El hombre que tenía mucho.


Una vez había una familia que no era ni rica ni pobre. Vivían en una pequeña casa de campo de Ohio. Una noche se sentaron juntos para cenar y alguien tocó la puerta. El padre se acercó a abrir.

Ahí estaba un hombre viejo con ropa desgarrada, pantalones rotos y sin botones. Cargaba una canasta llena de verduras. Le preguntó a la familia si querían comprarle algunas. Ellos aceptaron porque querían que se fuera rápido.

Con el paso del tiempo, la familia y el hombre viejo se hicieron amigos. El hombre le traía verduras cada semana a la familia. Pronto se enteraron de que él era ciego y que tenía cataratas en los ojos. Pero era tan amigable que aprendieron a esperar ansiosamente sus visitas y a disfrutar de su compañía.

Un día, mientras entregaba las verduras, dijo:

– ¡Ayer tuve la más grande bendición! Encontré una canasta de ropa afuera de mi casa que alguien me dejó.

La familia, sabiendo que él necesitaba ropa, dijo:

-¡Qué maravilloso!

El hombre viejo y ciego, dijo:

– La parte más maravillosa es que encontré una familia que verdaderamente necesitaba esa ropa.

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 6 noviembre, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita

  2. Hay personas que tienen muchas fortunas, pero carecen de las mas importante para gozar de tal. Humildad.

  3. Pues coincido con ambas. Gracias por sus visitas y comentarios…

  4. Veo a mi alrededor gente que trabaja mucho para tener más dinero y confort… y así están perdiendo su vida sumidos en el estrés… yo prefiero trabajar un poco menos para tener una vida más ordenada, feliz y conciente de cada momento.

    Un abrazo!

  5. Esto es una verdadera Lección de Vida…Gracias por publicarlo… Q Dios Bendiga esta Pagina Siempre…… 🙂

  6. Asi pienso yo, Yasmin.

    Amèn, Maryury… Saludos…

  7. La riqueza de este hombre, nace de la necesidad de otros. Da lo que tiene, pero se está haciendo con un tesoro incalculable, un corazón de oro.
    Un saludo.

  8. Gracias por tu visita y comentario, Raqauel. Saludos…

  9. Para mi la riqueza del hombre esta en su , cuerpo . alma y espirutu , es el regalo más valioso que nos regalo Jesús. Lo material es pasajero , nos da confort y eso . Pero nada de “eso ” nos llevaremos a la otra vida.
    La riqueza interior es la más valiosa y la que podemos compartir sin irla perdiendo al contrario se va retribuyendo.

  10. Gracias por tu visita y comentario, Claudia…

  11. Que buena reflexion… deja mucho que pensar porque en cada uno de nosotros somos como aquel hombre de familia.. que tiene mucho.. no lo ve.. y tampoco lo comparte…
    Saludos desde Paraguay

  12. Saludos desde Venezuela, Aristides.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: