Brian Boyle Impactante historia de la vida real


Mi nombre es Brian Boyle, y soy la prueba de que los milagros suceden.

Un mes después de que me gradué de escuela secundaria en 2004, yo llegaba a casa de la práctica de natación y me ví involucrado en un accidente fatal con un Camión e Basura.

El impacto de la violenta colisión destrozó mi corazón en mi pecho, destrozó mis costillas, la clavícula, la pelvis, colapsaron mis pulmones, causando daños a cada órgano, mis riñones e hígado dejaron de funcionar, mi bazo y vesícula biliar tuvieron que ser removidas, resultando en la pérdida de El 60% de mi sangre, graves daños a los nervios de mi hombro izquierdo, dejándome en coma siendo sostenido por equipos electrónicos y médicos durante más de dos meses en el Prince Georges Hospital Center en Cheverly, MD.

No tengo una memoria del accidente, o de los pocos días antes de la fecha del accidente. Lo primero que recuerdo después de la colisión y que aún está vivo en mi mente hasta el día de hoy, era estar en un gran tubo de color blanco. En este tubo había un muchacho sentado a mi izquierda, y muchos otros muchachos y muchachas sobre mi lado derecho (uso el término muchachos porque parecían ser de mi edad). Yo no sabía por qué yo estaba allí o incluso cómo llegue allí, en primer lugar. Cuanto más tiempo pasaba allí, más podía visualizar mi entorno. El muchacho a mi izquierda tenía un teléfono celular, y me preguntó si lo necesitaba para llamar a alguna persona por mi. Le dije “sí, puedes llamar a mis padres y decirles que los amo.”

La siguiente cosa que recuerdo es despertar en una cama de hospital, químicamente paralizado y conectado con todas esas máquinas. En medio de todos los pitidos y zumbidos que emitían los equipos médico que estaban salvando mi vida en ese instante, he podido oír a mi mamá y papá diciéndome entre pausas dramáticas y llorando histéricamente, que “todo iba a estar bien”.

Sólo momentos antes creo que estaba esperando en línea para conocer mi juicio definitivo, pero ese no debe haber sido mi tiempo. Momentos después, tuve volver a la vida. Esto fue sólo el comienzo de mi sufrimiento.

Me cuentan que morí ocho veces mientras estaba en la unidad de cuidados intensivos, e incluso, cuando me desperté de mi coma, no podía hablar ni comunicarme. No se sabía con seguridad si quisiera saldría de mi habitación en una silla de ruedas o una bolsa de morgue. En lo que respecta a mi futuro, no existía.

Caminar de nuevo nunca sucedería por todas las graves lesiones y a causa de la pelvis destrozada. El pensar de nuevo en la natación, era sólo eso, sólo un pensamiento. Al igual que mi cuerpo, mis sueños se hicieron añicos. Pero, ¿no me dí por vencido porque sabía que Dios tenía un plan para mí.

Después de pasar dos meses en estado de coma, 14 operaciones, 36 transfusiones de sangre, 13 tratamientos de plasma , perdí un total de 100 libras y tuve que ir a un centro de rehabilitación en Baltimore. Tuve que aprender a hablar, comer, caminar, ducharme, y vivir de forma independiente. Después de esa experiencia agonizante, tuve que ir a terapia ambulatoria en Waldorf, Maryland.

Después de pasar unos meses en una silla de ruedas, tomé la decisión de trabajar duro para volver a caminar, asi que comencé a pasos de bebé para caminar por mi cuenta. Fue un milagro, despues de mucho esfuerzo, pude caminar de nuevo, pero quería probarle los médicos que no sólo podría caminar, sino también correr. Después de que lo había logrado, decidí que era momento de trabajar duro para volver de nuevo en la piscina. Después de unas cuantas pruebas de pulmón, pude ir a la piscina un poco cada semana.

Antes del accidente yo tenía tres objetivos: ir a la universidad, nadar en el equipo, y competir en un triatlón ironman (hombre de hierro) algún día. Después de unos meses de unas cuantas vueltas de natación aquí y allá con mi pareja y la buena formación de amigos, Sam Fleming, decidí que yo no iba a permitir que mis lesiones me impidieran vivir mi sueño. Seis meses después de que empecé mi primer año en el St Mary’s College de Maryland – y me convirtí en un orgulloso miembro del equipo de natación.

Es muy fácil leer o escuchar estos hechos de la lista y hacer que se vea como si todo fue un logro facil y que todo se dió de una manera que todo encajó perfectamente, pero la verdad es que no. No fue fácil, no entonces, y no ahora. El dolor y la agonía fue real y existió a través de todo el camino – en los buenos tiempos y los muy malos.

No fue una situación fácil estar en una cama, mirando al techo, a sabiendas de que su vida se acaba mientras estás viendo a un sacerdote leyéndote los últimos derechos. Pensé dentro de mí mismo una y otra vez, ¿por qué me pasó esto a mí. Siempre fui un buen chico, recibí buenas calificaciones en la escuela, e asistía la iglesia. ¿Por qué algo tan horrible como esto a mí? ¿Por qué Dios permite esto? pasé día tras día preguntándome por qué? Y, entonces me di cuenta. Todo mi esfuerzo de pensar y pensar lo estaba gastando en las preguntas equivocadas, (los Porque a mi? si yo esto… y aquello..) – así que cambié mi manera de pensar a una sola pregunta y esa era la única … ¿por qué estaba aún con vida?, después de eso ya no tenía más preguntas . Finalmente entendí mi propósito en la vida.

Con los 50 años la esperanza de vida se me dio de los médicos, ahora estoy tratando de vivir cada día al máximo y esperamos inspirar y motivar a otras personas en su vida y su fe. Algunas personas dicen que soy como ‘Lázaro’ porque Dios me trajo de vuelta a la vida. Todo lo que sé es que quiero aprovechar al máximo el precioso tiempo que se dan.

Mi historia es acerca de la recuperación y el regreso, pero quiero hacer mucho más que eso. Quiero hacer un impacto positivo en el mundo. Quiero motivar espero inspirar a otras personas a través de mis esfuerzos a nunca renunciar a sus sueños y para no dejar nunca de creer y su fe en Dios, no importa cuán malo pueda parecer una situación.

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 11 septiembre, 2008 en Perseverancia, personas admirables. Añade a favoritos el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Una historia realmente estimunlante…Gracias por compartirla.

  2. Al igual que Brian Boyle, yo tenia una vida perfecta, un hogar, trabajo, un esposo adorable y unos hermosos hijo, pero un dia me desperte con un bulto en la parte superior de mi pie, me los extrajeron, luego volvio a aparecer y al extraerlo nuevamente resulto ser un tipo de canser muy agresivo, fue el comienso de tratamientos de cancer, la decison de amputar mi pie o no, ponerme quimio o no, finalmente me aplicaron quimio, me operaron y amputaron dos dedos, en el interin de toda esta anguatia perdi mi trabajo, mi esposo se fue porque el no tnia el valor para acompañarme en el tratamiento, en un momento me vi sola, desempleada y con un cancer que amenazaba mi vida y tube mucho miedo por el futuro de mis hijo, a los 6 meses tube otra recaida y me volvieron a extraer otro tumor, quien fuera ki esposo y su nueva compañera me sometieron a muchos maltratos por mi condicion, los medicos pensaban que no podria caminar sin baston, pero un dia decidi que si dios me habia mantenido viva era porque tenia una mision, y una estaba clara : formar a mis hijos, con la ayuda de familiares y amigos y el deseo firme de proteger a mis hijos, realice terapias, me aplique todos los tratamientos que me ofrecian, empece a caminar y dejar el baston, deceirle a mi cerebro que con los tenia de pie era suficiente para tener una marcha normal, no fue facil, los dolores eran terribles, pero poco a poco los fui superando, practique yoga y meditacion, y pude caminar poco a poco, busque trabajo, acepte lo que me ofrecieron, me esforce porque yo sabia que mi ser no era solo una parte de mi cuerpo, hoy dia he avanzado en mi trabajo, tengo una estabilidad relativa, soy independiente, solicite una proteccion de la ley para alejar a esas personas, camino, bailo, mis hijos estan estudiando y mi salud esta bien, escribo esto para que otras personas conoscan que la perseverancia y la fe en dios es lo mas grande que tenemos.

    • Que tremendo! y una con cualquier tontería se queja,, la verdad que estos testimonio me han dado fuerza para avanzar y confiar cada día mas en nuestro buen Dios.

  3. Esto es tener espiritu de superacion y fe en ti mismo… Ese es el verdadero milagro, confiar en que puedes hacerlo y no abandonar la meta…

    Por cierto, si puedes hacerme un favor… Vota a mi blog para los premios Bitacoras 2008… Y apuntate tú tambien.

    Saludos desde http://mamarrachi.wordpress.com

  4. Saludos César. Gracias por tu visita.

    Saludos Consuelo. Bueno, gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Tomado de la vida real. Que bueno que te pudistes levantar luego de caer la piso. Así debemos ser todos… Eres un ejemplo.

    Saludos Mamarrachi! Ya votaré por ti en este instante…

  5. no ps
    quiero decirte antes q nada q q m bueno q estes vivo y estes bien
    por q la VERDAD estubo grueso lo tuyo y ps te deseo lo mejor y cuidate

  6. claro claro, un \”milagro\”…
    y los medicos que?
    que manera de desacreditar el INMENSO esfuerzo medico que hicieron, por fetiches religiosos

    con que cabeza le dedica su vida a algo invisible si es EVIDENTE que le debe su vida a los avances cientificos.
    esque todo mundo esta loco?!

    • Saludos Edith. La historia la cuenta el propio Boyle. Y es más acerca de las ganas de vivir y el aferrarse a sus creencias religiosas, y cómo ello le ayudó a recuperarse de su accidente, donde los médicos no le daban probabilidad de sobrevivir… O sea, estuvo 9 meses en coma…

  7. de verdad que existe un Dios vivi y verdadero, que no es religion sino una relacion con su projimo, es una intimidad con el creador. el mismi Dios del antiguo testamento es el mismo del nuevo testamento y es el mismo de hoy
    el no varia. !!!!!ALELUYA!!!!!!

  8. DIOS EXISTE AMIGOS Q SE LO DIGO YO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: