Archivos Mensuales: mayo 2011

Juegas con tu cabeza no con tu corazón…


Una de las tantas frases que ofrece la película Jerry Maguire, de la que me considero súper fan; son tantas las veces que la he visto y cada vez que la pasan por televisión no puedo dejar de ver esa historia, llena de aprendizajes, sin efectos especiales  (raro en las últimas películas de Tom Cruise) y sin embargo conmovedora, el relato de un hombre que aparentemente lo tenia todo, un buen trabajo, una linda novia, un futuro por delante. A pesar de todo eso sentía que a su vida le faltaba algo, y un día hace una reevaluación de sus propósitos, la inspiración de una noche se volvió su peor pesadilla cuando ese documento inspirador es el motivo de su despido, y comienza a forjarse nuevamente un camino, sin su novia que lo abandonó, sin amigos y con la carga de sentirse un perdedor. Además de toda la linda historia de amor que se teje, por supuesto están presentes esas lecciones de vida que ofrece y esa relación de amistad que forja con el único cliente que le quedó y el cual demanda demasiada atención producto de su enorme ego, aludo a la frase del título de mi escrito a una escena de la película en donde ambos personajes Rod y Jerry (cliente y manager) saliendo de un partido, Rod empieza a reclamarle a Jerry por no cumplir sus necesidades de sueldo y otros beneficios que él tanto esperaba y Jerry explota a tantos reclamos y se lanza una de las mejores frases: “sabes cual es tu problema, juegas con tu cabeza no con tu corazón…en tu vida personal corazón, cuando estas jugando piensas en lo que no te dieron en quien cobra más que tu” (no soy tan literal como quisiera) y dicho sea de paso la película esta llena de frases hermosas…..Y como siempre en mí eso es razón suficiente para que surjan cierto tipo de preguntas, como por ejemplo: ¿Cuándo utilizar la cabeza y cuándo el corazón?, en esta vida donde tenemos que tomar decisiones todos los días y a veces en fracción de segundo ¿Cuándo y cómo marcar la diferencia?, ¿Es posible pensar con el corazón? o él es sólo es un músculo receptor y manifestación pura en donde se sienten las emociones?

En estas etapa de mi vida me siento una sobreviviente, fracasos, críticas, desamores, traiciones, tristezas y pérdidas, y seguramente me falta sobrevivir a muchas cosas más, y no recuerdo haber pasado por situaciones en donde no haya pensado con el corazón con todo lo malo o bueno que eso implique. Se me ha criticado varias veces por ser hipersensible, pasar por momentos de depresión, que me afecta todo lo que me rodea, que me siente y que me acongoja el mundo en que vivo, que amo demasiado mi trabajo, que me ilusiono con facilidad, que a veces actúo como una niña, que pienso  en pajaritos preñados….si todo esto representa pensar con el corazón entonces no solo pienso sino que vivo con el corazón.

Se me ha dicho que para sobrevivir a este mundo tengo que pensar con cabeza fría…y les juro amigos míos que lo he intentado, y lo único que me falta es ponerme una bolsa de hielo en la cabeza. He puesto muros, he tratado muchísimas veces de ser lo más objetiva que puedo en ciertas situaciones, he tratado de que la voz interna de los sentimientos no me afecte, de verme distante, concentrada, impasible, si es que todo esto significa pensar con la cabeza, pero las veces que lo hecho también he quedado atrapada en esos mismos muros, o sencillamente se me derrumban y no sé recoger esos escombros luego que doy la vuelta después de hacerme la dura, la más objetiva, cautelosa y reflexiva, me atacan como abejas fuera del panal lo más terribles sentimientos de culpa por mostrarme de tal manera cuando realmente dentro de mí fuero interno hay altos niveles de sentimentalismo puro.

No digo que pensar con la cabeza sea malo, ni pensar con el corazón sea lo mejor, definitivamente trae muchos vicios si no lo sabemos controlar, si ese río de sentimientos se desborda puede llegar hacer muy peligroso para la propia estima y al llevar las relaciones con los demás por caminos pocos sanos. Pero es que definitivamente a mi no me sirve de mucho pensar con la cabeza, no logro dar en el blanco, me gusta y me siento bien cuando pienso con el corazón, me anima, me vuelve jovial, alegre y saca lo mejor de mí, soy graciosa, receptiva, amistosa, extrovertida, me hace soñadora y espontánea….es como si volviera a ser niña, y eso me encanta! Una de estas mañanas al levantarme y recortar el papel del calendario éste decía: “La razón se hace adulta y vieja, el corazón permanece siempre niño”…tan equivocada no estoy ¿verdad?

Esto no quiere decir que no me he dado mis tropezones vaya que me los he dado…y bien duros, y tampoco quiere decir que al ser puro corazón (como Juan Corazón) a la que solo fata colocar un parche en forma de corazón en el ojo soy toda bondad digna de ser beatificada, todo lo contrario, a veces ese corazón también me ha llevado a caminar por el lado oscuro de mi ser, pero en definitiva tengo que aceptar lo que soy y seguir las indicaciones de mi amigo en las áreas importantes de mi vida, mi premisa y deseo tal vez lo resume Soledad Pastorutti en su canción: “Seguir siguiendo al corazón y coquetear con la intuición seguir creciendo y esquivando las rutinas, seguir soñando en un rincón seguir creyendo que hay un Dios que me enderece de un tirón la puntería, siempre voy detrás de lo que siento cada tanto muero y aquí estoy”.

 Y si no eres de los que le pone mucho corazón a la vida te lo digo a la manera de El Rey… mi querido Elvis en una de las canciones del soudtrack de la película que comenzó todo esta locura literaria hecha con todo el corazón que te acabo de hacer leer, Jerry Maguire, que dice:

I dont worry

Whenever skies are gray above

got a pocketful of rainbows

got a heart full of love

Jéssica Millán
Blog

Bhagawad Gita (resumen)


Por qué te preocupas sin motivo alguno? A quien temes sin razón? Quien te podría matar? El alma no nace, ni muere.

Cualquier cosa que pase, pasará por tu bien; lo que esté sucediendo, está sucediendo para bien; lo que vaya a pasar, también sucederá para bien.

No debes lamentarte por el pasado. No debes preocuparte por el futuro. El presente está sucediendo…

¿Qué pérdida te hace llorar? ¿Qué has traído contigo? ¿Que crees que has perdido?

¿Qué has producido? ¿Qué piensas que se ha destruido?

No has dado nada, ustedes no han traído nada consigo, cualquier cosa que posean, la han recibido aquí.

Cualquier cosa que hayan tomado, la tomaron de Dios. Lo que sea que hayan dado, se lo han dado a Él. Ustedes llegaron con las manos vacías, y regrasarán con las manos vacías.

Cualquier cosa que posean hoy, pertenecía a otra persona el día de ayer y pertenecerá a otra diferente el día de mañana. Erróneamente ustedes han disfrutado de esa idea de pertenencia.

Es esta falsa felicidad la causa de sus penas.

El cambio es la ley del universo. Lo que ustedes consideran como muerte, es en realidad la vida.

En cualquier momento podrian ser millonarios, y en el siguiente pueden caer en pobreza.

Tuyos y míos, grandes y pequeños… Borren esas ideas de su mente.

Entonces todo les pertenecerá y todos serán dueños. Ese cuerpo no les pertenece, tampoco ustedes son de ese cuerpo.

El cuerpo esta formado por fuego, agua, aire, tierra y éter, y retornará en estos elementos. Pero el alma es permanente – así que ¿Quien eres realmente?

Dediquen su ser a Dios. Él es el único que deben confiar. Quienes conocen esta verdad son por siempre libres de temor, preocupación y dolor.

Hagas lo que hagas, hazlo dedicado como una ofrenda a Dios. Esto les llevará a experimentar la alegría, la libertad y la vida por siempre.

Bhagawad Gita en español

Bhagawad Gita en Wikipedia

Un abrazo puede salvar!


Recordarás a Jackie Robinson el primer hombre de color que jugó en las ligas mayores de baseball en su primera temporada con los Dodgers de Brooklin.

Robinson se enfrentó con serpientes casi a donde quiera que viajaba. Algunos pitchers tiraban pelotas rápidas a su cabeza.

Los corredores lo injuriaban en las bases, frases brutales se escribían en tarjetas o dichas desde bancas de jugadores (dugouts) opuestas.

Aun la gente de casa en Brooklin lo veía como objeto de reproche (rechazo) durante un juego en Boston, los insultos raciales llegaron a un punto crítico.

Para empeorar la situación Robinson cometió un error y permaneció humillado en la segunda base mientras que los fans le gritaban insultos.

Otro Dodger, un sureño, hombre blanco, llamado Pee Wee Reese, pidió tiempo fuera, caminó desde su posición hacia la segunda base de Robinson, y con la multitud viéndole, puso su brazo alrededor del hombro de Robinson.

Los fans se callaron. Robinson más tarde dijo que el brazo sobre su hombro salvó su carrera.

A veces en la vida un pequeño gesto puede salvar una carrera, una profesión o el sueño roto de alguien. No detengamos nuestro paso cuando impulsados por Dios podemos ser bendición a otro.

Via Renuevo de Plenitud

Pobreza vs. Riqueza, Riqueza vs. Pobreza


Definitivamente una pelea que no termina y tal vez no terminará nunca, hoy me levanté con la motivación de saber cual es la verdadera diferencia entre ellas, y es que últimamente he tenido un encuentro muy cercano con ambas, por que tal vez no las veo de la misma manera que otros  las  ven, para mí  la riqueza es sentirse pleno con lo que se hace, tener paz y amigos con los que contar, la pobreza es una sensación de vacío y tristezas que muchas veces me persigue pero que logro en la mayoria de las  ocasiones superar…..pero ese encuentro con la pobreza y la riqueza está representado la mayoría del tiempo por las caras de muchas personas que me muestran como la viven ellos, y me hace cuestionar si lo que yo creo de ambas es cierto.

Definitivamente no se cual es el empeño de mucha gente de preguntar: ¿Cuánto tienes? o ¿Qué tienes? ¿Cuánto ganas? ¿En qué trabajas? ¿Tienes carro? ¿Tienes casa? ¿Dónde vives? tal vez lo hacen por curiosidad, por preocupación o un “no sé que” que tenemos los seres humanos (o algunos) de medir a la gente por lo que posee económicamente, ¿Qué tan importante es saber eso de alguien? es que acaso vamos a contribuir a que aumente su nivel económico, darle consejos a lo Donald Trump o es solo el patético sentimiento de sentirnos superiores a los demás.

Si nos vamos al ámbito netamente económico, por supuesto que la pobreza es la ausencia de bienes materiales, y la riqueza pues todo lo contrario….ya estoy cantinfleando….tal vez este escrito es un cantinfleo total sin sentido y sin razón de ser, pero prosigo….yo he vivido las dos caras de la moneda y no es que me desagrade la riqueza, al contrario me encanta tener dinero, comprar cosas, comer en buenos sitios, viajar, tener dinero en el banco….y todas las ventajas y seguridad que proporciona tener dinero en este mundo, donde todo tiene un precio y poco tiene valor, pero me digo: cómo sería tener todo eso si no tengo con quien compartirlo, ir al cine sola? ir de compras sola? viajar sola? comer tequeño de chops sola?…jejeje no!, definitivamente no puedo imaginarme así, pero al mismo tiempo sé el dolor que causa ser pobre, el tener necesidades, no tener nada en la nevera (y para algunos será no tener nevera), pagar deudas, tener los bolsillos vacíos sin posibilidades de hacer nada….nos sentimos inútiles presos de alguna maldición que hizo cayeramos en la más terrible de las desgracias con las manos atadas por que sin dinero no se hace nada ni se va a ninguna parte…

Y es que la pobreza lamentablemente  viene acompañada de tantas cosas tan penosas como ella misma.

Pero han sido esos momentos de mi mayor pobreza material en donde he aprendido a apreciar lo que tengo hoy, que tal vez no es mucho pero representa mi mayor tesoro hasta ahora, Jean Paul Richter dice que “para que el sueño, la riqueza y salud se disfruten de verdad, es necesario interrumpirlos”. No soy rica y muchas veces me preguntó si lo seré, tal vez no esta en mí practicar muy seguido los preceptos de “el secreto” o de “padre rico padre pobre” pero así como me he preguntado si lo seré también me pregunto: y si no lo soy nunca? Forrest Gump dijo que la vida es una caja de chocolate no sabes cuál te va a tocar…y si  nunca me toca el que dice “millonaria”?…¿habrá algún problema con eso? viviré añorando toda la vida por lo que no tengo o por lo que tuve? materialmente hablando….Creo que uno de mayores problemas que tiene el ser humano es que tiene un terrible miedo a la pobreza, culpa a todo el mundo a los padres, a los amigos, a los empresarios, al gobierno, a los imperios, a Dios, al destino…en fin, cuando realmente somos nosotros mismos los responsables de administrar nuestra la pobreza o nuestra riqueza. No es más fácil admitir que realmente somos pobres, sin que eso signifique una carga de verguenzas o penas en la vida? ….Te hace eso infeliz?. El que tiene miedo de la pobreza no es digno de ser rico, así lo afirmó Voltaire, tal vez tenia razón.

Añoraba en mis momentos de pobreza tener dinero pero al tenerlo siempre faltaba algo, la felicidad aparente que se mostraba en momentos de riqueza se iba al momento de desaparecer el dinero y aprendí que hay cosas que nunca iba a poder comprar…..aprendí que si no era feliz en la pobreza tampoco lo iba a ser en la riqueza, que tenia que aprender a sonreir y apreciar las cosas simples y sencillas que coloca la vida ante mí todos los días, tuviera los bolsillos llenos o vacíos.

No es mi intención dar una lección de como vivir la vida, ni estoy negando la existencia de situaciones relacionadas con la pobreza, la miseria extrema, la desnutrición, desempleo, la falta de salud, la falta de educación, la desigualdad y hasta la muerte….todas ellas relacionadas con no tener lo necesario para vivir…..y es que cuando no se tiene por lo menos lo mínimo para suplir nuestras necesidades básicas, la vida se ve y se torna oscura, la esperanza de un mañana mejor parecen no existir, por algo dicen que cuando la pobreza entra por la puerta el amor sale por la ventana….

Solo por que he sido feliz en la pobreza no quiere decir que otros lo sean, y tal vez nunca cambiaré la manera de pensar de los demás ni su escala de prioridades ni de valores, pero lo que si estoy segura es que sí puedo cambiar mi manera de pensar teniendo una actitud positiva y de fé antes la situaciones adversas que seguramente me va a presentar la vida….puedo quedarme sin dinero y todavía conservar un tesoro dentro de mí….todo lo que quiero lo resume mi amiga Alicia cuando dice: some people want it all, but I don´t want nothing at all.

Y es que definitivamente yo no quiero nada, por que lo tengo TODO!

Jéssica Millán
Blog

Cuando un favor se convierte en un derecho adquirido


En la oficina se hace café, al menos dos veces al día. Y cada quien colabora en su confección. Por lo general yo llevo el café molido, otra persona lleva la azúcar, otra persona lleva los vasos, otra persona lo hace. Y de una u otra manera, todos colaboran, para así poder meterse un poco de cafeína en su cuerpo todos los días…

Pero en estos días, una persona ajena a la oficina se apareció a buscar su café del día. Y me preguntó que si había café. Le contesté que en el cafetín vendían…

Y es de esas personas, que venían todos los días a tomar café…  Sin poner su colaboración. Sólo a tomarse un café. Que venga un par de días, pues bien. Pero ya todos los días es como mucho con demasiado!

Creo que en España los llaman “gorrones”.

gorrón, -rrona adj./s. m. y f. Se aplica a la persona que consume o utiliza habitualmente una cosa sin pagar por ella y a costa de los demás.  (Free Dictionary)

Y así hay muchos “gorrones”. Que se encargan de pedir y pedir, y no aportan. Y cuando no hay café, pues se molestan! Como si fuera obligación nuestra tenerle todos los días su vaso de café recién colado!

¿Y cuántos gorrones conoces tu?

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

Del Putas


Fragmentos del libro ‘Del Putas’ del colombiano Fernando Moreno:

o       Del putas sería que los consejos que uno le da a otros los escuchara uno mismo.

o       Del putas que el último beso despertara lo misma pasión que el primero.

o       Del putas aprender a ser buen hijo…. antes de tener los propios.

o       Del putas que a uno le dieran ganas de hacer el amor al mismo tiempo que a la compañera. Y viceversa!.

o       Del putas que después de emparejarse uno empezara a ver al resto del mundo feo y cursi.

o       Del putas que los sueños fuera lo que se vive despierto y la realidad fuera lo que soñamos.

o       Del putas que el miedo, las mariposas en el estómago, los nudos en la garganta y las manos sudorosas empezaran justo después de una larga relación.

o       Del putas que los animales de vez en cuando pudieran dar su opinión sobre nosotros.

o       Del putas que uno tuviera el sentido del tacto en la mirada.

o       Del putas que la palabra destino solo tuviera el significado que le dan las agencias de viajes.

o       Del putas que la edad no fuera proporcional a las responsabilidades.

o       Del putas que solo existiera el cáncer en el horóscopo.

o       Del putas que las manchas de la conciencia salieran con Fab.

o       Del putas poder sentir físicamente el orgasmo del otro.

o       Del putas que después de una larga noche de pasión uno se levantara sin lagañas y con aliento de bebé.

o       Del putas que la primera vez se le atribuyera al que mejor lo hizo.

o       Del putas que a uno le hicieran todo lo que uno le quiere hacer a los demás.

o       Del putas que la reversa tuviera cinco cambios.

o       Del putas que las palmaditas en la espalda se pudieran consignar en el banco.

o       Del putas que jubilarse fuera llenarse de júbilo.

o       Del putas que a las mujeres les durara la regla lo mismo que les dura un orgasmo (o viceversa).

o      Del putas no haber gastado todas las lágrimas cuando niño.

Y…. definitivamente No es del putas:

Una piedra en el zapato, un diente adolorido, que se desborde el agua del inodoro, morderse la lengua, los cobros judiciales, la eyaculación precoz, pegarse con el borde de la cama en el dedo chiquito del pié, los retrasos menstruales, sentarse en un chicle, el moco asomado.

Cuídese lo justo y arriésguese lo suficiente.

Del putas que usted llamara hoy a saludar.

Mire más Allá


Un hombre se acercó cierta vez a una construcción y observó a tres individuos que sacaban paladas de tierra de una larga zanja. Le preguntó al primer hombre qué estaba haciendo. Este se enderezó y respondió lo que para él era evidente: Estoy cavando una zanja.

Se acercó al segundo obrero y le preguntó lo mismo. La respuesta fue apenas un poco más amable: Trabajo para vivir, solo eso… Para alimentar a mi esposa e hijos.

Cuando le preguntó al tercer hombre qué hacía, este respondió con énfasis y una actitud positiva: Vea señor, estoy construyendo parte de una serie de canales de irrigación que convertirán este árido valle en una rica zona cultivable que producirá alimentos para combatir el hambre en el mundo.

Mire más allá de las tareas aparentemente insignificantes y de los errores nimios de hoy y concéntrese en la totalidad del cuadro, en lo que finalmente sirve a los demás. Hallará mayor satisfacción en el yugo diario si se considera un creador de joyas para la corona del Señor en vez de un simple pulidor de rocas.

Uno debe tener objetivos a largo plazo para evitar la frustración de los errores a corto plazo.

Vía Renuevo de Plenitud

Por qué los abrazos?


Porque los abrazos son gratis. Porque los abrazos son una gran medicina. Porque los abrazos fortalecen el espíritu. Porque los abrazos son importantes. Porque los abrazos deben darse hoy y todos los días.

Porque los abrazos no son para un momento de alegría, sino para todos los momentos difíciles. Porque ayudan a los demás. Porque se sienten y animan. Porque cuando abrazas te abrazan.
Porque los abrazos reconcilian o aumentan el cariño. Porque los abrazos no se dan por rutina. Porque los abrazos aumentan la fe y hacen que los demás sonrían.

Cuando recorro los colegios y salones, cuando hablo con docentes y padres de familia, los invito a abrazarse. Es una manifestación sincera de amistad. Muchas veces, no hay qué hablar, sino abrazar. Con el abrazo se dice todo.

En ocasiones, cuando se va a un velorio, es mejor abrazar a la familia sin decir palabra alguna. Cuando se saluda a un amigo o a una amiga. Cuando se va a una fiesta. Cuando hay encuentros fugaces.

Cuando se habla con los hijos, estos siempre esperan un abrazo. Los hijos sienten mucho amor cuando sus padres los abrazan, los besan, los miman. Si ello ocurriera con más frecuencia en las familias, no habría tanta soledad en los jóvenes.

Los abrazos son especiales para aquellas personas que fácilmente se deprimen. Cuando alguien está llorando, es mejor no preguntarle qué le pasa, sino abrazarla. Esa persona se siente fuerte, se vuelve optimista y hasta puede decir: “Gracias, ¡lo necesitaba tanto!”. Muchas veces requerimos de un abrazo. Sin que nadie nos pregunte, lo sentimos y recibimos fuerza, cariño, amor.

Sé que muchas veces hay personas que no están enseñadas, porque nadie las abraza. Y recuerdo a los niños en un colegio, a quienes les pregunté por qué no lo hacían y me contestaron que no estaban enseñados. Que nadie les había dado un abrazo en su vida y que eso les parecía extraño.
Abrazar es una grandiosa medicina. Transfiere energía, y da a la persona que es abrazada un estímulo emocional. Necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenernos, y doce para crecer. Un abrazo te hace sentir bien. Un abrazo puede cubrir una gran parte de la piel y da el masaje que necesitas. Es también, una forma de comunicarse. Puede decir las cosas para las que no tienes palabras. La cosa más buena acerca de un abrazo es que no puedes dar uno sin recibir uno.

Por eso, mi petición sincera, sencilla es que haya abrazos por doquiera. Que no se niegue un abrazo. Porque los abrazos son como vitaminas que producen energía y llenan el alma de amistad. Para todos, un gran abrazo.

Manuel Gómez Sabogal

http://www.calarca.net manuelgomez1a@gmail.com – 3127704337 – Twitter: @manuelgomez1a

Los maratonistas


Los maratonistas aprenden varias lecciones importantes durante los años de entrenamiento. No importa lo experimentado que sea un corredor, una pequeña piedra en el camino, un paso mal dado, una distracción o miles de otros obstáculos pueden aparecer en cualquier momento, interrumpiendo el paso del corredor y ocasionando un accidente o un daño. Lo mismo ocurre en el matrimonio. El tiempo prolongado que lleven de casados no brinda inmunidad a los problemas.

Los maratonistas aprenden a regular el paso para no agotarse en los primeros kilómetros de la carrera. De la misma manera, las parejas debieran ser sabias al ver la relación como de largo alcance y así poner a los problemas y las diferencias en la perspectiva de un cuadro mayor.

Por último, los maratonistas, a excepción de unos pocos que encabezan el torneo, corren para mejorar sus propios tiempos. Corren para terminar la carrera y tratan de hacer su esfuerzo. La competencia puede arruinar una relación. Lo mejor que cada uno puede hacer es procurar dar lo mejor de sí y esforzarse por lograr que la relación sea lo mejor posible.

La vida de casados es un maratón. No basta con un gran comienzo para un matrimonio duradero. Se necesita determinación.

Vía Renuevo de Plenitud

El fuego, la lluvia… el granizo. ¡Como es adentro es afuera!


Nosotros, como seres con pensamiento, creamos nuestro entorno. Todos estamos conectados con el Universo. Si constantemente pensamos en palabras como violencia, guerra, sufrimiento, el agua que conforma nuestro cuerpo se afecta y mina su efectividad para mantener nuestra salud. Por ello, el calor, el fuego, aumenta. No es raro que hasta suba nuestra temperatura corporal. Si pensamos en palabras sanas: paz, amor, armonía… el agua fluye en nuestro interior y el fuego sigue equilibrado. No olvidemos que dentro de nosotros habita el fuego (en nuestro metabolismo), el agua (en nuestro sistema linfático), la tierra (en los huesos) y el viento (en nuestro sistema respiratorio). Si fuésemos un bosque y el fuego estuviera desequilibrado estaríamos incendiándonos (como Coahuila, ¿te checa?) y el agua sufriente tendría que desbordarse de alguna forma, ¿no es así? Algún día saldrá en forma de tormenta violenta por nuestros ojos, o en forma de vómito u otras enfermedades estomacales. Al fin y al cabo una crisis…

Si todo esto pasa en nuestro cuerpo, ¿cómo no habría de pasar en nuestro mundo, en nuestro país, en nuestra ciudad? Somos capaces de reflejar en el exterior todo lo que pasa dentro de cada uno de nosotros. De ahí nuestra responsabilidad por mantener sanas nuestras emociones. ¡Como es adentro es afuera!, dicen los antiguos. La ciudad, el país, es el “gran cuerpo” de todos sus habitantes. Como constantentemente pensamos en violencia, el fuego aumenta, y por consiguiente comenzaron los incendios forestales, las temperaturas altas y los “golpes de calor”. Además, cuando comenzamos a quejarnos, dejamos de fluír con el ambiente y constreñimos aún más la función del agua. Por ello, las lluvias llegaron desbordadas… Era un cuerpo que había mantenido sus sentimientos demasiado reprimidos. Salieron las lágrimas de forma desbordada. ¿Acaso nunca te ha pasado?

¿Y el granizo? Para los antiguos vikingos, el granizo es una crisis, un final. ¡Te imaginas con tanto fuego y tanta emoción y sufrimiento contenidos! Sin embargo, después de esa crisis, viene un periodo de tranquilidad. No acaso se dice “después de la tempestad viene la calma”. El granizo fertiliza los campos y nos dice que tenemos la oportunidad de cambiar. De transformar la violencia (el fuego, el calor) de nuestro interior, de dejar fluír de forma sana nuestros sentimientos (la lluvia) para que no se desborde e inunde el Viaducto. Asimismo, de tomar el granizo como un nuevo comienzo. ¿No dicen que las crisis son grandes oportunidades? La responsabilidad es de cada uno… Basta aceptarla.

Gina Cárdenas

Feliz Día de la Madre!!!


El Día de la Madre o Día de las Madres es una festividad que se celebra en honor de las madres. Se celebra en diferentes fechas del año según el país. El moderno Día de la Madre fue creado por Julia Ward Howe, en 1870, originalmente como un día de madres por la paz, que luego se convirtió en un día para que cada familia honrase a su madre. Finalmente ha sido aceptado como festividad en muchos lugares del mundo.

Las primeras celebraciones del Día de las Madres se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.

La Encyclopædia Britannica da la siguiente definición: “Fiesta derivada de la costumbre de adorar a la madre en la antigua Grecia. La adoración formal a la madre, con ceremonias a Cibeles, o Rea, la Gran Madre de los Dioses, se ejecutaba en los idus de marzo por toda Asia Menor” (1959, tomo 15, pág. 849).

Igualmente los romanos llamaron a esta celebración Hilaria cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas.

Los católicos trasformaron estas celebraciones para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús. En el santoral católico el 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que los panameños adoptaron para la celebración del Día de la Madre.

En Inglaterra hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, también relacionado con la Virgen, que se denominaba Domingo de las Madres. Los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras.

La mayoría de los países lo festejan en mayo, frecuentemente el segundo domingo de este mes.

En Venezuela, y en otros países (Alemania, Australia, Austria, Bélgica (excepto Amberes), Brasil, Chile, China, Canadá, Colombia,Croacia, Cuba, Dinamarca, Ecuador, EEUU, Estonia, Filipinas, Finlandia, Grecia, Holanda, Honduras, Italia, Japón, Letonia, Liechtenstein, Nueva Zelanda, Perú, Puerto Rico, República Checa, Suiza, Taiwan, Turquía, Ucrania, Uruguay) se celebra el segundo domingo de mayo.

Vía Wikipedia

Nostalgia


A veces te sientes como un arado que barre siempre el mismo surco
y piensas que el trabajo sería más blando si caminaras en compañía.
A veces te enredas en la nostalgia de lo que dejaste atrás y,
así como el agua busca su nivel tu sangre tira y lleva lejos tu memoria.

Miras por sobre el hombro y recuerdas a tus amigos,
tu vieja casa, tu ayer o ese alguien especial para ti.
Puedes llegar a maldecir tu decisión de comenzar el camino
y te pierdes en los “cómo hubiera sido si…”
Otras veces encuentras injusto el precio de tu soledad
y revuelves en los pliegues de tu pasado
como quien busca monedas en los bolsillos de un muerto.
Tu mente menor inventa recuerdos
y fabrica diálogos que lo expliquen todo:
respondes a preguntas que nunca te hicieron
e interrogas a quien no tuviste coraje de preguntar.
Pero descubres que no hay risa que devuelva lo perdido,
lo llorado, ni dé verde a lo marchito.
¿Pero tú, buscador, estás seguro de haber perdido?
Cuidado:
Tú no vives de recuerdos,
sino que los recuerdos viven de ti.
Son miles de bocas que devoran la fuerza
que necesitas para seguir adelante.
Te digo que no existe nada de malo
en esos sentimientos en tanto no te dejes sofocar.
Si esto sucede es porque estás olvidando estás no-recordando.
Dime:
¿De quién te acuerdas cuando te acuerdas de ti?
¿Del niño que corría entre los árboles?
¿Del joven que soñaba con viajes lejanos?
¿De lo que fuiste ayer?
Todas esas vivencias tiene la marca de lo fugaz:
están escritas en tu memoria como la sombra
que un pájaro en vuelo deja sobre el agua.
Pero recordarse de sí no quiere decir tener memoria.
La memoria y el olvido son funciones de tu mente menor
en cambio el recuerdo de sí pertenece al ser profundo.
Escucha: tú no has renunciado a amar por seguir la vía
sin embargo puede parecerte
que por seguir la vía has dejado de amar.
Recuerda bien, buscador no sea cosa que lo que crees
que has perdido sea sólo otro juego de tu mente
así como tus recuerdos emotivos
pueden ser sólo reflejos condicionados
y la historia que añoras un invento de tu nada.
Observa qué curioso:
Ciertas cosas llegan a tu vida cuando ya no las precisas.
Arriban con un retardo inexplicable cuando la cola de tu ilusión
ya dio vuelta en la esquina.
Un amor demasiado grande
y por lo tanto insostenible para tu miedo de amar
nunca te embiste al mismo tiempo que su fulgor.
Primero te encandila y te hace soñar
después nace en ti el deseo de poseerlo.
Entonces desaparece se va de tu vida.
En realidad son cosas que te protegen de ellas mismas
y te ponen a salvo del riesgo de su presencia
por eso a veces tienes la sensación
que alguien golpea demasiado tarde a tu puerta.
En el fondo se trata de un acto oculto de respeto
y de protección porque el objeto
o el afecto que deseabas puede volver a ti
pero no en el momento del deseo sino
cuando comprendas que puedes vivir sin él.
El buscador no cree en el amor eterno sino en el eterno amor.
Por eso, si recuerdas una gran amistad o un gran amor
hazlo con la delicada alegría de los amigos
que amaron no con la posesividad de los insatisfechos.
Abre las manos del alma y deja andar su recuerdo
como si liberaras una paloma cautiva.
Esto también te servirá para aprender.

Mario Corradini

La Última Lágrima


Allí estaba, sentado en una banqueta, con los pies descalzos sobre las baldosas rotas de la vereda; gorra marrón, manos arrugadas sosteniendo un viejo bastón de madera; pantalones que arremangados dejaban libres sus pantorrillas y una camisa blanca, gastada, con un chaleco de lana tejido a mano. El anciano miraba a la nada. Y el viejo lloró, y en su única lágrima expresó tanto que me fue muy difícil acercarme, a preguntarle, o siquiera consolarlo.

Por el frente de su casa pasé mirándolo, al voltear su mirada la fijó en mi, le sonreí, lo saludé con un gesto aunque no crucé la calle, no me animé, no lo conocía y si bien entendí que en la mirada de aquella lágrima se mostraba una gran necesidad seguí mi camino, sin convencerme de estar haciendo lo correcto.

En mi camino guardé la imagen, la de su mirada encontrándose con la mía. Traté de olvidarme. Caminé rápido como escapándome. Compré un libro y tan pronto llegué a mi casa, comencé a leerlo esperando que el tiempo borrara esa presencia… pero esa lágrima no se borraba… Los viejos no lloran así por nada, me dije.

Esa noche me costó dormir; la conciencia no entiende de horarios y decidí que a la mañana volvería a su casa y conversaría con él, tal como entendí que me lo había pedido. Luego de vencer mi pena, logré dormir. Recuerdo haber preparado un poco de café, compré galletas y muy deprisa fui a su casa convencido de tener mucho por conversar.

Llamé a la puerta, cedieron las rechinantes bisagras y salió otro hombre. ¿Qué desea? preguntó, mirándome con un gesto adusto. Busco al anciano que vive en esta casa, contesté. Mi padre murió ayer por la tarde, dijo entre lágrimas. ¡Murió! dije decepcionado. Las piernas se me aflojaron, la mente se me nubló y los ojos se me humedecieron.

¿Usted quien es? volvió a preguntar. En realidad, nadie, contesté y agregué. Ayer pasé por la puerta de su casa, y estaba su padre sentado, vi que lloraba y a pesar de que lo saludé no me detuve a preguntarle que le sucedía pero hoy volví para hablar con él pero veo que es tarde.

No me lo va a creer pero usted es la persona de quien hablaba en su diario. Extrañado por lo que me decía, lo miré pidiéndole más explicación. Por favor, pase. Me dijo aún sin contestarme. Luego de servir un poco de café me llevó hasta donde estaba su diario y la última hoja rezaba: Hoy me regalaron una sonrisa plena y un saludo amable… hoy es un día bello.

Tuve que sentarme, me dolió el alma de solo pensar lo importante que hubiera sido para ese hombre que yo cruzara aquella calle. Me levanté lentamente y al mirar al hombre le dije: Si hubiera cruzado de vereda y hubiera conversado unos instantes con su padre… Pero me interrumpió y con los ojos humedecidos de llanto dijo: Si yo hubiera venido a visitarlo al menos una vez este último año, quizás su saludo y su sonrisa no hubieran significado tanto.

Autor Desconocido

Si hubiera….si hubiera…si hubiera….Cuántas veces esas dos palabras han estado en nuestros labios. Tomemos la decisión de aprovechar cada oportunidad para amar, compartir y edificar a otros. Hoy…porque mañana puede ser tarde.

Vía Renuevo de Plenitud

Mi hijo: Mi víctima ó mi creación?


Yo me preguntaría y plantaría la siguiente pregunta: ¿cómo eduqué o estoy educando a mis hijos? ¿Qué valores inculco o inculqué a mis hijos?

A los jóvenes de este siglo hay que llamarlos varias veces en la mañana para llevarlos a la escuela y, digo llevarlos porque no tienen que tomar el camión o caminar larguísimas distancias para llegar a ella.

Se levantan generalmente irritados porque se acuestan muy tarde, viendo televisión por cable, jugando playstation, hablando o enviando mensajes por teléfono o chateando por la Internet.

No se ocupan de que su ropa esté limpia y mucho menos en poner un dedo en nada que tenga que ver con arreglar algo en el hogar.

Tienen los juegos y equipos digitales más modernos del mercado, Ipod, blackberry y computadora no pueden faltar, como tampoco el pago por su actualización. Hoy los hijos, muchas veces sin merecerlo, presumen el celular más novedoso. El nextel más costoso. La Lap más equipada. Nada les costó. Si se descomponen, para eso estamos, no faltaba más, hay que pagar la reparación, a la brevedad y sin chistar.

Idolatran amigos y a falsos personajes de realitys de MTV. ¡Ah! pero viven encontrándole defectos a los padres, a quienes acusan a diario de que sus ideas y métodos están pasados de moda.

Se cierran automáticamente a quien les hable de moral, honor y  buenas costumbres, y mucho menos de religión. Lo consideran aburrido. Ya saben todo y, lo que no ¡Lo consultan en Internet!

Nos asombramos, porque los sicarios cobran cuotas sin trabajar por ellas, cuando a nuestros hijos los acostumbramos a darles todo incluso su cuota semanal o mensual sin que verdaderamente trabajen por ella, y todavía se quejan a porque eso no me alcanza.

Si son estudiantes, siempre inventan trabajos de equipo o paseos de campo, que lo menos que uno sospecha, es que regresarán con un embarazo, habiendo probado éxtasis, coca,  marihuana o cuando mínimo alcoholizados.

Y cuando les exiges lo más mínimo en el hogar o en la escuela, lejos de ser agradecidos te contestan, con desfachatez: yo no pedí nacer, es tu obligación mantenerme o quien les manda andar de calientes.

Definitivamente estamos jodidos, pues la tasa de que hagan su vida independiente se aleja cada vez más, pues aún graduados y con trabajo, hay que seguirlos manteniendo, pagándoles deudas, servicios y hasta los partos de sus hijos.

Con lo anterior, me refiero a un estudio que indica que este problema es mayor en chicos de la sociedad de clase media o media alta (o de capas medias urbanas) que bien pudieran estar entre los 14 y los 28 años, si es correcto 28 años o más ¿lo pueden creer? y que para aquellos padres que tienen de dos a cuatro hijos constituyen un verdadero dolor de cabeza.

¿Entonces en qué estamos fallando?

Yo sé, dirán que los tiempos y las oportunidades son diferentes, pues para los nacidos en los años cuarenta y cincuenta, el orgullo reiterado era levantarse de madrugada a ordeñar las vacas con el abuelo; que tenían que ayudar a limpiar la casa; no se frustraban por no tener vehículo, andaban a pie a donde fuera, siempre lustraban sus zapatos, los estudiantes no se avergonzaban de no tener trabajos gerenciales o ejecutivos, aceptaban trabajos como limpiabotas y repartidores de diarios.

Lo que le pasó a nuestras generaciones, es que elaboramos una famosa frase que no dio resultado y mandó todo al diablo:

¡Yo no quiero que mis hijos pasen, los trabajos y carencias que yo pasé!

Nuestros hijos no conocen la verdadera escasez, el hambre. Se criaron en la cultura del desperdicio: agua, comida, luz, ropa, dinero.

Muchos de los nuestros hijos, a los 10 años ya habían ido a Disneyworld mínimo dos veces, cuando nosotros a los 20 si bien nos iba conocíamos la Ciudad de México, con su hoy vetusto y atiborrado Metro.

El dame y el cómprame, siempre fue generosamente complacido convirtiendo a nuestros hijos en habitantes de una pensión, con sirviente (a) y todo incluido, que después intentamos que funcionara como hogar.

Es alarmante el índice de divorcios que se está generando, van a la conquista de su pareja y vuelven al hogar, sólo unos meses más tarde, divorciados porque la cosa no funcionó; ninguno de los dos quiere servir al otro en su nueva vida. Como nunca batallaron en la pensión con sirviente incluido, en la que se les convirtió el hogar paterno, a las primeras carencias en el propio, avientan el paquete y regresan a la casa para que la mamá y el papá continúen resolviéndoles la vida.

Este mensaje es para los que tienen hijos y que pueden todavía moldearlos, edúquenlos con principios y responsabilidades. háganles el hábito del ser agradecidos.

Háganles el hábito de saber ganarse el dinero con honestidad, la comida, la ropa, el costo de la estancia en la casa en la cual no aportan para el pago de servicios. Háganles saber lo que cuesta cada plato de comida, cada recibo de luz, agua, renta. Háganles sentir en su casa, cómo se comportarían ustedes en casa ajena cuando van de visita.

Por ese domingo o cuota semanal o mensual, edúquenlos en la cultura de la correspondencia y el agradecimiento. Que los sábados o domingos laven el carro, ayuden a limpiar la casa, NO SU CUARTO, esa debe ser obligación de siempre sin pago de por medio. Háganles la costumbre de limpiar sus zapatos, de que paguen simbólicamente, por todo lo que gratuitamente reciben, implántenles la ideología de ameritar una especie de beca escolar que ustedes pagan, y  por la que ellos no pagan ni un centavo, eso puede generar una relación en sus mentes trabajo=bienestar.

Que entiendan que asistir a la escuela, es un compromiso con la vida, que no es ningún mérito asistir a ella. De la responsabilidad con que cumplan ese compromiso, dependerá su calidad de vida futura.

Todos los niños deben desde temprano aprender a lavar, planchar y cocinar, para que entiendan la economía doméstica en tiempos que podrían ser más difíciles.

Cuida lo que ven y ves con ellos en la televisión, y evita caer en el vicio social llamado telenovelas, los videojuegos violentos, la moda excesiva y toda la electrónica de la comunicación, que han creado un marco de referencia muy diferente al que nos tocó. Cuando ocupes corregirlos, aconséjalos, habla con ellos, no los ofendas, no los reprendas en público. Si lo haces, nunca lo olvidarán. Nunca te lo perdonarán.

Estamos comprometidos a revisar los resultados, si fuimos muy permisivos, o sencillamente hemos trabajado tanto, que el cuidado de nuestros hijos queda en manos de las empleadas domésticas y en un medio ambiente cada vez más deformante.

Ojalá que este mensaje llegue a los que tienen la oportunidad de cambiar o hacer algo al respecto. Ya los abuelos pagaron. Nosotros estamos pagando con sangre la transición.

Que cada quien tome lo que la corresponda. Que haga lo que pueda y quiera. Recuerda que: “para que triunfe el mal, solo se necesita que la gente buena lo permita…”

César Mella
Psiquiatra dominicano

Cuando me borran del Facebook


Bueno, este creo que es un tema bien álgido…

¿A quién no han aceptado como “amigo” en el Facebook (o en cualquier Red Social), para después darse cuenta que al tiempo el llamado “amigo” nos borró de sus amistades?

¿Qué tal se han sentido?

A veces en lo particular he sentido más bien curiosidad por saber el por qué… Claro, me borró, y me borró. Tampoco la idea es hacer un drama y arrastrarnos para pedirle que por favor nos vuelva a aceptar como “amigo”.

Y a tí, ¿te han eliminado de amigo de Facebook? ¿Qué has sentido? ¿Qué has hecho?

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

A %d blogueros les gusta esto: