Mi corazón para ti


Se cuenta la historia del ya ausente y famoso escapista Harry Houdini, que nos permite vislumbrar el interior de su corazón.

A principios de su carrera, cuando aún estaba en un desconocido teatro de variedades, él y su joven esposa subsistían de una semana a otra sin reserva de alimentos o dinero. Una tarde, decidió ir al supermercado a comprar productos alimenticios. En pocos minutos ya había regresado y estaba sentado en la mesa de la cocina, llorando incontrolablemente.

Sin certeza de lo ocurrido, pero temiendo lo peor, su esposa intentó averiguarlo, y ofrecerle consuelo. Al fin, controlando sus sollozos, le contó que no lo habían lastimado ni asaltado. Explicó que en su camino al mercado, se acercó a un joven lisiado que mendigaba alimentos. Al instante, le ofreció al hombre todo lo que tenía y luego regresó al apartamento.

¿Por qué Harry lloraba, entonces? Había hecho algo noble. Tal vez estaba molesto porque al ser tan impulsivo, él y su esposa se quedaron sin nada. No, él no sentía dolor por ellos. Lloraba porque no tener más para dar.

Harry Houdini, aquel día dejó constancia de la mayor de las dávidas. Mostró compasión, y es esta la que mantiene fresco y renovado nuestro corazón.

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 11 agosto, 2010 en personas admirables. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. en realidad creo que existimos muchos como el, pero tambien ay mucha gente egoista que no se desprende tan facil de las cosas materiales.. que al fin y al cabo son eso, cosas materiales, las espirituales son las que debemos aplicarlas y ver y sentir mas alla de nuestro entorno…ay tanta gente tan necesitada que si todos aportaramos un granito de arena no existiera ese porcentaje de necesidad….

  2. Caray ! Qué historia, pocos dan, y son menos los que dan todo sin reservas.

    Habemos muchos que compartimos lo poco o mucho que tengamos, pero dar todo, aún quedándote sin nada, es excepcional!!!, debemos aprender y desarrollarnos más para alcanzar esa compasión y bondad.

    Gracias Luis.

  3. Impresionante, el problema es que los pocos que existen que dan todo lo que tienen, son los que menos tienen, esos supermillonarios que no saben que hacer para gastar lo que tienen y estan llenos de excentricidades, normalmente no se acuerdan de los pobres, y ellos si que podian resolver situaciones, al igual que los políticos.
    Saludos

  4. Jorge Mario Mirón

    Felicitaciones por la pagina
    las reflexiones muy buenas y siempre hay que dar sin esperar a recibir.
    Bendiciones desde Guatemala, C.A.
    Jorge Mario MIRóN
    25/8/2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: