Golpearon mi Arrogancia!


Man reading newspaper at cafeMe había ido a refugiar en un pueblo cercano para trabajar en un libro. La aldea es un escondite perfecto; es pintoresca, silenciosa, y las comidas son buenas.

Salí para ir a tomar desayuno a un café cuando noté que la gente me miraba. Cuando estacioné, dos individuos se dieron vuelta para mirarme.

Una mujer hizo una doble toma al entrar y varias personas se me quedaban mirando al pasar. Cuando me senté, la mesera me dio un menú, pero no sin antes estudiarme detenidamente.

¿A qué se debía la atención? No podía ser mi cremallera; andaba con ropa de correr.

Después de pensarlo un poco, tomé una postura madura y supuse que me reconocían por las fotos en las cubiertas de mis libros. ¡Cáspita! Este debe ser un pueblo de lectores, me dije encogiéndome de hombros; conocen un buen escritor cuado ven uno. Mi aprecio por la aldea aumentó.

Con una sonrisa dedicada a los ocupantes de la otra mesa, me puse a disfrutar la comida. Cuando caminé hacia la caja, todas las cabezas se volvieron para mirar. Estoy seguro que Steinbeck tenía el mismo problema. Cuando la mujer me recibió el dinero quiso decir algo, pero se quedó callada. Abrumado, traté de adivinar.

Fue sólo cuando entré en el baño que vi la verdadera razón: en mi mentón había una franja de sangre reseca. Mi trabajo de remiendo cuando me afeité no había resultado y ahora lucía una perfecta barba de pavo.

Eso me pasó por sentirme famoso. Quizás hayan pensado que me había fugado de una cárcel de Texas.

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 2 enero, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. jajajajjaja me hizo reir! gracias porque estaba de mal humor!

  2. jajajajaj!!!!!!!! que convencido!!! buena enseñanza…
    Gracias por el mensaje…
    Feliz Año 2013…!

  3. ¡ Muy bueno!. A veces a mi sucede algo parecido, la gente me mira y lo primero que toco es mi jean, el cierre, para ver si no se ha bajado. Sigo caminando y pensando porqué la gente me mira. Mi reflexión es que creo que lo hacen siempre, sucede que yo ando tan apurada o distraída que no miro a los que pasan por mi lado.
    Conclusión: debo estar más atenta a lo de afuera y no ir tan encerrada en mis cosas personales. Te mando un saludo y mis deseos de ¡Muy feliz año 2013!.
    Gracias por compartir experiencias de vida.
    Graciela.

  4. me encanto la reflexión gracias por compartirla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: