Triunfo Final


Luego de perder por solo un voto sus elecciones para alcalde en Hickory, Mississippi en 1993, Charlie Lewis se mudó a Michigan. Decidió gozar de la vida tranquila de un retirado, creyendo que el pedido de recusación de las elecciones que había solicitado al tribunal era poco probable que sucediese. Y entonces ocurrió un llamado telefónico inesperado, solicitando que regresara a Mississippi. El Tribunal Supremo del estado había anulado tres votos ausentes para Wayne Griffith, el alcalde residente, quedando sin efecto su victoria y convirtiendo a Lewis en el ganador por un margen de dos votos: 115 a 113.

“Habían sido más de dos años”, dijo Lewis, de setenta y dos años de edad en respuesta a la noticia. “Supuse que me habían olvidado… creo que cuando se llega a mi edad se aprende a digerir pacientemente las cosas”. No obstante, estaba entusiasmado con la decisión del tribunal y las oportunidades que le aguardaban.

Lewis se convirtió en el primer alcalde de color de la pequeña ciudad de quinientos residentes, en las colinas de arcilla roja del este de Mississippi.

“He esperado un poco, pero la ley se tomó mucho tiempo”, dijo.

La espera puede quitar algo del entusiasmo de la victoria, pero si la causa es buena, la espera nunca destruye el gozo del triunfo final.

Prefiero fracasar en una causa que algún día triunfará, que triunfar en una causa que algún día fracasará.

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 23 febrero, 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. No creo que la espera quite entusiasmo a la victoria, más bien todo lo contrario, cuanto más se hace tardar, con más ganas la pillas.
    Saludos

  2. Creo efectivamente, que no importa la espera, sino los resultados, todo pasa a su debido tiempo y todo pasa por algo. Hasta las cosas difíciles o los grandes retos.

    Saludos y Gracias Luis.

  3. Cuando tomamos una pequeña decisión pero coherente con nuestra meta, estamos orientando nuestra vida en unos milímetros hacia una dirección que, con el tiempo, supondrá una desviación de kilómetros. El tiempo es el mejor de los factores para evaluar si merece o no la pena hacer lo que hacemos. En tanto que el tiempo pasa, el único modo de dirigirnos por la vida es tener clara nuestra meta y tomar las decisiones en linea con ella.
    Gracias por hacernos reflexionar. Lo necesitamos tanto.
    Abrazos,

  4. Buenos dias! Muy de acuerdo con las opiniones!!! Saludos a todas!!!!

  5. HOLA A TODOS,QUE MARAVILLA,BRAVO POR CHARLIE,MENUDO EJEMPLO QUE NOS DA,NO IMPORTA LA EDAD SI EL PORQUE HACEMOS LAS COSAS,A SU DEBIDO TIEMPO SEGAREMOS SI PERSEVERAMOS.GRACIAS POR EL TIEMPO QUE NOS DEDICAS LUIS.UN ABRAZO A TI Y A LOS QUE ESTAIS AHI.FELIZ DIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: