Escuchando con el Corazón


Reflexiones - Escuchando con el Corazón

“He desperdiciado todo mi sábado”, se lamentó John, mientras su padre le despertaba con delicadeza.

El tono de su voz, lastimero y angustiado, provocó una reacción instantánea en su padre y un destello de ira emergió de él. Había sido un largo día de pintar y colocar papel de pared en la nueva oficina de su madre y su papá estaba extenuado. John había trabajado duro en las primeras horas del día, pero al desaparecer la ilusión de la novedad, se sintió aburrido y finalmente soñoliento, por lo que se acostó en un sofá, en una oficina adyacente. Ahora su padre, Richard, lo despertaba para que todos se encaminaran a casa.

Antes que Richard pudiese expresar una repentina retórica formada por su mente, algo le detuvo. Vislumbró, desde la perspectiva de un niño de ocho años, lo que significaba todo un sábado transcurrido trabajando en la nueva oficina de su madre.

Con renovada compasión, respondió a su hijo: “John, sé que el sábado es precisamente el día de la semana más importante, cuando se tiene ocho años. Aprecio tu disposición a prescindir de disfrutarlo y ayudarnos a decorar la oficina de mamá. Ha sido un largo día y apuesto a que también estás cansado. Sin embargo, me gustaría mostrarte cuánto apreciamos tu apoyo yendo a la tienda de videos, camino a casa, y alquilando una película que tú elijas para que nos deleitemos en familia. ¿Qué te parece?”

En respuesta a la actitud amorosa de su padre, la angustia y desesperanza de John, se transformó en euforia y dijo quietamente, “¡En horabuena, papá! ¡Me gustaría hacerlo!

A veces, al escuchar con nuestro corazón y no con los oídos, el amor gana y las relaciones florecen. Por ello, Johann Wolfgang Von Goethe dice: “La corrección consigue mucho, pero la estimulación, mucho más.”

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 25 marzo, 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 15 comentarios.

  1. Que dificil es entender a un niño de 8 años escuchandolo con lo oidos, lo digo por mi propia experiencia, mi hija es justo la edad que tiene, pero tambien es complicado escuchar con el corazón en muchas ocasiones, eso si, hay que practicar e intentar conseguirlo la mayor parte de las veces.
    Lo que, para mi es IMPOSIBLE, es escuchar a mi jefe con el corazon, esto no creo que lo logre por mucho que lo practique.
    Saludos.

  2. María, no dejemos de intentarlo; en nuestro jefe existió un niño de 8 años (alguna vez). También en nuestros padres y pareja (si tenemos).
    Te deseo lo mejor para tu vida.

  3. Pues te digo yo que este, hasta a los 8 años debió de ser muy atravesado

  4. Jajaja. Saludos a María y a Marian. María: como que estás obsesionado con tu jefe! Jajaja…

  5. Como para no estar obsesionada, me acaba de denegar un permiso para acompañar a mi hija al medico el lunes, dice que vaya por la tarde, le he explicado que le tienen que hacer pruebas en ayunas, pues que la lleve otra persona. yo me pregunto ¿una niña de 8 años no tiene derecho a que su madre la acompañe al médico?, donde está la conciliación de la vida laboral y familiar?, es mala persona, ahora me toca ir al Comite de Empresa, con lo facil que seria vivir sin una persona así cerca.
    saludos

  6. PURO AMOR??????????????????????????

  7. Hola a Todos

    Sí todos somos encargados moralmente, EN OCASIONES ADECUADAS, de hacer alguna observación o indicación a alguien cercano con el que tenemos confianza y el deber de que mejore en algo (más aún si se trata de nuestros hijos, pareja, hermanos, etc.), y es mucho mejor el usar la técnica de: MÁS, MENOS, MÁS.

    Esta técnica a mi me gusta mucho porque para tratar un asunto con alguien que en principio se puede negar a aceptar la observación, el consejo, o se puede cerrar al diálogo, es recomendable empezar con ALGO POSITIVO SOBRE LA PERSONA, LUEGO EL PUNTO MEDULAR QUE TENEMOS QUE TRATAR CON TACTO (claro si es posible, hay veces que se tienen que decir las cosas directas como son), y luego CERRAR CON OTRA PARTE AGRADABLE O BUENA SOBRE LA PERSONA EN CUESTIÓN.

    Esto ayudará a la estima del individuo, le hará sentir que en verdad lo queremos ayudar, no atacar, y que realmente valoramos cosas positivas que tiene y las reconocemos.

    Siento que esto resulta mucho muy bien en la gran mayoría de los casos, siempre y cuando haya sinceridad y cariño en nuestras intenciones de llegar a un mejor entendimiento con nuestros seres queridos.

    Saludos a todos y gracias Luis.

  8. Muy buena historia … ojalá podamos tener esa lucidez !!

  9. Excelente técnica saludos a todos.

  10. Hola!!!!!!! muy buenas tardes senor Castellanos que tal ahora estoy aca dandole mi opinion, me gusta mucho su espacio es como una terapia para mi,bueno a mi en lo personal como me gustaria que los adultos miraran el mundo como los ninos sanos,por que recuerden que hay ninos enfermos de tristeza y dolor por la falta de carino y atencion,y hay otros que solo esperan cayados en un rincon a ver en que momento alguien los mira ayi sentados; lo digo por que yo soy maestra de doctrina y cada uno de mis ninos tienen un aspecto diferente mas no desigual de interpretar las senales de amor y creanme es muy tierno sus puntos de vista. Por favor planten y abonen el amor en los mas deviles de mente “los angelitos terrenales que tenemos a nuestro alrededor”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: