Archivos Mensuales: abril 2006

20 Reglas para vivir


El Instituto Francés de la Ansiedad y el Stress, en París, definió veinte reglas de vida que dicen los expertos que, si uno consigue asimilar diez, puede tener una buena calidad de vida:

  1. HAGA una pausa de mínima de 5 a 10 minutos por cada 2 horas de trabajo, a lo máximo. Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes.
  2. APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.
  3. PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.
  4. CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por mas ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.
  5. OLVÍDESE de una vez por todas de que usted es indispensable en su trabajo, su casa o su grupo habitual. Por más que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, salvo usted mismo.
  6. DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia.
  7. PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas.
  8. SEPARE los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.
  9. INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.
  10. EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.
  11. SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo, pero no es su propia identidad.
  12. COMPRENDA qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda.
  13. ES NECESARIO tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.
  14. CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco y dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir la hora correcta.
  15. NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo.
  16. COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.
  17. La RIGIDEZ es buena en las piedras pero no en los seres humanos.
  18. Una hora de INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no deje pasar una buena oportunidad de divertirse.
  19. NO ABANDONE sus tres grandes e invaluables amigas. Intuición, Inocencia y Fe.
  20. ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión: Usted ES LO QUE USTED HAGA de USTED MISMO.
Anuncios

¿Eres una persona FUERTE, o una persona de FORTALEZA?


Una persona FUERTE hace ejercicios todos los días para mantener su cuerpo en forma…
Mientras que una persona de FORTALEZA se arrodilla a orar, para mantener su alma en forma…

Una persona FUERTE teme a nada…
Mientras una persona de FORTALEZA demuestra valor en medio de su temor…

Una persona FUERTE tiene fe en que tiene fuerza suficiente para el viaje…
Mientras una persona de FORTALEZA tiene fe que el viaje la hará más fuerte…

Una persona FUERTE a nadie permite que le quite lo mejor de ella…
Mientras que una persona de FORTALEZA da lo mejor de sí a todos…

Una persona FUERTE camina con pasos seguros…
Mientras una persona de FORTALEZA sabe que Dios la ayudará si cae…

Una persona FUERTE muestra en su rostro una expresión de confianza…
Mientras una persona de FORTALEZA muestra una expresión de gracia…

Una persona FUERTE comete errores y los evita en el futuro…
Mientras una persona de FORTALEZA se da cuenta que los errores en la vida también pueden ser bendiciones de Dios, y aprende de ellos…

Maravilloso. Homenaje a la Mujer.


Dicen que, a cierta edad, las mujeres nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo en la escena de la vida declina, y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que sólo cabe el ímpetu de los años jóvenes.

Yo no sé si me habré vuelto invisible para el mundo, es muy probable, pero nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora; nunca me sentí tan protagonista de mi vida, y nunca disfruté tanto de cada momento de mi vida.

Descubrí que no soy una princesa de cuento de hadas; descubrí al ser humano que sencillamente soy, con sus miserias y sus grandezas.

Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de estar llena de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás. Y, apesar de ello, quererme mucho.

Cuando me miro al espejo ya no busco a la que fuí en el pasado… sonrío a la que soy HOY…. me alegro del camino andado, y asumo mis contradicciones.

Siento que debo saludar, a la joven que fui, con cariño, pero dejarla “a un lado”, porque ahora me estorba. Su mundo de ilusiones y fantasía ya no me interesa.

¡Qué bien no sentir ese desasosiego permanente que produce correr tras los sueños!

La vida es tan corta y el oficio de vivirla es tan difícil, que cuando uno comienza a aprenderlo, ya hay que morirse.

El ser humano tarda mucho en madurar, ¿verdad? TENER-RETENER. Las realidades más grandes y más bellas tanto más las tendrás cuanto menos las poseas y retengas.

Si quieres tener el mar, contémplalo, y abre tus manos en sus aguas, y todo el mar estará en ellas. Porque si cierras tus manos para retenerlo, se quedarán vacías.

Si quieres tener un amigo peregrino, déjalo marchar y lo tendrás… porque si lo retienes para poseerlo, lo estarás perdiendo, y tendrás un prisionero.

Si quieres tener el viento, extiende tus brazos, abre tus manos y todo el viento será tuyo, porque si quieres retenerlo, te quedarás sin nada.

Si quieres tener a tu hijo, déjalo crecer, déjalo partir y que se aleje… lo tendrás maduro a su regreso, porque si lo retienes poseído, lo pierdes para siempre.

Si quieres tener el sol y gozar de su luz maravillosa, abre los ojos y contempla… porque si los cierras para retener la luz que ya alcanzaste, te quedarás a oscuras.

Si quieres vivir el gozo de Tener, libérate de la manía de poseer y retener. Goza de la mariposa que revolotea, goza del río que corre huidizo.

Goza de la flor que se abre cara al cielo. Goza teniendo todo, sin poseerlo y sin retenerlo.

Sólo así gozarás de la vida, sabiendo que la tienes sin poseerla, y dejándola correr sin retenerla.

Olimpíadas Especiales


Hace algunos años, en las olimpiadas para personas con discapacidad de Seattle, también llamadas “Olimpiadas Especiales”, nueve participantes, todos con deficiencia mental, se alinearon para la salida de la carrera de los cien metros planos.

A la señal, todos partieron, no exactamente disparados, pero con deseos de dar lo mejor de si, terminar la carrera y ganar el premio.

Todos, excepto un muchacho, que tropezó en el piso, cayó y rodando comenzó a llorar… Los otros ocho escucharon el llanto, disminuyeron el paso y miraron hacia atrás. Vieron al muchacho en el suelo, se detuvieron y regresaron… ¡Todos!

Una de las muchachas, con síndrome de Down, se arrodilló, le dio un beso y le dijo: “Listo, ahora vas a ganar”…. Y todos, los nueve competidores entrelazaron los brazos y caminaron juntos hasta la línea de llegada.

El estadio entero se puso de pie y en ese momento no había un solo par de ojos secos. Los aplausos duraron largos minutos, las personas que estaban allí aquél día, repiten y repiten esa historia hasta hoy.

¿Por qué? …

Porque en el fondo, todos sabemos que lo que importa en esta vida, más que ganar, es ayudar a los demás para vencer, aunque ello signifique disminuir el paso y cambiar el rumbo.

Porque el verdadero sentido de esta vida es que … TODOS JUNTOS GANEMOS, no cada uno de nosotros en forma individual. Ojalá que también seamos capaces de disminuir el paso o cambiar el rumbo, para ayudar a alguien que en cierto momento de su vida tropezó y que necesita de ayuda para continuar.

Creo que nos hace falta disminuir el paso y cambiar de rumbo y sobre todo que esto no sea un proyecto individual, sino colectivo, entre todos seguro que podemos…

Olimpíadas Especiales Latinoamérica
Olimpíadas Especiales Venezuela

Prefiero…


1. Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos ahora que vivo y no una noche entera cuando yo muera.

2. Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora que vivo, y no apoyes tu cuerpo sobre mi cuando yo muera.

3. Prefiero que hagas una sola llamada ahora que vivo y no emprendas un inesperado viaje cuando yo muera.

4. Prefiero que me regales una sola flor ahora que vivo y no me envíes un hermoso ramo cuando yo muera.

5. Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que vivo y no un desgarrador poema cuando yo muera.

6. Prefiero escuchar un solo acorde de guitarra ahora que vivo, y no una conmovedora serenata cuando yo muera.

7. Prefiero me dediques una leve plegaria ahora que vivo y no un político epitafio sobre mi tumba cuando yo muera.

8. Prefiero disfrutar de los mas mínimos detalles ahora que vivo y no de grandes manifestaciones cuando yo muera…

9. Prefiero escucharte un poco nervioso diciendo lo que sientes por mi ahora que vivo y no un gran lamento porque no lo dijiste a tiempo, y ahora he muerto.

Aprovechemos a nuestros seres queridos, ahora que están entre nosotros…

Cuando me Amé de Verdad (Kim E Alison McMillen)



CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Comprendì que en cualquier circunstancia yo estaba en el lugar correcto… En la hora correcta… En el momento exacto… Entonces, me relajè…

Hoy se que eso tiene nombre: AUTO ESTIMA

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Me di cuenta que mi angustia y sufrimientos emocionales no pasan de ser una señal de que voy en contra de mis verdades.

Hoy se que eso es: AUTENTICIDAD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Dejè de desear que mi vida fuese distinta y comencè a ver que todo lo que sucede contribuye a mi crecimiento.

Hoy a eso le llamo: MADUREZ

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Comencè a entender cómo es ofensivo forzar alguna situaciòn o a alguien sólo para realizar mis deseos aùn sabiendo que no es el momento o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.

Hoy se que el nombre a esto es: RESPETO

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Comencè a despojarme de todo lo que no fuera saludable. Personas, tareas, todo, y cualquier cosa que me desanimara. En principio, mi razòn me llamò la atenciòn acerca de esa actitud de egoismo.

Hoy se que se llama: AMOR PROPIO

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Dejè de temerle a mi tiempo libre y de hacer grandes Planes. Abandonè proyectos a muy largo plazo. Hoy hago lo que considero correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi própio ritmo.

Hoy se que eso es: SIMPLICIDAD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Desistì de querer tener siempre la razòn y con eso cometì menos errores.

Hoy descubrì la: HUMILDAD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Dejè de revivir el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora,
me mantengo en el presente, que es donde la vida realmente ocurre. Hoy vivo, un dia a la vez..

Eso es: PLENITUD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Entendì que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio del corazòn, se torna una enorme y valiosa aliada.

Todo eso es: SABER VIVIR!

¿Quién empacó tu paracaidas?


Charles Plumb, era piloto de un bombardero en la guerra de Vietnam.
Después de muchas misiones de combate, su avión fue derribado por un misil.

Plumb se lanzó en paracaídas, fue capturado y pasó seis años en una prisión norvietnamita. A su regreso a Estados Unidos, daba conferencias relatando su odisea, y lo que aprendió en la prisión.

Un día estaba en un restaurante y un hombre lo saludó. Le dijo:

– “Hola, usted es Charles Plumb, era piloto en Vietnam y lo derribaron verdad?”

– “Y usted, ¿cómo sabe eso?”, le preguntó Plumb.

– “Porque yo empacaba su paracaídas. Parece que le funcionó bien, ¿verdad?”

Plumb casi se ahogó de sorpresa y con mucha gratitud le respondió:

– “Claro que funcionó, si no hubiera funcionado, hoy yo no estaría aquí.”

Estando solo Plumb no pudo dormir esa noche, meditando y se preguntaba: “¿Cuántas veces vi en el portaviones a ese hombre y nunca le dije buenos días, yo era un arrogante piloto y él era un humilde marinero?”

Pensó también en las horas que ese marinero pasó en las entrañas del barco enrollando los hilos de seda de cada paracaídas, teniendo en sus manos la vida de alguien que no conocía.

Ahora, Plumb comienza sus conferencias preguntándole a su audiencia:
“¿Quién empacó hoy tu paracaídas?”

Todos tenemos a alguien cuyo trabajo es importante para que nosotros podamos salir adelante. Uno necesita muchos paracaídas en el día: uno físico, uno emocional, uno mental y hasta uno espiritual.

A veces, en los desafíos que la vida nos lanza a diario, perdemos de vista lo que es verdaderamente importante y las personas que nos salvan en el momento oportuno sin que se los pidamos. Dejamos de saludar, de dar las gracias, de felicitar a alguien, o aunque sea, decir algo amable sólo porque sí.

Hoy, esta semana, este año, cada día, trata de darte cuenta quién empaca tu paracaídas, y agradécelo.

A veces las cosas mas importantes de la vida sólo requieren de acciones sencillas

Sólo una llamada, una sonrisa, un gracias, un Te Quiero, un Te Amo.
Gracias por todos los favores que sin merecerlos recibi de ti y nunca te agradeci.

Hospital de Dios


Fui al Hospital del Señor, a hacerme una revisión de rutina, y pude constatar que estaba enfermo:

Cuando Jesús me tomó la presión vio que estaba baja de ternura.

Al medirme la temperatura el termómetro registró 40 grados de egoísmo.

Hizo un electrocardiograma y el diagnóstico fue que necesitaba varios “by-pases” de amor porque mis venas estaban bloqueadas y no abastecían mi corazón vacío.

Pasé hacia ortopedia: no podía caminar al lado de mi hermano, y tampoco podía abrazarlo porque me había fracturado al tropezar con mi vanidad.

También me encontraron miopía, ya que no podía ver mas allá de las apariencias, cuando me queje de sordera Jesús me diagnostico quedarme solo en las palabras vacías de cada día.

Señor, prometo al salir de aquí usar solamente los remedios naturales que recetas en el Evangelio…

Al levantarme tomare un vaso de AGRADECIMIENTO.

Al llegar al trabajo, una cucharada sopera de BUEN DIA

Cada hora un comprimido de PACIENCIA y una copa de HUMILDAD.

Al llegar a casa, SEÑOR, voy a tener diariamente una inyección de AMOR, y al irme a acostar: dos cápsulas de CONCIENCIA y TRANQUILIDAD.

GRACIAS SEÑOR!, Porque las consultas son gratuitas, por tu gran misericordia.

9 cosas que Dios te preguntará


Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas;

…te preguntará a cuánta gente llevaste para ayudarla.

Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa;

…te preguntará a cuánta gente recibiste en ella.

Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario;

…te preguntará a cuántos ayudaste a vestirse.

Dios no te preguntará cuán alto era tu sueldo;

…te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo

Dios no te preguntará cuál era tu título;

…te preguntará si hiciste tu trabajo con lo mejor de tu capacidad.

Dios no te preguntará cuántos amigos tenías;

…te preguntará cuánta gente te consideraba su amigo.

Dios no te preguntará en qué vecindario vivías;

…te preguntará cómo tratabas a tus vecinos.

Dios no te preguntará el color de tu piel;

…te preguntará por la pureza de tu interior.


Dios no te preguntará por qué tardaste tanto en buscar la Salvación;

…te llevará con amor a tu casa en el Cielo y no a las puertas del Infierno.

Vive Mejor


Haz como los pájaros: comienza el día cantando. La música es alimento para el espíritu. Canta cualquier cosa, canta desafinando, pero canta. Cantar dilata los pulmones y abre el alma para todo lo bueno. Si insistes en no cantar, por lo menos escucha mucha música y dejate llevar por ella.

Ríete de ti mismo. Es el comienzo para ser felíz! Ríete abiertamente para que todos se puedan contagiar de tu alegría.

No te dejes abatir por los problemas. Si tratas de convencerte de que estás bien, terminarás convenciéndote de que realmente lo estás, y cuando menos lo pienses te vas a sentir realmente bien.

El buen humor, así como el mal humor, se contagian. ¿Cual de ellos vas a escoger? Si estás de buen humor, las personas a tu alrededor también lo estarán y lo necesitan, como tú.

Lee libros, leé poesía; la poesía es el arte de aceitar el alma. Lee novelas, historias de amor, todo lo que reviva tus sentimientos.

Camina, corre, salta… El peso de la cabeza es muy grande, contrabalanceálo con algo! Y te vas a sentir mejor, más animado, más joven.

Encara tus obligaciones con satisfacción. Es maravilloso disfrutar lo que se hace.

Pon amor en todo lo que está a tu alcance.

Cuando te propongas hacer algo, ¡metete de cabeza!

No dejes escapar las oportunidades, no vuelven.

Ninguna barrera es infranqueable si estás dispuesto a luchar contra ella.

No dejes que tus problemas se acumulen, resuelvelos lo antes posible.

Habla, conversa, explica, discute y perdona: el silencio mata.

Exterioriza todo, deja que las personas sepan que las estimas, que las amas, que las necesitas.

¡AMAR NO ES VERGÜENZA, por el contrario, ES LINDO!

Vuelve a las cosas puras, dedicate a la naturaleza.

Cultiva tu interior y ella hará que brote belleza de todos tus poros.

No seas aburrido(a). Tu puedes!
Todos podemos.

Entonces … ¡¡¡Vamos!!!

“A Vivir Mejor”

Debo ser…


Debo ser fuerte sin ser rudo,
Ser amable sin ser debil,
Aprender con orgullo sin arrogancia,
Aprender a ser gentil sin ser suave.

Ser humilde sin ser timido,
Ser valioso sin ser agresivo,
Ser agradecido sin ser servil,
Meditar sin ser flojo.

Por eso señor te pido….

Dame grandeza para entender,
Capacidad para retener,
Metodo y Facultad para aprender,
Sutileza para interpretar,
Gracia y abundancia para hablar.

Dame acierto al empezar,
Direccion al progresar
Y perfeccion al acabar.

Después…


Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después….
Después de terminar la carrera…

Después de conseguir trabajo …

Después de casarnos …

Después de tener un hijo …

…y entonces después de tener otro…

Luego nos sentimos frustrados Porque nuestros hijos no son lo suficientemente grandes, y pensamos que seremos felices cuando …

Crezcan y dejen de ser niños …

Después nos desesperamos por que son adolescentes difíciles de tratar …

Pensamos: seremos más felices cuando salgan de esa etapa …

Luego decidimos que nuestra vida será completa cuando a nuestro esposo o esposa le vaya mejor…

Cuando tengamos un mejor auto …

Cuando nos podamos ir de vacaciones …

Cuando consigamos el ascenso…

Cuando nos retiremos…

La verdad es que …

NO HAY MEJOR MOMENTO PARA SER FELIZ QUE AHORA MISMO…

Si no es ahora, ¿Cuándo? La vida siempre estará llena de nuevos retos . . .

Es mejor admitirlo y decidir ser felices ahora, de todas maneras no hay un luego, ni un camino para la felicidad, la felicidad es el camino y es AHORA.

Atesora cada momento que vives, y atesóralo más cuando sabes que lo compartiste con alguien especial; tan especial que siempre lo llevas en tu corazón y recuerda que … EL TIEMPO NO ESPERA POR NADIE

Así que deja de esperar hasta que termines la universidad, hasta que te enamores, hasta que encuentres trabajo, hasta que te cases, hasta que tengas hijos, hasta que se vayan de casa, hasta que te divorcies, hasta que pierdas esos diez kilos, hasta el viernes por la noche o el domingo por la mañana; hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno, o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que justamente este …

PARA SER FELIZ:

Trabaja como si no necesitaras dinero…

Ama como si nunca te hubieran herido …

Y baila como si nadie te estuviera viendo.

La felicidad es un trayecto … no un destino.

Es verdad…


Tenemos casas mas grandes, pero familias mas chicas.
Tenemos mas compromisos, pero menos tiempo.

Tenemos mas medicinas, pero menos salud.

Hemos multiplicado nuestras fortunas, pero hemos reducido nuestros valores.

Hablamos mucho, amamos poco y odiamos demasiado.

Hemos llegado a la Luna y regresamos, pero tenemos problemas para cruzar la calle y conocer a nuestro vecino.

Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior.

Tenemos mayores ingresos, pero menos moral.

Estos son tiempos con mas libertad, pero menos alegría.

Con mas comida, pero menos nutrición.

Son días en los que llegan dos sueldos a casa, pero entran los divorcios.

Son tiempos de casas mas lindas, pero mas hogares rotos.

No guardes nada para una ocasión “especial”, porque cada día que vives es una ocasión especial.

Lee mas, siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas.

Pasa más tiempo con tu familia y con tus amigos.

Come tu comida preferida.

La vida es una sucesión de momentos para disfrutar, no es solo para sobrevivir.

No guardes tus copas de cristal; no guardes tu mejor perfume, úsalo cada vez que te den ganas de hacerlo.

Las frases “Uno de estos dias”, “Algun dia”, quitalas de tu vocabulario.

Escribamos aquella carta que pensabamos escribir “Uno de estos dias”.

Digamos hoy a nuestros familiares y amigos, cuanto los queremos.

Por eso no retardes nada que agregue risa y alegría en tu vida.

Cada dia, hora, minuto, es especial.

Las Personas que nos rodean


El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de una línea aérea tuvo lugar el siguiente suceso:

A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra.

La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable. La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase para ver si podría encontrar algún lugar libre.

Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto. No sólo por el hecho en sí, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase. El pobre hombre se sintió incómodo y cohibido por la reacción de su vecina de asiento, pero tuvo la educación de no hacer un escándalo.


El clima en la cabina era de total tensión, pero la señora se mostraba feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.

Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora:

– “Discúlpeme señora, pero todo el vuelo está lleno. Afortunadamente, encontré un lugar vacío en primera clase…


… Me demoré unos instantes porque, para poder hacer este tipo de cambios tuve que pedir autorización al capitán. Él me indicó que no se
podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable
y que me autorizaba el cambio.”

Los pasajeros no podían creer lo que escuchaban, pero ya la señora, con cara de triunfo, empezó a levantarse de su asiento.


En ese momento, la azafata se volteó y le dijo al hombre de raza negra:

– “Señor, ¿sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento en primera clase? El capitán, en nombre de la Compañía, le ofrece sus disculpas personales por el hecho de haber tenido que soportar a una persona tan desagradable a su lado.”

Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la tripulación. Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y, gracias a esa actitud, la empresa se dio cuenta de que no le había dado demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de atención al cliente. La empresa hizo cambios de inmediato.

Desde ese momento, en todas las oficinas de esa línea aérea y a la vista del personal, se lee el siguiente mensaje:

“Las personas pueden olvidar lo que les dijiste, las personas pueden olvidar lo que les hiciste, pero las personas nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”.

El Reflejo


Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa.
El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de subirlas se topó con una puerta semi-abierta; lentamente se adentro en el cuarto. Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían 1000 perritos más, observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos.

El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los 1000 perritos hicieron lo mismo.

Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él. Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para si mismo:

– “¡Qué lugar tan agradable… voy a venir más seguido a visitarlo!”

Tiempo después, otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró en el mismo cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1000 perritos del cuarto se sintió amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva.

Posteriormente empezó a gruñir, obviamente vio como los 1000 perritos le gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros 1000 perritos le ladraron también a él. Cuando este perrito salió del cuarto pensó:

– “¡Qué lugar tan horrible es éste… nunca más volveré a entrar allí!”.

En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía:

“La casa de los 1000 espejos”

Todos los rostros del mundo son espejos. Decide cuál rostro llevarás por dentro y ese será el que mostrarás. El reflejo de tus gestos y acciones es lo que proyectas ante los demás.

Las cosas más bellas del mundo no se ven ni se tocan, sólo se sienten con el corazón.

“No eres responsable de la cara que tienes, eres responsable de la cara que pones.”

El Abrazo Salvador


Esta es una fotografía de un articulo de Selecciones que se llama “El Abrazo Salvador “

Se refiere a la vida de unas mellizas que al nacer estuvieron en sus respectivas incubadoras, pero una de ellas no tenía esperanza de vida. Entonces a la jefa de enfermeras de ese hospital se le ocurrió y luchó contra las reglas hospitalarias para que estuvieran juntas, lo más hermoso fue cuando al ponerlas juntas, la bebé que estaba muy bien abrazó a su hermanita regulando con el calor de su cuerpo la temperatura y el pulso, fue así que logró estabilizar el ritmo cardíaco de su hermanita….

Que no se nos olvide lo importante que es abrazar a quienes amamos y cuan bien nos hace a todos abrigarnos el corazón con la calidez de un abrazo…

¿Amor, Riqueza o Éxito?


Una mujer regaba el jardin de su casa y vio a tres viejos con sus años de experiencia frente a su jardín.

Ella no los conocía y les dijo:

– No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor entren a mi casa para que coman algo.

Ellos preguntaron:

– ¿Está el hombre de la casa?

– No, respondió ella , no está.

– Entonces no podemos entrar, dijeron ellos.

Al atardecer, cuando el marido llegó, ella le contó lo sucedido.

– ¡Entonces diles que ya llegué; invítalos a pasar!

La mujer salió a invitar a los hombres a pasar a su casa.

– No podemos entrar a una casa los tres juntos, explicaron los viejitos.

– ¿Por qué?, quiso saber ella.

Uno de los hombres apuntó hacia otro de sus amigos y explicó:

– Su nombre es Riqueza.

Luego indicó hacia el otro.

– Su nombre es Éxito y yo me llamo Amor. Ahora ve adentro y decide con tu marido a cuál de nosotros 3 desean invitar a vuestra casa.

La mujer entró a su casa y le contó a su marido lo que ellos le dijeron.

El hombre se puso felíz:

– ¡Qué bueno! Y ya que así es el asunto entonces invitemos a Riqueza, que entre y llene nuestra casa.

Su esposa no estuvo de acuerdo:

– Querido, ¿porqué no invitamos a Exito?

La hija del matrimonio estaba escuchando desde la otra esquina de la casa y vino corriendo.

– ¿No sería mejor invitar a Amor? Nuestro hogar estaría entonces lleno de amor.

– Hagamos caso del consejo de nuestra hija, dijo el esposo a su mujer. Ve afuera e invita a Amor a que sea nuestro huesped.

La esposa salió y les preguntó

– ¿Cuál de ustedes es Amor? Por favor que venga y que sea nuestro invitado.

Amor se sentó en su silla y comenzó a avanzar hacia la casa.

Los otros 2 también se levantaron y le siguieron.

Sorprendida, la dama les preguntó a Riqueza y a Exito:

– Yo invité sólo a Amor. ¿Por qué Uds. también vienen?

Los viejos respondieron juntos:

– Si hubieras invitado a Riqueza o a Éxito, los otros 2 habrían permanecido afuera, pero ya que invitaste a Amor, donde vaya él, nosotros vamos con él.

Donde quiera que hay amor, hay también riqueza y éxito.

MI DESEO PARA TI ES. . .

Cuando haya dolor, te deseo paz y Felicidad.
Cuando haya falta de fe en tí mismo, te deseo una confianza renovada en tu capacidad para superarla.
Cuando haya temor, te deseo amor y valor.

¿Te quieres arriesgar?


Reír es arriesgarse a parecer tonto.

Llorar es arriesgarse a parecer un sentimental.

Hacer algo por alguien es arriesgarse a involucrarse.

Expresar sentimientos es arriesgarse a mostrar tu verdadero yo.

Exponer tus ideas y sueños es arriesgarse a perderlos.

Aceptar tus errores es arriesgarse a ser juzgado

Amar es arriesgarse a no ser correspondido.

Vivir es arriesgarse a morir.

Esperar es arriesgarse a la desesperanza.

Lanzarte es arriesgarse a fallar.

Si te arriesgas puede que no lo logres, pero aprenderás como hacerlo mejor la proxima vez.

Si no te arriesgas , no hay ninguna posibilidad de que lo logres.

Y cada vez más dejarás que tus miedos y las opiniones de los demás controlen tu vida,crearás una prisión de la que tú tendrás la llave, pero con el tiempo hasta olvidarás que la tienes.

Tomar riesgos calculados te convertirá en una persona Libre.

IBSN


Ya tengo IBSN (Internet Blog Serial Number). Para qué sirve? No sé. Pero ya lo tengo.

El que quiera uno puede visitar la Página del IBSN.

Juan 3:16


En la ciudad de Chicago, una noche de invierno soplaba un fuerte viento. Un niñito vendía periódicos en un rincón, tratando de guarecerse del frío inclemente. Realmente, no vendía mucho, lo que intentaba era no congelarse de frío. Vio a un policía se le acercó y le preguntó:

– Señor: ¿Sabrá usted de algún refugio donde un niño pueda dormir esta noche? Normalmente duermo en una caja de cartón que guardo en el callejón, pero es que esta noche hace demasiado frío y me gustaría estar en un lugar cálido.

La señora le contesta:

– ”Pasa hijo mío”.

Lo toma de la mano y lo sienta en una mecedora cerca de una vieja chimenea que estaba encendida. La señora sale de la habitación y el chico piensa por un breve instante:

– “La verdad es que no entiendo eso de Juan 3:16, pero parece que en verdad puede hacer que un chico se caliente en una noche fría”.

Al rato, la señora regresa y le pregunta al chico:

– ¿Quisieras comer?

El chico respondió:

– “Un pancito no me vendría mal, hace días que no como y no me vendría nada mal un poco de pan.”

La señora tomo al niño de la mano, lo llevó a la cocina y lo sentó a una mesa llena de exquisitos manjares. El chico comió y comió hasta que ya no pudo más y entonces pensó:

– “La verdad es que sigo sin entender a Juan 3:16, pero es seguro que llena un estomago hambriento”.

Al terminar, la señora tomó al chico de la mano y lo llevó al baño, donde lo esperaba una tina llena agua tibia y olorosas burbujas. Mientras el chico se sumergía en la tina, pensaba:

– “La verdad es que ahora menos entiendo a Juan 3:16, pero ya sé que este puede dejar bien limpio a un chico sucio. En verdad yo nunca había tomado un baño de verdad en toda mi vida. El único baño que recuerdo fue la vez que me metí debajo del hidrante de los bomberos un día que estos lo abrieron y dejaron caer el agua por la calle”.

La señora regresó por el chico, lo llevó a una habitación, lo vistió con un pijama y lo acostó en una inmensa cama con una almohada de plumas. Lo cubrió con una espesa colcha, lo besó y le deseo dulces sueños, apagó la luz y salió. El chico, bien abrigado en la cama veía, a través de la ventana, la nieve caer y pensó:

– “La verdad es que Juan 3:16 puede hacer que un chico cansado pueda descansar…”

A la mañana siguiente, la señora regresó con ropa limpia y lo llevó ante la misma mesa de la noche anterior, llena de ricos manjares para el desayuno, después de comer, la señora lo sentó en la misma mecedora de la noche anterior y tomó en sus manos una vieja Biblia. Se sentó frente a él, le miró a los ojos y con una dulce voz le dijo:

– “¿Entiendes a Juan 3:16?”

– “No señora, anoche fue la primera vez en mi vida que oí sobre el cuando el policía me dijo que se lo dijera a usted.”

La señora abrió la Biblia; la abrió en Juan 3:16 y comenzó a explicarle, al niño, acerca de Jesús. Ahí, frente a esa vieja chimenea, el chico entregó su corazón y su vida a Jesús, al tiempo que pensaba:

– “Juan 3:16… Quizás no lo entienda, pero hace que un chico perdido se sienta seguro, se sienta amado”.

¿Saben? Yo tampoco lo entiendo exactamente:
“Como fue que Dios estuvo dispuesto
a mandar a su único Hijo a morir por mí,
y como fue que Jesús estuvo dispuesto a ello.
No comprendo la agonía del Padre
y de toda la Corte Celestial al presenciar
el sufrimiento de la pasión y muerte de Jesús.
No entiendo la intensidad del AMOR de Jesús por mi, que lo mantuvo en su camino hacia la cruz hasta el fin.
Yo no lo entiendo, pero de lo que si estoy seguro… es de que hace:
QUE ESTA VIDA VALGA LA PENA VIVIRLA
Y QUE NUESTRA MISIÓN DEBE SER CUMPLIDA!”.


Juan 3:16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo:
Que ha dado a su Hijo Unigénito,
para que todo aquel que en Él cree,
no se pierda más tenga vida eterna”.

Las Manos


En el siglo XV, en una pequeña aldea cercana a Nüremberg, vivía una familia con varios hijos. Para poner pan en la mesa para todos, el padre trabajaba casi 18 horas diarias en las minas de carbón, y en cualquier otra cosa que se presentara. Dos de sus hijos tenían un sueño: querían dedicarse a la pintura.
Pero sabían que su padre jamás podría enviar a ninguno de ellos a estudiar a la Academia. Después de muchas noches de conversaciones calladas, los dos hermanos llegaron a un acuerdo. Lanzarían al aire una moneda, y el perdedor trabajaría en las minas para pagar los estudios al que ganara. Al terminar sus estudios, el ganador pagaría entonces los estudios al que quedara en casa con las ventas de sus obras. Así, los dos hermanos podrían ser artistas. Lanzaron al aire la moneda un domingo al salir de la Iglesia. Uno de ellos, llamado Albrecht Durero (o Albretch Dürer en alemán) , ganó y se fue a estudiar a Nüremberg.

Entonces el otro hermano, Albert, comenzó el peligroso trabajo en las minas, donde permaneció por los próximos cuatro años para sufragar los estudios de su hermano, que desde el primer momento fue toda una sensación en la Academia. Los grabados de Albretch, sus tallados y sus óleos llegaron a ser mucho mejores que los de muchos de sus profesores, y para el momento de su graduación, ya había comenzado a ganar considerables sumas con las ventas de su arte.

Cuando el joven artista regresó a su aldea, la familia Durero se reunió para una cena festiva en su honor. Al finalizar la memorable velada, Albretch se puso de pie en su lugar de honor en la mesa, y propuso un brindis por su hermano querido, que tanto se haba sacrificado trabajando en las minas para hacer sus estudios una realidad. Y dijo:

– “Ahora, hermano mío, es tu turno. Ahora puedes ir a Nüremberg a perseguir tus sueños, que yo me haré cargo de todos tus gastos”.

Todos los ojos se volvieron llenos de expectativa hacia el rincón de la mesa que ocupaba su hermano. Pero este, con el rostro empapado en lágrimas, se puso de pie y dijo suavemente:
– “No, hermano, no puedo ir a Nüremberg. Es muy tarde para mi. Estos cuatro años de trabajo en las minas han destruido mis manos. Cada hueso de mis dedos se ha roto al menos una vez, y la artritis en mi mano derecha ha avanzado tanto que hasta me costó trabajo levantar la copa durante tu brindis. No podría trabajar con delicadas líneas el compás o el pergamino, y no podrá manejar la pluma ni el pincel. No, hermano, para mi ya es tarde. Pero soy feliz de que mis manos deformes hayan servido para que las tuyas ahora hayan cumplido su sueño”.

Más de 450 años han pasado desde ese dia. Hoy los grabados, óleos, acuarelas, tallas y demás obras de Albretch Durero pueden ser vistos en museos alrededor de todo el mundo. Pero seguramente usted, como la mayoría de las personas, solo recuerde uno.

Seguramente hasta tenga uno en su oficina o en su casa. Es el que un día, para rendir homenaje al sacrificio de su hermano, Albretch Durero dibujó: las manos maltratadas de su hermano, con las palmas unidas y los dedos apuntando al cielo.

Llamó a esta poderosa obra simplemente “Manos”, pero el mundo entero abrió de inmediato su corazón a su obra de arte y se le cambio el nombre a la obra por el de “Manos que oran”.

La próxima vez que veas una copia de esta obra, mírala bien. Y ojalá que sirva para que, cuando te sientas demasiado orgulloso de lo que haces, y muy pagado de ti mismo, recuerdes que en la vida ¡nadie nunca triunfa solo!

Durero. Nació en Nuremberg, Alemania. (1471) – (1528). Estilo: Pintura Flamenca.

Vida Feliz (según Garfield)


dice:

Coma solamente lo necesario para sentirse bien…

Duerma siempre que tenga sueño…

Abrace mucho, bese mas y ria, ya que la vida es alegria…

Pida! Siempre habrá alguien que le dará lo que está pidiendo….

Despéjese de lo que ya pasó. Quien vive del pasado es un museo con patas.

¡¡¡Deje de preocuparse!!!

Perdónese por sus Burradas y Fracasos.

Siempre rece para agradecer. Ud, ya recibió mas que lo suficiente para crecer y ser feliz.

No pierda tiempo en discusiones inútiles. En vez de gritar, cante una cancion, tome un baño frio, de una vuelta en bicicleta en el parque, o asista al cine con un buen cucurucho de maiz inflado.

Desista de meterse en la vida de otros. Adopte la filosofia del CABALLO DEL DESFILE :” Cagando, andando y siendo aplaudido”.

Cuide de si mismo como se estuviera cuidando a su mejor amigo.

Exprese su individualidad…. cambie algo de si mismo todos los dias. Hable con alguien y escriba a aquellas personas de las que hace tiempo no sabe.

Haga lo que siempre quiso hacer, y no lo hizo por vergüenza…

Cometa nuevos errores

Simplifique su vida

Vagabundee, a veces es bueno perder tiempo

CREA EN EL AMOR

Los grandes amigos no se pierden en pequeñas disputas, si se pierden es porque no eran amigos, y mucho menos grandes… En caso de duda, siga el olfato que le indique su propia nariz….

Sepa que muchas veces la felicidad de quien está a su lado depende de su felicidad.

SEA SIEMPRE MUY FELIZ!!!

Reportándose


Una vez un Sacerdote estaba dando un recorrido por la Iglesia al mediodía… al pasar por el Altar decidió quedarse cerca para ver quien había venido a rezar. En ese momento se abrió la puerta, el sacerdote frunció el entrecejo al ver a un hombre acercándose por el pasillo; el hombre estaba sin afeitarse desde hace varios días, vestía una camisa rasgada, tenia el abrigo gastado cuyos bordes se habían comenzado a deshilachar. El hombre se arrodilló, inclinó la cabeza, luego se levantó y se fue.

Durante los siguientes días el mismo hombre, siempre al mediodía, estaba en la Iglesia cargando una maleta… se arrodillaba brevemente y luego volvía a salir. El sacerdote, un poco temeroso, empezó a sospechar que se tratase de un ladrón, por lo que un día se puso en la puerta de la Iglesia y cuando el hombre se disponía a salir le preguntó:

– “¿Que haces aquí?”.

El hombre dijo que trabajaba cerca y tenia media hora libre para el almuerzo y aprovechaba ese momento para rezar.

– “Solo me quedo unos instantes, sabe, porque la fábrica queda un poco lejos, así que solo me arrodillo y digo: ‘Señor, solo vine nuevamente para contarte cuan feliz me haces cuando me liberas de mis pecados… no se muy bien rezar, pero pienso en Ti todos los días… así que Jesús, este es Jim reportándose’.”

El Padre, sintiéndose un tonto, le dijo a Jim que estaba bien y que era bienvenido a la Iglesia cuando quisiera. El sacerdote se arrodilló ante el altar, sintió derretirse su corazón con el gran calor del amor y encontró a Jesús. Mientras lagrimas corrían por sus mejillas, en su corazón repetía la plegaria de Jim:

– “SOLO VINE PARA DECIRTE, SEÑOR, CUAN FELIZ FUI DESDE QUE TE ENCONTRE A TRAVES DE MIS SEMEJANTES Y ME LIBERASTE DE MIS PECADOS… NO SE MUY BIEN COMO REZAR, PERO PIENSO EN TI TODOS LOS DIAS… ASI QUE JESUS, SOY YO REPORTANDOME”.

Cierto día el sacerdote notó que el viejo Jim no había venido. Los días siguieron pasando sin que Jim volviese para rezar. Continuaba ausente, por lo que el Padre comenzó a preocuparse, hasta que un día fue a la fábrica a preguntar por el; allí le dijeron que él estaba enfermo, que pese a que los médicos estaban muy preocupados por su estado, todavía creían que tenia un chance de sobrevivir.

La semana que Jim estuvo en el hospital trajo muchos cambios, él sonreía todo el tiempo y su alegría era contagiosa. La enfermera Jefe no podía entender por qué Jim estaba tan feliz, ya que nunca había recibido ni flores, ni tarjetas, ni visitas.

El sacerdote se acercó al lecho de Jim con la enfermera y ésta le dijo, mientras Jim escuchaba:

– “Ningún amigo ha venido a visitarlo, él no tiene a donde recurrir”.

Sorprendido, el viejo Jim dijo con una sonrisa:

– “La enfermera esta equivocada… pero ella no puede saber que TODOS LOS DIAS, desde que llegué aquí, a MEDIODIA, un querido amigo mío viene, se sienta aquí en la cama, me agarra de las manos, se inclina sobre mi y me dice: ‘SOLO VINE PARA DECIRTE, JIM, CUAN FELIZ FUI DESDE QUE ENCONTRE TU AMISTAD Y TE LIBERE DE TUS PECADOS. SIEMPRE ME GUSTO OIR TUS PLEGARIAS, PIENSO EN TI CADA DIA… ASI QUE JIM, ESTE ES JESUS REPORTANDOSE’.”

La causa de la Mujer


Por cada mujer fuerte cansada de aparentar debilidad, hay un hombre débil cansado de parecer fuerte.

Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta, hay un hombre agobiado por tener que aparentar saberlo todo.

Por cada mujer cansada de ser calificada como “hembra emocional”, hay un hombre a quien se le ha negado el derecho a llorar y a ser “delicado”.

Por cada mujer catalogada como poco femenina cuando compite, hay un hombre obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.

Por cada mujer cansada de ser un objeto sexual, hay un hombre preocupado por su potencia sexual.

Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o a un salario satisfactorio, hay un hombre que debe asumir la responsabilidad económica de otro ser humano.

Por cada mujer que desconoce los mecanismos del automóvil, hay un hombre que no ha aprendido los secretos del arte de cocinar.

Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación, hay un hombre que redescubre el camino hacia la libertad.

La Humanidad posee dos alas: una es la mujer, la otra el hombre.

Hasta que las dos alas no estén igualmente desarrolladas, LA HUMANIDAD NO PODRÁ VOLAR

Ahora más que nunca, la causa de la mujer es la causa de toda la HUMANIDAD.

B. Boutros Ghali.

A %d blogueros les gusta esto: