Mi boya la constituyen mis hijos


Hablando con una amiga en estos días, me hizo saber que se sentía desanimada, y sin ganas de seguir hacia adelante. Estaba estancada en su vida.

Y es que a veces parece que nos caen las siete plagas de Egipto todas juntas (que me entero que fueron diez)…

No es fácil lidiar con un matrimonio que se está derrumbando a pedazos, con un hijo adolescente rebelde, con la falta de un empleo, con el consiguiente deterioro de la situación económica, y con el sentirse que no tenemos nada que ofrecer al mundo.

Y es que todos, detalles más o detalles menos, nos hemos sentido así.

Hay una frase en Venezuela que más o menos dice: “ahora lo que falta es que me orine un perro”…

Pero por sobre todas las cosas, cuando tenemos hijos se nos hace más fácil encontrar razones para salir hacia adelante.

A veces caemos, siempre lo he dicho, y debemos de levantarnos.

No quisiéramos que nuestros hijos nos vean en el piso por el resto de nuestra vida. ¿Ese es el ejemplo que le vamos a dejar? ¿Así es que queremos que nos recuerden?

¡Pues NO!

Enseñémosle a nuestros hijos que podemos caer, pero que no nos quedamos en el piso. Que levantamos la cabeza, agarramos impulso, y nos levantamos de nuevo.

Así, cuando veamos a nuestros hijos en el piso, ¿qué les vamos a decir? Quédate en el piso Hijo(a),  Levantarse cuesta y duele. Mejor quédate abajo…

Por eso, cada vez que veo que voy a caer, de inmediato pienso en mis hijos, y cual boya, me saca de una vez a flote… Claro, no voy a decir que el efecto es instantáneo, pero si hace efecto rápido…

Ajá, pero ¿y si no tienen hijos? Pues tendrán padres, tendrán hermanos(as), ahijados(as), primos(as), compadres o comadres, amigos(as), y cualquier cantidad de personas que no queremos que nos vean en el suelo.

Búsquense una boya. Yo tengo la mía (y de a dos)…

Luis Castellanos
Reflexiones Diarias

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 28 marzo, 2011 en asi pienso. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Tienes razón, mi boya tambien es mi hija, aunque solo sea una vale un montón para hacer que no me quede en el suelo.
    Saludos

  2. A una persona no se le mide por las veces que cae, se le mide por las veces que HA SIDO CAPAZ DE LEVANTARSE. ; )

  3. Saludos Luis
    Buenisima Reflexion difinitivante tenemos que tener a alguien que nos motive a lavantarnos y seguir adelante.
    “¡Pero ay del que cae estando solo, pues no habrá quien lo levante!”
    Eclesiastés 4:10b

  4. hola luis me pareció muy linda la reflexión de hoy y tengo que decirte que tienes toda la razón la fuerza principal de todos nosotros principalmente como padres son nuestros hijos ellos son los únicos que nos dan valor cuando estamos apunto de naufragar , es por esos pequeños seres por los que cada día es muy diferente y mejor que el que paso.La boya que tu dices y por la que no nos podemos decaer jamas.

  1. Pingback: Mi boya la constituyen mis hijos | Blogs Cristianos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: