¿Hasta cuándo?


Hay un dicho popular que dice: “No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”.  Cuando pasamos por una pérdida que duele mucho, llega el momento de la desesperación y nos preguntamos: ¿Hasta cuándo estaré en esta intensidad emocional de duelo agudo?

La mente repasa obsesivamente el pasado. Los sentimientos son: ansiedad de separación, soledad y angustia. La ensoñación duele al evocar recuerdos bonitos que no volverán.  La mente no puede entender las razones del corazón porque el sufrimiento nubla el entendimiento.

La intensidad de la conciencia de pérdida la atravesamos por el cuerpo físico en síntomas bien definidos: náuseas, palpitaciones, opresión en la garganta y el pecho, nudo en el estómago, dolores de cabeza, insomnio y fatiga.  Las emociones reprimidas, que no manejamos con inteligencia emocional, se van convirtiendo en enfermedades psicosomáticas, a lo largo de la vida.

La pérdida se nota también en nuestras conductas observables: continuos cambios de humor, incoherencia al hablar, irritabilidad y tristeza, que no podemos ocultar a los demás. ¿Hasta cuándo?

Cada persona comenzará a dejar ir esta etapa, de acuerdo a su personalidad única y su carácter.  Diferentes factores contribuyen tales como: crianza,  auto estima alta,  inteligencia emocional y espiritual que se desarrolle durante el proceso, capacidad de tomar decisiones y  apoyo  de personas positivas cercanas que  respalden un cambio.

En gran medida, pasar a una etapa más sosegada, depende mucho de la apreciación mental que hagamos de la pérdida. Recuerdo la hija de una amiga a quien su primer novio la dejó porque era demasiado “buena”.  Le ocurrió algo parecido en su segunda relación.  Ella asumió que había “algo” malo en ella y tuvo que trabajar con su auto valor y auto imagen.

Hubiera sido diferente su proceso de pérdida si, desde un principio, ella  internalizaba que no había nada extraño con ella.  Simplemente, esos muchachos no estaban listos para el tipo de relación de pareja que ella deseaba tener.  La lección  fue  desarrollar más confianza en ella. También aprender a escoger mejor.  Tiene mucha razón Don Miguel Ruiz cuando dice en su libro: Los cuatro acuerdos: “No tomes nada personalmente”.

La conducta de otra persona  y/o las situaciones externas no definen nuestro valor; mucho menos, nuestra conducta. Son nuestros apegos, dependencias, necesidades de afecto de siempre, expectativas irreales, falta de auto amor  y conciencia inmadura de víctima las que nos mantienen, por demasiado tiempo, sobre reaccionando en  la conciencia de pérdida.

Para cambiar a una conciencia de superación hay que aprender a reconocer la diferencia entre justificar y validar sentimientos.  Justificar sentimientos es usar nuestra razón para darle validez a nuestra infelicidad presente.  Buscamos en el pasado la explicación a nuestras desdichas. Cada vez que vamos al cuento, nuestra mente y nuestras emociones encontrarán las “razones” para seguir  con el coraje, la desilusión y el dolor, grabados en la conciencia de pérdida.

Validar sentimientos significa que estamos  bien conscientes del dolor que todavía sentimos.  Precisamente, porque sabemos su impacto en la conducta total, no queremos sostenerlos  en el pensamiento ni aumentarlos con evaluaciones estériles.  Los validamos con aceptación para no ir más al pasado;  ese ir y venir a la conciencia de pérdida agota y desanima.

Necesitamos desarrollar unas frases que nos recuerden que ya no queremos sufrir por lo mismo: “Se acabó”.  Tener la creencia que sí podemos superar con auto estima cualquier situación.  El poder radica en alinear mente, cuerpo y espíritu. De la relación transpersonal recibimos consuelo, fortaleza y sabiduría.  Estemos dispuestas conscientemente a aprender las  lecciones y enfocar la mente en metas y planes de auto cuido y auto capacitación.

No hay dolor que no traiga una bendición; búscala en tu vida en el momento presente. ¿Te conoces más; tienes hoy más fortaleza; estás más consciente de tus necesidades de afectos; has encontrado tu propósito de vida en ayudar a otros a superarse? Recuerda nuestra herencia humana-divina es el amor y no el dolor.

Vía Yahoo! Mujer

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 24 junio, 2009 en parejas. Añade a favoritos el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Este artículo se ve que va más encaminado a la pérdida de una pareja, que es duro, no lo discuto, pero considero que hay pérdidas mucho más dificiles de superar, por ejemplo la pérdida de un hijo, pienso que por mucha auto estima, ayuda de personas positivas…, no se pasa de la primera fase, conozco varios casos, han pasado años, y esas madres no tienen consuelo.

  2. Hasta cuando me pasara a mi??
    asi lo percibo, no toda perdida es un fin,
    simplemente es elinicio de una nueva etapa, la enseñanza de una leccion para la vida que necesitabamos aprender. Quizas no sea simple de superar, mas no imposible.. A mi entender las perdidas se hacen insuperables en la medida que lamemos nuestras heridas, y no en el agradecimiento de lo vivido; si es de pareja, agradezcamos el tiempo compartido y no lo veamos como tiempo perdido; si es un hijo o padres, simplemente agradezcamos haberles dado todo, y no lo economico, mas vale ese abrazo oportuno que el dinero para diversion, en lo particular prefiero agradecer cada caida como una leccion de vida, que quedarme de rodillas lamiendo mis heridas

  3. Buen día.

    Concuerdo mucho con el artículo, en lo que se refiere a las experiencias de separación de parejas, o de algunos que fueron grandes amigos en cierto momento, todo depende con la madurez y con el positivismo que lo tomemos, lo sano para nuestro corazón es quedarnos con lo padre de esa relación, no guardar rencores, resentimientos, ni tristeza, porque esos malos sentimientos no nos deja avanzar y nos bloquean para volver a estar plenos y felices.

    En lo que se refiere a la pérdida de padres, hermanos y sobre todo hijos, creo que es un dolor tan grande, que a parte de nuestras ganas de salir adelante y seguir encontrando muy buenas razones para continuar con nuestro camino, considero que solo Dios es capaz de irnos mandando la conformidad y la fuerza especial que se requiere para irse sobre poniendo a una experiencia tan difícil.

    En esos casos es importante entender que todos tenemos nuestro tiempo en este nivel, y que hay una razón para ello (un plan divino), también hay que recordar que esten donde esten esas almas especiales, primero que nada estan bien, y luego que sus espíritus siempre permanecerán con nosotros mientras los dejemos vivir en nuestro corazón.

    Gracias Luis.

  4. ¡Parece tan fácil expresar la solución con palabras! ¡Pero es tan complejo actuar esas palabras desde el corazón!
    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo y además me identifico mucho con la situación (hace menos de tres meses que me separé y ayer me concedieron el divorcio).
    Hoy me he levantado con la sensación de que mi ex-mujer me ha robado a los niños. con la sensación de haber “perdido” a mi familia y con el inmenso dolor de echarlos de menos en esos pequeños momentos especiales: al levantarme, al llegar a casa, al escuchar uno de sus comentarios o una pregunta espontanea…
    En fin que entiendo perfectamente que esto duele y acepto el dolor… pero qué dificil es no lamerse las heridas y encontrar la esperanza en medio de esta situación.
    Me alegro de haber encontrado este blog pues recibo explicación y consuelo a mi situación actual. También encuentro palabras de ánimo que me devuelven la esperanza de que este mal momento pasará.
    El comentario de hoy me hace ver que mucho de ese sufrimiento depende de mi actitud y de mi fortaleza. gracias por ayudarme a mejorar.

  5. Saludos María. De hecho me decía alguien que a los que se les muere algún padre, se llaman huérfanos. A quien se le muere el cónyugue, se llaman viudos(as). Pero no hay cómo llamar a quien se le muere un(a) hijo(a)…

    Saludos Karito. Pues al caerse lo que queda es levantarse. No queda de otra…

    Saludos Laura. Y de nada!!!!

    Saludos Enrique. Pues ya has visto que no eres ni serás el único que pasa por eso. Camina hacia adelante con la cara levantada!!!

  6. SALUDOS A TODOS.
    CUANDO HAY SEPARACION DE PAREJA ES UN DOLOR MUY DIFERENTE YA QUE LA PERSONA A QUIEN SE AMA SIGUE VIVA, Y ESA RESIGNACION QUE SE SIENTE CON EL FALLECIMIENTO DE ALGUN SER QUERIDO NO VIENE SI UNO MISMO NO SE LO PROPONE.
    ENRIQUE, TIENES QUE TENER FORTALEZA, ME IMAGINO QUE TE HA DOLIDO EL ALMA, A MI ME DOLIO MUCHISIMO CUANDO DESPUES DE 20 AÑOS DE CASADA CON DOS NIÑAS YA MAS QUE ADOLESCENTES MI ESPOSO, AL QUE AMABA CON TODA MI ALMA, UNA NOCHE ME CONFESO QUE NO SE SENTIA BIEN CONMIGO, QUE HABIA CONSEGUIDO UNA PERSONA INFERIOR A EL CON LA QUE SI SE SENTIA MUY BIEN, EN ESE MOMENTO EL PISO SE ME MOVIO, AQUELLO ME PARECIA MONSTRUOSO, YO, QUE ERA COMO LA CABEZA DEL HOGAR , ME SENTIA COMO LA NADA, TENIA LA AUTOESTIMA TAN BAJA , LE DIJE: SIEMPRE ESTAREMOS ESPERANDOTE, NO PARABA DE LLORAR, NADA ME DISTRAIA, NO TENIA CABEZA PARA TRABAJAR, FUE ENTONCES CUANDO ME DIJE: YA BASTA¡¡TENGO QUE SALIR ADELANTE, NI UNA LAGRIMA MAS, LE HAGO FALTA A MIS HIJAS, AUN ESTOY JOVEN (40 AÑOS) ME PUSE DE RRODILLAS Y LE PEDI A DIOS QUE ME QUITARA ESTE DOLOR EN EL AMA, AL DIA SIGUIENTE YA MI CARA ERA OTRA, TENIA ANIMOS PARA IR DE COMPRAS, RENOVAR MI VESTUARIO, IR A LA PLAYA, Y COMENCE A SENTIR UNA SEGURIDAD EN MI MISMA QUE NO HABIA SENTIDO DESDE HACIA MESES. YO HABLABA CONMIGO MISMA Y ME DECIA QUE SEGUIRIA SIENDO SIEMPRE YO, QUE NO CAMBIARIA NI PARA RECUPERAR A MI ESPOSO NI TAMPOCO PARA CONQUISTAR A NADIE. EN MI CIUDAD QUE ES PEQUEÑA Y DONDE SOY BASTANTE CONOCIDA LA GENTE CON QUIENES ALTERNABA EN ESE ENTONCES NO SE EXPLICABAN LA LOCURA DE MI ESPOSO. A LOS DIAS CUANDO YA ESTABA TOTALMENTE RECUPERADA, GRACIAS A DIOS Y A MIS ORACIONES, HABLE CON UNO DE LOS ABOGADOS DE LA EMPRESA Y LE PLANTEE QUE ME QUERIA DIVORCIAR, YA NO ME DOLIA EL ALMA, LUEGO LE LLAME A EL Y NOS VIMOS EN UN RESTAURANTE YO ESTABA TRANQUILA, SENTIA PAZ ESPIRITUAL DENTRO DE MI, NUNCA DESPUES DE SU PARTIDA PENSE QUE REGRESARIA.
    ME DIJO ¿AUN ME ESTAN ESPERANDO?, YA DE ESTO HAN PASADO QUINCE AÑOS, YA NUESTRAS HIJAS SE CASARON, YA TENEMOS DOS PRECIOSOS NIETOS QUE LOS ADORAMOS, NUNCA OLVIDARE ESTA PESADILLA PERO SI ENTENDI QUE LAS COSAS SUCEDEN POR ALGO, MI ESPOSO NUNCA SE IMAGINO LO MUCHO QUE ME AMABA, TENIA QUE OCURRIR ESTO PARA QUE MADURARA Y SE DIERA CUENTA DEL VALOR DE SU FAMILIA.
    ENRIQUE NO TE DESPERES, BUSCA A DIOS, Y PIENSA QUE POR ALGO SUCEDEN LAS COSAS, TEN FE EN TI MISMO Y LEVANTATE, LA VIDA CONTINUA Y EL MUNDO TE ESTA ESPERANDO.
    PERDONEN EL CUANTO TAN LARGO, RECORDE ESTE PEQUEÑO IMPASE EN MI VIDA Y ME PROVOCO ESCRIBIR.

    CARIÑOS Y BESOS PARA TODOS.

  7. Hola. Es bueno cuando se puede superar las dificultades y en este caso una perdida, pero hay momentos que los pensamientos del pasado vienen solitos, entonces uno se pregunta ?Hasta cuándo? Esto quiere decir que no podemos olvidar pero sobre todo no debemos aferarnos al pasado.

  8. Enrique

    Todo por más negro, feo y negativo que parezca, todo pasará. Si es que quieres a tu ex-esposa y ella en verdad te ama, ojalá que tengan una nueva oportunidad, si no sucede así, por algo también será, creelo, será lo que tenga que ser.

    Lo mejor de ese matrimonio y lo mejor de ese amor que hubo son sus hijos, y sé que los extrañas muchísísimo pero si los niños y tú fomentan el verse y el hablarse, poco a poco iras encontrando la estabilidad y la tranquilidad que necesita tu corazón.

    En eso sí estoy totalmente de acuerdo, acércate a Dios es el mejor amigo, mejor consejero y quien más te puede ayudar en este caso, en donde al principio no entiendes los motivos, pero con el tiempo las respuestas iran apareciendo en forma paulatina y razonable en tu mente y tu corazón.

    Suerte y que esto pase lo más pronto posible !

  9. Gracias por las palabras de ánimo y los consejos.

    Siento deciros que mi concepto de Dios no se parece a un ser superior al que se le piden cosas. En ese sentido estoy más cerca del agnosticismo y muy envidioso de quien tiene ese tipo de fe.

    En cuanto a ella, durante los últimos 2 meses he intentado demostrarle que la amaba y que me importaba. He intentado obviar que ella se haya enamorado de otra persona y que me mienta al respecto.

    Intento mantener a mis hijos al margen y darles todo el cariño que puedo, pero me siento muy sólo e impotente.

    Séque poco a poco saldré adelante y que cuando se cierra una puerta se abre una ventana.

    Si esta ruptura ha de consolidarse, será por alguna razón que se me esconde ahora y seguro que será para bien. Es cuestión de paciencia y evolución interior.

    Gracias
    Lo que nom pu8edo agunatar es que me mienta

  10. Gracias a Elizabth y a Laura por sus comentarios.

    Saludos Enrique. Si no logras perdonar, pasa la página. No vale la pena vivir con alguien a quien no perdonas… Ha de ser una verdadera tortura…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: