Archivos Mensuales: octubre 2008

Cuidado con el perro


Al entrar a una pequeña tienda, el extraño notó un anuncio en la puerta de vidrio que decía “PELIGRO, CUIDADO CON EL PERRO”

Adentro, vio un indefenso perro viejo dormido en el piso cerca de la caja registradora. Y le preguntó al dueño de la tienda “Es este el perro con que la gente se supone deben tener cuidado?”

“Sí,” Contestó el propietario, “Ese es.”

El hombre no pudo quedarse sin sonreír. “Este ciertamente no se ve como un perro muy peligroso desde mi punto de vista,” se rió. “Por qué decidió usted poner ese anuncio?

“Porque”, contestó el dueñoo, “antes de que pusiera el anuncio, la gente seguido se tropezaba con él.”

Muchas veces no vemos los detalles en la vida que por parecer insignificantes simplemente los ignoramos, pero su poder para hacernos tropezar es inmenso..¡

Vía Renuevo de Plenitud

No estacionarse


Un ministro estacionó su automóvil en una zona donde estaba prohibido hacerlo en medio de una gran ciudad y colocó el siguiente mensaje en el parabrisas:

-He dado diez vueltas a esta cuadra. Tengo una cita que cumplir. Perdona nuestras ofensas.

Cuando regresó a su automóvil, encontró esta respuesta escrita en su nota, junto con una boleta de infracción:

– Yo llevo diez años dándole vueltas a esta cuadra. Si no le impongo una multa, pierdo mi trabajo. No nos dejes caer en la tentación.

Bits & Pieces

Lo que digo


Un joven abogado, acabado de graduar del colegio de leyes y comenzando su primer día en el trabajo, se sentó en la comodidad de su nueva oficina dando un gran suspiro de satisfacción.

Había trabajado duro por mucho tiempo para saborear ese momento.

Entonces, notando un posible cliente que se acercaba a su puerta, comenzó a parecer ocupado y enérgico. Abrió su libreta tamaño legal y con su pluma de escribir en mano, tomó el teléfono, lo sujetó con su barbilla, y comenzó a escribir con rapidez mientas fingía que hablaba con alguien importante diciendo:

-Mira Larry, en cuanto a ese trato de fusión, pienso que mejor me llegó a la factoría y lo manejo en persona. Sí. No. No pienso que tres millones de dólares lo logren. Mejor hagamos que Smith, de Los Ángeles, se reúna con nosotros allí. Está bien. Te llamo más tarde.

Colgando el teléfono, colocó la pluma en el escritorio, levantó la mirada a su visitante, se puso de pie, le extendió su mano y le dijo con la voz más cortés y llena de confianza que tenía como abogado:

-Buenos días. ¿Cómo puedo ayudarlo?

El posible cliente respondió:
-En realidad, solo estoy aquí para conectar su teléfono.

Un pequeño acto


Un Día de Acción de Gracias hace muchos años, una joven familia despertó en una situación totalmente opuesta a la mayoría de familias en ese día especial, “donde conseguirían comida? “..

Los padres eran demasiado orgullosos como para ponerse en contacto con un centro de caridad local y mucho menos iban a pasar por mendigos.

Demasiado frustrados en vez de celebrar el don de la unidad, los padres solo perdían el tiempo en discutir y reprocharse el uno al otro su situación, pasando de ser un día de celebración a un día de devastación.

El hijo mayor de 11 años de edad no podía hacer nada más que ver la desesperación.

Luego, algo sucedió que marcó la vida de ese muchacho. Una llamada inesperada, álguien estaba tocando su puerta. La familia se sorprendió al encontrar a un hombre de pie allí, que sonreía ampliamente y con una enorme cesta rebosante de delicias, comida suficiente para toda la familia.

En ese momento, la vida del niño cambió para siempre. Aprendió con este simple acto de amabilidad que la esperanza es eterna y que la gente, incluso extraños, realmente se pueden preocupar por los demás. Estaba tan lleno de gratitud y juró que iba a tener éxito algún día lo suficiente para devolver algo a los demás.

Unos años después el Día de Acción de Gracias , el muchacho con sólo 17 años, salió con sus escasos ingresos para comenzar a cumplir con esa promesa. Se fué al supermercado más cercano compró varias bolsas de alimentos y las entregó a una mujer con seis hijos cuyo padre los había abandonado. La mujer estaba maravillada, y los ojos de los niños brillaban con deleite.

Este joven fue conmovido hasta las lágrimas. En ese momento, se dió cuenta de que su horrible día años atrás era en realidad un regalo que le había traído la satisfacción que ahora sentía, y sabía con absoluta certeza que, cualquiera que fuesen lo desafíos que viniesen ahora se convertirían en valiosas lecciones.

El nombre de ese niño, Tony Robbins, y ese momento marcó el nacimiento de la Fundación Anthony Robbins Internacional (Brigada Internacional de canastas). Inspirado hace más de tres décadas por un simple acto de generosidad por parte de una persona a quien le importó. La Brigada Internacional de canastas (International Basket Brigade) ha alcanzado su apogeo en un impresionante esfuerzo colectivo que actualmente alimenta a más de dos millones de personas en 74 países.

La historia de Humi


Hace muchos años, en la isla de Hokkaido, vivía el jóven Humi, que se ganaba el sustento picando piedras. Aunque jóven y sano, no estaba contento con su destino, y se quejaba noche y dá. Humi, pese a no conocer bien el Cristianismo sabía que, según su tradición, al menos una vez al año se satisfacían los deseos de la humanidad. Así, un día de Navidad rezó con mucha fé y para su sorpresa, se le apareció un ángel.

– Tienes salud y toda una vida por delante -le dijo el ángel-. Todos los jóvenes deben empezar a hacer algo. ¿Por qué vives quejándote?.

– Dios ha sido injusto conmigo y no me ha dado la oportunidad de llegar lejos – respondió Humi.

Preocupado, el ángel se presentó ante el Señor para pedirle ayuda y que su protegido no terminara por perder su alma.

– Que se haga tu voluntad -dijo el señor-. Como es Navidad, todo lo que desee le será concedido.

Al día siguiente, Humi estaba picando piedras cuando vió pasar un carruaje que llevaba a un noble cubierto de joyas. Pasándose las manos por el rostro sucio y sudoroso, dijo con amargura:

-¿Por qué no puedo ser noble yo también? ¡Ése es mi destino !

-¡ Así sea! -murmuró su ángel con gran alegría.

Y Humi se convirtió en dueño de un suntuoso palacio y de muchas tierras, rodeado de sirvientes y caballos. Salía todos los días con su impresionante cortejo y le gustaba ver a sus antiguos compañeros mirándolo con respeto, hasta que una tarde, el calor era insoportable; incluso bajo su parasol dorado, Humi sudaba como en los días en que picaba piedras. Se dió cuenta entonces de que no era tan importante como pensaba: por encima de él había príncipes, emperadores, y más alto todavía estaba el Sol, que no obedecía a nadie, pues él era el verdadero rey.

– ¡Ángel mío!, ¿por qué no puedo ser el Sol?. ¿Ése debe ser mi destino! – se lamentó Humi.

– Que así sea – exclamó el ángel, ocultando su tristeza ante tanta ambición.

Y Humi fue el Sol, como era su deseo. Mientras brillaba en el cielo, maravillado con su gigantesco poder para hacer madurar las cosechas o quemarlas a su voluntad, vió un punto negro que comenzaba a avanzar a su encuentro. La mancha oscura fue creciendo y Humi se dió cuenta de que era una nube que se extendía a su alrededor y le impedía ver la Tierra.

– ¡Ángel mío! -gritó Humi-. ¡La nube es más fuerte que el Sol!, ¡mi destino es ser nube!. Respondió el Ángel -¡Así sea!.

Se convirtió en nube y vio realizado su sueño. -¡Soy poderoso! – gritaba, oscureciendo al Sol. -¡Soy invencible! tronaba, siguiendo a las olas. Pero en la costa desierta del océano se erguía una inmensa roca de granito, tan vieja como el mundo. Humi pensó que la roca lo desafiaba y desencadenó una tempestad como el mundo no había visto jamás. Las olas, enormes y furiosas, golpeaban la roca intentando arrancarla del suelo y lanzarla al fondo del mar, pero, firme, la roca continuaba en su sitio.

-¡ Ángel mío ! -sollozaba Humi-. ¡La roca es más fuerte que la nube !, ¡mi destino es ser roca!.

Y Humi se convirtió en roca. -¿Quién podrá vencerme ahora? -se preguntaba-.¡Soy el más poderoso del mundo !.

Y así pasaron varios años, hasta que una mañana, Humi sintió una punzada aguda en sus entrañas de piedra, seguida de un profundo dolor, como si una parte de su cuerpo de granito estuviese siendo lacerada. Enseguida oyó unos golpes sordos y de nuevo un inmenso dolor. Loco de espanto, gritó:

– ¡Ángel mío, alguien está intentando matarme!. ¡Tiene más poder que yo, quiero ser como él!.

– ¡Así sea! -exclamó el ángel, llorando.

Y así fue como Humi volvió a picar piedras.

PAULO COELHO

Vía Némesis

¿Tú de qué eres esclavo?


¿De las heridas que recibiste cuando eras pequeño?, ¿de tus traumas de la infancia?, ¿de lo que alguien más decidió que fueras?, ¿de una relación que no te satisface?, ¿ de un trabajo que no disfrutas?, ¿de la rutina de tu vida?

¡Ya libérate! ¡tira ya ese costal que llevas en la espalda en el guardas el resentimiento, el rencor y la culpa. Deja ya de culpar a otros y a tu pasado por lo que no marcha bien en tu vida. Cada día tienes la oportunidad de empezar otra vez. Cada mañana, al abrir los ojos, naces de nuevo, recibes otra oportunidad para cambiar lo que no te gusta y para mejorar tu vida. La responsabilidad es toda tuya. Tu felicidad no depende de tus padres, de tu pareja, de tus amigos, de tu pasado, depende solo de ti.

¿Qué es lo que te tiene paralizado?, ¿el miedo al rechazo?, ¿al éxito?, ¿al fracaso?, ¿al que dirán?, ¿a la crítica?, ¿a cometer errores?, ¿a estar solo?

¡Rompe ya las cadenas que tu mismo te has impuesto! A lo único que le debes tener miedo es a no ser tú mismo, a dejar pasar tu vida sin hacer lo que quieres, a desaprovechar esta oportunidad de mostrarte a otros, de decir lo que piensas, de compartir lo que tienes. Tú eres parte de la vida y como todos, puedes caminar con la frente en alto. Los errores del pasado ya han sido olvidados y los errores del futuro serán perdonados. Date cuenta de que nadie lleva un registro de tus faltas, solo tú mismo. Ese juez que te reprocha, ese verdugo que te castiga, ese mal amigo que siempre te critica, ¡eres tú mismo! Ya déjate en paz, ya perdónate, sólo tú puedes lograrlo.

¿Cuándo vas a demostrar tu amor a tus seres queridos?, ¿Cuándo te queden unos minutos de vida?, ¿Cuándo les queden a ellos unos minutos de vida?

El amor que no demuestres hoy, se perderá para siempre. Recuerda que la vida es tan corta y tan frágil que no tenemos tiempo que perder en rencores y estúpidas discusiones. Hoy es el día de perdonar las ofensas del pasado y de arreglar las viejas rencillas. Entrégate a los que amas sin esperar cambiarlos, acéptalos tal como son y respeta el don más valioso que han recibido: Su libertad.

Disfruta de tus relaciones sin hacer dramas. Si pretendes que todos hagan lo que tú quieres o que sean como tú has decidido, si pretendes controlar a los que te rodean, llenarás tu vida de conflicto. Permite a otros que tomen sus propias decisiones como has de tomar las tuyas, tratando siempre de lograr lo que es mejor para todos. Así podrás llenar tu vida de armonía.

Y por último, ¿Qué estás esperando para empezar a disfrutar de tu vida? ¿Que se arreglen todos tus problemas?, ¿Que se te quiten todos tus traumas?, ¿Que por fin alguien reconozca tu valía?, ¿Que llegue el amor de tu vida?, ¿Que regrese el se fue?, ¿Que todo te salga como tú quieres?, ¿Que se acabe la crisis económica?, ¿Que te suceda un milagro?, ¿Que por arte de magia todo sea hermoso y perfecto?

¡Despierta ya hermano!, ¡Despierta ya hermana!, ¡Esta es la vida! La vida no es lo que sucede cuando todos tus planes se cumplen, ni lo que pasará cuado tengas eso que tanto deseas. La vida es lo que está pasando en este preciso instante. Tú vida en este momento es leer este párrafo, donde quiera que lo estés haciendo y con las circunstancias que te rodean ahora. En este momento tu corazón lleva sangre a todas las células de tu cuerpo y tus pulmones llevan oxígeno a donde se necesita. En este momento algo que no podemos comprender, te mantiene vivo y te permite, ver, pensar, expresarte, moverte, reír, ¡hasta llorar si quieres!

No te acostumbres a la vida, no te acostumbres a despertar todos los días y estar aburrido, o malhumorado, o preocupado. Abre tus ojos y agradece todas las bendiciones que puedes ver, agradece tu capacidad de oír el canto de los pájaros, tu música preferida, la risa de tus hijitos. Pon tus manos en tu pecho y siente tu corazón latir con fuerza diciéndote: “Estás vivo, estás vivo, estás vivo”.

Yo se que la vida no es perfecta, que está llena de situaciones difíciles. Tal vez, así es como se supone que sea. Tal vez por eso se te han brindado todas las herramientas que necesitas para enfrentarla: Una gran fortaleza que te permite soportar las pérdidas, la libertad de elegir como reaccionar ante lo que sucede, el amor y el apoyo de tus seres queridos.

Se también que tú no eres perfecto, nadie lo es. Y sin embargo, millones de circunstancias se han reunido para que existas. Fuiste formado a partir de un diseño maravilloso y compartes con toda la humanidad sus virtudes y defectos. Así está escrito en tus genes, en los genes de todos los seres humanos que han existido y en todos los que existirán.

Tus pasiones, tus miedos, tus heridas, tus debilidades, tus secretos y tu agresión, los compartes con todos tus hermanos. ¡Bienvenido a la raza humana! Esos supuestos defectos son parte de tu libertad, parte de tu humanidad.

Si te preguntas ¿Quién soy yo para decirte todo esto? Te contestaré que no soy nadie, soy simplemente una versión diferente de lo que tú eres. Otro ser humano más entre miles de millones, pero uno que ha decidido ser libre y recuperar todo el poder de su vida………

Espero que tú también decidas hacerlo.

Francisco J. Ángel Real
Tomado del libro “El Esclavo”

El bosque mágico de la mente


El concepto de felicidad es muy diferente de unas personas a otras y aunque hay cosas y sensaciones que pueden ser comunes, los gozos de unos pueden ser la pesadilla de otros.

Algunas personas son felices llevando una vida tranquila y segura mientras otras se mueren de aburrimiento si están solas; si no hay en su vida cambios, novedades y fuertes excitaciones.

La felicidad depende más de lo que ocurre dentro que de lo que nos sucede fuera; de las ideas que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida.

Depende de todos los misterios que viven ¡en el Bosque Mágico de tu Mente!

Dentro de tu mente lo tienes todo. El sol y la luna, las montañas y los valles. Los colores del amanecer y las sombras de la noche. La alegría de las cascadas y la niebla espesa que empapa el alma de nostalgias infinitas.

Si buscas dentro de tu corazón, siempre encontrarás razones para ser feliz y también para permanecer en la tristeza.

Porque tu felicidad no depende de otros, de la compañía que tengas o de lo que haces, ni tampoco de lo que tienes. No depende de cómo sea tu cuerpo ni de que tengas más o menos dones.

Sólo depende de lo conforme que estés con lo que haces, con lo que tienes, con tu cuerpo y con tus dones.

La Felicidad depende de que realmente quieras ser feliz y estés tan a gusto contigo mismo como para poder sentir el gozo de la Vida.

“La felicidad es una mariposa que sale volando cuando la persigues,
pero que puede posarse a tu lado, si te sientas tranquilamente a mirar”.

Nathaniel Hawthorne

El Libro del Tesoro


Hace muchísimos años, en una pequeña ciudad de Damasco vivía una viuda con solo un hijo. Cuando creyó que estaba cerca de su final, llamó a su hijo y le dijo:

– Hemos vivido en dificultades porque somos pobres pero te entrego esta riqueza.

– Este libro me lo regaló un poderoso mago y dentro de sus páginas están todas las indicaciones necesarias para hallar un gran tesoro. Yo no he tenido ni fuerza ni tiempo para leerlo, pero ahora te lo doy a ti. Sigue las instrucciones y llegarás a ser rico.

El hijo, después de haber superado la tristeza por la pérdida de su madre, empezó a leer aquel grueso libro , antiguo y precioso que comenzaba así :

“Para llegar al tesoro debes leer página por página. Si saltas y lees el final, el libro desaparecerá por arte de magia y no podrás encontrar el tesoro.”

Y prosiguió describiendo las riquezas. Pero después de la primera página, el texto recontinuaba en lengua árabe.

El joven, que ya se imaginaba rico, por no correr el riesgo de que otro se entere, se puso a estudiar árabe, hasta que pudo leer sin problema. Pero con sorpresa advirtió que el libro continuaba en Chino y en otro idioma.

El joven con paciencia estudió cada idioma. Mientras tanto para poder vivir, aprovechó el conocimiento de varias lenguas y comenzó a ser conocido en la ciudad como mejor intérprete, de tal modo que ya su situación económica no era tan difícil.

El libro continuaba con las instrucciones para administrar el tesoro.

El joven estudió con mucha voluntad Comercio y Economía.

Se capacitó sobre los bienes muebles e inmuebles, para que no lo engañaran cuando tuviera el tesoro. A su vez aprovechó para adquirir nuevos conocimientos, a tal punto que su fama se extendía hasta la corte, donde lo nombraron administrador general.

El libro por fin se adentraba en lo único en cuestión, indicando la forma de cómo construir un puente, cómo usar los instrumentos para llegar al lugar, cómo abrir las puertas de piedra apartando la tierra.

Enseñaba cómo aplanar una calle. Siempre con la idea de que nadie lo ayudase para no confiar su secreto.

El hijo de la viuda quien llegó a ser un hombre muy culto y respetado, estudió ingeniería y urbanismo, al ver el Rey su valor y cultura lo nombra Ministro y Arquitecto de la corte.

Finalmente, Primer Ministro. No existía en el reino un hombre tan culto e inteligente, que había llegado al final de la lectura.

El día de su boda con la hija del Rey, llegó a la última frase y en ella pudo leer:

La más grande Riqueza, es el Conocimiento.

18 Errore$ en las Finanza$ Per$onale$



Error 1. Gasta más de lo que ganas

  • Es aritmética pura.
  • Si gastas más de lo que ganas estás creando deudas.
  • Las deudas salen más caras.

Error 2. No llevar un registro de gastos

  • Si no sabes donde está la “fuga” no la puedes remediar.
  • Presupuesta tus gastos.

Error 3. Mantenerte en tu área de comodidad

  • No capacitarte.
  • No abrir tu mente a nuevas ideas.
  • No aprender a hacer las cosas de manera diferente.

Error 4. No ahorrar

  • No pagarte tu primero.
  • Lo importante no es cuánto ahorras, lo importante es empezar.
  • Ahorrar y no invertir es un gran error.
  • Se trata de que el dinero trabaje para ti.
  • Considera el poder del interés compuesto.

Error 5. Creer que tus finanzas son asunto de tu gobierno o de tu empleador

  • Confiar demasiado en tu sistema de pensiones.
  • Todos los sistemas de pensiones en el mundo están “quebrados“.

Error 6. Hacer de las tarjetas de crédito una forma de vida

  • Las tarjetas de crédito son la nueva forma de esclavitud.
  • Lo mejor para salir de la trampa es no entrar.
  • Si ya estás adentro sigue el sistema: 70% gastos; 20% pago tarjetas; 10 % ahorro

Error 7. Hacer compras innecesarias

  • Comprar a crédito bienes superfluos.
  • Abusar de las compras a meses sin intereses.
  • De todas formas lo vas a pagar.
  • Comprar a crédito es vender barato tus mañanas por un poco de hoy.

Error 8. Olvidarte de tu ser con tal de tener

  • Es como “venderle” tu alma al diablo.
  • Ningún dinero mal habido se puede disfrutar.
  • El orden natural de las cosas es: tener, hacer, ser.

Error 9. Ser fiador

  • Por ningún motivo seas fiador.
  • Es ponerte la soga al cuello.
  • Es pagar por algo que tu no disfrutaste.
  • Recuerda que fiador = pagador.

Error 10. Prestar lo que no puedas regalar

  • Si no lo puedes regalar mejor no prestes.
  • Recuerda que lo prestado es pariente de lo dado.

Error 11. Manejar un automóvil que no está asegurado

  • Es una gran irresponsabilidad.
  • Lo importante no es que puedas “perder” el auto, sino los accidentes que puedes originar.

Error 12. No contar con un seguro de gastos médicos mayores.

  • Hay enfermedades que terminan con todas las reservas de dinero.
  • No lo consideres un gasto, es una inversión.

Error 13. Creer que nunca vas a envejecer

  • En tiempos de vacas gordas hay que guardar para el tiempo de vacas flacas.
  • La juventud física no es eterna.
  • Hay que aprovechar la juventud y la madurez para vivir una vejez digna.

Error 14. Heredar a tus hijos en vida

  • Disfruta en vida lo que tanto trabajo te costó ganar.
  • Manténlos interesados en ti mientras estés vivo.
  • Eso si: deja testamento para evitar problemas.

Error 15. Construir en terreno ajeno

  • Acuérdate que “papelito habla“
  • Construir es fácil, pero después siempre hay codicia.
  • Hasta el parentesco termina.
  • Son verdaderas batallas campales entre parientes.
  • Acuérdate: CASADOS = CASA DOS

Error 16. Casarte por bienes mancomunados

  • Debería estar prohibido.
  • Cada quien debe tener sus propios recursos.
  • Los recursos se pueden unir temporalmente siempre y cuando haya consentimiento.

Error 17. Pedir prestado

  • Es una forma de autodevaluación.
  • Es hacer que la gente te rehuya.
  • Es la mejor forma de cerrarte puertas.
  • Evita al máximo pedir prestado.
  • Y si te prestan: ¡Paga!

Error 18. Gastar en vicios

  • Alcohol
  • Cigarros
  • Drogas
  • Relaciones destructivas
Carlos Gil

Una pregunta al Dalai Lama


¿Qué le sorprende más de la humanidad?

Y el respondió . . .

Los hombres . . . . . . Porque pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar la salud.

Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro.

Y viven como si no tuviesen que morir nunca . . . . Y mueren como si nunca hubieran vivido.

La pareja en familia


Hace algunos años, cuando todavía era soltero, y joven, y bello, tuve una clase muy especial. Fui a ella con una chica llamada Norma, que en ese entonces era mi novia, y puedo asegurar que la lección que aprendimos ese día impacto muchísimo mi vida.

No recuerdo mucho del tema de la clase, pero lo que si recuerdo con mucha frecuencia es la dinámica que se realizo en ella. Para empezar, nos sentamos todos en círculo, y entre bromas, nos pidieron a Norma y a mí que nos sentáramos juntos.

La persona que daba la clase dijo entonces ‘Supongamos que Pablo y Norma se acaban de casar’. Ambos nos miramos con los ojos muy abiertos y tragamos saliva. La instructora continúa sin prestar mucha atención a nuestro desconcierto: ‘Ellos han construido su hogar, establecido sus normas, y comienzan a ser muy felices. Con el tiempo viene el primer hijo’. Llamaron a uno de los jóvenes y le pidieron que se sentara entre nosotros. ‘Norma y Pablo le dan la bienvenida a su hogar y le tratan con mucha ternura y cariño. Pero, como suelen ser las cosas, tienen entonces a otro hijo’. Pidieron a otro de los jóvenes que se sentara al lado de su ‘hermano’, entre nosotros. ‘La familia va creciendo, y tienen buenas normas. Los chicos se tratan con mucho cariño y los papás vigilan que no haya riñas entre ellos. Son muy buenos padres y literalmente dedican su vida a ellos’.

Norma y yo nos vimos en esa ocasión muy productivos, porque tuvimos unos tres o cuatro hijos más. En cada ocasión pidieron a alguno de los jóvenes o jovencitas que se sentaran en medio de nosotros para darles la bienvenida. ‘El tiempo pasa’, continúa la instructora, ‘ y llega el día en que los hijos hacen su propia vida. Primero, Julio se casa y forma su propio hogar. ‘Dejara el hombre a su padre y a su madre’. Vamos, déjalos, Julio, ahí deja tu silla’. Julio, nuestro primer ‘hijo’, se levanta y ocupa su nuevo lugar.’ También Martita y Linda encuentran buenos partidos y se casan’. Las chicas se levantaron y dejaron su lugar. Así cada uno de nuestros hijos se fue ‘casando’ y dejando sus sillas vacías.

Cuando todos hubieron terminado de irse, la instructora hizo una pausa y luego dijo: ‘Ahora miren la distancia que existe entre ellos’. Y callé nuevamente. Efectivamente, había entre nosotros una distancia enorme de sillas vacías. A mi me pareció kilométrica. Me hice muchas preguntas entonces. ¿Que pudo haber causado ese hueco enorme? Como si leyera mi mente, la instructora respondió entonces algunas de las preguntas que me hacía. ‘Juan Pablo y Norma han cometido un gran error, porque han permitido que sus hijos se interpongan entre ellos; y ahora que están de nuevo solos, si acaso, tendrán que empezar desde el principio’. ¿Que habíamos hecho mal?¿Acaso no nos habíamos dedicado con fervor a nuestros hijos?¿O era ese el centro mismo de la construcción de una familia? La instructora nos explicó el error de darlo todo por nuestros hijos. Explicó Que la base del fundamento del hogar no son los hijos, sino la pareja y que esta debe permanecer unida contra viento y marea. De hecho, el mejor regalo que se puede dar a nuestros hijos es el hecho de saber que sus padres se aman y que permanecen unidos y ellos aprenden a amar en función de cómo aprenden que se aman sus padres. Si los padres no salen juntos, no se siguen cortejando con frecuencia, no se hablan con ‘tiernos acentos’ y no se comunican entre ellos de manera frecuente y especial, es escasa la probabilidad de tener hijos espiritual y emocionalmente estables y, cuando ellos partan de casa, nos encontraremos incomunicados y encontraremos a nuestra pareja a una enorme distancia, sin saber del todo como recuperar lo que nuestro propio descuido ha dejado que se pierda con los años. Y no es egoísmo; por el contrario, es un seguro de vida para ellos y para nosotros mismos; para garantizar la vida eterna. Primero la pareja. Son los hijos los que deberán acomodarse. La vida familiar tendrá que girar no en torno a ellos, sino en torno de los padres. Los padres deben recordar que una relación de verdadero amor con su pareja es el mejor regalo que puede darles, y su principal prioridad, y su mayor herencia, y la forma de enseñarles a sus hijos a amar y de garantizar así su verdadera felicidad, temporal y eterna. Ellos se escogieron primero, ellos dan la bienvenida como invitados a los hijos. Estoy aplicando esto con mi novia actual. Mi única novia, gloriosa, infinita y eterna. Mis hijos saben que tendrán una plática conmigo si faltan el respeto a su madre. Y mi esposa, mi novia, les recuerda que necesitamos espacios para platicar y estar juntos en ocasiones. Encuentro que es mas fácil darlo todo por los hijos de esta forma, si uno sabe que el amor por la pareja está creciendo. Es la fuente de donde uno puede extraer todas las fuerzas.

LOS FRUTOS NO SE ALIMENTAN, SE ALIMENTA EL ARBOL. UN ARBOL FUERTE Y SANO DA FRUTOS BUENOS

El Poder de la Palabra


La palabra es uno de los dones con que el Amor Divino ha dotado a la humanidad, y como todos los dones – tales como el don de pensar y el don de sentir – constituye un poder que el ser humano debe utilizar exclusivamente para el bien.

Ya sabemos que los pensamientos y sentimientos tienen gran fuerza para con nosotros y para con los demás. Y sabemos también que podemos, con esa fuerza, hacer bien si la utilizamos en sentido positivo o hacer mal si la utilizamos en sentido negativo.

La palabras expresan nuestros pensamientos y sentimientos dándole forma y acción, de modo que en la palabras están unidos el poder del pensamiento y el poder del sentimiento con la fuerza de la propia voluntad, que utiliza esos poderes con un fin determinado.

Por lo tanto, la palabra – sea hablada o escrita – constituye un conjunto de vibraciones que tiene, por Ley de Afinidad, intensa acción en las mentes y en las almas de quienes la escuchan o la leen. Además, actúan sobre la voluntad de quienes reciben esas vibraciones, pudiendo en muchos casos llegar a dominarla, si quien habla o escribe lo hace con esa finalidad.

En todo obran permanentemente las Leyes y nosotros tenemos la responsabilidad de utilizar el poder que por Ley recibimos – sólo y exclusivamente con amor.

Si empleamos amorosamente el poder maravilloso de la palabra – hablada o escrita – podemos por Ley de Afinidad transmitir, mediante ella, a las mentes y a las almas de quienes escuchan o leen esas palabras, las vibraciones de bien que las palabras llevarán como “contenido espiritual”.

Si, por el contrario, pretendiendo ignorar la gran responsabilidad que significa poseer el poder de la palabra, la utilizamos con fines egoístas y ambiciosos, con rencor, con desamor, ese poder maravilloso se transformará en una poderosa arma al servicio del mal.

Las palabras pueden acariciar o herir, ser bálsamo o corrosivo, alentar o deprimir, despertar los sentimientos más puros o los más bajos, impulsar al heroísmo o a la degradación; las palabras pueden unir o dividir, pueden construir o destruir. Todo esto podemos corroborarlo a diario si analizamos nuestros pensamientos, sentimientos y acciones.

El poder de la palabra utilizado positivamente, es decir, con amor, es un maravilloso instrumento de bien, pero utilizado negativamente, es decir, con egoísmo y desamor, es un terrible instrumento de mal.

Cuidemos, pues, nuestra palabra en todo momento, procuremos que jamás perjudique ni cause dolor a los demás, sino que, por el contrario, sea siempre expresión de nuestro amor y de nuestros fraternales pensamientos y sentimientos de bien.

Si sientes que sólo el odio te rodea, revisa cómo te estás manifestando.

Serás lo que pienses y eso mismo recibirás.

Empieza a analizar tus pensamientos y descarta los que observas no están siendo amorosos.

Eres responsable de tu transformación y la de tu entorno; nadie puede llevarlas a cabo por ti.

¡Basta de víctimas y culpables! ¡Hazte responsable!

Tienes el poder, aprende a usarlo.

Comienza a expresar el Amor que eres, AHORA!

Texto de Madú Jess, adaptado por Marcela Parolin

La vida


  • Apunta hacia la luna; aún cuando falles, aterrizarás entre las estrellas.
  • Más vale tu sonrisa triste, que la tristeza de no verte sonreír.
  • Si piensas que todo el mundo esta contra ti, recuerda que los aviones se elevan contra el viento.
  • Si quieres ver las cosas que nunca has visto, haz cosas que nunca has hecho.
  • Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer.
  • La aventura más maravillosa no es llenar de sueños nuestras vidas, si no de hacer de cada momento algo tan fuera de lo común, que parezca un sueño a la hora de recordarlo.
  • Cuando la determinación de triunfar es lo suficientemente fuerte, el fracaso jamás te alcanzará.
  • El amor aunque sea dulce, siempre tiende a agriarse; pero, si lo mezclas con sabiduría y madurez, va a ser un amor para toda la vida.
  • En esta vida todo gira … no hagas lo que no quieres que te hagan a ti.
  • Sueña lo que quieras soñar, ve a donde quieras ir, se lo que quieras ser, porque tienes tan sólo una oportunidad para hacer todo lo que quieras hacer.
  • El que busca un amigo sin defectos, se quedará solo toda la vida.
  • Si ves a alguien sin una sonrisa, simplemente dale una de las tuyas.
  • Aquel que tiene fe, encuentra el éxito en donde muchos fracasan.
  • La alegría comienza en el mismo momento en que cesas la búsqueda de tu propia felicidad y procuras la de otros.
  • El que te humilla y te hace sentir menos, está reflejando en ti sus propias inseguridades.
  • La gran diferencia entre lo material y lo espiritual, es que lo material tiene un valor temporal momentáneo, mientras que lo espiritual tiene un valor infinito.
  • Puedes llegar tan lejos como te lleven tus sueños.
  • Se paciente con todo el mundo pero sobre todo contigo mismo.
  • Hay un montón de días bellos que aún vendrán, lo pasado pasó.
  • El mañana durará siempre.
  • En la vida no hay ensayo general. Cada día es debut y despedida.

Eres mi vida


Había un niño de la India que fue sido enviado por sus padres a un internado. Antes de ser enviado, este muchacho fue el alumno más brillante de su clase.Era el primero en todo. Él era un campeón.

Pero el muchacho cambió después de salir de casa. Sus notas empezaron a desmejorar. Odiaba estar en el grupo. estaba solo todo el tiempo. hubo momento tan oscuros que hasta pensaba en el suicidio. Todo esto porque se sentía inútil y que nadie lo amaba.

Sus padres comenzaron a preocuparse por hijo, pero incluso ellos no sabían lo que estaba mal con él. Así que su papá decidió viajar a la escuela y hablar con él.
Se sentaron en la orilla del lago, cerca de la escuela. El padre comenzó haciéndole preguntas ocasionales acerca de sus clases, los profesores y los deportes. Después de un tiempo su padre dijo, ‘¿Sabes hijo, la razón por la que estoy aquí hoy? ”

El joven contestó, “para comprobar mis calificaciones?”

“No, no” su padre respondió: “Estoy aquí para decirte que eres la persona más importante para mí. Quiero verte feliz. A mi no importan las calificaciones. Me importas tú, me preocupo por ti y me importa tú Felicidad. ERES ES MI VIDA “.

Estas palabras causaron que los ojos del muchacho de se llenaran de lágrimas. Abrazó a su papá y se mantuvieron en silencio por un largo tiempo, no había nada más que decir.

Ahora el muchacho tenía todo lo que quería. Sabía que alguien en esta tierra que se preocupaba por él y le amaba profundamente. Significaba el Mundo para alguien¡.

hoy este joven esta en la universidad y es el mejor de su clase. Nadie le ha visto triste jamás !

Muchas gracias papá. Tu también eres es mi vida..¡

Viraj Bhandare

Quisiera ser…


LA LUNA!

Para iluminar el camino de los que viven en la oscuridad…

SILENCIO!

Para callar la voces que aturden mi corazón…

AMANECER!

Para traer un dia más de felicidad…

LUZ!

Para disipar las sombras y destacar los colores…

NOCHE!

Para alentar a los que luchan de día…

VIDA!

Para refortalecer a los que están muriendo…

LÁGRIMA!

Para conmover los corazones insensibles…

SONRISA!

Para alegrar los rostros y eliminar las amarguras…

AMOR!

Para unir a las personas y dar significado en sus vidas…

Buen Comercial


El texto es de un comercial creado por Washington Olivetto que fue exhibido en los cines recientemente. En el film , la tela queda toda blanca Y la narración dice lo siguiente:

Este comercial no tiene mujer en bikini,
no tiene cachorros,
no tiene niños,
no tiene bebito.

Este comercial no tiene pareja,
no tiene beso,
no tiene familia tomando el café de la mañana.

Este comercial no tiene música exitosa,
no tiene efectos especiales,
no tiene una tortuga jugando con una pelota.

Este comercial no tiene gente famosa,
ni modelos publicitarios.

Porque este comercial es para vender un producto
que nadie precisa ser convencido de comprar…
que usted adora consumir
y que, tal vez,
usted hasta ya ha comprado.

Sólo que no están entregando.
Es un producto que no tiene marca,
no tiene slogan,
no tiene envoltorio,
ni hace promoción tipo “lleve 3, pague 2”.

Este comercial es todo blanco,
y de esta manera
puede ser entendido aquí y en el mundo entero.

Además, sería muy bueno si este comercial
se pudiera pasar en el mundo entero.

Porque el producto que este comercial quiere vender es
PAZ!

Y mientras que las personas que precisan comprar la PAZ no la compren,
haga así:

Tome un poco de la PAZ que usted todavía tiene en casa,
y úsela en el tránsito,
úsela en la fila del banco,
úsela en el ascensor,
úsela en el fútbol.

¡La PAZ es un producto interesante!
Porque cuanto más usted la usa,
más PAZ usted tiene.

Y si todo el mundo la usara
tal vez llegue el día
en el que nadie más
precise hacer un comercial
para vender la PAZ.

Cómo ser optimista


Prométete a ti mismo:

  • Ser tan fuerte que nada pueda turbar tu paz mental
  • Hablar solo de salud felicidad y prosperidad a toda persona que conozcas
  • Hacer que todos tus amigos sientan que hay algo de valor dentro de ellos
  • Mirar el lado bueno de todas las cosas y hacer que este optimismo se haga verdadero
  • Sentirse tan entusiasta con el éxito de los demás como con el nuestro
  • Olvidar los errores y penas del pasado y aferrarse a los grandes logros que alcanzaremos en el futuro
  • Brindarle a cada criatura viviente que hallemos a nuestro paso una sonrisa

Debemos sentirnos:

  • Demasiado fuerte para preocuparnos
  • Demasiado nobles para encolerizarnos
  • Demasiado seguros para temer y
  • Demasiado contentos para pensar en dificultades

El Club del 99


Érase una vez un rey, que a pesar de su lujoso estilo de vida, no era Feliz.

Un día, el Rey observó a un sirviente que cantaba alegremente mientras trabajaba. Esto fascinó al Rey, ¿por qué siendo él, el Supremo Soberano de la tierra, era tan desdichado y sombrío, mientras que en un humilde siervo había tanta alegría?. El rey preguntó al sirviente: “¿Por qué estás tan contento?”

El hombre respondió: “Su Majestad, yo soy nada más que un sirviente, pero mi familia y yo no necesitamos demasiado – sólo un techo sobre la cabeza y comida caliente para llenar nuestros estómagos”.

El rey no quedó satisfecho con esta respuesta. Más tarde en el día, solicitó el asesoramiento de su consejero de más confianza. Después de escuchar al Rey hablar sobre sus quejas, pesares y la historia del siervo, el consejero dijo: “Su Majestad, creo que el sirviente nunca ha sido parte de El Club 99”.

“El Club 99? Y qué es exactamente eso?” Preguntó el Rey.

El consejero respondió: “Su Majestad, para saber realmente lo que es el Club 99, usted debe colocar 99 monedas de oro en una bolsa y dejarla en la puerta de la casa del Sirviente.”

A la mañana siguiente el sirviete vio la bolsa, la reogií y la llevo adentro de su casa. Cuando abrió la bolsa, dió un gran grito de alegría … Cuantas monedas de oro!

Comenzó a contarlas todas. Después de varios intentos, quedó convencido de que había 99 monedas. Se preguntaba, “¿Qué podría haber ocurrido con la última moneda de oro? Seguramente, nadie dejaría 99 monedas!”

Buscó por todo lugar que pudo. Quizá se había extraviado, pero no la encontró. Finalmente, agotado, decidió que iba a tener que trabajar más que nunca para ganar que moneda de oro que le faltaba y completar las 100.

A partir de ese día, la vida de aquel el siervo cambió. Trabajaba en exceso, se tornó en un horriblemente gruñón, castigaba a su familia por no ayudarlo a ganarse la moneda de oro y dejó de cantar mientras trabajaba.

Testigo de esta transformación drástica, el Rey se mostró perplejo. Cuando él buscó de nuevo a su asesor, el asesor dijo: “Su Majestad, el siervo ahora oficialmente se ha sumado a El Club 99”.

Él continuó, “Se le llama El Club 99 a las personas que tienen lo suficiente para ser feliz, pero nunca lo son, porque siempre estan anhelando y luchando por esa extra y última “moneda” , retipindose a sí mismos:

“sólo tengo que obtener esa última cosa y Entonces voy a ser feliz para toda la vida. ” “o si yo tuviera … o fuera … entonces sería feliz para el resto de mi vida”

Podemos ser felices, incluso con muy poco en nuestras vidas, pero en el momento en que se nos da algo más grande y mejor, queremos más! Perdemos nuestro sueño, nuestra felicidad, herimos a la gente que nos rodea, y todos esto a un precio aun mayor.

De eso es lo se trata unirse a El Club 99.

A %d blogueros les gusta esto: