La Mentira


Nuestra vida está rodeada de la famosa palabra “MENTIRA” pero estoy segura que la mayoría de las personas desconocemos mucho sobre este gran tema, sin embargo, la utilizamos con nuestras palabras, pensamientos y acciones diariamente. Una mentira es mas allá que una manifestación de algo que es falso, es algo falso no solo en su totalidad sino en parte, que su fin tiene siempre ocultar la realidad, ya sea, en su totalidad o parcialmente. De hecho exagerar una verdad o inclusive hasta la misma verdad, siempre y cuando esta tenga la intención de engañar, se considera mentira. En términos generales se puede conceptualizar a la mentira como aquel engaño que sea intencionado y consciente; cualquier acto de simulación o fingir (es decir, no necesitas necesariamente palabras para mentir) de hecho se dice que las mentiras más crueles se dicen en silencio.

Sabemos que no mentir o encontrar a alguien que no mienta, es una tarea casi imposible, dicen que sin mentiras el mundo moriría de desesperación y aburrimiento, de alguna u otra forma nosotros los seres humanos hemos mentido y seguirán mintiendo, para algunos las mentiras le han ayudado a evitar mayores consecuencias, para otros, la mentira es un factor intolerable y deja la gran huella de la desconfianza. La mentira nunca llega a hacerse vieja.

A pesar, que ya de por si las mentiras están muy mal visto, existen diferentes mentiras, unas peores que otras. Para el obispo latino, San Agustín las clasifica en : las mentiras en la enseñanza religiosa; las mentiras que hacen daño y no ayudan a nadie; las que hacen daño y sí ayudan a alguien; las mentiras que surgen por el mero placer de mentir; las mentiras dichas para complacer a los demás en un discurso; las mentiras que no hacen daño y ayudan a alguien; las mentiras que no hacen daño y pueden salvar la vida de alguien, y las mentiras que no hacen daño y protegen la “pureza” de alguien. Por otra parte, San Agustín aclara que las “mentirijillas” no son en realidad mentiras.

No obstante se puede generalizar en tres tipos de mentiras: las útiles, las humorísticas y las maliciosas., esta ultima incluye la calumnia tipificado como ilegal en muchos lugares del mundo.

Qué difícil es no caer en personas que nos mientan, de ahí resulta la desconfianza que nos crean muchísimas situaciones de nuestras vidas…. Vemos que mentir no es solo decir algo contrario a la verdad, por lo tanto, cuando nos damos cuenta que mentir abarca tantas cosas como dejar de decir algo sabiendo la verdad, o simplemente actuar, recapacitamos que todos hemos caído en la malévola frase “mentira”; y que difícilmente resulta aceptar que no solo nos han mentido, sino que nosotros mismos nos hemos mentido miles de veces.

“Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti” Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán

Adela Tannous

About these ads

Acerca de Luis Castellanos

Un caraqueño en Maracaibo. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos.

Publicado el 2 noviembre, 2012 en tannous. Añade a favoritos el enlace permanente. 14 comentarios.

  1. Sabia es la frase de Friedrich, y eso es simplemente lo que deja la mentira, y por dura que sea saber una verdad es mejor saberla y no tener en la conciencia la tristeza del engaño.

  2. no estoy de acuerdo en que una mentira sea util, la verdad todo es dañino cuando se trata de acabar con la confianza y engañar a un amigo,familiar etc…..

  3. Para mi la peor de todas las mentiras, es la que nos decimos a nosotros mismos.
    Si no somos capaces de decirnos, en nuestro fuero interno, la verdad; malamente seremos capaces de decir la verdad a otros.

    Saludos Luis.

  4. Hay “mentiras piadosas”, como por ejemplo a un niño o persona muy sensible que se le dan rodeos con respecto su salud deteriorada o de gravedad.
    Creo que todos conocemos situaciones de este tipo.
    También verdades a medias equivalen a mentiras. En, fin es un tema amplio y eterno.

  5. Saludos…..

  6. la mentira siempre sera mentira, sea cual sea su utilidad, y dependerá de cada uno de nosotros para ejercerla o no.

    saludos verónica

  7. Ser honestos nos libera de cargos de conciecia y del hecho de decepcionar a alguien cuando nos llegara a descubrir la mentira.

  8. Que tema tan interesante, y cae como anillo al dedo a la situación que estoy viviendo en estos momentos. Termine con mi novia de hace un año y medio; me imagine muchas cosas con ella, soñé muchas veces despierto con un futuro con ella, casa, familia, muchos hijos, estaba dispuesto a darle todo lo ella soñaba.
    Hace un par de meses las cosas cambiaron, salíamos y nos reuníamos con frecuencia en casa de una amiga, allí se reunían varios amigos en común con sus parejas, Annabeth comenzó a entablar amistad con un muchacho italiano llamado Giuseppe que frecuentaba esa casa con su novia embarazada. Annabeth y Giuseppe comenzaron a tener una aventura amorosa, justo cuando mi situación económica se puso un tanto difícil,cuando mas necesitaba su apoyo, cuando mas necesitaba su incondicionalidad hacia mi y hacia mi amor por ella.
    No me importa el carro ultimo modelo que le regale, ni la liposuccion que le pague, ni los terrenos que le regale, ni los viajes que le regale, ni la ropa, las joyas, el dinero y todo lo de mas que le ofrecí porque quería que no solo tuviera mi amor, ni no compartiera todo lo que en mi había.
    De todo lo pudo hacerme, me hizo lo que jamás le podría perdonar, el mentirme, y acusarme a mi de ser quien mentía, de engañarme y acusarme a mi de ser quien la engañaba, de difamarme en la calle con conocidos acusandome de cosas que jamás le hice, hasta decir que yo le quite un dinero de ella y se lo dí a otra mujer, cuando ella sabe bien, que deje comprarme cosas para mi para complacerla a ella. La única razón que encuentro es que Giuseppe tenga mas dinero que yo o que sus problemas económicos no sean igual que los míos. La verdad no creo que el le haga mucho caso a ella, tiene una mujer en estado y simplemente quiso revolcarse en su carro con ella, lo harían un par de veces quizás.
    Digame Dra. Tannous como hago para sacarme tanto odio del corazón, porque si la salvación de mi alma fuese ofrasele un vaso de agua a Annabeth para salvarme del infierno creame que prefiero arder en la eternidad, que volver a tener un gesto de genorosidad o de cualquier índole hacia ella. Como hago para que me deje tranquilo con mi odio, me desilusión , mi decepción , con la traicion y no me moleste mas con comentarios que realice a conocidos y que estos vengan a comentarme.

    • Saludos Titi.
      Con el odio no se llega a ningun lado. Si tenias ese grandioso sentimiento hacia tu pareja, tambien debes tenerle confianza y no escuchar solo a los demas. Te recomiendo que hables y sinceres todo, no sabes si ocurrieron o porque ocurrieron las cosas.
      Todos soñamos muchas cosas bellas con nuestra pareja y eso es algo positivo y lo que hiciste por ella no lo veas como un cumplido, te aseguro que tambien fuiste correspondido, uno hace las cosas por amor.
      Si das con amor y por amor, no debes estar sacando en cara lo que diste.
      Hablando se entiende la gente. Y si no puede ser, pues pasa la página y rehaz tu vida…
      Se cierra una puerta y se abren 100 ventanas…

      • No, es escuchar solo a los demás, yo los vi, aun siguen saliendo, viendose, llamandose y escribiendose, es muy sencillo estar solo mirando y opinar que no debo hacer o decir tal cosa, otra cosa es estar en mis zapatos. En teoría todo es muy sencillo, pero llevar esa teoría a la practica otra muy distinta. Si se que ocurrieron por que yo los vi, nadie me vino con historias, vi mensajes de celular, llamadas telefónicas, le pidió hasta dinero al tipo. Vive lo que estoy viviendo, y aplicaste eso que me recomiendas, es porque no tienes sangre en las venas.

        • Saludos Titi. No eres el primero que se enamora solo. Pero la vida sigue. Claro que me ha pasado, y claro que tengo sangre en las venas… Si no se puede no se puede. Supéralo y sigue tu vida. Yo se que es duro, porque lo he vivido, y no tuve a alguien que me dijera que hacer. Sólo me laceraba yo mismo, me torturaba yo mismo, pensando en lo que pudo ser y no fue… Y no vale la pena…

  1. Pingback: Esta es la peor arma para tener éxito en la vida, NUNCA la uses. | grandes Pymes

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.487 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: