7 secretos de niños muy felices


niños felices

1. Comen a su hora.
Sé lo que estás pensando; esto es demasiado simple para ser una estrategia real de crianza. Piénsalo otra vez. ¿Has tenido alguna vez tanta hambre que tenías ganas de gritar? Así es como se sienten los niños cuando no les das la merienda o cuando tienen que esperar dos horas para participar a una cena familiar de lujo.

Comer a intervalos regulares reabastece sus cerebros y sus cuerpos en crecimiento y mantiene el hambre bajo control. Cuando los niños están tranquilos y satisfechos, experimentan una mayor felicidad.

2. Tienen buenos hábitos de sueño.
Lo sé, lo sé, algunos niños duermen mejor que otros. Aunque sin duda eso es verdad, no es excusa para los malos hábitos de sueño. Los niños tienen que aprender a dormir. Enseñarles depende de nosotros. Cuando están completamente agotados, se ponen de mal humor. Cuando están bien descansados ​​y listos para empezar el día con energía, son más felices. Haz del sueño (y de una hora fija para acostarse) una prioridad.

3. Juegan sin instrucciones.
El juego no estructurado parece ser un arte extinguido estos días. Antes los niños se encargaban de su propia diversión. Hoy en día los niños están sobreprogramados, marcados y reverencian los juguetes que juegan por ellos. Claro, todos esos camiones de basura con sus campanas y silbatos son bonitos, pero asegúrate de mezclarlos con camiones de madera y bloques de construcción. Y, por favor, revisa la apretada agenda y busca algo de tiempo todos los días para que los niños se dediquen solo a jugar. El juego es bueno para el alma.

4. Se les permite expresar sus emociones.
Los niños gritan cuando están enfadados. Lloran cuando están tristes. Puede ser que incluso zapateen y corran en círculos cuando no están seguros de qué sentir. Y a veces, si tienes suerte, lo hacen todo a la vez en medio del pasillo 9 del supermercado de tu barrio. Déjales. Los niños necesitan expresar sus emociones. Mientras que los adultos saben llamar a un amigo para desahogarse cuando las cosas se ponen difíciles, los niños son un poco más primitivos. Hacerles callar y avergonzarles públicamente no ayuda. Déjales que se desahoguen a su manera y luego ofréceles ayuda. Soportar un berrinche público puede resultarte abrumador en ese momento, pero es mejor que una vida de interiorizar las emociones negativas, que podrían conducir a problemas alimentarios, de depresión u otros problemas emocionales de tu hijo.

5. Pueden tomar decisiones.
Los niños tienen muy poco control sobre sus vidas. Constantemente se les dice a donde ir, qué hacer y qué comer. Un poco de control les da alas para sentirse feliz. Deja que tus niños elijan su ropa. Permíteles escoger el menú de la cena una noche por semana. Pregúntales a qué clases se quieren apuntar. Dales la oportunidad de tomar algunas decisiones y a cambio les verás sonreír.

6. Se sienten escuchados.
Los niños son intuitivos. Incluso los niños más pequeños se dan cuenta de cuando sus padres se desconcentran y les responden con el piloto automático. Cuando los niños sienten que sus padres realmente les escuchan (desde la mejor carrera de Rayo McQueen hasta lo que han aprendido en la escuela), se sienten más conectados. Esto aumenta su confianza en sí mismos y su felicidad en general. Escucha a tus niños cuando hablan. Es la mejor manera de construir una relación abierta y honesta con tu hijo y le hace feliz.

¿Sigues conmigo? Porque este último es importante.

7. Sienten un amor incondicional.
Los niños se equivocan. Les dices que no se salta en el sofá una y otra vez, pero lo hacen igualmente. Y luego lloran. La infancia se basa en gran medida en el ensayo y error, y algunas veces los niños tienen que arriesgarse. Perdónales. Quiéreles de todos modos.

Cuando los niños saben que sus padres les quieren y les apoyan sin importar nada, son más propensos a tomar riesgos saludables. Son confiados y están seguros de sus decisiones. Aprenden que las personas a veces cometen errores, pero que siempre hay una oportunidad de corregirlo.

Cuando los niños saben que sus padres siempre estarán ahí para ellos, para bien o para mal, son felices.

 

Katie Hurley
@katiefhurley
Vía El Huffington Post

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 21 marzo, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Excelente, yo tengo una nieta que vive con sus padres en nuestra casa (abuelos), a pesar de los 60 años que tengo, se que hay que seguir aprendiendo, esta es una clase mas que me hace sentir mejor, porque ya lo sabia, sin embargo recalca que lo aprendí bien, mil gracias por el espacio, agradeceré por siempre todo lo que me hace crecer, saludos y bendiciones.

  2. Se me olvidaba, Que Viva la Familia, gracias Señor por esta época La Primavera

  3. Mi hija ya tiene 12 años y todavía el día de hoy si no está a las 10:30 horas en la cama se pone super nerviosa y los horarios de comidas, que este año hemos tenido que modificar por el paso a secundaria, tienen que ser a toque de corneta. Es a lo que se la ha acostumbrado desde pequeña.
    Me parecen 7 consejos muy buenos.
    Saludos y buen fin de semana

  4. JOSE LUIS A.V.

    La felicidad de un niño, que
    Verdaderamente es feliz, sólo se resume en una cosa, en una palabra . . . JUEGO.

    Ellos no saben de comer a sus horas, comer a sus horas es cosa de los adultos, es una batalla tratar de hacer que abandonen sus juegos y a sus amiguitos para que coman.

    Ellos necesitan en realidad muy poco para ser felices, la compañía de sus padres es una forma de ser inmensamente felices.

    Pero nos damos cuenta con mucha tristeza que los padres están mucho tiempo fuera de casa, asistiendo diariamente a un centro de trabajo con el fin de asegurar la calidad de vida del pequeño.

    Al estar por mucho tiempo los padres fuera de casa, dejan en manos de alguien más la responsabilidad de su educación, para ellos, darse a la tarea de ocuparse de la situación económica de la familia, es parte primordial de ambos padres.

    Las jornadas laborales de ambos o de uno de los padres, si es que sólo cuenta con uno de ellos, por equis situación, no les permitirán estar atentos al cuidado total de sus hijos.

    Por eso es admirable que una mujer profesionista decida dejar un par de años, quizá más, o tal vez menos, olvidarse de su empleo, para dedicarse totalmente al cuidado y atención de sus hijos.

    Al ser los niños el recurso más importante del mundo y por supuesto la mejor esperanza para el futuro, todo sacrificio que se haga por ellos será gratamente apreciado.

    Un niño feliz es aquel que tiene salud, alimento, a sus padres y una alta estima por sí mismo.

    Incluso los que tienen algún impedimento físico son muy felices y expresan su felicidad por medio del juego.

    Recuerdo con gran alegría a un pequeño, que le faltaba una pierna, y que este impedimento no lo derrumbó, haciéndolo un espectador de los juegos de sus amiguitos, de sus compañeros, no, no fue así afortunadamente para él, el jugaba, corría con gran habilidad y reía a la par de sus amiguitos, con un par de muletas, que utilizaba para desplazarse.

    Siempre he pensado que los adultos se pasan de estrictos con los niños, en casa hay padres que desean que los niños sean unos adultos chiquitos, tratando de hacerlos responsables a edad temprana y prohibiéndoles muchos juegos por pensar ( Los adultos ) que no son correctos para ellos.

    Les impiden que corran porque se pueden caer, les impiden que jueguen con agua porque se pueden enfermar, les impiden jugar en la tierra, en el pasto o cualquier otra sustancia que sus ropas puedan manchar, les impiden jugar con niños de otro sexo porque les pueden hacer una maldad.

    Y los pobres son vapuleados en su casa y esto no termina ahí, llegan a un colegio donde un maestro, una maestra, otra dosis de señalamientos, de prohibiciones les hará.

    ¡ Niño esto, niño aquello, ya no te aguanto, le voy a dar la queja a tu mamá !

    En casa y en la escuela van en busca de un robot, programado sólo a realizar lo que a los ojos de los padres y de sus maestros esté bien . . . Nada, mal.

    Olvidan ambos, padres y maestros, que una vez también fueron niños, y que siempre hubo un adulto a su lado para juzgar, para criticar, para condenar, para castigar y tristemente para romper la alegría de sus juegos, porque a ELLOS, les parecen mal.

    Siempre he pensado que la etapa de la infancia es la más hermosa que un niño pueda tener, pues en dicha etapa, El Niño vive en un mundo de fantasía, donde no existen problemas, donde todo es alegría, felicidad para él.

    Me encantaría que un ángel bajara del cielo y les mintiera a los padres, a los maestros, diciéndoles al oído:

    “ CUIDA A TU HIJO, CUIDA A TU ALUMNO, DISFRÚTALO, PORQUE ÉL, PORQUE ELLA, CUMPLIENDO 17 AÑOS MORIRÁ !

    Por supuesto, aclaro, que sólo sea una mentira, de esta forma todos los padres, verían los juegos, las travesuras, la vida de sus hijos de otra manera, al saber que a medida que ellos crecen se acercan a una fatalidad.

    Entonces participarían en los juegos de sus hijos, los dejarían correr y correrían con ellos, y no se preocuparían de una rodilla raspada, de un labio roto, de un chipote o quizá una fractura, pues estas son pequeñeces que con cuidados y amor pronto curarán.

    Les permitirían jugar con el agua, pisar los charcos, no importando que les diera temperatura y pudieran una gripe o un resfriado pescar, pues estas son pequeñeces que con cuidados y amor pronto curarán.

    Los dejarían jugar con tierra, en el pasto, o cualquier otra sustancia que sus ropas pueda ensuciar, pues estas son pequeñeces que con detergente y amor se podrán limpiar.

    No les prohibirían jugar con niños de otro sexo, temiendo algún mal que les puedan causar, pues estas son pequeñeces que con cuidados, amor y comunicación ningún daño les podrán causar.

    Dejen de preocuparse por raspones, por resfriados, por ropa sucia, preocúpense y ocúpense por darles, buenos consejos, buenos ejemplos, por darles valores, que mucho los podrán ayudar.

    Sólo basta ver la decadencia moral que esta tan generalizada en muchos adultos que no supieron educar.

    ¡ QUE EL AMOR ENCUENTRE MORADA EN TU CORAZÓN . . . Y QUE ESTE LLENE DE FELICIDAD A UN PEQUEÑO SER, QUE TÚ TE ENCARGARÁS DE MOLDEAR ”

    “ NO EXISTEN SECRETOS PARA QUE UN NIÑO SEA . . . ¡ F E L I Z ! ”

    J.L.

    • Genoveva Lastra

      “Por eso es admirable que una mujer profesionista decida dejar un par de años, quizá más, o tal vez menos, olvidarse de su empleo, para dedicarse totalmente al cuidado y atención de sus hijos”
      ¿Un hombre no puede hacer eso?
      ¿No es una opción?
      ¿No sería admirable?
      ¿Estaría usted dispuesto?

  5. Saludos a Frank y a su nieta, a Marìa y a su hija, y a JL.

    Seamos felices y hagamos lo posible porque nuestros niños tambièn lo sean…

  6. GRACIAS ❤ ❤ ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: