Poner a los padres en el corazón


Los padres son los primeros y muchas veces los más grandes maestros que una persona llega a tener a lo largo de toda su vida. Nuestros padres nos presentan el mundo y nos enseñan cómo desenvolvernos en él. Por efecto o defecto, la mayor parte de nuestras acciones como adultos están teñidas de una u otra forma por la influencia de nuestros progenitores.

Nadie nos enseña a ser padres ni a ser hijos. No recuerdo ni una sola hora dedicada al tema en los 18 años de educación formal que recibí, imagino que los encargados de diseñar los programas educativos deben considerar que hay asuntos más importantes que aprender a hacer familia.

A golpes y tropezones, quizás aprendas a ser hijo cuando seas padre y puedas valorizar todo lo que tus padres hicieron por ti y entonces te des cuenta de lo difícil y compleja de su tarea.

Quizás si has permitido que la vida y el tiempo dejen una huella en ti, cuando seas abuelo aprendas a ser padre. Y desde una perspectiva que sólo la madurez y el rodaje dan, comprendas que algunas de las prioridades que gobernaron tu vida no eran en realidad tan importantes.

Con toda seguridad si eres padre o si deseas serlo, te gustaría que tus hijos te vean con buenos ojos y valoricen el esfuerzo que has hecho para criarlos, cuidarlos, alimentarlos, mimarlos, apoyarlos, educarlos y amarlos o, al menos, es seguro que desearías que ellos te demostraran amor y respeto. Sus quejas y reclamos te han de parecer injustas e inmaduras. Es también probable que tus hijos te miren de manera muy similar a la forma en que tú miras a tus padres. ¿Cómo no iba a ser así? Si fuiste, eres y serás su gran maestro y de ti han aprendido los afectos.

No importa lo grande que seas, lo importante, lo exitoso, lo independiente que te creas, con toda seguridad frente a papá y mamá te sientes como un pequeñín necesitado de atención, apoyo, afecto, valorización y amor.

Tus padres te dieron todo lo que tenían para darte, de la forma en que podían y sabían hacerlo. Ten por seguro que si hubieran podido hacer más lo habrían hecho. Igual como tú has hecho o harás todo lo que has sabido y podido con tus hijos.

Aún no es posible crear vida. Un hombre y una mujer han de unirse para que la magia de la creación de un ser humano ocurra. De tus padres has recibido el más preciado tesoro que un ser puede recibir: la vida. Todo lo demás que te puedan haber dado vino por una añadidura, fue un extra.

Pero nada es suficiente para el pequeñín que habita dentro de nosotros, queremos más y más. Mamá no hizo esto, papá no hizo aquello, mamá no me dio eso y papá me negó aquello. No podemos amar y honrar incondicionalmente a nuestros padres con lo bueno y lo malo que nos dieron, de igual forma como somos incapaces de amarnos y honrarnos incondicionalmente a nosotros mismos y a nuestras creaciones. Atesoramos nuestros reclamos, quejas y demandas insatisfechas con más dedicación que la que le damos a valorizar todo lo hermoso que nuestros padres nos dieron. Nos cuesta destetarnos y crecer emocionalmente, tanto como nos cuesta ser felices y sentirnos plenos.

Y de seguro, si no has puesto a tu padre y a tu madre en tu corazón, con amor genuino, sin ceguera ni idealizaciones sino que simplemente con agradecimiento y comprensión, no conseguirás ser feliz en la vida, te costará encontrar una pareja junto a quien experimentar alegremente la aventura de la vida y un trabajo que te satisfacciones y seguridad. Como un niño dañado deambularás por la vida dando tumbos, sin encontrar un rumbo y lo que es aún peor con mucha probabilidad terminarás repitiendo esos patrones que tanto te molestan de tus padres y tus hijos algún día te reprocharán lo que juraste nunca hacer como padre.

Somos frutos de un árbol y lo que decimos del árbol lo decimos del fruto, las palabras amargas que usamos para referirnos a nuestros padres, se nos devuelven como un boomerang y antes que nos demos cuenta actuaremos en consecuencia a lo que le reclamamos al clan del cual provenimos.

Pero ya llegó la hora de crecer y despertar, ya estamos lo suficientemente grandes para dejar de exigir y exigir y llegó nuestra hora de dar, dejemos a papá y mamá con su historia, démosle las gracias por todo lo que nos dieron aún cuando sólo sea la vida recibida. Bendigamos nuestra historia y nuestras raíces, gracias a ella existimos. Recibamos lo bueno y lo malo, con humildad y sintamos el apoyo energético que nuestros ancestros nos dan.

El colectivo de la humanidad se cansó de estar dormidos, necesitamos despertar. Escojamos hoy ser felices como una forma de honrar a quienes nos dieron la vida y propongámonos en nombre del amor ser libres y grandes para poder recrear nuestra historia sin necesidad de repetir viejos patrones que ya no se ajustan a nuestras más altas opciones.

Somos parte del todo, bendigamos nuestra pertenencia y abramos nuestro corazón al amor Universal, fuente creadora y motor impulsor del gran cambio que hemos tenido el honor de presenciar.

Vía Angeles Amor

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 3 marzo, 2010 en padres. Añade a favoritos el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. Los padres son lo más grande de este mundo y si que es verdad que cuando tienes un hijo valoras mucho más a tus padres. Últimamente me ha entrado como una especie de angustia, por llamarlo de alguna forma, de pensar en el día que me falten, he empezado a tomar conciencia de que no siempre van a estar y esto me deja mal cuerpo, me imagino que esto se debe a que les veo mayores, perdiendo facultades que tenian y un poco “atascados” para ciertas cosas; lo que hago es llamarles por telefono a menudo y no perder ocasión de estar con ellos, no me puedo hacer a la idea de que algún día, espero que muy lejano, marque su número de telefono y no conteste nadie.
    Saludos

    • Sabes Maria, esta bien que mantengas contacto con tus padres, valora eso momentos al máximo te lo recomiendo, pues hablo de mi propia experiencia, mi madre partió de este plano físico en el 2008 y solo me queda mi padre. Y la ausencia de ella no es sencilla sobrellevarla, pero lo importante son las enseñanzas que nos dejó a mi y a mi hermano para hacer lo mejor que podamos de nuestras vidas, y nos crió de tal forma, que mi hermano con 24 años y yo con 26 vivimos solos donde antes eramos 3, incluyendo a mi madre. Con mi padre mantengo contacto por telefono, porque vive en estados unidos. Pero como dije, hay que valorar y amar y estar con nuestros padres tanto como sea posible.

      Saludos María y bendiciones.

  2. Yo considero que es importante el amar a los padres sin condiciones y sin juzgarlos. A mi entender cada padre hace lo que considera mejor para sus hijos, aunque al inicio como niño o adulto no lo entendamos, siempre buscan lo mejor para uno, y si hubo mal trato, tampoco hay que evitar perdonar, todos cometemos errores, algunos mayores otros menores, pero a mi entender, al no haber manual de vida, considero que cada quien hace lo mejor que puede en su vida y dirige lo mejor que puede la de sus hijos y familia.

    Saludos a todos!!!

  3. Luis

    Tocaste una de las fibras más importantes de mi corazón y mi ser: Mis Padres !!!

    Aunque prácticamente no los pude tener viviendo juntos en mi niñez, han sido pilares tan fuertes y tan importantes en mi vida, y ahora que yo soy madre de dos jovencitos, me voy dando cuenta cada vez más y más cuanto valen, cuanto me importan, y lo importantes que son en mi vida.

    Alguna vez cuando somos chicos, solemos decir, como que mi papá o mi mamá está envejeciendo, no sabe, no vá con la moda, con lo nuevo, como que sus ideas y sus formas son obsoletas……. Sí supíeramos lo equivocados que estamos cuando pensamos o tratamos de juzagarlos por su vida, por sus errores, por sus decisiones…..

    Como bien dice Hanzel, los padres hacen lo mejor que pueden en el momento que surgió cierta situación, hacen lo mejor que pueden de acuerdo a sus conocimientos, sus experiencias, como fueron educados, el ejemplo que recibieron, la forma como tuvieron que enfrentar la vida, y más importante de acuerdo a lo que siente su corazón.

    Y todos los que pasamos por este camino vamos aprendiendo, vamos creciendo como padres, también nos equivocamos, también podemos exagerar en algo, pero nunca con una mala intención ni con el deseo de que las cosas salgan mal, por el contrario, y si nos equivocamos pues hasta muchas veces lo reconocemos y lo aceptamos, cosa que a los hijos hoy en día les vá costando mucho trabajo.

    Los hijos son mucho muy valiosos y tenemos una misión directa, importante y prioritaria con ellos; pero no nos olvidemos de nuestros padres, ellos empiezan a estar grandes y comienzan a necesitarnos como mucho tiempo nosotros necesitamos en el pasado de ellos y habrá que recibir esa nueva misión y ese nuevo rol de nuestras vidas con amor, cuídandolos con paciencia, con cariño, con esmero para devolverles un poquititititito de lo mucho que siempre nos dieron.

    Gracias Luis.
    (ya me hiciste hasta llorar de la emoción)

  4. GRACIAS QUE BELLO PIENSO COMO VOSOTROS,NO TENGO LA SUERTE DE TENER A MIS PADRES.A MI MADRE LA TUVE 17 AÑOS Y A MI PADRE 54 LES ECHO MUCHO DE MENOS HE ADOPTADO A UNA VECINA QUE NO SE PUEDE VALER POR ELLA Y DISFRUTO CUIDANDOLA SUS HIJOS TIENEN POCO TIEMPO O NO SE LO DEDICAN ME SIENTO BIEN,COMO SI FUESE MI MADRE,HE INTENTADO QUE ELLOS CAMBIEN.ESPERO QUE LE DEMUESTREN MAS ANTES DE QUE DIOS SE LA LLEVE,PIDO POR ELLA Y SUS HIJOS.EN CASATENIA RIÑAS POR HACERLO,PERO AYER TUVE LA SATISFACCION DE QUE MI HIJO DE 20 AÑOS LA AYUDO A PONER LA BOMBONA DE BUTANO EN LA COCINA.GRACIAS A DIOS BESOS PARA TODOS Y BENDICIONES

  5. SOIS BUENA GENTE ME GUSTA VUESTRO PENSAR Y SENTIR.GRACIAS POR ESTAR AQUI FELIZ VIDA.

  6. hola gracias por escribir cosas k realmente tienen importancia en la vida del ser humano, aveces nos olvidamos de lo k es felicidad, y no valoramos, la semilla que nos dio vida, pero si reflexionamos esa semilla murio,( sus ilusiones, sus deseos, sus metas, y talvez dejaron proyectos en sus vidas por vernos crecer)
    y es justo que hoy los abracemos y les digamos que valio la pena ser esa razon por la cual dejaron lo k mas anelaban.
    ¡gracias por hacernos reflexionar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: