Cuentos cortos de Antonio de Mello (04)


El poder del miedo

pesteLa Peste se dirigía a Damasco y pasó velozmente junto a la tienda del jefe de una caravana en el desierto.

-“¿Adónde vas con tanta prisa?” le preguntó el jefe.

-“A Damasco. Pienso cobrarme un millar de vidas.”

De regreso de Damasco, la Peste pasó de nuevo junto a la caravana.  Entonces le dijo el jefe:

-“¡Ya sé que te has cobrado 50.000 vidas,  no el millar que habías dicho!.”

-“No,” le respondió la Peste.  -“Yo sólo me he cobrado mil vidas.  El resto se las ha llevado el Miedo.”

Por Antonio de Mello

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 10 enero, 2014 en de mello. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. JOSE LUIS A.V.

    El miedo que puede generar nuestra mente puede ir más allá de lo que en realidad es.

    La ira, el odio, la desconfianza, el miedo, pueden manipular fácilmente nuestra mente con pensamientos negativos, creando toda una serie de artimañas que sólo nos conducen a sentir más ira, más odio, más desconfianza y más miedo del que inicialmente teníamos.

    Esa emoción que causa el miedo lo hemos sentido y sentiremos a lo largo de nuestra vida si no hacemos nada por erradicarlo, el miedo nos puede avisar de un peligro, pero el miedo lo podemos crear y agigantar en base en lo que podamos pensar, creer, e imaginar.

    Un miedo es real, existe, el otro es imaginario, mental, lo creamos y es que nos encanta pensar, pero pensamos en ocasiones demasiado y casi siempre negativamente.

    Ambos miedos pueden ser controlados, con la única arma que les dio vida,
    NUESTRO PENSAMIENTO.

    Muchas veces temimos a algo que no existía, remontemos nuestros recuerdos a la infancia, nos daban terror los monstruos, ahora sabemos que no son reales, pero en su momento fueron causa de angustia, por darles vida en nuestra mente.

    Nuestra mente es muy poderosa cuando la ataca el miedo, imagina los peores escenarios, que muchas veces no es el más probable, ni tan perjudicial como se le supone.

    El miedo también puede nacer del amor, de los apegos, pues en la medida que queramos algo o amemos a alguien, en esa medida serán nuestros miedos, nuestros sufrimientos por perderlos.

    La consciencia y nuestra mente son la fuente de nuestros miedos, nuestro miedo nos puede generar preocupación, un modo de liberar esta energía negativa es haciéndonos esta pregunta

    ¿ QUÉ ES LO PEOR QUE PODRIA SUCEDER ?

    Al pensar en las posibilidades que podrían ocurrir nos damos cuenta de que es más grande el problema que crea nuestra mente, que lo que en realidad ocurre.

    Cuando aceptamos lo peor ya no tenemos nada que perder, ni temer y esto significa que tenemos todo que ganar, haciéndole frente a nuestros temores.

    Para enfrentar nuestros miedos primero debemos analizar la situación y adoptar una actitud de valor.

    Aceptar la situación a partir de la imaginación de lo peor que podría suceder, al aceptar lo desagradable de la situación, sentiremos un alivio y una paz que no habríamos podido experimentar desde que comenzó nuestro miedo, nuestro temor.

    Debemos desechar el temor a partir de una actitud calmada, a tratar de mejorar lo peor que ya se ha aceptado mentalmente.

    Esa es la manera de quitar de mi mente cualquier temor, por supuesto que quizá no le funcione o sirva a otros pero a mi afortunadamente me ha servido.

    “ EL MIEDO SIEMPRE ESTÁ DISPUESTO A VER LAS COSAS PEOR DE LO QUE EN REALIDAD SON ”

    “ EL MIEDO ES UN SUFRIMIENTO QUE PRODUCE LA ESPERA DE UN MAL QUE MUCHAS VECES NO OCURRE ”

    “ NO PERMITAS QUE EL MIEDO REINE SOBRE TU VIDA, PUES NUNCA PODRÁS VIVIR REALMENTE TEMIENDO A TODO ”

    J.L.

    • Estamos de acuerdo. Un ejemplo del poder del miedo se presenta en las zonas de influencia de los grupos armados al margen de la ley en Colombia, salen dos otres individuos y dicen va haber “paro armado” o no se moviliza nadie; aunque el Gobierno y las Fuerzas Militares digan wue no sucede nada, que todo está bajo control, que garantizan la seguridad, nadie se mueve, especialmente los transportadores y por el “terrorismo sicológico” como lo llamo, pues se hace realidad el “paro arnado” o inmovilidad de la comunidad y esos grupos ni se ven por ningún lado, es decir, el miedo o temor logra el objetivo de quien lo motiva.

  2. Martha Ines Collia

    por favor…….. RECIBI MAS DE 49 VECES EL MISMO INFORME DE REFLEXIONES DIARIAS… AGRADECERE SI HAY UN CAMBIO… REPETIR LO MISMO NO SIRVE… GRACIAS Y ESPERO ALGO DISTINTO… Cordialmente..Martha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: