El Libro del Tesoro


Hace muchísimos años, en una pequeña ciudad de Damasco vivía una viuda con solo un hijo. Cuando creyó que estaba cerca de su final, llamó a su hijo y le dijo:

– Hemos vivido en dificultades porque somos pobres pero te entrego esta riqueza.

– Este libro me lo regaló un poderoso mago y dentro de sus páginas están todas las indicaciones necesarias para hallar un gran tesoro. Yo no he tenido ni fuerza ni tiempo para leerlo, pero ahora te lo doy a ti. Sigue las instrucciones y llegarás a ser rico.

El hijo, después de haber superado la tristeza por la pérdida de su madre, empezó a leer aquel grueso libro , antiguo y precioso que comenzaba así :

“Para llegar al tesoro debes leer página por página. Si saltas y lees el final, el libro desaparecerá por arte de magia y no podrás encontrar el tesoro.”

Y prosiguió describiendo las riquezas. Pero después de la primera página, el texto recontinuaba en lengua árabe.

El joven, que ya se imaginaba rico, por no correr el riesgo de que otro se entere, se puso a estudiar árabe, hasta que pudo leer sin problema. Pero con sorpresa advirtió que el libro continuaba en Chino y en otro idioma.

El joven con paciencia estudió cada idioma. Mientras tanto para poder vivir, aprovechó el conocimiento de varias lenguas y comenzó a ser conocido en la ciudad como mejor intérprete, de tal modo que ya su situación económica no era tan difícil.

El libro continuaba con las instrucciones para administrar el tesoro.

El joven estudió con mucha voluntad Comercio y Economía.

Se capacitó sobre los bienes muebles e inmuebles, para que no lo engañaran cuando tuviera el tesoro. A su vez aprovechó para adquirir nuevos conocimientos, a tal punto que su fama se extendía hasta la corte, donde lo nombraron administrador general.

El libro por fin se adentraba en lo único en cuestión, indicando la forma de cómo construir un puente, cómo usar los instrumentos para llegar al lugar, cómo abrir las puertas de piedra apartando la tierra.

Enseñaba cómo aplanar una calle. Siempre con la idea de que nadie lo ayudase para no confiar su secreto.

El hijo de la viuda quien llegó a ser un hombre muy culto y respetado, estudió ingeniería y urbanismo, al ver el Rey su valor y cultura lo nombra Ministro y Arquitecto de la corte.

Finalmente, Primer Ministro. No existía en el reino un hombre tan culto e inteligente, que había llegado al final de la lectura.

El día de su boda con la hija del Rey, llegó a la última frase y en ella pudo leer:

La más grande Riqueza, es el Conocimiento.

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 21 octubre, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 15 comentarios.

  1. Muy bueno…. Es verdad, el mayor tesoro es el conocimiento y nadie te lo puede robar!
    Salu2

  2. Alaid Argüello .·.

    Es cierto que el conocimiento es uno de los mayores tesoros, pero este sin la práctica nos hace pobres y sin la virtud nos hace tiranos.

  3. Bastante interesante esta historia, y sin duda unos de los grades tesoros que podemos poseer es el conocimiento…

  4. PUES LA VERDAD ES QUE NO CONOCIA ESTA HISTORIA Y ME HA GUSTADO, ME PARECE UNA FORMULA BONITA DE HACER ENTENDER A LA JUVENTUD QUE EL ESFUERZO EN EL ESTUDIO ES IMPORTANTE PARA EL FUTURO.

  5. Busquemos entonces cultivar el conocimiento, para tener el mayor tesoro. Gracias a todos por sus comentarios y visitas….

  6. Todo conocimiento adquirido, se tiene que desarrollar con el aprendizaje del buen conocimiento, para no convertir un don de sabiduría, en un defecto de destrución.
    Un saludo.

  7. Muy buen razonamiento, Raquel. Gracias…

  8. que buena reflexion… uno como adolecente la verdad que no le da mucha importancia al estudio.. y su reflexion nos hace enteder que es lo mas importante
    gracias

  9. Pues asi es Irwin. Hay que estudiar, que eso es lo que queda…

  10. Hola Luis, que buena es esta historia, pienso que los adolecentes deberian pensar un poco mas en su futuro, sin dejar de gozar el presente, pero siempre con una mirada de lo que va a realizar en el futuro, y tomar el estudio como un juego disfrutarlo y sacarle el mejor provecho

  11. Manuel T. Simon

    Querido Hermano:
    ¿Qué es mayor, el Conocimiento o la Sabiduría? Te daré una pista: en uno te guía la sobervia y la ambición; en la otra te guía el amor y la humildad.

  12. Miren soi un niño de 13 años estoi lo lei por que tengo que leerlo para un prueva y en verdad parese algo mui bueno por que con ese libro entendi que el niño apredio todo y se hiso rico apredio conocimientos y de eso se trata si pudieran haser eso con nosotros los niños no seriamos ya casi todos reveldes sino unos niños mui inteligentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: