Ser transparente


A veces, suelo preguntarme por qué es tan difícil ser transparente… creemos que ser transparente simplemente es ser sincero, no engañar a los otros. Pero ser transparente es mucho más que eso.

Es tener el valor de exponerse, de ser frágil, de gritar, de decir lo que sentimos… Ser transparente es desnudarse el alma, es dejar caer las máscaras, bajar las armas, destruir las inmensas y pesadas paredes que nosotros insistimos tanto en construir… ¡Ser transparente es permitir que florezca toda nuestra dulzura!

Pero infelizmente, casi siempre, la mayoría de nosotros decide no tomar ese riesgo. Preferimos la dureza de la razón a la luminosidad que expondría toda la fragilidad humana. Preferimos el nudo en la garganta a las lágrimas que nacen de lo más profundo de nuestro ser… Preferimos perdernos en una búsqueda loca de respuestas inmediatas a simplemente rendirnos y admitir que no sabemos, que tenemos miedo.

No importa qué doloroso es tener que construir una máscara que nos distancie cada vez más, preferimos eso para mantener una imagen que nos dé la sensación de protección… Así, vamos ahogándonos cada vez más en palabras falsas, en actitudes falsas, en sentimientos falsos…
Con el pasar de los años, un vacío frío y oscuro nos hace percibir que ya no sabemos dar ni pedir lo más precioso que tenemos para compartir… dulzura, comprensión… Sufrimos, nos sentimos solos, inmensamente tristes y lloramos calladamente antes de dormir. Los latidos gritan dentro nuestro por no tener el valor de mostrarnos a quienes más amamos.
Porque, equivocadamente, aprendimos que es mejor atacar, acusar, criticar y juzgar, que simplemente decir: “estamos hiriéndonos… paremos ¡por favor!” Porque aprendimos que decir “eso es ser débil, es ser tonto,” es ser menos que el otro. Cuando, realmente, si actuáramos con el corazón, podríamos evitar tanto dolor, tanto dolor…

Sugiero que nos permitamos explotar toda nuestra dulzura. Que consigamos no atraer el lamento, no contener la risa, no esconder tanto nuestro miedo y no querer parecer tan invencibles…
Que consigamos no intentar controlar tanto, competir tanto….
Que consigamos vivir dulcemente… sentir… AMAR…

Y que cada año sea todo corazón, mucho más sentimiento, inundado de un amor transparente, a pesar de todo el riesgo que eso significa.

 

Autor desconocido

About these ads

Acerca de Luis Castellanos

Un caraqueño en Maracaibo. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos.

Publicado el 22 febrero, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 17 comentarios.

  1. Hola Luis,

    Cada persona se tiene que ver a sí mismo hasta qué punto le hace bien la máscara que se ha construido.
    En general, las máscaras hacen daño y no te permiten ser tú mismo.
    Ser tú mismo, no es hacer lo que te de la gana ni ser irresponsable de tus actos, sino hacerte consciente de tí mismo y hacerte consciente de si construiste máscaras por una razón determinada y tratar de ver sus efectos.

    Creo que, es una decisión personal e independiente que cada uno se puede, si quiere, plantearse a sí mismo.

    Saludos y que tengan un buen día!

  2. Por cierto, no lo añadí en el mensaje anterior:

    GRACIAS LUIS por los posts que escribes! :)

    Bego

  3. Definitivamente SÍ a ser transparentes. ¡¡Compensa!!

    Como dice el cuento de Bucay de la ciudad de los pozos. No todos tienen la misma profundidad, ni obtienen su agua de los mismos acuíferos. Pero los que profundizan se van comunicando unos con otros, pero sólo son los de esta cualidad los que lograrán encontrarse. Son pozos especiales que proporcionan una calidad de agua mejor para quien la bebe y sabe apreciarla.
    ………..

    ¿Que se sufre? Sí, pero cada vez MENOS. Por no rendirse se comprueba que se va desarrollando la habilidad de manejar mejor los asuntos. Y no es por miedo por lo que se llega a realizar esto, sino porque la experiencia de ser transparente te conduce a la MADUREZ, a la RESPONSABILIDAD, al DISCERNIMIENTO. En definitiva a la SABIDURÍA que nos hace paladear y sentir el regusto del verdadero sentido de la vida.

  4. Y sin embargo aún hay gente que no es consciente ni sensible de/a los sentimientos de los demás y que se relaciona contra -no con- sus semejantes mediante la imposición no el intercambio.

  5. Entiendo que hay vivencias especialmente intensas que nos dan el empujoncito necesario para tirarnos (sin red) a la verdad de encontrarnos con nosotros mismos, escuchar nuestro interior, atender nuestros más profundos deseos, y disfrutarnos como los seres que hemos sido creados (nada más y nada menos que a imagen y semejanza del creador).
    Perder a un ser muy amado, puede enseñarte que la vida (en esta tierra) es efímera, demasiado efímera como para estar ocultándonos en máscaras o conteniendo los rios y mares que fluyen en nuestro espíritu.
    De eso se trata la transparencia en mi humilde mundo interior.

  6. Hola Luis .. muy bueno lo que escribes o lo eliges y compartes … en mi modesta opinión me atrevo decir … “que se es como se puede” … hay tantos factores que inciden en el comportamiento de cada ser humano … en el hogar donde naciste, en la familia que te tocó, en el trato que tuviste cuando niño .. en fin … y luego creces y caminas y todo dependerá de ti o de cada uno, de lo que quieras ser como persona o ser humano y ahí es donde comienza el juego. Todos sin excepción, en el transcurrir de la vida hemos sido y somos: transparentes, mentirosos, agresivos, violentos, amorosos, solidarios, generosos, manipuladores y todo lo que se le quieras agregar a la lista. Y está bueno que todo esto nos ocurra. Porque si no manejáramos todos estos elementos, no creceríamos. No sabríamos diferenciar. Y por eso en este MARAVILLOSO MUNDO hay tanto de todo y lugar para todo … sólo depende de cada uno como quiera vivir su vida … felizmente tenemos esa maravillosa libertad en el error o en el acierto. Gracias Luis por siempre permitir en este tú lugar que también lo haces de tod@s, expresarnos con nuestros errores o aciertos … un abrazo

  7. Gracias por tan bonita reflexion si todos pusieramos un granito de arena esto fuera un exito rotundo

  8. Hola Buenos días, siempre por la mañána me gusta retroalimentarme con tus comentarios, mil gracias en este me proyecte porque siempre he ocultado lo que soy realmente quiero agradar pero no soy yo misma soy como los demás me quieren ver, no sé realmente que estoy haciendo de mi vida quiciera que todavía hubiera tiempo para comenzar a vivir y ser “YO”, mi matrimonio se desintegró porque siempre hice lo que el quería obedecí totalmente me olvide de vivir MI VIDA.

  9. GRACIAS LUIS POR ESTAR DE REGRESO PARA GUIARNOS Y VER EL LADO POSITIVO DE LA VIDA, ESTE MENSAJE EN REALIDAD ES MUY HERMOSO SI TODOS CUMLIERAMOS A PLENITUD NO HABRIA TANTO SUFRIMIENTO VERDA. SALUDITOS BYE

  10. Me pareció muy buena la entrada, creó que en ciertos puntos me identifico con lo aquí mencionado, y si creó que tenemos miedo de tomar el riesgo, por temor a perder, y solo nos quedamos en lo seguro.

  11. Wow! ….. y pensar que este escrito es actual y exactamente mi “ojo del huracán” . Saludos.

  12. buena bro….enserio sigue asii

  1. Pingback: Ser transparente | Blogs Cristianos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.482 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: