Trata de Mejorar la Calidad!


guitarra taylorA Bob siempre le gustó armar y desarmar. Cuando era niño y recibía un regalo en la mañana del día de Navidad, era casi seguro que antes que cayera la noche lo hubiera desarmado para ver cómo funcionaba. Y casi siempre, lo volvía a armar y seguía funcionando. Era un genio para estas cosas.

Una vez, su mamá estaba hablando por teléfono, él y unos amiguitos estaban brincando en la cama cuando de pronto oyeron un ruido como si algo se hubiera roto. Efectivamente, el marco de la cama se había quebrado y yacía en el piso. Antes que su mamá terminara de hablar por teléfono, él había estudiado el problema y lo había reparado de tal modo que parecía como si nunca se hubiera roto.

Como era natural, cuando llegó a la escuela intermedia y secundaria tomó todos los cursos que pudo en artes industriales. «Tuve algunos estupendos profesores», recuerda. «Incluso había uno que abría el taller los fines de semana de fiesta para que pudiera trabajar en mis proyectos». Otro de los intereses de Bob era la música.

Cuando estaba en la secundaria decidió que quería tener una buena guitarra de doce cuerdas. Había empezado a tocar cuando estaba en el tercer grado después que un vecino le regaló una guitarra barata (la que por supuesto abrió para ver cómo estaba construida). El único problema era que Bob no tenía dinero para comprar el instrumento que quería. Eso no es problema, se dijo, la haré yo mismo. Y la hizo ¡cómo su proyecto de trabajo manual del grado once! De hecho, mientras estuvo en la secundaria, no hizo una guitarra, sino tres y un banjo.

Muchas personas desarrollan pasatiempos interesantes cuando están en la secundaria. Y algunos los siguen cultivando. Otros los abandonan cuando llegan a adultos. Pero Bob hizo algo realmente especial con el suyo. Es probable que si usted toca guitarra, alguna vez haya entrado a una tienda de instrumentos musicales y haya visto una guitarra marca Taylor. Sí. Ese Taylor es Bob. Bob Taylor. Cuando era adolescente empezó a fabricar guitarras en su tiempo libre y con el tiempo llegó a cofundar su propia compañía.

Kurt Listug ha sido socio de Bob por veintisiete años. Su pasión es el comercio y establecer un negocio mientras Bob provee la pasión y la habilidad técnica para fabricar guitarras. Hoy día, las Guitarras Taylor están entre las más finas del mundo y la planta las produce a un ritmo de doscientas por día.

¿Qué llevó a Bob de ser un solitario guitarrista a emplear a más de 450 personas que trabajan en una fábrica que ocupa 124.000 pies cuadrados? La respuesta la encontramos en su increíble capacidad e incansable dedicación por la excelencia.

«Soy como una “mosca en la oreja”» dice Bob. «Continuamente estoy tratando de mejorar la calidad». Y este deseo se enfoca en mucho más que sólo las guitarras. Es cierto que Bob Taylor ha introducido numerosas innovaciones en la industria de las guitarras. Pero su verdadero interés está en el proceso de manufacturación y en las personas que construyen las guitarras.

«Una buena guitarra es, en realidad, el subproducto de buenas herramientas y un buen taller», explica Bob. «Y, por supuesto, las personas son parte importante. Armar un equipo es tan importante como fabricar el producto. Hay que dejar que la gente sea un equipo. Eso significa crear un ambiente donde las personas digan lo que realmente sienten. No se puede ser demasiado dogmático». Esa actitud ha permitido que surjan y se implementen excelentes ideas.

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 21 agosto, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Ya tengo claro la diferencia entre un triunfador y yo, el desmontaba y montaba, yo me quedé en desmontar, jamas volvian a encajar las piezas despues y siempre sobraba alguna.
    Saludos

  2. Gracias por la reflexión; realmente cuando el ser humano quiere, puede.

  3. JOSE LUIS A.V.

    Durante los primeros años de vida, todos tenemos la curiosidad por conocer acerca de todo cuanto nos rodea, y estamos lanzando constantemente preguntas acerca de esto, aquello y esto otro a nuestros padres, hermanos y familiares, con el fin de aclarar nuestras dudas y por supuesto obtener conocimiento.
    Pero esto de alguna manera se rompe o se pierde y ese espíritu, ese instinto, esa curiosidad natural de conocer, de aprender, se ve coartado por los adultos al ponerle limites a la curiosidad de los niños, pues, con frases como estas
    ¿ Qué niño se atrevería a continuar con su letanía de preguntas por aprender ? : “Cállate”, “Deja eso”, “Cómo preguntas”, “No tengo tiempo”, “Estate quieto” “No te duran los juguetes todos los descompones ”, con este tipo de repuestas generalmente, y sin saberlo dañamos la inteligencia emocional de los niños y afectamos su autoestima y la seguridad en sí mismos, lo cual no es más que una forma inadecuada de manejar la situación por parte de los padres.
    Como consecuencia, sin darnos cuenta, los niños deciden calmar su sana curiosidad sólo por
    “ DARLE GUSTO A LOS ADULTOS Y SEGUIR SUS REGLAS ” y nunca sabremos si aplastamos la curiosidad de un genio.
    Hay personas que tienen la capacidad para crear cosas, porque quizá su ingenio, su curiosidad fueron alimentados, combinando por supuesto con una gran inteligencia, habilidad y conocimientos que poseen, además de ingenio para diseñar y mejorar algún producto.
    La capacidad que tienen estas personas para pensar con rapidez y claridad para crear algo a partir de su imaginación y de su inteligencia es verdaderamente asombrosa.
    Este talento para inventar tiene mucho espíritu de invención, esta facultad la emplean con suma facilidad.
    Este tipo de individuos dotados de esta habilidad, definitivamente serán los triunfadores del mañana, pues su inteligencia y destreza los hace únicos, sobresaliendo sobre los demás, pues su grado de perfección en lo que realicen los llevará a los más altos niveles de la vida.
    Tu como padre de familia tienes un compromiso enorme con tus hijos, no coartes, ni adormezcas la curiosidad innata que tienen los pequeños, pues esto los llevará a querer aprender, además este conocimiento que adquieran los preparará para prepararse a los retos del futuro.
    Ten cuidado en las respuestas que le des a tus hijos, esto hará de ellos unas personas inteligentes y seguras de sí mismas, o todo lo contrario.
    “EN TUS MANOS ESTÁ EL FUTURO DE TUS HIJOS”

  4. También cuando era niña, desarmaba las cosas y luego intentaba armarlas de nuevo. El mensaje me gusto, pondre todo lo que este a mi alcance, para mejorar la calidad de mi trabajo y lograr un excelente producto. Generalmente se que cumpli con mi trabajo pero me inquieta que me quedan cosas por hacer y no me conformo con lo logrado, no es una satisfacción al 100 por ciento, espero lograrla pronto. En este momento se me ocurre que también debemos mejorar la calidad de nuestra vida en todos sus aspectos, no solo en el trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: