no está en lo económico.

Una persona no es de ÉXITO, porque le va bien en los negocios o le va bien profesionalmente o saca 10 en la escuela. Creo que eso es lo que menos vale. Lo que vale es tener los pies en la tierra, la familia- el concepto – FAMILIA – , los amigos; apreciar las cosas que tienen valor verdadero, no solo material, no físico necesariamente.

Pienso que a este concepto bien le puedo añadir una reflexión que me regaló mi madre:

‘El ÉXITO, no tiene nada que ver con lo que mucha gente se imagina. No se debe a los tìtulos nobles o acadèmicos que tienes, ni a la sangre heredada o a la escuela en que estudiaste. No se debe a las dimensiones de tu casa o de cuantos carros quepan en tu garage.

No se trata si eres jefe o subordinado; o si eres miembro prominente de clubes sociales. No tiene nada que ver con el poder que ejerces o si eres buen administrador o si hablas bonito, o si las luces te siguen cuando lo haces. No es la tecnología que empleas. No se debe a la ropa que usas, ni a los gravados que mandas bordar en tu ropa, o si después de tu nombre pones siglas deslumbrantes que definen tu status social.

No se trata de si eres emprendedor, hablas varios idiomas, si eres atractivo, joven o viejo. El ÉXITO…se debe a cuanta gente te sonrìe, a cuanta gente amas y cuantos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espìritu. Se trata de si te recuerdan cuando te vas. Se refiere a cuanta gente ayudas, a cuanta evitas dañar o si guardas o no rencor en tu corazòn.

Se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños, de que tus logros no hieran a tus semejantes. Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás. Es sobre si usaste tu cabeza tanto como tu corazón, si fuiste egoísta o generoso, si amaste a la naturaleza y a los niños y te preocupaste de los ancianos. Es acerca de tu bondad, tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta.

No es acerca de cuantos te siguen, sino de cuantos realmente te aman. No es acerca de transmitir, sino de cuantos te creen si eres feliz o finges estarlo. Se trata del equilibrio de la justicia que conduce al bien tener y al bien estar. Se trata de tu conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de SER más, no de TENER más’.”

Carlos Slim
A %d blogueros les gusta esto: