Dejando el Niño Atrás


Miré a mi padre por última vez antes de que finalmente lo enterrasen. Y me dije a mí misma: “Te perdono, Papá”. Le he perdonado pero no he olvidado la confusión, el terror y el abuso que atravesé.

Mi padre trabajaba la mayor parte del tiempo mientras yo crecía. Pero cuando estaba en casa, era violento. Recuerdo llorar en medio de la noche mientras escuchaba cómo golpeaba a mi madre. Podía escuchar sus sollozos. Y yo lloraba porque no podía hacer nada al respecto.

Le tenía terror. Estábamos supuestos a no hacer nada malo de acuerdo a sus términos. Cuando tenía seis años de edad, me empujó la cabeza tan duro contra el piso que todavía tengo la cicatriz en mi frente.

Cuando le diagnosticaron depresión a mi madre, los cuatro hermanos tuvimos que mudarnos y vivir con él. Él empleó a alguien que nos cuidase mientras el trabajaba.

Había tanto temor en nosotros cuando el volvía. Mi padre estaba tan disgustado con uno de mis hermanos que un día le dio una paliza y quería echarlo de la casa. Observé aquel episodio con horror.

A partir de entonces, intenté no cometer errores. Lloraba por dentro porque no quería oír ningún lloriqueo. Y continué viéndole expresar su ira con el resto de mis hermanos.

Hallé solaz en los amigos del colegio. Disfrutaba leer cuentos y literatura. Invertía mi tiempo en la biblioteca del colegio. No había hogar, dulce hogar.

Hasta hace poco, no quería admitir que mi niñez me había afectado emocional y mentalmente. He traído las memorias de una época pasada hasta mi existencia diaria.

En todas mis relaciones, todo fue bien hasta que mis compañeros sugirieron un compromiso serio. Entonces yo saboteaba las relaciones.

No podía abrirme a nadie. Estaba muy a la defensiva cada vez que daban un consejo u opinión sobre mi actitud o conducta.

Cuando había discusiones, me cerraba o me iba. Nunca quería enfrentar asunto alguno y resolverlos.

Me destaqué en mi carrera invirtiendo muchas horas y esfuerzo. Ahora me doy cuenta de que era una manera de escapar a la realidad. Me mantenía tan ocupada que no notaba cosas que necesitaban atención. Usaba el trabajo como un medio de evitar compromisos.

Hubo una cosa que obtuve de la experiencia de ser abandonada. Podía sentarme en silencio sola por horas y reflexionar.

Ha desarrollado mi fascinación con la belleza de la naturaleza. Amo sentir el viento soplando sobre mi rostro. Disfruto ver la lluvia caer. Y sin importar cuán malo esté el clima, es todavía hermoso.

Sentí curiosidad por muchas cosas. Pregunté a otros y a mí misma sobre la vida y cómo algunas cosas le pasan a cierta gente. Me pregunté por qué la gente se comporta de la manera en que lo hace. Busqué respuestas.

He desarrollado la fortaleza para perseverar. Pero no es suficiente. Quiero convertirme en una sobreviviente que puede balancear su vida y disfrutar la abundancia que el universo nos ofrece.

He decidido liberarme de las cadenas de mi frágil crianza. Me prometo a mí misma que no permitiré a mi pasado arruinar mi futuro.

Esta niña ha crecido y no va a llorar en silencio más nunca.

Fatimah Musa
Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 10 noviembre, 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Pues yo no le perdono.
    Es horrible y espantoso y muchos calificativos más, el tema de la violencia doméstica. Casi todos los días en las noticias se escucha algún caso, y eso que nadamás hablan de ello cuando hay muertes de por medio, que es lo que pasa?, por qué las mujeres no denuncian?, por qué aguantan esa situación?, por los hijos, dicen algunas, no lo puedo creer, si aguantas estás haciendoles sufrir mucho más; por recursos económicos?, prefiero pedir en una esquina, me parece menos vejatorio. No encuentro ninguna razón.
    TOLERANCIA CERO ANTE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA, DE GÉNERO O COMO QUIERAN LLAMARLA.
    Saludos

  2. La resilencia o resiliencia es la capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad para poder proyectarse al futuro. Permite desarrollar recursos que estaban latentes e ignorados hasta ese momento. Creo que estamos frente a una resiliente.
    Comparto con María y grito con ella NO A LA VIOLENCIA EN NINGUNA DE SUS FORMAS.

  3. No cabe duda que a todos nos toca vivir y enfrentar grandes retos, grandes pruebas, y depende mucho de la madurez, de la valentía, de la fortaleza que tengamos en ese momento para poder manejarlas y resolverlas o no.

    Es muy triste cuando cosas así le pasan sobre todo a seres más indefensos (por la edad, por la condición emocional, por la fuerza física, por la fuerza de voluntad).

    Evitemos a toda costa caer en algo así, fomentar algo así o aguantar algo así.

    Fátimah: Ánimo, el tomar la decisión de que tu pasado no vá a echar a perder tu futuro, ya es otro enorme paso hacia tu recuperación total.

    Gracias Luis.

  4. Saludos a todas!!! Cero tolerancia a la violencia!!!

  5. ivan ernesto javier gutierrez

    es dificil prdonar cuando nos acen mucho daño y sobretodo emocionales.y mas triste cuando en la familia k es en donde mas confiamos y keremos k nos protejan y cuiden. pero si guardamos renkor los mas afectados somos nosotros. por k nos encerramos y no disfrutamos ralmente la vida.alos demas.a dios…. lamentable mente no damos cuenta cuando ya es demasiado tarde. y lo peor de todo y es el teimpo jamas volvera. por eso le pido a todos k si estan molesto con alguien vallan y pidanle perdon. aunke le ayan echo lo peor. veran k ermosso se siente despues de acerlo..por k despues puede k seademasiado tarde. anlizen esto.EN ESTA VIDA TODOS PAGAREMOS O SEREMOS RECOMPESADOS DE ACUERDON DE COMO NOSCOMPORTEMOS CON LOS DEMAS. me despido. bye te

  1. Pingback: Dejando el Niño Atrás | Blogs Cristianos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: