Archivos Mensuales: marzo 2008

No abandones las ansias


No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario
No dejes de creer, que las palabras y la poesía si pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia esta intacta, somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y es oasis. Nos derriba, nos lastima.
Nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra, vive.
La poderosa obra continua, tu puedes aportar una estrofa. Escribe tu obra.
No dejes nunca de soñar, porque solo soñando puede ser libre el hombre…
Valora la belleza de las cosas simples.
Vive la vida sin mediocridad.
Disfruta del pánico que te provoca, tener la vida por delante.
Piensa que en ti esta el futuro.
Encárala sin miedo y con orgullo.
Aduéñate de tu mente.
Cultívalo con pensamientos y sentimientos positivos.
ANIMATE.
No permitas que te pase a ti la vida sin que tu la vivas.
Disfrutala sanamente

Dar de corazón


Hubo una vez un limosnero que estaba tendido al lado de la calle. Vio a lo lejos venir al Rey con su Corona y Capa. Pensó:

– “Le voy a pedir y seguramente me dará bastante”.

Y cuando el Rey pasó cerca, le dijo:

– “Su Majestad, ¿Me podría, por favor, regalar una moneda?”

Aunque en su interior pensaba que el Rey le iba a dar mucho más.

El Rey le miró y le dijo:

– “¿Por qué no me das algo tú? ¿Acaso no soy tu Rey?”.

El mendigo no sabía que responder a la pregunta y dijo:

– “Pero Su Majestad, ¡YO NO TENGO NADA!”.

El Rey respondió:

– “Algo debes tener. ¡BUSCA!”

Entre su asombro y enojo el mendigo buscó entre sus cosas y supo que tenía una naranja, un pedazo de pan y unos granos de arroz

El mendigo pensó que el pedazo de pan y la naranja eran mucho para darle, así que en medio de su enojo tomó 5 granos de arroz y se los dio al Rey.

Complacido el Rey dijo:

– “VES COMO ¡SI TENIAS!”.

Y le dio 5 Monedas de Oro, una por cada grano de arroz.

El Mendigo dijo entonces:

– “Su Majestad, creo que acá tengo otras cosas”

Pero el rey no le hizo caso y dijo:

– “Solamente de lo que me has dado de corazón, te puedo Yo dar”.

Fascinante es…


Creerle a Dios . . .
Tener esperanzas en el mañana . . .
Saber que después de la noche viene el día.
Vivir intensamente las emociones, saltar de alegría…
No invadir el espacio ajeno . . .
Ser espontaneo, apreciar el nacimiento del sol . . .
Amar a las personas incondicionalmente ! !
Aprovechar todos los momentos . . .
Trabajar con alegria, vencer la depresión . . Perdonar a las personas . . .
Estimular la creatividad . . .
No perderse en los detalles . . .
Llorar de felicidad !
Tener pensamientos positivos . . .
Respetar los sentimentos ajenos !
Reir con franqueza !
Saber trabajar en equipo…
Ser sincero !
Encontrar la felicidad en las pequeñas cosas . . .
Entender que somos personas únicas !
Bailar sin miedo…
No apegarse a los bienes materiales !
Respirar la brisa del mar.
Oir la melodía suave de una fuente !
Observar la naturaleza . . .
Alegrarse con la lluvia . . .
Tener motivaciones !
No vivir de apariencias . . .
Descubrir que todos son importantes ! ! !
Olvidar lo que ya pasó . . .
Buscar nuevos horizontes. . .
Vencernos a nosotros mismos, Ver la belleza del alma.
Vencer la pasividad !
Saber que la vida es consecuencia de nuestras actitudes . . .
No criticar las decisiones. . .
Ordenar nuestro mundo Interior . . .
Practicar la humildad . . .
Dar calor humano . . .
Valorar las pequeñas victorias…
Vivir apasionado por la vida ! ! !

Visualizar sólo las cosas buenas !
Entender que hay limites . . .
Ver la vida con otros ojos . . .
Tener autoestima !
Colocar una buena actitud en lo que realice . . .
Ser feliz . . .
Crecer juntos . . .
Dormir feliz ! ! !
Saber que estamos aquí de paso . . .
Mejorar las relaciones. . .
Aprovechar las oportunidades !

Los vendedores de zapatos


Dos vendedores de zapatos fueron mandados a un país extranjero:

El primero manda un e-mail a la compañía diciendo,
-“Cancela el pedido, estoy por regresar, aquí la gente no usa zapatos”.

El segundo manda un e-mail a la compañía diciendo,
-“Dobla el pedido, no hay nada de competencia.”

 Dos ópticas distintas, ante una misma situación…

Vivir no duele


Definitivo, como todo lo que es simple. Nuestro dolor no viene de las cosas vividas, sino de las cosas que fueron soñadas y que no se cumplieron.

Por qué sufrimos tanto por amor? Lo correcto seria que la gente no sufra, apenas agradecer por haber conocido una persona tan linda, que generó en nosotros un sentimiento intenso y que nos hizo compañia por un tiempo razonable, un tiempo feliz.

Sufrimos ¿por qué? Porque automaticamente olvidamos lo que fue disfrutado y comenzamos a sufrir por nuestras proyecciones irrealizadas, por todas las ciudades que nos hubiera gustado conocer al lado de nuestro amor, y no conocimos, por todos los hijos que nos hubiera gustado tener juntos y no tuvimos, por todos los espectaculos, libros y silencios que nos hubiera gustado de haber compartido y no compartimos.

Por todos los besos cancelados, por la eternidad. Sufrimos, no porque nuestro trabajo es desgastante y paga poco, sino por todas las horas libres que dejamos de tener para ir al cine, para conversar con un amigo, para nadar, para enamorar.

Sufrimos, no porque nuestra madre es impaciente con nosotros, sino por todos los momentos en que podríamos estar confidenciando con ella, nuestras más profundas angustias y ella estuviese interesada en comprendernos.

Sufrimos, no porque nuestro equipo perdió, sino por la euforia perdida.

Sufrimos no porque envejecemos, sino porque el futuro nos esta siendo confiscado, impidiendo asi que mil aventuras nos sucedan, todas aquellas con las cuales soñamos y nunca llegamos a tener.

Como aliviar el dolor de lo que no fue vivido? La respuesta es simple como un verso:

Cada dia que vivo,
me convenzo más de que el desperdicio de la vida
está en el amor que no damos,
en las fuerzas que no usamos,
en la prudencia egoísta que nada arriesga,
y que, esquivándose del sufrimiento,
hace perder también la felicidad.

El dolor es inevitable. El sufrimiento es opcional.

Carlos Drummond de Andrade

El Elegido


Siempre que estoy decepcionado, me detengo a pensar en el pequeño Jaime. Jaime estaba intentando conseguir una parte en una obra de la escuela.

Su mamá me dijo que había puesto su corazón en ello pero aún así temía que no fuera elegido. El día que fueron repartidas las partes de la obra, yo estuve en la escuela.

Jaime salió corriendo con los ojos brillantes de orgullo y una gran emoción.
-“Adivina qué mamá” y me dijo gritando las palabras que permanecerán como una lección para mí.
-“He sido elegido para aplaudir y animar”.

Que no te hagan creer que, porque no puedes hacer grandes cosas, no puedes hacer nada.

Juan Leite

Se tu mismo


Según una antigua parábola japonesa, había un picapedrero japonés llamado Hashmu que era pobre y a veces refunfuñaba por sus tareas agotadoras. Un día, mientras estaba desmenuzando una piedra, llegó el emperador montado en un hermoso caballo. “¡Qué maravilloso sería si yo pudiera ser el emperador!”, pensó Hashmu. Y estando aun las palabras en su mente, una voz dijo: “¡Sea Hashmu el emperador!” Inmediatamente se convirtió en emperador.

Al seguir cabalgando, empezó a sentir el calor del sol. Después decidió ser el sol, y se convirtió en el sol, pero cuando las nubes le impidieron brillar sobre la tierra, pidió ser una nube. Se convirtió en una nube y regó los campos con lluvia. El agua arrastró todo con excepción de una gran roca que estaba en el río. Por lo tanto, Hashmu pensó que era preferible convertirse en una roca, pero cuando un hombre comenzó a cincelarlo con sus herramientas, decidió que quería ser hombre. Y una voz dijo: “¡Hashmu, sé tú mismo!” De modo que Hashmu volvió a tomar sus instrumentos de trabajo y reanudó contento sus tareas.

La Tentación


Hace años, el famoso comentarista Paul Harvey, describió cómo el Eskimal (Eskimó) mata al lobo. Primero cubre su cuchillo con la sangre de un animal y luego deja que se congele. Luego añade otra capa de sangre y deja que también se congele. Repite el proceso una y otra vez hasta que el cuchillo está totalmente cubierto con sangre congelada.

El cazador ártico entonces toma el cuchillo y lo coloca en la tierra con la hoja extendida para arriba. Sin sospechar cosa alguna, el lobo huele la sangre y empieza a lamer la sangre congelada. Entre más lame el lobo la sangre, más vigorosamente crece su apetito para la sangre.

Sin saber lo que está haciendo el lobo empieza a cortar su propia lengua. El lobo entonces empieza a saciar su sed por sangre con su propia sangre. Su deseo perpetuo no se satisface hasta estar completamente muerto.

-Ramond McHenry-

Entrevista a Warren Buffett


Hubo una entrevista de una hora en CNBC con Warren Buffett, la segunda persona más rica del mundo, quien donó $31 mil millones de dólares para caridad.He aquí algunos aspectos muy interesantes de su vida:
1. Compró su primer acción a los 11 años y se lamenta de haber empezado demasiado tarde!
2. Compró una pequeña granja a los 14 años con sus ahorros provenientes de repartir periódicos.
3. Todavía vive en la misma pequeña casa de 3 cuartos en Omaha que compró luego de casarse hace 50 años. Él dice que tiene todo lo que necesita en esa casa. Su casa no tiene ningún muro o reja.
4. Él maneja su propio carro a todo lado y no anda con chofer o guardaespaldas.
5. Nunca viaja en jet privado, a pesar de ser el dueño de la compañía de jets privados más grande del mundo.
6. Su compañía, Berkshire Hathaway, es dueña de 63 compañías. Él le escribe sólo una carta cada año a los CEOs de estas compañías, dándole las metas para el año. Nunca convoca a reuniones o los llama regularmente.Él le ha dado dos reglas a sus CEOs. 
Regla número 1: No perder nada del dinero de sus accionistas.
Regla número 2: No olvidar la regla número 1.
7. Él no socializa con la gente de la alta sociedad. Su pasatiempo cuando llega a casa es prepararse palomitas de maíz y ver televisión.
8. Bill Gates, el hombre más rico del mundo, lo conoció apenas hace 5 años. Bill Gates pensó que no tenía nada en común con Warren Buffett. Por esto, programó la reunión para que durara únicamente media hora. Pero cuando Gates lo conoció, la reunión duró diez horas y Bill Gates se volvió un devoto de Warren Buffett.
9. Warren Buffet no anda con celular ni tiene una computadora en su escritorio.10. Su consejo para la gente joven:
Aléjese de las tarjetas de crédito e invierta en usted.
Recuerde:
A. El dinero no crea al hombre, sino que fue el hombre el que creo el dinero.
B. La vida es tan simple como usted la haga .
  • No se vaya por las marcas. Póngase aquellas cosas en las que se sienta cómodo.
  • No gaste su dinero en cosas innecesarias. Gaste en aquellos que de verdad lo necesitan.
  • DESPUÉS DE TODO, ES SU VIDA. ¿PARA QUÉ DARLE LA OPORTUNIDAD A OTROS A QUE SE LA MANEJEN?

Se solicita portero


Así somos los Venezolanos


No hay nadie que no conozca a un venezolano o, por lo menos, que conozca a alguien que conoce a un venezolano.De todas maneras, le preguntaron en una ocasión a un reconocido sabio maestro: ¿Qué es un venezolano?

Su respuesta fue la siguiente:

¡Ah, los venezolanos… qué difícil pregunta! Los venezolanos están entre ustedes pero no son de ustedes.
Los venezolanos beben en la misma copa la alegría y la amargura.
Hacen música de su llanto y se ríen de la música.

Los venezolanos toman en serio los chistes y hacen chistes de lo serio.

No creen en nadie y creen en todo.

¡No se les ocurra discutir con ellos jamás!
Los venezolanos nacen con sabiduría.

No necesitan leer, ¡todo lo saben!

No necesitan viajar, ¡todo lo han visto! Los venezolanos son algo así como el pueblo escogido por ellos mismos.
Los venezolanos se caracterizan individualmente por su simpatía e inteligencia y, en grupos, por su gritería y apasionamiento. Cada uno de ellos lleva en sí la chispa de genios, y los genios no se llevan bien entre sí; de ahí que reunir a los venezolanos es fácil, pero unirlos es casi imposible.
No se les hable de lógica, pues eso implica razonamiento y mesura y los venezolanos son hiperbólicos y exagerados. Por ejemplo, si te invitan a un restaurante a comer, no te invitaron al mejor restaurante del pueblo, sino al mejor restaurante del mundo.
Cuando discuten, no dicen: “No estoy de acuerdo contigo” sino “¡Estás completamente equivocado!”
Tienen tendencias antropofágicas; así entonces “¡Se la comió!” es una expresión de admiración y “Comerse un cable” es señal de una situación crítica. Llamarle a alguien “pajúo” es un insulto lacerante.
El venezolano ama tanto la contradicción, que llama monstruos a las mujeres hermosas y bárbaros a los eruditos.

Si te aqueja alguna situación de salud, te advierten: “¡Vale, debiste hablar conmigo para llevarte donde un pana mío médico que es un tiro al piso!”
Los venezolanos ofrecen soluciones antes de saber el problema. Para ellos nunca hay problema.

No entienden por qué los demás no les entienden cuando sus ideas son tan sencillas, y no acaban de entender por qué la gente no quiere aprender a hablar español como ellos.
¡Ah, los venezolanos…! No podemos vivir mucho con ellos, pero es imposible vivir sin ellos.

Dedicado con cariño a los habitantes del mejor país del Mundo.

¿Cuál es el límite entre amistad y complicidad?


En días pasados mi hijo mayor fue suspendido en el Colegio.Por supuesto que cuando le pregunté las razones de sus suspensión, me respondió que había sido un castigo injusto, ya que él no había hecho nada malo.

Uno de sus “amigos” se consiguió un dispositivo de Video Juego Portátil en el baño, y les dijo que se lo iba a quedar. (Total, si no tiene dueño, habrá pensado). Otro amigo le pidió el aparato y le pidió el cartucho con el juego, que a él le gustaba y no lo tenía. A todas estas, mi hijo estaba de “inocente” espectador.

Al rato llega un niño de un grado menor, buscando su aparato de Video Juego, que había dejado olvidado en el baño, y les preguntó a los tres si lo habían visto…

Demás está decir que ninguno sabía nada.

El niño fue a la Coordinación Docente a participar la pérdida de su aparato. A la final, uno de los docentes que se enteró de la pérdida vio a tres angelitos con caras de “yo no fui”, y aplicando técnicas sutiles (espero que así haya sido) de interrogación, logró desentrañar el misterio.

Por supuesto que mi hijo insistió que él no había hecho nada. Y tiene razón. No hizo nada.

A veces nuestro delito puede no ser de acción, sino de omisión.

Si tenemos amigos, y amigos de verdad, debemos ser capaces de decirles lo que es bueno y lo que es malo. A veces tenemos que decirles a nuestros amigos lo que ellos no quieren escuchar. A veces tenemos que hacer entrar en razón a nuestros amigos.

Qué bueno es no hacer nada. No siento culpa porque no hice nada. Pero a veces, no hacer nada es malo.

No se debe confundir entre amistad y complicidad. No se debe confundir entre amistad y alcahuetería.

Y por otro lado no se debe confundir el decir las cosas de acuerdo a nuestros valores y creencias, y el ser mojigato. No confundir entre decir las cosas y ser un soplón.

Nuestra sociedad actual vive con una carencia bárbara de valores. Y esos valores no se enseñan en el kinder, en el colegio o en la universidad. Esos valores se enseñan en el hogar.

Enseñemos entonces valores a nuestros hijos, que esa será la mejor herencia que les podremos dejar…

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

Feliz Día de la Mujer


A ti mujer, Feliz Día.No podemos vivir con ustedes, no podemos vivir sin ustedes…

Jardín de Flores


MIRA en tu jardín las rosas entreabiertas, y nunca los pétalos caídos…

OBSERVA en tu camino la distancia vencida y nunca lo que falte todavía…

GUARDA de tu mirar los brillos de alegría y nunca las nieblas de tristezas…

RETÉN de tu voz carcajadas y canciones y nunca los gemidos dolorosos…

CONSERVA en tus oídos las palabras de amor y nunca las de odio…

GRABA en tus pupilas el nacer de las auroras y nunca tus ponientes lastimosos…

CONSERVA en tu rostro las líneas de las sonrisas y nunca los surcos de tu llanto…

CUENTA a los hombres el azul de tus primaveras y nunca las tempestades del verano…

GUARDA en tus mejillas solo las caricias disfrutadas, olvida las bofetadas recibidas…

CONSERVA de tus pies los pasos rectos y puros, olvida los caminos equivocados…

RECUERDA con placer tus escaladas, olvida las desilusiones del descenso…

RECUERDA los días en que fuiste agua limpia, olvida las horas en que te sentiste pantano…

CUENTA y muestra las medallas de tus victorias, olvida las cicatrices de las derrotas…

MIRA de frente el Sol que existe en tu vida, ignora la sombra que queda atrás…

La flor que se abre es más importante que mil pétalos caídos; Y solo un mirar de amor puede llevar consigo calor para entibiar muchos inviernos…

Sé OPTIMISTA, y no te olvides que en la profundidad de las noches sin luna es donde brillan mucho más las estrellas!

Que tu vida sea un jardín florido !!!

¿Voy bien?


Muchas veces, y normalmente cuando vamos empezando o aprendiendo, necesitamos a alguien que nos diga si vamos bien. Una especie de mentor o de tutor.En nuestros primeros años, son nuestros padres. Y aunque no necesitemos que nos digan con palabras que vamos bien, sus gritos, expresiones y brincos cuando hacemos algo, nos indica que vamos bien.

Luego vienen l@s maestr@s formales, en el colegio. Ellos nos indican, con palabras y gestos, si vamos bien. Y para formalizarlo, lo plasman en un boletín de notas, donde queda registrado si vamos o no vamos bien.

Y cuando llegamos al trabajo, entonces es nuestro jefe quien se supone que nos debe decir si vamos o no vamos bien.

Y cuando entramos en una relación, entonces es nuestra pareja quien se supone que nos debe decir si vamos o no vamos bien.

Y cuando somos padres, creo que no hay manera inmediata de saber si vamos bien o no. Eso lo sabremos cuando nuestros hijos crezcan y veamos el producto de nuestro esfuerzo. Aunque en el camino siempre encontraremos uno que otro indicador acerca de si vamos bien o no.

Y cuando trabajamos o estamos en una relación, se supone también que ya estamos creciditos para poder discernir entre el bien y el mal, y saber si vamos bien o no.

Lo malo es que a veces ni en el trabajo ni en una relación recibimos la retroalimentación que muchas veces necesitamos para saber si vamos bien o vamos mal. Y a pesar que podemos discernir y podemos saber que está bien y que está mal, nunca están demás unas palabras de aliento y de ánimo. O unas palabras de consejo, o hasta un regaño. Y en líneas generales, eso se llama comunicación.

Pero lo que es cierto, es que muchas veces, ni en el trabajo ni en una relación logramos establecer una buena comunicación.

Y entonces debemos hacer las cosas y debemos seguir hacia adelante sin estar esperando palabras de aliento o de consejo. No es el escenario ideal, pero es el que ocurre en la mayoría de los casos, y a muchos nos pasa o nos ha pasado.

Y lo peor que podemos hacer es acostumbrarnos a esperar una palabra de aliento o de consejo por cada paso que damos. Llega un momento en la vida en que debemos ser independientes y poder avanzar sin necesitar la aprobación de las personas que nos rodean.

Eso es crecimiento, madurez, y confianza en nosotros mismos.

Y bien, ¿qué les pareció? ¿Les gustó lo que escribí?

A %d blogueros les gusta esto: