Archivos Mensuales: julio 2010

Parientes Lejanos


Cierto viejo solitario, vivía en las profundidades de las montañas de Colorado. Cuando murió, sus parientes lejanos vinieron de la ciudad para llevarse sus cosas de valor. Luego de llegar, todo lo que ellos vieron fue una vieja choza con un retrete adosado a ésta. Dentro de la choza, cerca de la chimenea de piedra, había una vieja cacerola y su equipo de minería. Una mesa llena de grietas con una silla de tres patas montaban guardia junto a una delgada ventana, y una lámpara de kerosene servía como centro de mesa. En un rincón oscuro había un desmoronado catre con una gastada bolsa de dormir sobre él.

Ellos recogieron algunas de las viejas reliquias y se dispusieron a partir. Mientras se iban, un viejo amigo del solitario, sobre su mula, les hizo señas que parasen. “¿Les importaría si yo saco algo de lo que ha quedado en la cabaña de mi amigo?”, preguntó. “Vaya tranquilo”, le contestaron. Después de todo, pensaron, ¿qué puede haber de valor dentro de la choza?

El viejo amigo entró a la choza y caminó directamente hacia la mesa. Estiró el brazo debajo de ella y levantó una de las tablas del piso. Luego procedió a sacar todo el oro que su amigo había encontrado en los últimos 53 años, suficiente como para que se hubiese construido un palacio. El solitario murió con un sólo amigo que lo sabía. Mientras el amigo miraba por la pequeña ventana observando la nube de polvo, detrás de la cual desaparecería el coche de los parientes, dijo: “Deberían haberlo conocido mejor”.

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

¿Ingeniero o Gerente?


En el marco de las 1ras Jornadas Científicas Tecnológicas de Pasantías Industriales de la Unefa Núcleo Zulia, me correspondió impartir la Ponencia “¿Ingeniero o Gerente?”.

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

Los pavos no vuelan


Cuentan de un paisano de Catamarca que se encontró en el campo un huevo muy grande. Nunca había visto nada igual… Decidió llevarlo a su casa.

-¿Será de avestruz?- preguntó su mujer.
-No, no, es demasiado abultado- dijo el abuelo.
-¿Y si lo rompemos?- propuso el ahijado.
-Es una lástima, perderíamos una hermosa curiosidad respondió la abuela.
-Miren, ante la duda, se lo voy a colocar a la pava que está calentando los huevos, tal vez con el tiempo, nazca algo- afirmó el paisano.
Y así lo hizo.

Cuenta la historia que a los 15 días nació un pavito oscuro, grande, nervioso, que con mucha avidez comió todo el alimento que encontró a su alrededor. Luego, miró a la madre con vivacidad y le dijo entusiasta:
-Bueno, ahora vamos a volar !

La pava se sorprendió muchísimo de la proposición de su flamante crío y le explicó:
-Mira, los pavos no vuelan, a vos te hace mal comer tanto y apurado.

Entonces, todos trataron de que el pavito comiera más despacio, el mejor alimento y en la medida justa. Pero el pavito terminaba su almuerzo o su cena, su desayuno o merienda y les decía a sus hermanos:

-¡Vamos muchachos, vamos a volar!-

Todos los pavos le explicaban nuevamente:
– “Los pavos no vuelan, a ti te hace mal la comida”.

El pavito fue hablando más de comer y menos de volar. Así creció y murió… en la pavada general.

Pero no era un pavo. Era un cóndor. Había nacido para volar hasta los 7.000 metros. Pero como nadie volaba…

El riesgo de morir en la pavada general, es muy grande. Como nadie vuela…

Muchas puertas están abiertas porque nadie las cierra, y otras puertas están cerradas porque nadie las abre.

El miedo al hondazo, es terrible. Pero la verdadera protección está en las alturas, especialmente cuando hay hambre de elevación y buenas alas!

Como Dios es mi Testigo


Para algunos en 1980, uno de los episodios más divertidos de la televisión, formaba parte de la serie cómica WKRP en Cincinnati. Se desarrollaba en una pequeña estación de radio de Ohio, el Día de Acción de Gracias. La estratagema era elaborar una promoción, en que el gerente de publicidad decidía reglar pavos, a clientes que patrocinaran un centro comercial local.

Mientras planeaban la campaña publicitaria, realzada por un aeroplano que sobrevolara y una estructura para control remoto de noticias en vivo, el personal administrativo tenía la certeza de que esto sería la campaña promocional más exitosa, jamás realizada.

No obstante, el gerente de la estación supo pronto que, una vez más, había sobrestimado el talento elemental de su gerente de publicidad. Los admiradores de WKRP, recordarán por mucho tiempo la caótica transmisión de radio, los clientes espantados y los encargados de atenderlos, corriendo, dando gritos y esquivando los pavos vivos, que fueron en palabras del estremecido reportero de noticias, “dejados caer como bolsas de cemento mojado”, arrojados desde el aeroplano que volaba sobre el centro comercial.

Pocos espectadores olvidarán la aturdida apariencia en el rostro del gerente de la estación, mientras un sonrojado y perplejo hombre de publicidad, sostenía su mano en alto para jurar: “Como Dios es mi testigo, ¡pensé que los pavos podían volar!”

Con un poco de suerte, la lección más importante aprendida es: “Como no sabemos todo, es saludable preguntar”. Y es ahí cuando somos coronados de humildad como un maravilloso regalo de Dios. no te avergüences de indagar acerca de lo que ignoras, tan sólo recuerda los pavos.

Vía Renuevo de Plenitud

Creo en las personas


Creo en las personas

Especialmente en aquellas que se les ve algo más que la humanidad.  Aquellas que la gente valora al percibir Sus sensibilidades y solidaridad.

Hablo de aquellas personas que existen en nuestras vidas, que engrandecen nuestro espacio con pequeñas alegrías.

De aquellas que miran a los ojos porque son verdaderas, que hacen elogios, que agradecen y piden disculpas con la misma simplicidad que un niño.

Personas que no necesitan hacer trampas para conseguir lo que buscan, porque sus deseos se muestran en sus acciones y reacciones, no en sus caprichos.

Personas que hacen el bien  y te protegen del mal con una sonrisa, una palabra, un beso, un abrazo.

Personas que van por la vida sin miedo a la oscuridad, que caminan firmes y levantan la cabeza en momentos de completa desesperanza.

Personas que se equivocan más veces de las que aciertan, que aprenden más de lo que enseñan y viven más de lo que sueñan.

Personas que cuidan de su cuerpo, porque les acompañará hasta el final. Que no distinguen entre ricos o pobres, gordos o flacos, negros o blancos.

Personas, simplemente personas, que no siempre están seguras de todo, pero siempre cumplen. Transparentes, amigas, espontáneas, a veces ingenuas.

Prefiero creer en relaciones basadas  en la confianza,  la serenidad, la humildad y la sinceridad.

Prefiero creer en aquellos encuentros que nos transmiten paz y tranquilidad.

Prefiero creer en  hombres y mujeres que reverencian la vida con la misma intensidad que un gran amor… que pasan por la Tierra y dejan su huella, su recuerdo.

Qué es la vida?


La Vida, es un reto ¡Afróntala!
La vida es un eterno dejar ir;  solamente con las manos vacías, podrás agarrar algo nuevo.
La vida es Amor. ¡Vívela honesta y profundamente !
La vida es esperanza.  ¡Nunca la pierdas!
La Vida es un camino. ¡Camina siempre hacia delante!
La Vida es creer. ¡ Nunca dejes de hacerlo !
La Vida también es muerte. Morir un poco cada día. ¡Debes estar consciente de eso!
La vida es aprender siempre, en todas partes y hasta el final.
La Vida es un regalo. Debes estar siempre agradecido por ello.
La Vida es amistad. ¡Cuídala!
La Vida es hermosa. ¡Abre bien los ojos!
La Vida es Verdad. ¡Nunca la traiciones!
La Vida es emocionante. ¡Mantente curioso!
La Vida tiene una meta. ¡Trata de llegar a ella!

Aprende a decir: NO!


Cuán a menudo he escuchado a mi padre describir con palabras entusiastas la honestidad de su viejo amigo el Coronel Ben Shrerrod. Cuando lo amenazaba la bancarrota y la destitución a una edad ya avanzada y debía la asombrosa suma de $850 000, un despreciable abogado le dijo, Coronel Shrerrod, usted está arruinado por completo, pero si me provee $5000 como honorarios de testigo, yo puedo encontrar una falla técnica en todo y sacarle del asunto.

El magnífico de Alabama dijo: Su proposición es insultante. Yo firmé la constancia de buena fe, y hasta el último dólar se pagará, si una obra benéfica cava mi tumba y compra mi mortaja. Mi padre nos llevó especialmente a mí y a mi hermano Richard en una ocasión para ver a ese anciano incorruptible, y su rostro, y palabras están impresas en mi corazón y mi mente.

Rufus C. Burleson
Vía Renuevo de Plenitud

Seamos agradecidos


  • Quien no se siente agradecido por las cosas buenas que tiene, tampoco se sentirá satisfecho con las cosas que desearía tener.
  • El que no aprende el idioma de la gratitud no podrá dialogar con la felicidad.
  • La felicidad empieza cuando uno deja de lamentarse por los problemas que tiene, y agradece por los problemas que no tiene.

El Dr. Alexander Whyte, de Edimburgo, era famoso por sus oraciones en el púlpito.  Siempre encontraba algo por lo cual agradecer a Dios, aún en las épocas más difíciles.
Un día tormentoso, un feligrés se puso a pensar: “No creo que el pastor tenga nada que agradecer a Dios en un día como éste”.
Pero Whyte empezó su oración de la siguiente manera: “Te damos gracias, Señor, que no todos los días son como éste.”

Las bendiciones más hermosas son las que se obtienen con oración y se lucen con gratitud.

“He aprendido a contentarme cualquiera sea mi situación.”

Esta frase no significaría tanto si no hubiese sido dicha por un hombre que fue tratado injustamente, encarcelado
sin razón y que, finalmente, murió a manos del verdugo: El apóstol San Pablo.

Nuestros ancestros se las arreglaron
sin azúcar hasta el siglo XIII,
sin carbón hasta el siglo XIV,
sin pan batido hasta el siglo XV,
sin papas hasta el siglo XVI,
sin pudín hasta el siglo XVIII,
sin huevos, fósforos ni electricidad hasta el siglo XIX
y sin productos enlatados hasta el siglo XX.

Entonces, ¿de qué nos quejamos?

Imagina que sólo contarás con este momento presente.

Muy pocas cosas son aburridas en sí mismas. Somos nosotros que, con el correr de los años, dejamos de apreciarlas como se debe.

El que está agradecido por lo poco, disfruta lo mucho.

La mejor evidencia de qué clase de persona somos es nuestra capacidad para expresar gratitud.

Un abrazo no se niega


Un abrazo no se niega. Es una expresión de amor. Y de acuerdo a varios autores, entre los cuales podemos encontrar a Walter Riso, el amor puede ser del tipo “eros”, “ágape” o “filios”. El “eros” es el amor pasional, el “ágape” es el amor desinteresado hacia las demás personas, y el “filios” es el amor “familiar”.

Y es que un abrazo puede ser terapéutico. De hecho hay toda una disciplina de la abrazoterapia.

Algunos beneficios que se pueden alcanzar con la abrazoterapia son:

  • Nos rescatan de la soledad y el aislamiento. No estamos solos, no somos el centro del Universo. Somos el Universo.
  • Guían el auto conocimiento potenciando la autoestima.
  • Facilitan los desbloqueos físicos y emocionales.
  • Nos permiten vivenciar la integración de cuerpo, mente y emociones.
  • Nos ejercitan en la empatía.
  • Nos sitúan plenamente en el Aquí y el Ahora.
  • Favorecen la comunicación afectiva con nosotros y con el otro.
  • Estimulan la gratitud.
  • Despiertan la creatividad.
  • Impulsan a una actitud pro-activa en la vida.
  • Conectan con la intuición.
  • Favorecen el entrenamiento de respuestas asertivas.
  • Devuelven la ilusión, la alegría y el buen humor, puesto que la risa es su fiel compañera.
  • Le brinda reconocimiento y protección a nuestro “niño interior”.
  • Potencia la resiliencia.

Si te da miedo dar un abrazo, debes analizar el por qué de tus temores.

Abrázame!

Campaña Abrazos Gratis Abrázame Abrazoterapia

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

Gracias a la vida


  • Por todo lo que ella nos dá en abundancia: Salud,  felicidad,  prosperidad.
  • Por las duras lecciones que me han ayudado a conocerme mejor y a conocer mejor a los otros.
  • Por los fracasos vividos,  eso me enseñó la humildad, la obligación de jamás sentarme sobre mis laureles y la necesidad de comprender el fracaso de los demás y ofrecerles la ayuda que necesitan.
  • Por  todas esas ocasiones  que se me presentaron  para cultivar la paciencia, la tolerancia, y la esperanza.
  • Por los múltiples descubrimientos de la realidad y la verdad …
  • Por las oportunidades que aproveché ,  las desgracias que evité, las soluciones que encontré,  los talentos que desarrollé, las victorias que he obtenido,  los días maravillosos que he vivido.
  • Por los padres que conocí , los amigos que encontré, los profesores que me enseñaron,  los libros  que he leído, los viajes que he realizado, las comidas que  me han deleitado
  • Por los paisajes que he admirado, el sol que me ha calentado,, las flores que he contemplado, el aire que he respirado.
  • Por la conciencia cada vez mas grande de que un  « Ser bueno”  vela por mí a pesar de mis errores, me protege a pesar de mis debilidades, me ama a pesar de mis defectos, y me da soluciones a pesar de mis obstinaciones..
  • Gracias por la alegría de constatar simplemente que yo estoy viv@!!!

Cuando Cometes un Error


Un conserje del Banco First Security en Boise, Idaho, en una ocasión, por accidente, puso en la basura una caja de ocho mil cheques que valían ochocientos cuarenta mil dólares. Esa noche, el operador del triturador de papeles con diligencia vació la caja de cheques en su máquina cortando así los cheques en pedacitos de papel de un cuarto de pulgada. Luego vacío los pedacitos en un latón de basura en las afueras del banco. A la mañana siguiente, cuando el supervisor se percató de lo que había pasado, quería llorar.

La mayoría de los cheques habían sido cambiados en el banco y estaban esperando ser enviados a la casa de cobro. Su pérdida representaba la pesadilla de un contador ya que la mayoría de los cheques estaban aún sin registrar y como resultado, los banqueros no podían saber quién pagó qué a quién.

¿Qué hizo el supervisor? Ordenó que los pedacitos de papel fueran reconstruidos. Entonces, cincuenta empleados trabajaron en dos turnos, seis horas al día dentro de seis habitaciones, cambiando, combinando, pegando los pedazos como si fuera un rompecabezas, hasta que los ocho mil cheques fueran reconstruidos.

Humpty Dumpty puede que se haya caído de la muralla. ¿Pero los hombres del rey acaso trataron de pegar sus pedazos?

¡Si cometes un error, trabaja en la solución!

Un error no se vuelve una falta hasta que rehúsas corregirlo.

Vía Renuevo de Plenitud

Nos gusta perseguir Quimeras


A mucha gente nos gusta perseguir quimeras (del DRAE: Aquello que se propone a la imaginación como posible o verdadero, no siéndolo).

Y es que a veces lo que no puede ser, o lo inalcanzable se torna en un reto. Y muchos de los grandes descubrimientos e inventos vienen de hacer posible lo imposible…

Y se debe diferenciar entre un realista, un pesimista, y un optimista. Porque todos debemos tener un poco de cada uno de ellos.

Claro, no siempre podemos ser optimistas, ni siempre debemos ser pesimistas. Conozco una pareja de novios, que se complementan a la perfección (por lo menos es lo que se ve desde afuera): él le gusta andar por las nubes, ella le gusta pisar tierra. Y cuando ella ve que él asciende por los cielos. le agarra y lo regresa a la realidad. Cuando él ve que ella tiene mucho tiempo pisando tierra, la eleva un rato.

Es bueno soñar. Y soñar cosas imposibles. Y es mejor aún, perseguir nuestros sueños, y lograr hacerlos realidad. Soñemos, soñemos despiertos y soñemos dormidos.

Así podemos ver hacia dónde queremos ir.

Hay un dicho de Federico de Prusia (si la memoria no me falla): “No hay tareas imposibles, sino hombres indolentes”.

Persigamos quimeras. Así es que hemos evolucionado!!!

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

A %d blogueros les gusta esto: