Aprende a decir: NO!


Cuán a menudo he escuchado a mi padre describir con palabras entusiastas la honestidad de su viejo amigo el Coronel Ben Shrerrod. Cuando lo amenazaba la bancarrota y la destitución a una edad ya avanzada y debía la asombrosa suma de $850 000, un despreciable abogado le dijo, Coronel Shrerrod, usted está arruinado por completo, pero si me provee $5000 como honorarios de testigo, yo puedo encontrar una falla técnica en todo y sacarle del asunto.

El magnífico de Alabama dijo: Su proposición es insultante. Yo firmé la constancia de buena fe, y hasta el último dólar se pagará, si una obra benéfica cava mi tumba y compra mi mortaja. Mi padre nos llevó especialmente a mí y a mi hermano Richard en una ocasión para ver a ese anciano incorruptible, y su rostro, y palabras están impresas en mi corazón y mi mente.

Rufus C. Burleson
Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 14 julio, 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Un hombre honrado, pocos hay que no sucumban ante la tentación, y es que el tema de la conciencia como que ha quedado a un lado, normalmente tendemos a decir si a oprtunidades de logros materiales aunque nuestra conciencia quede hecha un asco.
    Saludos

  2. Que bien me siento cuando hago hago lo correcto,es cuestion de practica y apostar por lo bueno¡¡¡ Aunque todo se hunda¡¡¡Gracias Luis y Maria por estar aqui.Un abrazo desde La rioja.

    • Saludos a mis queridas amigas que aún deben estar celebrando el triunfo… La idea es que uno pueda verse al espejo sin remordimiento y pueda dormir tranquilo, sabiendo que se ha hecho lo correcto!

  3. Claro, muchos pueden no saber lo que uno hizo, pero nosotros mismos sí lo sabemos y eso es lo que cuenta, es como cuando dicen los psicólogos en las terapias: “lo más importante no es lo que piensen los otros de tí, sino lo que tu pienses de tí mismo”.

    Por otro lado está el sentido del saber decir “NO” cuando nos piden un favor o ayuda; siempre que esté a nuestra alcance y podamos hacerlos sin desatender o descuidar cosas importantes, pues adelante, hay que ayudar, y desinteresadamente, pero cuantas veces nos comprometemos, decimos sí y realmente no podíamos y ya sea que quedamos mal, no lo logramos, lo logramos a medias, o lo hacemos pero no era el momento óptimo y más conveniente, o terminamos no sintiéndonos a gusto con ese favor o actividad.

    También hay que aprender a decir NO cuando de plano no nos es posible, ni por recursos, ni por tiempo, o porque de plano no vá con nuestra manera de pensar, sentir o de actuar.

    Saludos a todos y gracias Luis.

  1. Pingback: Aprende a decir: NO! | Directorio de Blogs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: