El Sabio y el Rey


La forma de decir las cosas puede cambiar el ánimo y disposición de quienes te escuchan.

Un Rey soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño.

- ¡Qué desgracia mi señor! – exclamó el Sabio – Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra majestad.

- ¡Qué insolencia! – gritó el Rey enfurecido – ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos.

Más tarde ordenó que le trajesen a otro Sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al Rey con atención, le dijo:

- ¡Excelso señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes.

Se iluminó el semblante del Rey con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro.

Cuando éste salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

- ¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que el primer Sabio. No entiendo porque al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.

- Recuerda bien amigo mío – respondió el segundo Sabio – que todo depende de la forma en el decir… uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse. De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, de esto no cabe duda, mas la forma con que debe ser comunicada es lo que provoca en algunos casos, grandes problemas.

La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado.

“El hombre ha recibido el don de la palabra… y cuando la emplea adecuadamente transmite mensajes que nos ayudan a ser mejores. ”

About these ads

Acerca de Luis Castellanos

Un caraqueño en Maracaibo. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos.

Publicado el 27 septiembre, 2005 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Roberto Jarquin

    Esta super la reflexion es muy cierto que a veces el mayor porbelma que tenemos entre nosotros mismos es de la comunicacion. muchas familias y matrimonios se destruyen por mala comunicacion!!! que Dios les bendiga siempre!!

  2. Que bueno que te gustó, Roberto. Gracias por la visita.

  3. Verdaderamente la manera de expresarnos sabiamente es un don divino. Lo lindo es que Dios nos da a todos la oportunidad de ser sabios. Solo ahi que pedirselo.

  4. María Leticia García Zárate

    la verdad Luis es que la lectura del sabio y el rey, nos deja mucho por analizar en relación a las formas de comunicación tan faltas de cuidado, día a día las agresiones verbales adquieren cotidianidad. El sabio y el Rey la utilizo en mi asignatura de Lectura, expresión oral y escrita. Y de verdad mueve a reflexionar. Gracias por entregarnos este trabajo, FELICIDADES
    LETY GARCÍA ZÁRATE.

  5. nos da conocer que debemos reflexionar y pensasr en las cosas de manera diferente que los demas personasa

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.474 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: