El Picnic de las Tortugas


Una familia tortuga fue en un picnic. Tortugas , siendo lento por naturaleza de las cosas, tomó siete años para prepararse para el viaje.  Después de seis meses, después de encontrar el lugar óptimo, de desempacar la cesta de picnic se dieron cuenta que estaban sin sal.

Así que la tortuga más reciente es designado para volver a casa y la sal. (Por
ser el más rápido ). La pequeña tortuga gimió, lloró y pateó, pero accedió a ir con una condición: que nadie comería hasta que regresara.

Tres años han pasado …… Seis años ……… y el pequeño no había regresado .

Al séptimo año de su ausencia, la más antigua tortuga no podía soportar más el hambre , decidió a desenvolver un bocadillo. En ese momento la pequeña tortuga de repente apareció de detrás de un árbol y le gritó :
– ¡Mirad! Sabía que no podría esperar . Ahora no voy a ir a buscar la sal “.

A veces en nuestra vida las cosas suceden de la misma manera . Perdemos nuestro tiempo de espera de gente a la altura de nuestras expectativas. Estamos muy preocupados por lo que otros están haciendo y no  hacemos lo que debemos.

Por lo tanto, debemos vivir nuestras vidas y dejar de preocuparse por las opiniones e intereses de los demás por nosotros.

“No gano cada vez que lucho . Pero he perdido cada vez que dejó de luchar!”

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 9 noviembre, 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Eso es verdad, hay personas que no viven su vida, todo el día preocupadas por lo que hace, o deja de hacer, el resto, siempre me ha producido agobio, me acuerdo de una compañera de trabajo que tuve, siempre preocupada por si yo llegaba tarde o me iba temprano…, no lo llegaba a entender, porqué no se preocupaba de ella y me dejaba a mi en paz, ya rendiría yo cuentas a quien corresponda, ¿no?.
    Saludos

  2. Es bueno tomar las riendas de nuestra vida, hacernos cargo y, si es posible, compartirla “sanamente” con alguien. Pero nunca sentarse a esperar que los demás hagan por uno.
    Dado que hablamos de tortugas… les cuento que yo apodo a mi hija adolescente “tortuga renga” por el tiempo que se toma para ponerse en movimiento.
    Mis saludos a Luis y lectores del blog.

  3. Has modificado el formato pero los muñecos que salen siguen siendo los mismos, con lo feo que es el que me sale!

  4. Qué caray !!!, la mayoría de las veces nos preocupamos por los demás y no nos ocupamos de nosotros mismos, debiendo entender que si nosotros nos activamos, cambiamos, progresamos, todo y todos mejoran a nuestro al rededor, aunque sea mínimo, pero seguramente notaremos una positiva diferencia.

    Saludos y gracias Luis.

  5. Muy buena… voy tomando en serio diario los temas … son muy buenas te felicito sigue asi.

  6. Muy bueno

    En en trabajo es muy comun tener esta situcion,pero la indiferencia funciona de maravilla no ganamos nada haciendo caso a personas que tienen mala vibra, sigamos brillando…

  7. Muy bella reflexion y muy certera, ya que muchas veces nos pasamos la vida viendo los defectos del hermano pero no vemos lo que nosotros llevamos, si logramos poner atencion a nuestra vida y vivirla plenamente nos daremos cuenta que todo lo maravillosa que es esta vida y tiempo faltara para fijarnos en los demas.
    “cada quien es el arquitecto de su propio destino ”
    Saludos!!

  1. Pingback: El Picnic de las Tortugas | Blogs Cristianos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: