Una piedra en la boca


Todos nos encogeríamos tan solo de pensar en tener la boca llena de gravilla. Pero una piedra en la boca en realidad puede ser deseable, al menos ese parece ser el caso de las grullas que habitan las montañas Taurus del sur de Turquía.

Estas grullas tienden a cacarear mucho, sobre todo mientras vuelan. Todo ese ruido capta la atención de las águilas, las cuales se abalanzan sobre ellas y se las comen. Las grullas experimentadas evitan esta amenaza recogiendo piedras lo suficientemente grandes como para que les llenen la boca. Esto les impide cacarear. . . convirtiéndose así en el almuerzo de las águilas.

La gente también tiene problemas con la boca. El escritor de Proverbios dijo: «El que guarda su boca, preserva su vida; el que mucho abre sus labios, termina en ruina» (13:3). «Los labios del necio provocan contienda, y su boca llama a los golpes» (18:6). ¡Cuántos de nuestros problemas se podrían evitar si aprendiéramos a controlar nuestra lengua! ¡Cuánto del dolor que causamos a los demás se podría evitar si guardáramos el habla!

SI NO PIENSAS LO QUE DICES PODRÍAS TERMINAR DICIENDO TODO LO QUE PIENSAS.

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 25 febrero, 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. ¡Cuanta verdad hay en tus palabras Luis! y lo que uno no debería olvidar jamás, es que si las palabras se las lleva el viento, siempre vuelven, pero convertidas en un huracán.

    Acá, en mi país, se usa un dicho que versa: “Calla Ramona, que no hay peor loca que la boca”.

    Cariños y un muy buen día,

    Susana

  2. MUY PERO MUY CIERTO ESTA REFLEXION.
    OJALA MUCHOS LAS PUEDAN LEER Y NO SOLO ESO, MEDITAR REFLEXIONAR Y CORREGIR ALGUNAS DE NUESTRA MALAS
    ACTITUDES Y ME INCLUYO, PORQUE MUCHAS VECES INCONCIENTEMENTE, NUESTRA BOCA SE HABRE DE UNA MANERA NO CONSTRUCTUVA.
    BENDICIONES.

  3. ¡¡¡¡ QUE VERDAD TAN GRANDE !!!!!!!
    FELICIDADES LUIS, POR TAN BUEN APORTE

    Y EXTRAÑO, LOS COMENTARIOS DE MARIA

  4. Ayer me toco vivir en carne propia lo que menciona en esta reflexión; la verdad es que después recapitule que lo que dije estuvo mal y que así como me hirieron herí y que no es bueno lastimar, así que pedí disculpas y esta reflexión me ayudo mucho a recordar cuan importante es pensar la forma en como decir las cosas y que hay ocaciones o casos que la mejor comunicacion es el silencio y hablar hasta que uno este tranquilo.

    Saludos y gracias.

  5. Coincido que hay que cuidar mucho lo que decimos, pero al reflexionarlo y analizarlo, más importante todavía es cuidar lo que sentimos, porque finalmente hay que trabajar en componer lo que hay adentro, que es la raíz y el control de todo.

    Gracias Luis.

  6. Pues si, yo soy de las que se me va la fuerza por la boca, y anda que no meto la pata!, pero que hacer?, el que nace bocazas no tiene solución, por mucho que quieras callarte, es que te entra algo por dentro que si no hablas revientas, y despues de hablar te arrepientes pero ya no hay solución.
    Saludos

  7. HOLA ATOD@S GRACIAS POR EL EJEMPLO,ES VERDAD,LA PALABRA QUE BUENA ES PARA EDIFICAR,Y QUE DAÑO HACE CUANDO ES PARA CRITICAR.NO SE DONDE LEI…SI LO QUE VAS ADECIR NO ES MAS BELLO QUE EL SILENCIO,CALLATE

  8. ESTOY DE ACUERDO CONTIGO LAURA M. ES EL INTERIOR DONDE SE ENCUENTRA EL QUID DE LA CUESTION.DE LO QUE HAY EN EL CORAZON HABLA LA BOCA.ESTAFRASE TAMBIEN SE HALLA EN LA BIBLIA.FELIZ SABADO PARA TODOS,Y PARA TODAS.

  9. Me recuerda al sermon del cura en “La Duda” El saco de Plumas·”2/2009
    El Saco de Plumas…
    Había una vez un hombre que calumnió grandemente a un amigo suyo, todo por la envidia que le tuvo al ver el éxito que este había alcanzado.
    Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias a ese amigo, y visitó a un hombre muy sabio a quien le dijo:

    ‘Quiero arreglar todo el mal que hice a mi amigo. ¿Cómo puedo hacerlo?’, a lo que el hombre respondió: ‘Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas y suelta una donde vayas’.

    El hombre muy contento por aquello tan fácil tomó el saco lleno de plumas y al cabo de un día las había soltado todas.

    Volvió donde el sabio y le dijo: ‘Ya he terminado’,a lo que el sabio contestó: ‘Esa es la parte más fácil. Ahora debes volver a llenar el saco con las mismas plumas que soltaste.Sal a la calle y búscalas’.

    El hombre se sintió muy triste, pues sabía lo que eso significaba y no pudo juntar casi ninguna.

    Al volver, el hombre sabio le dijo:

    ‘Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento,así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya está hecho. Lo único que puedes hacer es pedirle perdón a tu amigo, pues no hay forma de revertir lo que hiciste’.

    ‘Cometer errores es de humanos y de sabios pedir perdón’.

    Un cariño Luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: