Cómo alcanzar un trabajo extraordinario?


Businesswoman Pushing Elevator Button“Para ser exitoso no tienes que hacer cosas extraordinarias. Solamente haz las cosas ordinarias con amor y excelencia.”

La clave para disfrutar tu trabajo es dejar de pensar que lo haces por otros o por la empresa y comenzar a hacerlo para tí mismo. Hay una historia que leí hace mucho tiempo que quiero compartirla contigo porque sé que andas buscando lo extraordinario.

“Doña Rosa era una ascensorista de un viejo edificio de Juzgados, en Bogotá, que permanecía congestionado de visitantes, ellos entraban y se atiborraban en uno de los viejos ascensores.

Cuando se abría la puerta, la multitud que salía empujaba a la que quería entrar, armando un caos que se repetía en casi todos los pisos. Hacía calor y los olores se concentraban en el elevador.

A pesar de todo eso, doña Rosa cuidaba su ascensor como si fuera el más fino y valioso. Cada mañana, ella pulía las partes metálicas y las aseaba lo mejor posible. A pesar de esas condiciones, andaba sonriente y entusiasta, saludaba y se despedía al abrir y cerrar las puertas, sorprendía a las personas al recordar sus nombres, bromeaba para que la gente sonriera y respondía con amabilidad a todas las preguntas que le formulaban.

Aparte de eso vendía papel oficial, sellos de correo y en sus pocos ratos libres tejía ropa para bebés.

Un día alguien le preguntó cómo podía permanecer tan contenta en esa clase de trabajo incómodo, rutinario y mal pagado.

A lo que ella contestó: -Muchas personas creen que yo actúo así por la gente y en realidad lo hago por mí. Cuando doy buen trato, me siento satisfecha, si los ayudo, la mayoría me lo retribuye y me aprecia.

-Sé que mi ascensor es viejo y mal mantenido, cuando lo limpio, me estoy cuidando a mí misma, porque aunque no es mío, vivo en él muchas horas de mi vida y si lo trato bien, me va a servir mejor.

-¿Y todos los otros ascensoristas piensan así? -le preguntaron.

-No -respondió- algunos de mis compañeros piensan que su tiempo de trabajo no les pertenece a ellos, dicen que es el tiempo de la empresa. Parecen ausentes, es como si murieran a las ocho de la mañana y resucitaran a las seis de la tarde.

Suponen que trabajando de mala gana van a maltratar al jefe o a otros, cuando en realidad es el tiempo de su vida, algo que nunca van a recuperar.”

Esta historia nos muestra que si somos apasionados en lo que hacemos podemos disfrutar no solamente del trabajo, sino de la vida.

Asegúrate de que lo que haces es lo que te gusta y disponte para dar lo mejor de ti. Si lo que haces no te gusta prepárate para dejarlo e ir tras lo que te guste.

Para tener un trabajo extraordinario  no basta con hacerlo, sino como hacerlo y es hacerlo con excelencia. ¿Estás listo?

La elección es tuya si quieres hacer de tu trabajo ordinario o extraordinario. ¿Cómo quieres que sea?

Si no estás disfrutando tu trabajo o tu carrera quizás es tiempo de hacer un alto y comenzar a ir por lo que te apasiona.

 

Pedro Sifontes
Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 11 septiembre, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. sylvia mendoza (GIRASOL) de Los Angeles, CA.

    Deverdad que es muy cierto. Tenemos k disfrutar lo k asemos en el trabajo y siempre dar lo mejor de nosotros. Yo soy recepcionista en una empresa y siempre estoy sorindo feliz saludando a todos. Yo e recivido muchos comentarios que me asen mis companeros y me preguntan que porque siempre estoy feliz que si no ay un dia que no este feliz, y yo contesto aves si no me sieno vien si estoy enferma o tengo un problema no lo demuestro. Nunca lo doy a notar. Siempre feliz y soriente saludando y ayudando como pueda. Me ase sentir bien sabiendo que todos se dan cuenta que demustro felicidad y disfruto mi trabajo.

  2. karol.kingston@yahoo.es

    Siempre deberás tratar de ser exitoso en el trabajo , pero también en la vida personal. Nunca olvides que el trabajo no lo es todo en la vida y si bien es necesario ser ambicioso profesionalmente, también hay que serlo en el terreno del día a día.
    Cada uno de nosotros tenemos un potencial es un don, un talento, una capacidad, una habilidad, una virtud mediante lo cual nos desarrollamos o desempeñamos en determinado trabajo, cada una de nosotros somos únicos… ¡no existe nadie igual a nosotros! Y nos toca, a cada una, aprovechar eso único que tenemos, eso que nos diferencia de todos los demás. ¡De nosotros depende saber utilizar y disfrutar ese potencial!
    Muchas personas esperan que llegue la gran oportunidad, pero lo cierto es que la vida está llena de pequeñas oportunidades que no debemos dejar escapar. ¡aprovéchalo! No permita que los problemas que surjan en el trabajo le roben su contentamiento. Resuélvalos, o aprenda a vivir con ellos. “No te dejes vencer por el mal, sino sigue venciendo el mal con el bien”
    Si fracasas, vuelve a levantarte; esto no puede pararte y generarte miedos y vergüenzas. No trates de esconder tus defectos o usarlos como excusa, sino que lo que debes hacer es corregirlos. Si el miedo no te paraliza y puedes trabajar bajo presión, tienes en tus manos dos factores esenciales para el éxito laboral.
    Puede que a la primera no se reconoce tu mérito tanto como esperas, pero ello no debe hacer que te rindas y tires la toalla. Todo esfuerzo tiene su beneficio y, a más corto o largo plazo, verás como tu éxito será recompensado.
    Aprende a valorar y respetar el trabajo de los demás sea cual fuera, y sobre todo nunca olvides el nombre y apellido de las personas que trabajan a tu lado desde el portero o vigilante hasta el Gerente

  3. Excelente… Te agradezco mucho estos aportes que haces a mi vida

  4. Si hiciéramos todas las cosas con amor, desde que despertamos hasta que nos vamos a dormir al terminar el día, otra cosa sería nuestra vida, y la vida de quienes nos rodean, pues ese amor que le ponemos a las cosas también se vería reflejado en la relación que tenemos con las personas.
    Hacer las cosas con amor sería simplemente tener amor, amor para dar y compartir a todos y cada uno de las personas que se relacionan de una u otra manera con nosotros.
    Existe una frase carente de ética que ciertos individuos la llevan a la práctica y es:
    “HACEN COMO QUE ME PAGAN, Y HAGO COMO QUE TRABAJO”
    Qué triste y que terrible mentalidad de quienes piensan y actúan así, eso es falta de amor, falta de compromiso, falta de ética, no sólo a su trabajo, sino a todo cuanto hacen.
    Esa insatisfacción, esa falta de compromiso hace que encontremos a personas poco amables, poco pacientes, poco tolerantes, poco humanas, en algunos sitios donde laboran, donde prestan sus servicios.
    Haciendo las cosas por hacer, sin una motivación, , sin un compromiso, sin un placer que les proporcione su trabajo, teniendo como se dice, un pie afuera listo para irse a la hora de salida, pues se les hace tarde para regresar a su casa.
    Quien disfruta, quien ama lo que hace, no estará realizando un “Trabajo”, está realizando algo que disfruta, que le place y lo realiza de buen agrado.
    Que hermoso sería poder escuchar que alguien le diga a su pareja :
    “HAY DOS COSAS QUE DISFRUTO EN LA VIDA, TU COMPAÑÍA Y MI TRABAJO ”
    Quien no siente de esta manera su trabajo, será un martirio cada mañana tener que levantarse para ir a laborar, día a día, estará pensando que excusa dar por faltar o para poder faltar a su trabajo.
    Esto lo podemos polarizar a todo cuanto hagamos en la vida, y no habrá mas juez inquisidor que nosotros mismos y decir : Es verdad, no amo cuanto hago, es verdad, no amo mi trabajo.
    Cuando el trabajo debería ser amado, apreciado, valorado, tanto como a nuestra pareja, por ser igual de importante y necesario en nuestra vida.
    Porque el trabajo que realizamos al sernos remunerado, servirá para cubrir nuestras necesidades, para pagar los pequeños gustos o placeres que nos damos, sin nuestro trabajo, andaríamos en la calle mendigando, hay tantas y tantas personas sin empleo, que con enorme placer harían nuestro trabajo, si no por gusto o amor, si por esa necesidad que todos tenemos de trabajar y llevar el fruto de nuestro trabajo a nuestros hogares, para pagar deudas, para solventar gastos, para cubrir necesidades, pero como tenemos seguro nuestro trabajo, no lo valoramos, no lo respetamos, no lo amamos.
    Lo mismo nos sucede con otras cosas de nuestra vida, con el amor mismo ocurre, no le damos el respeto que merece nuestra pareja, no entablamos un compromiso con él o ella, no nos preocupamos por lo que necesita, merece y quiere, ah, pero como lloramos cuando ella o él deciden abandonarnos, cuando él o ella deciden marcharse, hasta nos cambia la voz, e imploramos y suplicamos un perdón que primero debemos ganarnos.
    Es ahí cuando, decidimos comprometernos con él o ella, para hacerle volver a nuestro lado.
    Es valido, es natural hacerlo, con tal de enmendar nuestro error, nuestra falta de amor, de compromiso.
    “HAREMOS DE NUESTRO TRABAJO Y TODO CUANTO HAGAMOS, ALGO EXTRAORDINARIO, CUANDO AMEMOS LAS COSAS QUE HAGAMOS, CON TODO EL CORAZÓN”

  5. Muy Excelente aportacion, Gracias.

  6. Muy buena refleccion, hay que darlo valor al trabajo , no al monto de su sueldo, ni el lugar donde trabajes y de ahi viene el resto…..

  7. me encantas tus reflecciones, tus comentarios, del dia a dia, algunas llegan en un punto importantes en nuestras vidas.

  8. muchas gracias por estas reflexiones tan hermosas. quisiera encontrar una lectura para que una persona reflexione el porque cuando distinguimos a alguien y nos cae tan mal que no puedo controlar ese fastidio que produce

  9. ma.guadalupe lugo lopez

    gracias por expandir tu sabiduría
    . salam alikum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: