Apariencias


StanfordUna mujer, con un vestido de algodón barato y su esposo, vestido con un humilde traje, se bajaron del tren en Boston, y caminaron tímidamente sin tener una cita a la oficina de la secretaria del Presidente de la Universidad de Harvard. La secretaria adivinó en un momento que esos venidos de los bosques, campesinos, no tenían nada que hacer en Harvard.

– ‘Desearíamos ver al presidente’ -dijo suavemente el hombre.

-‘El está ocupado‘, contestó la secretaria. -

‘Esperaremos‘, replicó la mujer.

Por horas la secretaria los ignoró, esperando que la pareja finalmente se desanimara y se fuera. Ellos no lo hicieron, y la secretaria vio aumentar su frustración y finalmente decidió interrumpir al presidente, aunque era una tarea que ella siempre esquivaba.

-‘Tal vez si usted conversa con ellos por unos minutos, se irán‘, dijo la secretaria al Presidente de la Univesrsidad.

El hizo una mueca de desagrado, y asintió. Alguien de su importancia obviamente no tenía el tiempo para ocuparse de gente con  vestidos y trajes baratos. Sin embargo,el presidente, con el ceño adusto pero con dignidad, se dirigió con paso arrogante hacia la pareja.

La mujer le dijo “Tuvimos un hijo que asistió a Harvard por sólo un año. Él amaba a Harvard. Era feliz aquí.  Pero hará un año, murió en un accidente. Mi esposo y yo deseamos levantar algo, en alguna parte del campus‘, que sea en memoria de nuestro hijo”.

El presidente no se interesó.

– ‘Señora’, dijo ásperamente, ‘no podemos poner una estatua para cada persona que asista a Harvard y fallezca. Si lo hiciéramos, este lugar parecería un cementerio.’

-‘Oh no’, explicó la mujer rápidamente. -‘No deseamos erigir una estatua. Pensamos que nos gustaría donar un edificio a Harvard’

El presidente entornó sus ojos. Echó una mirada al vestido y al traje barato de la pareja , y entonces exclamó:

-¡¡’Un edificio!! ¿Tienen alguna remota idea de cuánto cuesta un edificio? Hemos gastado más de siete millones y medio de dólares en los edificios aquí en Harvard!’

Por un momento la mujer quedó en silencio. El presidente estaba feliz. Tal vez se podría deshacer de ellos ahora.

La mujer se volvió a su esposo y dijo suavemente

-‘¿Tan poco cuesta iniciar una universidad? ¿Por qué no iniciamos la nuestra?’

Su esposo asintió. El rostro del presidente se oscureció en confusión y desconcierto.

El Sr. Leland Stanford y su esposa se pararon y se fueron, viajando a Palo Alto, California, donde establecieron la universidad que lleva su nombre, la Universidad Stanford, en memoria de un hijo del que Harvard no se interesó. [La universidad ‘Leland Stanford Junior’ fue inaugurada en 1891, en Palo Alto. ’Junior’ porque era en honor al fallecido hijo del rico terrateniente.

Ése fue su ‘memorial’. Hoy en día la universidad de Stanford es la número uno del mundo, por arriba de Harvard.

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 1 noviembre, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. “ CUÁNTO TIENES, CUANTO VALES ” así versa un dicho popular, como si tus posesiones, tu vestuario, fama, o importancia le diera valor a tu persona como ser humano.
    Esta manera de juzgar de ciertas personas se da y se seguirá dando en todos los niveles de la sociedad nuestra, sociedad carente de amor, de valores, de moral que le encanta estereotipar a las personas, clasificándolas según su punto de vista equivocado y muy personal.
    Lamentablemente esto es verdad, lamentablemente existen personas que juzgan a otras tan fácilmente, y de acuerdo a su apariencia y a su modo de vestir se dejan llevar por la creencia absurda de que no tienen valía, como si unas ropas caras te hicieran ser importante.
    Importantes ya lo somos desde el momento de nacer, sin importar la cuna que nos haya tenido que mecer, pues lo único que nos debe realmente importar es lo que llevamos dentro de nuestro corazón, que será lo único que obsequiemos a la humanidad.
    Andar cabizbajos, tristes y meditabundos por la vida, es bueno aparentar ser menos, lo que no es bueno, ni lo será es dar lástima
    “ NO AGACHES TANTO LA CABEZA QUE TE LA PUEDAN CORTAR ” es una forma de generar desconfianza a ciertas personas, pues estamos enviando un mensaje, a los demás de que nuestra estima está dañada, está por los suelos y habrá quien de esto se quiera aprovechar, haciéndote menos, tratándote con desdén o con desprecio, pues estas son personas que inclinan la cabeza servilmente ante quienes tienen el poder del dinero.
    Esto lo vemos en todos los ámbitos de la sociedad, tienen su orgullo tan alto, tan sobrevalorado, tan inflado que se sienten mejor que los demás.
    No tratan a todos por igual, a quien ven que tiene le rinden honores y con ellos quieren quedar bien, y a quienes ven humildes, inseguros y con una apariencia de inseguridad, lo tratan con el pie.
    Afortunadamente no todos son igual, no todos, tienen esta manera tonta, infantil, absurda de pensar, pues hay personas que tratan a todos por igual, que lo único que ven es a un ser humano más.
    Hay cosas que pueden hacer de ti una persona importante y de la cual todas quieran su amistad otorgar, y tu respeto ganar.
    Existen personas que se visten de humildad, haciendo a un lado, la soberbia y la vanidad que es el vestuario de quien se cree más que los demás.
    Existen personas que van por el mundo con una sonrisa que regalar, mientras otras van mostrando un gesto adusto, sinónimo de enfado y que no tienen paz, amor, tranquilidad.
    Las hay quienes se ganan tu estima y tu confianza, mientras que otras con sus acciones hay que lejos de ellas estar.
    Cada día vivido, cada momento transcurrido será especial si de esa manera lo quieres mirar, la vida por dura que esta sea, será mejor si tienes una buena voluntad, una buena disposición y el deseo de agradar.
    La felicidad, el sentirme y estar bien siempre de mí dependerá, a nadie le puedo dar el poder de mi ánimo cambiar, para ser feliz muchas veces debemos ignorar, cuanto digan, piensen o expresen en contra nuestra los demás, debemos hacer caso omiso a sus agresiones verbales, a sus risas o burlas que tienen el fin de hacernos molestar, marquemos las diferencia pequeños toques seguramente la harán, no caigamos en el juego de contestar mal con mal, seamos diferentes y respeto demostrar, sintámonos orgullosos de quienes somos y no hagamos caso de los demás.
    “ NO FINJAMOS SER LO QUE NO SOMOS, MEJOR TRATEMOS DE SER LO QUE QUEREMOS FINJIR ”

    “ LA APARIENCIA ES UNA MÁSCARA QUE UTILIZARÁS EN EL BAILE DE LA VIDA, DONDE TODOS ESTARÁN, Y AL IGUAL QUE TÚ, TAMBIÉN SU PROPIA MÁSCARA TENDRÁN, PERO LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE LAS CARETAS CAERÁN ”

    P.D.
    SYLVIAM 2013
    Seguramente verás mi comentario, pues al igual que tú yo soy asiduo lector y visitante de esta linda página.
    Quiero agradecerte tus hermosos comentarios que haces de mis líneas, estoy verdaderamente complacido de que sean de tu agrado.
    Te agradezco infinitamente lo que piensas de mis escritos, ojalá continué viéndome favorecido por tu confianza y aceptación por lo que digo.
    Que tengas un fabuloso fin de semana, tu amigo . . . JOSÉ LUIS.

    Recibe mi atención y mi respeto, mil gracias SILVIA.

    J.L.

  2. Las apariencias engañan y si juzgas por ellas cometeras muchos errores. en version opuesta a esta historia hay un dicho “no es oro todo lo que reluce”
    saludos

  3. que linda reflexión y es cierto las apariencias engañan y mucho.y aveces juzgamos alas personas equivocadamente…:)

  4. Ciertas son tus palabras, por desgracia hay personas que tienen vicios y para ellos es lo más normal y no se preocupan de conocer sus virtudes y ponerlas en práctica.

  5. ¡Hola!
    Copie tu texto, por que me encantó. Esa es la realidad de la vida en la que ninguno podemos escapar. Dios, te bendiga y te guarde. Tus escritos son maravillosos sacados de la realidad humana.
    Atte. nuegod@gmail.com

  6. MUY BUEN COMENTARIO ME ENCANTO GRACIAS

  7. Feliz dia! Excelente lectura y ensenanza. Que felicidad es ser autentico, ser uno mismo en todas partes, y esto se logra respetandonos y hacer valer nuestros derechos!

  8. Rolando Zambrano

    si, en parte es verdad, estoy de acuerdo con que las apariencias engañan,pero hay momentos en que las apariencias no engañan y son la confirmación de lo que la persona proyecta con sus apariencias,me refiero a experiencias negativas con delicuentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: