Napoleón y el Soldado


Se dice que en cierta ocasión el Emperador Napoleón I se encontraba delante de un grupo de soldados, cuando de repente su caballo se desbocó; entonces un soldado raso se lanzó hacia el caballo, y, cogiendo el freno del caballo, pudo pronto detenerlo.

Se dice que Napoleón saludó al soldado raso y le dijo: “Gracias, mi capitán”. El soldado se sorprendió al oir a Napoleón decirle “capitán”, pues él era un simple soldado raso, pero inmediatamente pensó que se encontraba delante de Napoleón, y que si él quería, podía hacerlo capitán.

Así que, saludó a su Emperador y le preguntó: “¿De qué regimiento, mi Emperador?” El emperador le contestó: “De mi guardia personal.”

Aquel soldado raso se presentó como capitán ante el jefe de la guardia personal de Napoleón; el oficial, viéndolo con uniforme de soldado raso, le preguntó: “¿Capitán, por órdenes de quién” – “Por órdenes de mi Emperador, Napoleón I.”

En ese momento dejó de ser soldado raso y llegó a ser capitán. Si este soldado raso no hubiese tenido fe, hubiera dicho: “Mi Emperador me dice capitán, pero yo no soy más que un soldado raso. Por el susto que le dio el caballo, se equivocó y me dijo capitán”, y se hubiera ido a tomar su lugar y habría permanecido soldado raso toda su vida.

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 28 agosto, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. hola me gustaria saber si estas interesado en hacer intercambio de enlaces, ojala y te animes. saludos.

  2. LAS OPORTUNIDADES HAY QUE PILLARLAS AL VUELO

  3. Me encantaría, Fiorella.

    Tienes mucha razón, María.

    Gracias por sus visitas…

  4. Esta historia tiene mucho que ver, creo yo, con lo de que ” a la ocasión, la pintan calva”…y hay que saber aprovechar los momentos que se nos presentan teniendo fe en nosotros mismos sin titubear…no frenarnos ante nada y así, conseguiremos todo lo que nos propongamos….

    La fe mueve montañas.

  5. Asi es Intuitiva. Aparte el capitán debía tener un autoestima elevado además, y mucha confianza en si mismo…

  6. Entre personas hay 2 tipos de Fe, primero la Fe que tiene uno en si mismo, y la Fe que tiene el otro en uno. Muchas veces nosotros no notamos nuestras habilidades y virtudes hasta que alguien nos hace ver que podemos dar un paso más arriba basado en nuestra forma de pensar y/o actuar, pero hay que estar preparados para ese momento en el cual nos reconocen y tener Fe en el potencial propio y tomar la oportunidad cuando llega.

  7. Tienes razón, Hansel. Saludos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: