El Almacenista y La Cajera


cajeraEn un supermercado, Kurtis el almacenista, estaba ocupado trabajando cuando oyó una nueva voz por las bocinas, solicitando una entrega en la caja 4. Kurtis casi había terminado y quería tomar algo de aire fresco, por lo que decidió responder a la llamada. Al acercarse a la caja, una sonrisa distante llamó su atención, la nueva cajera era hermosa. Era mayor que él (tal vez 26 mientras que él sólo tenía 22) y se enamoró de ella. Más tarde ese día, tras terminar su turno, esperó cerca del reloj de marcar para averiguar su nombre. Ella llegó al salón de descanso, le sonrió suavemente, tomó su tarjeta, la marcó, y se fue. El miró su tarjeta: Brenda. Salió tan sólo para verla caminar por la calle.

Al día siguiente, esperó fuera mientras ella salía del supermercado y le ofreció un aventón a casa. Él se veía bastante inofensivo por que ella aceptó. Cuando la dejó, le preguntó si podría verla de nuevo, fuera de horas de trabajo. Ella dijo que simplemente no sería posible. Tras insistir, ella explicó que tenía dos niños y que no podía pagar una niñera por lo que él ofreció hacerlo. Algo reticente, ella aceptó su oferta para una cita el sábado siguiente.

Ese sábado en la noche, él llegó a la casa de ella tan sólo para enterarse que no podría salir con él porque la niñera la había llamado para avisarle que no podría ir. Ante esto, Kurtis simplemente dijo: “Bueno, llevemos a los niños con nosotros”. Ella intentó explicarle que aquello no era una opción, pero no aceptando un no por respuesta, él insistió. Finalmente, Brenda le llevó dentro para conocer a sus niños. Tenía una hija lindísima, pensó Kurtis. Entonces Brenda le trajo a su hijo, en una silla de ruedas. Había nacido paraplégico y con el Síndrome de Down.

Kurtis le preguntó a Brenda: “Todavía no puedo comprender por qué no pueden venir con nosotros”. Brenda estaba sorprendida. La mayoría de los hombres huirían de una mujer con dos hijos, especialmente si uno de ellos era discapacitado, tal y como lo había hecho su primer marido y padre de los niños. Pero Kurtis no era como los demás… tenía una mentalidad distinta. Esta noche, Kurtis y Brenda cargaron con los niños, fueron a cenar y al cine. Cuando el hijo de ella necesitó algo, Kurtis se encargó de él. Cuando necesitó ir al baño, lo levantó de su silla de ruedas, lo cargó y lo trajo de vuelta. A los niños les encantó Kurtis. Para el final de la velada, Brenda sabía que ese era el hombre con quien querría casarse y pasar el resto de su vida. Un año más tarde, se casaron y Kurtis adoptó a ambos niños. Desde entonces han tenido dos más.

Así que, ¿qué fue de Kurtis, el almacenista y de Brenda, la cajera? Bueno, el señor y la señor Warner ahora viven en Arizona. Si pueden encender la TV el 1 de febrero, ¡le podrán ver jugar como mariscal de campo de los Cardenales de Arizona contra de los Acereros de Pittsburgh en el Super Tazón de la NFL !

kurt_warner

¿Le sorprendió este final o pudieron darse cuenta que él no era una persona ordinaria? Algunos atletas también son grandes personas. Debiéramos notar que él también jugó esa posición para los Carneros en el Super Tazón XXXVI. El domingo 1 de febrero, yo le estaré haciendo barra a Kurtis y a los Cardenales.

George Butron

Aunque la mayoría de ustedes tal vez no sean fanáticos del fútbol americano, me llamó la atención esta historia que me fue confirmada por varias fuentes. Se trata de uno de los jugadores que participó de la última edición del “Super Tazón” de ese deporte en los EEUU. Si bien su equipo perdió ese encuentro, el claro testimonio de este hombre le ha ganado la admiración de la comunidad. Es al mismo tiempo una bonita historia de la superación personal de un hombre sencillo pero con un corazón lo suficientemente tierno como para acoger a quienes están en necesidad…

Raúl

Vía Renuevo de Plenitud

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 19 mayo, 2009 en amor, personas admirables. Añade a favoritos el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. Está bonita la historia, claro que no hay que discriminar a nadie por ser minusválido, si en la realidad sucediese así, no tendría lugar escribir historias como esta y que encima nos sorprenda la actuación de Kurtis.

  2. Los actos de amor y de bondad salen del corazón. Y Kurtis es un buen ejemplo de ello, no observo a un niño con discapacidad, vió a un ser humano que necesita apoyo y afecto como cualquiera, sea pobre, rico, enfermo y saludable, todo el mundo necesita el amor y comprensión de los demás. Sin embargo, el asunto es que diran: “Es que la gente no es asi…”, si hay personas buenas por ahí, es solo que se da prioridad mental a lo incorrecto que ocurre en el mundo y no a lo correcto. Quieres un cambio??? Sé tu mismo el cambio, aporta tu granito de bondad y buena voluntad para con el otro, hasta con el sencillo acto de sonreir al prójimo en el caso de que no lo hagas muy a menudo.

  3. Es interesante esta historia pues cada uno de nosotros tiene sueños y ante ello también surgen las limitaciones que ponemos al pensar siquiera en realizarlos.
    Veamos como se pueden cumplir, siempre y cuando uno quiera, lo importante es buscar la manera para conseguirlo pues realmente el potencial se tiene pero muchos no le llegamos al precio.

    Saludos!!!

  4. Saludos a María, Elideth y Hansel! Gracias por sus comentarios…

  5. Hola a todos … hermosa historia!! … sólo se puede con amor … un saludo Luis … gracias por compartir ..

  6. Hola.

    Me encantó la anécdota, siento que a parte de los Ángeles Espirituales que Dios nos manda del cielo, también hay verdaderos ángeles dentro de la mayoría de seres humanos, a mí la vida me ha puesto muchas personas para ayudarme, alentarme y enseñarme y doy gracias por eso.

    También me gustó mucho la opinión de Hansel, concuerdo con ella.

    Gracias Luis por ayudarnos a ser más sensibles y mejores personitas.

    Saludos.

  7. Debemos cambiar la percepción de que los niños o personas diferentes nopueden convivir con las demás personas, independientemente de nuestras capacidades, el lenguaje del amor, la alegría y la bondad son universales y todos lo entendemos. Kurtis es un ser que llegó a iluminar la vida de Brenda y eso, por ser sincero y auténtico…Dios lo premia!!!!

  8. Linda historia, felicidades a ese ser humano excepcional, mayor felicidad y bendición a su familia.

    La gente de capacidad diferente son seres humanos llenos de luz con un ángel interior que solo las personas bondadosas pueden ver y comprender, ojala haya muchos “kurtis” en nuestro camino para poder seguir su ejemplo.

    Hermosa historia, gracias por compartirla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: