Utilizando las piezas rotas


En el palacio real de Teherán, en Irán, puede verse uno de los más hermoso trabajos en mosaico del mundo. Los techos y paredes resplandecen como diamantes en reflejos multifacéticos.

Originalmente, cuando fue diseñado, el arquitecto hizo colocar grandes paneles de espejos en las paredes. Cuando llegó el primer embarque desde París, encontraron horrorizados que los espejos estaban rotos. El contratista los tiró a la basura y le llevó las tristes nuevas al arquitecto. De forma sorprendente, el arquitecto ordenó que se recogiesen todos los trozos rotos, los rompió en pequeños pedazos y los pegó en las paredes para convertirlas en un mosaico de plateados, brillantes, espejados trozos de vidrio.

¡Quebrarse para embellecerse! Es posible convertir sus cicatrices en estrellas. Es posible mejorar a causa del quebranto. Es extremadamente raro encontrar en los grandes museos del mundo objetos antiguos que no estén rotos. En realidad, algunas de las piezas más preciadas del mundo son sólo fragmentos que permanecen como un sagrado recuerdo de un glorioso pasado.

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 30 junio, 2009 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Voy a comentar este texto desde la perspectiva de las minusvalías, que por desgracia o por suerte, conozco bien. los minusvalidos nos podemos considerar espejos rotos con pedazos perdidos, irrecuperables, en el espacio que queda sin relleno tenemos que parchear, hay veces que la obra sale bonita y el resultado es una persona adaptada , feliz y que resulta agradable a los demás. Pero en otras ocasiones las piezas encajan peor y el relleno es un amasijo gris oscuro, el resultado es feo, son personas que no se integrarán jamas, que todo el mundo rehuye, el aspecto es feo.
    Ya se que el enfoque que he hecho no va en la linea de la intención que tenías al publicar este artículo, pero al leerlo se me ha venido esta reflexión a la cabeza y no me he reprimido.
    saludos

  2. Buen día.

    La reflexión es cierta, y el comentario de María es muy válido.

    Creo que depende de las personas con las que escojamos convivir y rodearnos, no todos tiene los valores y el buen gusto de apreciar lo valioso de una obra de arte o de ver lo más relevante en el interior de las personas.

    Escojamos a los mejores porque nos lo merecemos, y vayamos evitando a quien no sabe apreciarnos.

    Saludos y gracias Luis.

  3. Saludos a María y a Laura.

    Muy válido ese punto de vista… De verdad que no lo había visto así…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: